Lunes, 19 Agosto 2019
A+ R A-

La Patronal continúa avanzando. NISSAN: Un mal ejemplo

Publicado en Actualidad Laboral 31 de Enero de 2011

Sabíamos que los efectos de la crisis masacrarían a los trabajadores más allá del terreno económico, como es el psicológico, porque crea un ambiente de terror que se manifiesta de múltiples maneras. Las depresiones, los suicidios y las actitudes violentas con quien no se debe, están al orden del día. Quedarse parado es una tragedia en un país que se acerca a los cinco millones de desempleados. El obrero sin conciencia de clase obra de cualquier manera con tal de preservar su puesto de trabajo, llegando hasta la humillación si es preciso.

 

En el caso de Nissan resulta patético que un numero importante de operarios se hayan rebajado sus condiciones laborales para tener opción a la fabricación de la furgoneta “pick up”, cuando hace apenas un año que se había pactado un plan industrial que dio como resultado el recorte de 1500 empleados acompañado del ajuste de sus condiciones de trabajo.

Sin darse cuenta en vez de luchar con dignidad por sus derechos, los trabajadores de Nissan dirigidos por UGT y USOC se han lanzado ciegamente a perjudicar a otros compañeros, a sabiendas que todo lo que se pacte o se intente acordar con una multinacional no tiene ningún valor, solo sirve para demostrar al empresario debilidad mucha debilidad y el empresario cumplirá el pacto o no, según convenga a sus intereses mucho peor lo hará sabiendo que lo que tiene enfrente es una plantilla dócil que se vende a cualquier precio.

Porque lo que han hecho los trabajadores de Nissan, no es pelear por sus puestos de trabajo, por un salario digno y por los derechos que les asisten, lo que han hecho es llorisquear a la empresa diciendo que ellos quieren ser mas baratos que otros compañeros de otros lugares explotados vilmente por ella, para que les den el trabajo que estaba designado a esos compañeros. Lo que han hecho los trabajadores de Nissan y ya se puede cubrir con argumentos de toda laya, es competir con compañeros en beneficio de la empresa, caer en brazos del enemigo.

No obstante, la falta de conciencia en un trabajador no es un fenómeno casual, obedece a múltiples razones, lo que hace que aquellos compañeros más avanzados conscientes de esta aberración, se presenten a las elecciones sindicales para mostrarles el camino correcto, pero si estos lo que hacen es ahondar en la ignorancia para amansarlos más y ponerlos a merced del patrón, tal es el proceder de UGT y USOC, la conducta del obrero no es que tenga justificación, sino que es una malformación engendrada premeditadamente por dirigentes entregados al capitalista.

En efecto, lo que ha sucedido en Nissan, como en otros centros de trabajo, es la consecuencia de una práctica sindical de largas décadas llevada a cabo por las centrales mayoritarias impuestas por sus dirigentes y trasladadas a la clase obrera por medio de funcionarios intermedios y de comités deformados, que en vez de generar solidaridad, conciencia de su potencial y actitud de lucha, han cultivado a propósito, insolidaridad, miedo y debilidad. Es decir, han modelado la conciencia del trabajador para ser esclavo al servicio del amo patrón.

Solo así puede entenderse que los capitalistas de nuestro país, la Generalitat catalana y el propio Gobierno estatal aplaudan la decisión de los 2000 trabajadores de Nissan de una plantilla de 3000. Por eso también se entiende que el hecho dado en esta empresa, salga a la palestra de los convenios colectivos que se están discutiendo actualmente, en donde las representaciones empresariales, elevan una tal conducta como ejemplo a seguir por todos los trabajadores.

Nosotros no podemos aplaudir ni silenciar lo ocurrido en Nissan, porque es necesario que los trabajadores sepan lo que es y lo que no es bueno para ellos. Y en estos momentos de ofensiva total y brutal de la burguesía, un caso como el dado fortalece la incisión empresarial.

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)