Jueves, 12 Diciembre 2019
A+ R A-

Sobre el estado de alarma y el mensaje lanzado al pueblo por el estado capitalista español

Publicado en Actualidad Laboral 05 de Diciembre de 2010

pistola.angoinfo-70x70En el día de ayer, el Consejo de Ministros impuso el estado de alarma por un periodo de tiempo de 15 días prorrogables mediante el Real Decreto 1673/2010, militarizando el espacio aéreo de todo el estado y al colectivo de trabajadores de los controladores aéreos, o lo que es lo mismo, haciendo que civiles pasen a ser regidos y penados no como civiles sino como militares.

 

Esta medida adoptada por el Estado es un mensaje nítido lanzado a todos los trabajadores del país, advirtiéndoles de que no dudarán en utilizar al Ejército y la legislación militar para reprimirles en el caso de que el conjunto de la clase trabajadora reaccione y responda con la contundencia que se merece esta situación, donde el Parlamento doblegado a las directrices del Capital y el Estado con su Gobierno títere a la cabeza cumple exactamente el rol que le corresponde, que no es otro que el de ser instrumento de dominio y represión de la burguesía contra el Pueblo Trabajador.

Este episodio da respuesta clara de porqué el Presidente del Gobierno no acudió a la Cumbre Iberoamericana celebrada en Mar del Plata, ya que preveían la oposición sobre la privatización de AENA y las consiguientes agresiones a los trabajadores de esta empresa pública, empezando por la de los Controladores Aéreos. Tampoco es casual que toda esta agresión realizada contra AENA y los controladores se haga en estas fechas, pues el Gobierno calculó perfectamente las consecuencias y previó la respuesta de los Controladores y los efectos de dicha respuesta con objeto de arrojar a un pueblo desinformado y manipulado, tanto por el Estado como por los medios de comunicación en manos del Capital autóctono y foráneo (ambos instrumentos de opresión de la clase social burguesa), contra los trabajadores de AENA y construir una cortina de humo ante las medidas que están adoptando y que significan el desmantelamiento de todo derecho social y la entrega de las empresas públicas a las manos privadas con tal de satisfacer lo que ellos llaman Mercados y hacer que éstos recuperen “la confianza”.

En el Estado Español se han militarizado en los últimos 35 años RENFE, CORREOS, El Metro de Barcelona y ahora AENA. Siempre ha sido una medida represiva adoptada en contra de la clase trabajadora, mostrando la verdadera naturaleza de clase del Estado que padece nuestro Pueblo. Y esta naturaleza de clase y su convencimiento de que el Pueblo Trabajador, más temprano que tarde, se va a oponer y se va a negar a seguir pagando los desmanes que banqueros y empresarios están perpetrando, es lo que hace que estos políticos corrompidos que dirigen el Estado capitalista adopten este tipo de medida y lancen este mensaje claro de amenaza velada al conjunto de los trabajadores. Este hecho también ha puesto de manifiesto dos elementos destacados: El rostro de los traidores y enemigos del Pueblo (los partidos políticos del sistema y los dirigentes de las cúpulas sindicales) y la enorme fuerza de la clase trabajadora.

El Partido Comunista Obrero Español condena el Estado de Alarma decretado por el Gobierno y condena toda la violencia que el Estado burgués español, dirigido por el PSOE y un Parlamento doblegado a los intereses capitalistas, ejerce contra los trabajadores en forma de leyes represivas, recortes sociales, privatizaciones, reformas laborales o pensiones, a la par que otorga ingentes cantidades de dinero a Bancos y Empresarios, por no hablar del consentimiento y mirada para el otro lado ante el sistema de corrupción generalizada del Estado.

El Partido Comunista Obrero Español condena el alineamiento de las direcciones de las dos grandes centrales sindicales con esta medida desproporcionada y de agresión a los trabajadores realizada por el Estado, considerando despreciables las palabras emitidas por el Secretario General de UGT, enemigo jurado de la clase obrera, en medios de comunicación donde arremetía contra los controladores aéreos y justificaba la medida adoptada por el Gobierno señalando que “el gobierno ha hecho lo que tenía que hacer”. Hacemos un llamamiento a los trabajadores dignos que hay en las bases de ambas centrales sindicales para que se alcen en contra y desalojen a unas direcciones traidoras, vendidas al Capital y a su Estado, que dividen a los trabajadores y que no dudan, incluso, en poner siglas sindicales repletas de historia de lucha obrera y compuesta por bases donde hay muchos trabajadores honestos, al servicio de los empresarios teniendo también entre sus filas candidaturas amarillas.

El Partido Comunista Obrero Español quiere destacar la fortaleza de la clase trabajadora que, incluso dividida y debilitada, ha llevado al Estado burgués a la necesidad de mostrar su verdadera faz reaccionaria, no dudando en arrojar al Ejército y sus leyes militares contra un colectivo de trabajadores. El día que los trabajadores estemos unidos no habrá fuerza que nos pueda detener en la consecución de un estado más justo, libre de la explotación y de todo tipo de agresión capitalista. Por ello, hacemos un llamamiento a la clase trabajadora a unirse y a organizarse, empezando por todas las empresas que van a ser privatizadas y que hagan frente común contra el proceso privatizador en marcha. Hacemos un llamamiento a todos los trabajadores a organizarse tanto en los centros de trabajo, como en los pueblos y ciudades. Hacemos un llamamiento a los Comités de Empresa y Delegados de Personal a unirse a otros Comités y Delegados, así como al movimiento popular (agrupaciones campesinas, de estudiantes, AAVV, etc…) y universalizar la unidad de los trabajadores desde la base como única vía, no sólo de frenar las agresiones de la Patronal y su Estado, sino también como único camino para democratizar la sociedad y distribuir justamente la riqueza que nosotros generamos y que nos roban.

Por último, el Partido Comunista Obrero Español se solidariza con los trabajadores de AENA, con los controladores aéreos, con la parte del Pueblo que ha sido víctima de este conflicto cuyo único responsable es el Estado del Capital con el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a la cabeza y sus políticas nocivas para con el Pueblo.

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)