Domingo, 16 Junio 2019
A+ R A-

El PCE no concibe a la clase obrera como sujeto revolucionario

Publicado en Actualidad Laboral 18 de Noviembre de 2009

Sobre el  encuentro de sindicalistas celebrado en Sevilla el 16 noviembre

En el Edificio CREA (Sevilla Global) el PCE celebró en el día de ayer, 16 de noviembre de 2009, un Encuentro de Sindicalistas al que fueron convocados distintos sindicalistas de diversos comités de empresa –fundamentalmente del sector del metal y del agroalimentario– muchos de ellos vinculados al Sector Crítico de CCOO y al PCE. No obstante, una representación de cinco miembros del PCOE, a su vez representantes de tres comités de empresa del sector TIC –SADIEL, TSYSTEMS y PROMAINSUR-  asistieron a dicho Encuentro.

 

 Intervinieron distintos dirigentes del PCE y de IU como Diego Valderas, Antonio Rodrigo Torrijos, Carmen Chacón o Juan de Dios Villanueva. Todos ellos incidieron en el discurso de que la única alternativa que había a la crisis capitalista era la movilización para que, posteriormente, los trabajadores apoyen en las urnas a las candidaturas de IU, pues el voto a esa organización política es sinónimo, para dichos dirigentes,  de no llevarse a cabo políticas neoliberales. A la par, reiteraron el mensaje emanado del XVIII Congreso del PCE por el que dicho partido reconoce como su referente sindical a CCOO y, dentro de esta central sindical, en concreto el planteamiento del Sector Crítico.

 En la parte final del Encuentro, y tras varias intervenciones, tomó la palabra un camarada del PCOE y miembro del comité de empresa de SADIEL. En su intervención lo primero que hizo fue una crítica a la Asamblea de Delegados de CCOO celebrada en Sevilla el 11 de noviembre, a la que catalogó de antidemocrática pues no se le dio la palabra a ningún delegado mas sólo hablaron el Secretario General de CCOO-Sevilla Alfonso Vidán, el Secretario General de CCOO-Andalucía Francisco Carbonero y el Secretario General de CCOO Ignacio Fernández Toxo. Por otro lado, nuestro camarada señaló que como comunistas lo primero que deberíamos es centrar el foco en el sujeto revolucionario o de cambio, que no es otro que la clase obrera, pues sin la clase obrera jamás habrá cambio social. Puso énfasis en que en todas las alocuciones anteriores realizadas por los dirigentes mencionados del PCE para nada se habían fijado en la clase obrera y que, como comunistas, nuestra misión es ir a la raíz de los problemas. El problema de la clase obrera es que está dividida y desorganizada y ello es consecuencia, como manifestó nuestro camarada, por un lado de las políticas desarrolladas por las fuerzas políticas en este periodo mal llamado democrático donde uno de los grandes responsables ha sido el PCE e IU. Por otro lado, la división de la clase obrera proviene de la implantación milimétrica de la democracia burguesa en los centros de trabajo, que estimula la fracción. Y en esta implantación de la democracia burguesa, las distintas centrales sindicales son un elemento disgregador y de división. Por ello, este camarada  también expresó que no era acertada ni correcta la política sindical del PCE por la que se toma partido de una fracción dentro de una fracción – el Sector Crítico de CCOO – y que en este país donde de 23 millones de asalariados sólo hay 2,5 millones de afiliados a todas las centrales sindicales lo que hay que hacer no es potenciar la división sino unir desde la base, comité a comité por encima de las siglas, y pregonar la necesidad de la Central Única de Trabajadores pues si sólo hay una clase sólo debe haber una organización que defienda los intereses de esa clase. Denunció al PCE que potenciar la división de los trabajadores es estar con aquellos que quieren que los trabajadores estén divididos: la burguesía. Por último, señaló que muchos compañeros de los que allí estaban eran conocedores de que comités y delegados de personal de la Provincia están llamando comité a comité, delegado a delegado, a forjar la Asamblea de Comités, Delegados y Trabajadores como expresión de la UNIDAD de la clase obrera sevillana por encima de siglas sindicales, con el objetivo de superar el sistema capitalista y avanzar hacia el socialismo. Así mismo, señaló que los dirigentes del PCE son conocedores de esa experiencia desde octubre de 2008 habiendo mirado para otro lado, dando la espalda a la unidad de los trabajadores desde la base. Y en ese momento el camarada del PCOE señaló que su comité quiere unirse con otros comités y pidió la unidad de todos los comités allá presentes, sin que nadie diese respuesta. Por último, el camarada Paco señaló que otro de los motivos por los que la clase obrera está dividida y desorganizada es porque está cansada de sentirse utilizada y que esta convocatoria de movilización parece que es la enésima utilización de la clase trabajadora por parte del PCE.

 Las únicas respuestas dadas a la intervención de nuestro camarada por parte de los miembros  del PCE fueron la reiteración de su apuesta sindical  por CCOO como referente sindical y que los trabajadores apoyen a IU para que éstos impidan el desarrollo de políticas neoliberales.

 Desde el Partido Comunista Obrero Español consideramos que el PCE está instalado en el oportunismo político, que sólo les importa la liberación de sus dirigentes utilizando sin pudor a la clase obrera y sus vicisitudes como vehículo o instrumento para dichas liberaciones. El PCE no concibe en sus mensajes a la clase obrera como sujeto revolucionario pues el PCE está plenamente insertado y comprometido con el Estado burgués y con la dictadura de la burguesía. Desde el Partido Comunista Obrero Español consideramos que este Encuentro de Sindicalistas lo ha realizado el PCE para sumar a trabajadores a la manifestación que convoca IU el próximo 29 de noviembre en la capital hispalense, que será el escopetazo de salida para las próximas elecciones municipales de principios de 2011, que es lo único que le importa a IU-PCE, dando muestras de ser una organización política oportunista y desclasada. Por último, hemos podido comprobar que, a tenor de la asistencia y de los comités allí presentes, la influencia del PCE en el movimiento obrero y sindical sevillano es minúsculo e insignificante.

 PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)