Domingo, 16 Diciembre 2018
A+ R A-

La Guerra; Elemento inherente al Capitalismo

Publicado en Actualidad internacional 22 de Septiembre de 2018

Guerra

Los argumentos para las guerras en el siglo XXI son maquinados por Estados Unidos, así el imperialismo realiza el nuevo colonialismo, aplicando el manual de guerra de quinta generación o también denominada “guerras sin límites” donde lo que interesa es demoler la fuerza intelectual y la cultura de una sociedad, obligando al oponente a buscar un compromiso y para lo cual se vale de cualquier medio no siendo estrictamente necesario el armamento, aunque este tampoco es descartado, estando caracterizada principalmente por la manipulación directa del ser humano. Para ello se vale de los medios de difusión masivos y de la propaganda; decía Goebbels que podía convertir un círculo en un cuadrado si lo repetía las suficientes veces. Este método es ya un clásico de los medios de comunicación para acondicionar la opinión pública, para que acepte que la guerra es necesaria. Por ejemplo, “el horrible dictador que está masacrando a su pueblo” es el método que utilizó el Imperialismo Estadounidense en Libia o Irak entre otros. La idea es fabricar noticias y silenciar la realidad y el análisis de los contextos donde se efectúan las crisis, dándole un cariz de binomio simplista del tipo Irak-Saddam Hussein, Afganistán-Al Qaeda, Libia-Khadaffi, bomba atómica-Irán o Siria-Al Assad. En todos ellos se ha fabricado la mentira por parte del Imperialismo Norteamericano que además de en Oriente Medio, actúa en los países de América del sur; un ejemplo muy claro es Venezuela.

Nos detendremos en la crisis de Siria y en la relación que guardan todas las guerras que se están llevando a cabo en este momento en el planeta liderado por los EEUU y países de la OTAN.  Veremos cómo ese manual perpetrado por el imperialismo estadunidense guarda similitudes en todos los conflictos. Es por esto que nos afecta a todos, porque todos los pueblos somos susceptibles de ser intervenidos en función de los intereses imperialistas.

Siria es desconocida para la mayoría de los occidentales, este hecho es aprovechado para construir la mentira. Para ello los medios de comunicación como son El Mundo, El País, el ABC, la BBC, etc., muestran un punto de vista sesgado y simplista orquestado por los intereses que tienen las potencias globales de la OTAN. El 90% de la información que los grandes medios de comunicación propagan de la crisis en Siria provienen del “Observatorio Sirio de los Derechos Humanos”. Detrás de esta fuente están los servicios de inteligencia británicos (los cascos blancos etc.) y la Hermandad Musulmana que aprovecha el apoyo externo de Turquía, Arabia Saudí, Qatar, Estados Unidos, Francia, etc. Su táctica era mantener un pulso con el ejército del Estado hasta que interviniera un tercero que apoyase sus presupuestos de confesionalizar Siria. Pero Siria se caracteriza por ser un Estado multiconfesional, esto quiere decir que conviven numerosas religiones y todas ellas, independientemente del número de adeptos tienen los mismos derechos y participación en la sociedad, el Estado no tiene ninguna religión pero a su vez respeta todas las religiones y esto es así porque Siria es el territorio donde nacieron las tres principales religiones monoteístas, siendo culturalmente prácticamente imposible instaurar una religión o un estado laico. El Estado en Siria es aconfesional, es decir, no profesa ninguna religión, pero a su vez atiende las necesidades de una sociedad donde los hechos y las interpretaciones religiosas son fundamentales, son parte de la cotidianeidad, parte de la cultura y no tiene que ver con experiencias espirituales ni ritos religiosos, pero si con la organización y funcionamiento de una sociedad y la realidad es que sería un absurdo proclamar un Estado laico al estilo Francés, pues la sociedad Siria es una sociedad multiconfesional. La Hermandad Musulmana busca que el Estado sea confesional Musulmán Suní. Y ha protagonizado desde los años sesenta varias rebeliones que se han saldado con decenas de miles de muertos, y que el gobierno Sirio dispersó  ya que el Estado siempre ha tenido el apoyo del conjunto de la sociedad en este tema. Otro dato significativo es que la Hermandad Musulmana coge la bandera de la ocupación francesa como símbolo, esto es algo más para añadir al rechazo que tiene la sociedad hacia estos, porque atenta directamente a los principios de la cultura de la sociedad Siria en su conjunto, que si bien son persistentes sólo cuentan con un 20% de los sirios. La táctica de los Hermanos Musulmanes es, que sabiendo la importancia que tiene el apoyo externo intenta con ayuda de esos medios de comunicación occidentales darle un aire eurocentrista al conflicto, y por eso recurre a la bandera confesionalizada de la época de Francia. Durante su mandato, Francia quiso aplicar en Siria una política de cantonización por razones confesionales que no consiguió. Muy al contrario de lo que nos cuentan en los medios de comunicación en Siria no hay una guerra civil porque toda la población se ha posicionado con el modelo de Estado multiconfesional y apoyan en este sentido al gobierno de Bashar al-Ásad. Otra estrategia de manipulación viene de la mano de posiciones posmodernas de izquierda en España que ponen el foco en la Revolución Kurda y nos muestran la cornisa norte de Siria como si fuera Kurda y no es así. En Siria los Kurdos no son numerosos y además Siria para ellos es una especie de retaguardia frente a los turcos, el error de estos ha sido dejarse llevar por los Estados Unidos aceptando financiación de estos, que lo que buscan realmente es tener presencia militar en la zona y así ir marcando la estrategia militar. Intentan vendernos una revolución eco-feminista y confederal. El papel y la presencia de la mujer son importante en esa zona, pero no más que en el resto de los distintos ejércitos y milicias que combaten a favor del Estado Sirio. Cabe señalar que las mujeres en Siria pueden votar desde 1949.

Desde 1967 con el objetivo de movilizar a las mujeres nació la organización “La Unión General de Mujeres Siria” financiada por el gobierno sirio y afiliada al partido Baaz, esta no solo se involucra en el movimiento feminista, sino que también tiene posiciones políticas tales como el rechazo de la intervención estadounidense en el país o la ocupación israelí de Palestina y los Altos del Golán.  Además, la política del partido Baaz fue fomentar la integración de la mujer en la educación; en la década de los ochenta se había logrado el 85% de escolarización femenina y en 2008 representaban un 46% del estudiantado universitario, en el 2009 el gobierno decide endurecer las penas de los delitos de violencia física o verbal hacia la mujer. Todas estas medidas chocan con el wahabismo de los musulmanes sunitas que Arabia Saudí y Qatar con ayuda de los Estados Unidos quieren implantar en Siria. Estas potencias tienen intereses geopolíticos ya que desde un punto de vista económico comercial, Siria es un territorio donde transitan productos como el petróleo y el gas. Además, Estados Unidos tiene un interés en ir posicionando sus bases en torno a Asia Central avanzando posiciones hacia su gran rival, China. De esta manera ya tiene el imperialismo la justificación necesaria para entrometerse en los asuntos de un país que no acepta imposiciones externas, primero mediante los medios de comunicación propagan ideas no reales, para luego hacer cambios de modelo de estado. De lo que se trata es de cambiar el modelo de estado y por ende el modelo de sociedad más acorde con los intereses de Estados Unidos y Europa.

El periodo crítico del conflicto Sirio está terminando en favor de la Fuerza de Defensa Nacional, esto ha sido posible porque la población y apoyo político de esta se ha inclinado siempre hacia la defensa del Estado Sirio y el gobierno de Bashar al- Ássad. No obstante la situación es mucho más compleja, por las injerencias del Imperialismo y por el declive de un sistema capitalista que necesita la explotación de más recursos, y para ello necesita controlar y someter a todos los países del mundo. Otro país que se está desangrando debido a los ataques de la coalición con EEUU y Arabia Saudí a la cabeza, es Yemen. En este caso los medios de comunicación no sólo intentan manipular la verdad sino que directamente guardan silencio, lo único que ha salido a la luz han sido los intereses de venta de armas que tienen todos los países de la coalición, pero además está relacionado directamente con Siria, en un conflicto que comenzó  con el apoyo de Obama a Arabia Saudí y que Trump ha continuado, porque las guerras no dependen de ninguna administración, no existe un gobierno “bueno” que busque un escenario de paz. No es posible bajo el capitalismo aspirar a la paz mundial porque la esencia del capitalismo es la explotación y el control de cada vez más recursos y esa es la cruda realidad, es una nueva redistribución del mundo según la nueva correlación de fuerzas. Estamos viendo como el Imperialismo ha llegado a una fase en la que la táctica es la perpetuidad de los conflictos, para que el enemigo débil se desangre. Yemen es uno de los países más pobres de Oriente Medio pero es un país estratégico por donde pasan los barcos chinos para entrar en el Mediterráneo, esto la convierte en un blanco para los norteamericanos, que bajo la mentira de combatir Al Qaeda ha conseguido controlar la zona impidiendo así un gobierno Yemení aliado con Irán, Rusia o China, además de frenar el regreso de los socialistas al poder.

Es importante tener una mirada global y real de lo que está pasando en todo el mundo. Tenemos Venezuela que está sufriendo un bloqueo económico con el objeto también de hacer caer al Estado. La táctica es crear un clima de ingobernabilidad para desestabilizar a los distintos gobiernos que no obedecen a los intereses geopolíticos y económicos de los EEUU y de la UE. Otro ejemplo lo hemos visto también con Nicaragua que ha tenido que ver cancelado el proyecto del canal. El nivel de propaganda es a todos los niveles, además de los convencionales también montan y manipulan movimientos juveniles, publican libros, hacen documentales, películas, audios y fabrican toda la parafernalia propagandística siguiendo los moldes del sionismo israelita-norteamericano y del nazismo europeo, como por ejemplo con Serbia, Ucrania, Libia etc. etc. Son algunos de los muchos ejemplos que nos podemos encontrar.

Nuestro Partido se solidariza con el pueblo Sirio y con todos los pueblos que están sufriendo la injerencia en sus países del Imperialismo asesino y advertimos que los discursos de muchas organizaciones de izquierda y movimientos posmodernos hacen el caldo gordo a los EEUU a través de la simplificación de los hechos y eslóganes propagandísticos engañando a los trabajadores. El objetivo es revestir los acontecimientos con un halo de reivindicaciones insustanciales que no van a la raíz de los problemas y que por ende no solo no los resuelven, sino que los intensifican, haciendo más fuerte a los oligarcas capitalistas. Ya lo decía Lenin “las guerras imperialistas son absolutamente inevitables bajo este sistema económico, mientras exista la propiedad privada de los medios de producción”. Es necesario que el pueblo trabajador nos organicemos por un mundo donde nuestras necesidades sean las que prevalezcan por encima de los intereses de los monopolios, los oligarcas y los acólitos de los EEUU, los cuales no son otros que nuestros gobiernos llamados democráticos.

M García. Militante del Partido Comunista Obrero Español en Badajoz.