Lunes, 18 Noviembre 2019
A+ R A-

El españolismo de las derechas

Publicado en Actualidad Nacional 27 de Febrero de 2019

La derecha española, léase el fascismo, excitada por las encuestas inductoras, poco a poco va descubriendo sus verdaderas intenciones, entre ellas descuellan las de endurecer las posiciones del Estado frente al independentismo, pero no solo el catalán, también el vasco, dado que anuncia a gritos la ilegalización de todos los partidos “pro-etarras”; naturalmente, se refiere a la negación de todo lo que vaya contra el Estado actual, donde también estarán incluidos los comunistas como han anunciado en más de una ocasión.

La ética y cuanto suponga la visión racional del mundo burgués en decadencia estará bajo sospechas de anti-españolismo, porque ser español para los crápulas políticos significa ser fascista o filo-fascista. Pero no lo hacen a ciegas y solo por convicciones políticas e ideológicas, sino que también necesitan desviar la atención del pueblo para ocultar sus fechorías y su cinismo, pues más antiespañoles que ellos, y menos soberanistas, no existen en el mundo.

Ellos vendieron empresas públicas levantadas por el pulso y el quehacer de los trabajadores españoles a capitalistas extranjeros; cedieron el monopolio de la comercialización de productos agrarios autóctonos como en el caso del aceite andaluz a empresas italianas, a la par que permiten que gran parte de la energía eléctrica, que tanto está haciendo sufrir a las casas humildes de ‘su’ España, se hallen en manos del capital foráneo; ceden nuestras minas a los explotadores extranjeros a costa de perjudicar el medio ambiente, recordemos los estragos de Boliden en Aznalcollar; promocionan y exoneran a los corruptos con leyes discriminatorias para que se lleven a paraísos fiscales grandes cantidades del dinero generado por nuestras clases laboriosas; se dedican como lobby a desahuciar a los españoles para regalar sus casas a los depredadores extranjeros; y por último, para no hacernos cansados, se enorgullecen de tener fuerzas militares extranjeras en nuestro suelo.

No es aventurado decir que lacayos del capital de esa catadura son capaces de todo, como vaciar las arcas españolas para enriquecerse, manejar a su antojo a los celadores de la justicia, comprar votos, deslindarse de las reglas del juego que ellos mismo concibieron para ganar elecciones. Se venden a empresarios y al demonio si es preciso, porque no tienen escrúpulos, son gentes desalmadas y disolutas, capaces de todo, porque su ideología es solo el odio al pueblo trabajador y bajo el manto de su fobia todo es posible y permitido.

No, el fascismo no es solo una forma de concebir el mundo, es la crueldad en su máximo desarrollo y contra esto nos enfrentamos. Sus valores más apreciados son el odio y la violencia. Contra ello no existen medidas persuasorias, son traicioneros, inescrupulosos, perros guardianes del capital amaestrados para matar y hacer sufrir inmisericordemente. Contra el fascismo solo cabe la unidad del pueblo bajo el objetivo de exterminar la causa que le da vida: el capitalismo.

Este Comité Regional aplaude las luchas de las mujeres trabajadoras, de los pensionistas, de las mareas de todos los colores, pero no estaríamos sirviendo al pueblo si no hablamos claro y alto; la solución a sus problemas, a nuestros problemas, no está en las luchas dispersas o gremiales, ni de sexos, sino de todos como clase y como pueblo contra el capitalismo. Y es que, de lo contrario, sino es así, al final nos desgastarán, porque el capitalismo tiene capacidad suficiente para atajar esas luchas por su desmembramiento y por falta de un objetivo anti causa. No es solo el gobierno de turno al que hay que combatir sino al sistema que, además, en estos momentos se recubre de fascismo para crear el terror y el miedo en el pueblo. Todos unidos en un frente común con un programa que satisfaga a todas las clases populares, no solo con reivindicaciones inmediatas sino cardinales, es decir, extirpando la causa, EL CAPITALISMO, es lo que nos puede conducir a la satisfacción plena de nuestras necesidades. Los fascistas no van a ceder mientras permanezcamos desunidos.

Este Comité Regional aplaude la formación del FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO y hace un llamamiento a las clases trabajadoras y a los partidos de izquierdas a trabajar dentro de él, para entre todos conformar el baluarte de una nueva sociedad que elimine todo vestigio del fascismo y de su causa, que es el capitalismo. ASISTAMOS TODOS A LA PRÓXIMA CONVOCATORIA DEL DÍA 16 DE MARZO EN SEVILLA.

 

¡ABAJO EL FASCISMO!

¡ABAJO EL CAPITALISMO!

¡POR EL PROGRESO SOCIAL, POR EL SOCIALISMO!

 

COMITÉ REGIONAL DE ANDALUCÍA DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)