Jueves, 21 Noviembre 2019
A+ R A-

Votar es legitimar a la burguesía, su sistema y sus políticas criminales

Publicado en Actualidad internacional 21 de Enero de 2014

 En el próximo mes de mayo se celebrarán las elecciones al Parlamento Europeo. Los parásitos dirigentes políticos de la Unión Europea y los medios de comunicación del Capital, desde el último trimestre de 2013 no dejan de lanzar mensajes de ‘optimismo’ sobre la incipiente recuperación de la crisis capitalista con objeto de dar una falsa esperanza a los pueblos, maltratados y saqueados por el gobierno de los monopolios en Europa – Unión Europea – y los distintos gobiernos de los países integrantes que han seguido a pies juntillas las políticas económicas dictadas por las instituciones europeas que, ahora en mayo, pretenden legitimar con las votaciones de diputados al Parlamento Europeo. Mensajes como que ‘empiezan a salir de la UVI’ España o Irlanda, que la confianza en la economía europea mejora o que en Europa existen mejores percepciones de negocio se multiplican. Pero la realidad es que el paro crece, al igual que la evasión de capitales y la corrupción, se le recortan derechos a los trabajadores y se les dan a los Empresarios y los bancos, se precarizan las condiciones de trabajo y se incrementan los desahucios y los hambrientos.

En el estado español, donde la burguesía está matando e ilegalizando al Pueblo con sus políticas antiobreras y reaccionarias, el Gobierno y sus medios acólitos no cejan en enviar el mensaje de que la economía empieza a remontar leve, pero inexorablemente, y que pronto empezará a dar fruto las políticas de recortes a los trabajadores y de dádivas a la Patronal; mostrando la infinita hipocresía y el engaño permanente por parte de los políticos de la banca y los monopolios al Pueblo Trabajador.

El capital está poniendo toda la carne en el asador no dudando en sacar todo su arsenal de mentiras con el objetivo esencial de que las clases populares den un barniz de legitimidad a sus instituciones políticas mediante la participación en sus elecciones, en este caso las europeas.

Y mientras el Partido Popular trata de movilizar vendiendo el humo de la inexistente recuperación económica, los que aspiran a quitar al PP para pasar a convertirse ellos en los nuevos ejecutores políticos de la burguesía culpan de la situación al Partido Popular y venden más humo con primarias, elaboraciones de programas electorales y falsas promesas tratando de capitalizar votos.

La crisis económica y las consecuentes políticas realizadas en clave de la burguesía para que ésta sea remontada bajo la solución capitalista, unida a la crisis política, conlleva un distanciamiento y una mengua de fe del Pueblo en el sistema. Los capitalistas son conscientes de ello, al igual que son conscientes que la democracia burguesa es la mejor envoltura del capitalismo, del enriquecimiento de los bancos y las multinacionales, por ello no sólo tratan de estimular que la gente vote mediante las acciones expresadas, sino que no dudan en financiar e impulsar la creación de nuevos partidos, plataformas electorales y demás fórmulas políticas – ya sean oportunistas, ya sean de extrema derecha - que concurran a las elecciones con objeto de arañar votos y minimizar la abstención, o lo que es lo mismo, con el objetivo de que sus estructuras políticas sean legitimadas.

El oportunismo, siempre al servicio del capitalismo y de los monopolios, cumple la función de anteponer los intereses de una minoría a los de la clase obrera, haciéndole albergar a nuestra clase ilusión y esperanza en que rescatando a la democracia burguesa de las garras de la banca y de los monopolios es la fórmula poner freno al retroceso de sus derechos y sus condiciones de vida. Evidentemente, para los oportunistas, este proceso debe ser obra de una ciudadanía – interclasismo - dirigida por personas que posean una nueva forma de concebir y relacionarse con la Política, en definitiva, unos auténticos oráculos políticos y de las formas. El ejemplo más nítido y acabado lo comprobamos en la declaración de principios de PODEMOS que caracterizan el problema como que “Estamos ante un golpe de Estado financiero contra los pueblos del sur de la Eurozona (…)Necesitamos una candidatura unitaria y de ruptura, encabezada por personas que expresen nuevas formas de relacionarse con la política y que suponga una amenaza real para el régimen bipartidista del PP y del PSOE y para quienes han secuestrado nuestra democracia”. Mucha retórica barroca para engañar a los trabajadores; las ‘nuevas’ formas de relacionarse con la política de la dirección de dicha candidatura, intelectuales prostituidos a la ideología burguesa y servidores del Capitalismo, omiten que la contradicción fundamental a nivel mundial es la lucha entre el socialismo – aspiración máxima del proletariado - y el imperialismo – aspiración máxima de los monopolios que, además, es en la fase en la que se encuentra actualmente el sistema capitalista. Esta nueva candidatura que eclosiona del oportunismo, niega la lucha de clases, tiene idealizada la democracia burguesa pero, sobre todo, no pretenden acabar con la raíz del problema: el sistema capitalista, su lucha es contra el régimen bipartidista de PP-PSOE pero no contra el capitalismo, la propiedad privada de los medios de producción, los monopolios, la Unión Europea, etcétera. ¿Cómo el oportunismo puede democratizar la sociedad si no socializa previamente los medios de producción? La candidatura PODEMOS – cuyo máximo representante es sacado a pasear por los medios de comunicación del Capital para promocionarle ante el pueblo trabajador – no muestra al Pueblo trabajador ni quién es el responsable de su situación de explotación y violencia, ni donde está la raíz del problema ni cuál es el papel que la clase debe jugar, porque no sólo la niega como sujeto revolucionario sino que le omite la forma en la que tiene que organizar su estado y le pide que abrace y crea en el instrumento que le oprime: el estado burgués en su forma democrático-burguesa.

Este hecho es la constatación de que los monopolios, conscientes de que la crisis económica también ha conducido a la crisis política, temen que sus estructuras políticas, como es la UE y su Parlamento, se desprestigien y deslegitimen. Necesitan legitimidad para seguir arremetiendo contra los trabajadores de Europa y del mundo, y esa legitimidad viene vía participación en las elecciones, por ello el Capital no duda en crear estos engendros oportunistas, para tratar de recolectar el mayor número de votos de la clase trabajadora. Prestándose para tal servicio a los explotadores los oportunistas clásicos – IU y compañía - y las criaturas oportunistas televisivas paridas por los monopolios televisivos.

Con el desarrollo del imperialismo, la democracia burguesa se torna cada vez más reaccionaria, tiende al fascismo. Esto no sólo se comprueba hoy sino que la historia ya lo ha acreditado. Esto es plenamente conocido por el oportunismo que no sólo se ha lanzado a legitimar al estado burgués, sino a engañar al Pueblo trabajador ocultándole a sus verdaderos enemigos, desviando al Proletariado de su misión histórica: La construcción del Socialismo y la implantación de la dictadura del proletariado, que es la máxima expresión de la democracia de la mayoría trabajadora. La traición perpetrada por los oportunistas es tal, que niegan la guerra en la que está inmersa la clase obrera cuando la misma burguesía la reconoce, basta leer a Warren Buffet cuando señalaba, tras la cumbre de Davos, que “Hay una guerra de clases, pero es mi clase, la de los ricos, la que está haciendo la guerra, y la estamos ganando'”.

El Partido Comunista Obrero Español (P.C.O.E.) hace un llamamiento a la clase obrera y demás clases populares machacadas por el imperialismo para que se abstengan en las elecciones que se celebrarán en el próximo mes de mayo de 2014. Consideramos que el ir a votar en dichos comicios es legitimar el imperialismo europeo, las políticas criminales que han empobrecido y asesinado a millones de obreros para entregar lo robado a la banca y a las empresas multinacionales. Votar es contribuir a que este sistema criminal e inhumano perdure.

Pero no es suficiente con abstenerse el PCOE, fiel a las enseñanzas del marxismo-leninismo, asevera sin fisura alguna que la única salida que tiene el proletariado y demás clases populares maltratadas por el sistema capitalista, es la construcción del socialismo y con ella el Poder de la mayoría trabajadora, o lo que es lo mismo, la dictadura del proletariado. Para ello, para conseguir que las clases populares, dirigidas por la clase obrera, se emancipen y liberen de las cadenas capitalista, el Partido Comunista Obrero Español está comprometido en el desarrollo y la construcción de instrumentos de poder popular; ya sea en las fábricas y centros de trabajo – unión de los comités de Empresa y Delegados - como en los pueblos y en las ciudades – Asambleas Populares donde la unión de todas ellas converjan en el Frente Único del Pueblo y hace un llamamiento a la clase obrera y a todos los sectores sociales que la componen a su construcción.

La única salida es el socialismo y la dictadura del proletariado y no rescatar la democracia burguesa como pretende Iglesias Turrión, iniciar un nuevo proceso constituyente burgués como el que plantea Julio Anguita – al que el Capital últimamente le está dando mucho bombo tanto en cadenas televisivas como en conferencias a burgueses como la celebrada en Cajasol-La Caixa -, o llegar al Socialismo a través de la Constitución de 1978 – que precisamente consagra la economía de mercado – como plantea el Coordinador General de IU Cayo Lara. Todo lo que no sea el Poder en manos del proletariado es ilusión y, para tener el Poder, hay que socializar los medios de producción, arrebatárselos a la burguesía para ponerlos en manos de la Clase trabajadora y ello es inviable sin una organización política y social ajena e independiente de las instituciones burguesas, del estado burgués

¡ CONTRA EL IMPERIALISMO Y SU PRODUCTO, EL OPORTUNISMO!

¡ CONTRA EL IMPERIALISMO EUROPEO, ABSTENCIÓN Y CONSTRUCCIÓN DEL PODER POPULAR, DEL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO!

¡POR EL SOCIALISMO!

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn