Jueves, 21 Noviembre 2019
A+ R A-

Frente a la derecha y su pacto vergonzoso en Andalucía

Publicado en Actualidad Nacional 27 de Diciembre de 2018

PPCs

Las “MEDIDAS DE DESARROLLO Y PROSPERIDAD PARA UN NUEVO GOBIERNO EN ANDALUCÍA” suscritas por PP y Cs son un menosprecio a la capacidad de reflexión y de intención del pueblo andaluz, pues se trata de un decálogo de acendramiento político y económico basado en “subterfugios” por parte de quienes no tienen en cuenta los motivos reales que han llevado a los andaluces al estado de miseria actual. Aquellos que deberían estar ilegalizados nos vienen a decir lo que es lícito y lo que no lo es. Mayor acto de hipocresía y de desvergüenza es imposible. Es el ladrón gritando ¡Al ladrón!

Se trata de un documento que, ni de refilón, toca las causas reales del subdesarrollo andaluz, creyendo que con palabras hueras van a engañar, una vez más, a un pueblo históricamente hastiado de las políticas de derechas y de la falsa ‘izquierda’.

Bastarían los párrafos introductorios para concluir que tanto PP, como Cs, quieren utilizar a Andalucía para consolidar sus posiciones imperialistas y, cómo no, fascistas. Se trata de enfrentar al pueblo andaluz contra el pueblo hermano de Cataluña, tal y como señalan estos fascistas cuando señalan en el documento “Que desde el Gobierno de la Junta de Andalucía defendamos la Unidad de España Constitucional frente al Independentismo radical, haciendo que el pueblo español siga siendo el sujeto de la Soberanía Nacional”.

No es difícil advertir en dicho párrafo que ambos partidos tratan de estúpidos a los trabajadores andaluces. ¿El pueblo sujeto de la Soberanía nacional? ¿De quiénes son las grandes extensiones de tierras de Andalucía? ¿Qué hacen los norteamericanos en Rota y en Morón de la Frontera? ¿Quiénes explotan las minas andaluzas? ¡Hasta las viviendas van traspasándose poco a poco a la propiedad extranjera!

Las mentiras, el engaño y la cizaña presiden el corpus literario del “proyecto” de PP y Cs, señalan: Llevaremos a cabo un Plan Estratégico de competitividad para la Agricultura, Ganadería, la Pesca y el Desarrollo Rural, que contemple, entre otros objetivos, las bases para lograr una mejora de la competitividad del sector agrario, ganadero y agroindustrial andaluz; fomentar la investigación y la innovación tecnológica en los sectores agrario, ganadero y agroalimentario; promover una mejora de la formación y capacitación de nuestros productores y favorecer el relevo generacional. Impulsaremos proyectos entre las universidades andaluzas y el sector agrario, especialmente en cuestiones de tecnología para la producción y desarrollo de mercados”.

¿Acaso ignoran los autores del documento que mientras no se lleve a cabo una Profunda Reforma Agraria Antimonopolista y Antilatifundista todos los arreglos que se lleven a efecto en el agro andaluz benefician exclusivamente al capital monopolista de Estado: terratenientes y gran burguesía?

El documento es una mentira tras otra, de tal guisa pone especial énfasis en los trabajadores autónomos para enjugar el desempleo, con lo que se incide aún más en la inestabilidad económica, pues la longevidad de este sector en el estado español es muy corta. De promedio, entre el 50 y el 75% de las Pymes perecen antes del tercer año, el 80% quiebran antes del quinto año y el 90% de ellas no llega a los 10 años de vida; por no hablar del número de autónomos que son falsos autónomos despojados de todo tipo de derecho. Son pues medidas paliativas, in extremis, que conducen a la muerte segura porque no están basadas en ningún cambio estructural que asegure al autónomo una continuidad más o menos larga y segura.

Todo cuanto se vierte en el documento del dúo fascista se asemeja en gran medida al programa que “Adelante Andalucía” – IU, PODEMOS y una parte de los residuos del PA – defendió en el proceso electoral. Frases hechas, retórica, inconcreción, porque no le asisten argumentos con qué sustentar sus falsas intenciones. Todo es rodeo a la gran verdad que ellos no cuestionan. Andalucía es una economía dependiente, de tal manera que fue concebida por el Estado monopolista para satisfacer en materia prima y fuerza de trabajo baratas a los lugares industrializados del estado y, para ello, se le ha despojado al andaluz de sus riquezas autóctonas.

Andalucía no tiene más opción que luchar por sus tierras, minas, mares, es decir, por sus riquezas naturales y, sobre ellas, cimentar las estructuras económicas de una sociedad más justa y solidaria y eso solo se puede conseguir desde la lucha de los trabajadores de la ciudad y del campo y de las demás clases y capas populares, oponiendo resistencia a las clases oponentes, incrementando las batallas en los centros de trabajo y estudiantiles,  en los campos y en los barrios creando las condiciones para la huelga nacional política.

 

¡NI UN PASO ATRÁS ANTE LA DERECHA!

¡POR EL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO!

¡POR EL SOCIALISMO!

 

Sevilla, 27 de diciembre de 2018

 

COMITÉ REGIONAL DE ANDALUCÍA DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)