Domingo, 16 Junio 2019
A+ R A-

Los monopolios más fuertes que países enteros

Publicado en Actualidad internacional 22 de Mayo de 2013

1La riqueza producida por las clases trabajadoras de todos los países se acumula y concentra cada vez en menos manos. Las de los dueños de los monopolios.

Valga este artículo para ilustrar con cifras cómo el capital acumulado por algunos de esos monopolios superan la riqueza producida por países enteros.

Algunas cifras esclarecen esta concentración de riqueza: a comienzos de 2013 Apple pesaba en bolsa el equivalente al presupuesto de Francia o la suma de los PIB rumano, húngaro, eslovaco, croata y lituano. La sóla cifra de negocios de la compañía petrolífera anglo-holandesa Royal Dutch representa la actividad de todo el Reino Unido durante dos meses y medio.

A pesar de la cantidad de trabajadores que se concentra en una sola empresa como es el caso de Wal-Mart, que emplea a 2,1 millones de asalariados,  los propietarios se permiten el lujo de chulearlos y marearlos con acuerdos que no cumplen. Tal es el caso del productor de acero número uno del mundo, Acelor Mittal, que cuenta con 20mil trabajadores del metal y que ha cerrado varios hornos en Francia, a pesar del lloriqueo teatrero del Estado francés.1 2

Por citar algunos ejemplos más, la cifra de negocios de EXXON MOVIL ( 8482 mil millones de dólares), equivale a todo lo producido en Noruega;  la de Toyota (254 mil millones de dólares), al PIB de Grecia;  la de China Petroleum (419 mil millones de dólares), al de Australia o la de Volkswagen (254 mil millones de dólares) al de Egipto.

Estos grandes monopolios económicos y financieros tejen una tupida y opaca red de filiales y relaciones capitalistas. En 2011 tres investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Zurich publicaban un estudio según el cual 737 firmas controlaban ellas sólas el 80% de las 43.000 sociedades transnacionales estudiadas.

No es por supuesto un fenómeno nuevo, porque corresponde a la fase más avanzada del capitalismo que es el imperialismo. Ya lo mostró Lenin a comienzos del siglo XX:

«Estos datos nos permiten ver cómo se extiende la espesa red de canales que abrazan a todo el país, que centralizan todos los capitales e ingresos monetarios, que convierten a los millares y millares de explotaciones dispersas en una explotación capitalista única, nacional en un principio y mundial después.»3

Lenin ya ponía al descubierto la falacia de la supuesta democratización de las empresas a través del sistema de acciones y que el mismísimo Gorvachov defendía como un sistema de control por parte de los trabajadores (otra estafa más de la “perestroika4 ):

la experiencia demuestra que basta con poseer el 40% de las acciones para disponer de los negocios de una sociedad anónima, pues cierta parte de los pequeños accionistas dispersos no tienen en la práctica ninguna posibilidad de tomar parte en las asambleas generales, etc. La "democratización" de la posesión de las acciones, de la cual los sofistas burgueses y los pretendidos socialdemócratas que son oportunistas esperan (o afirman que esperan) la "democratización del capital", el acrecentamiento del papel y de la importancia de la pequeña producción, etc., es en realidad uno de los modos de reforzar el poder de la oligarquía financiera. […] Siemens, uno de los "reyes financieros" e industriales más poderosos de Alemania, declaraba el 7 de junio de 1900, en el Reichstag, que "la acción de una libra esterlina es la base del imperialismo británico".5

 

Comisión de Relaciones Internacionales del PCOE


3    « El imperialismo, fase superior del capitalismo » V. I. Lenin, 1917

4 Quieren espantamos con la propiedad privada! Yo veo la privatización de la manera siguiente: volver a comprar las empresas, pasando al sistema de acciones, para convertirlas en empresas populares." Mijail Gorbachov, alocución del 28 de noviembre de 1990.

5 « El imperialismo, fase superior del capitalismo » V. I. Lenin, 1917