Sábado, 28 Marzo 2020
A+ R A-

Madrid, paraíso fiscal para la burguesía

Publicado en Actualidad Nacional 19 de Diciembre de 2019
Madrid
 
Madrid se ha convertido en un paraíso fiscal para la burguesía. En el informe oficial del Ministerio de Hacienda publicado este mes, con datos de 2016 –los últimos disponibles–, se evidencia el beneficio contante que obtienen las grandes fortunas por residir en la Comunidad de Madrid, donde el Impuesto sobre el Patrimonio se bonifica al 100% por el Gobierno regional. El 59 de las 83 mayores fortunas de España, las únicas que declaran un patrimonio superior a los 10 millones de euros, residen en la capital regional.

El Impuesto sobre el Patrimonio está ahorrando a la burguesía española más de 2 millones de euros al año en impuestos (2.095.236 euros), que son abonados por el Gobierno regional en su totalidad. No es de extrañar que este atractivo sistema fiscal seduzca cada año a más burgueses para que decidan establecer su residencia en Madrid. Entre 2014 y 2016, el número de contribuyentes que declararon un patrimonio superior a los 100 millones de euros se incrementó en 22 personas (de 61 a 83) y el número de contribuyentes de ese segmento que declararon el Impuesto de Patrimonio en la Comunidad de Madrid aumentó en 21 (de 38 a 59).

En esta línea, 2 de cada 3 euros que las grandes fortunas deberían abonar al sistema fiscal regional se quedan en sus manos, es decir, casi 500 millones de euros de los 700 que deberían ingresar al año. En 2016, apenas se recaudaron 237,3 millones de euros. Dicho de otro modo, 481,9 millones se quedaron en los bolsillos de esos grandes burgueses por obra y gracia del sistema fiscal del Gobierno regional de la capital.

En términos presupuestarios, ha privado a la Comunidad de Madrid de 825 millones de euros en ingresos fiscales, que en 2016 hubieran permitido a la región rebajar su déficit a una tercera parte. Más de la mitad de esos 825 millones de euros que la Comunidad de Madrid prefiere extraer de los bolsillos de la clase trabajadora –cerca de 500 millones– se los ahorran 1.725 burgueses con fortunas declaradas por encima de los 10 millones de euros. Es decir, que menos del 10% de los contribuyentes que presentan la declaración de Patrimonio en la Comunidad de Madrid concentran el 60% del beneficio fiscal que obtienen los madrileños por esta medida.

Estos datos no deberían extrañar a nadie. Que la Comunidad de Madrid sea una región sin ley para la burguesía no es ninguna sorpresa. Desde su constitución como autonomía en 1982, separándola artificialmente de Castilla, la capital regional se creó con el único propósito de ser una región financiera pensada para uso y disfrute de la burguesía nacional e internacional. La Comunidad de Madrid cristaliza el corrupto sistema capitalista y la meridiana lucha de clases que se vive en todo el Estado español.

En una región de escasos 8.022 km², se concentra el 30% de la población con las rentas más altas del país. La Comunidad de Madrid es una de las regiones con ingresos medios más elevados (13.099 € anuales) y es la que registra el PIB más elevado. En paralelo y por la parte contraria, 1,3 millones de madrileños se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión social, el 46% de los hogares tiene dificultades para llegar a fin de mes, 270.000 niños (el 27,3%) malviven en situación de pobreza y 6 de cada 10 trabajadores están en situación de precariedad laboral.

La clase obrera madrileña está condenada a sufrir en sus carnes la explotación más bestial de la burguesía, mientras estos parásitos disfrutan de una vida que, como si no fuera ya lo suficientemente cómoda, está libre de impuestos gracias al Gobierno regional, hecho a su medida por y para ellos.

Desde el Partido Comunista Obrero Español (PCOE), hacemos un llamamiento a todos los trabajadores a organizarse para conquistar el poder político, hacerse con el control total de la producción y revertir la riqueza justamente en la sociedad. Animamos a la clase obrera de todos los rincones del Estado español y a las distintas capas populares como los estudiantes, los jubilados o los autónomos a que se unan en torno al Frente Único del Pueblo (FUP), con el objetivo de acabar con la explotación a la que nos sumen los ladrones capitalistas que nos gobiernan y que nos arrebatan el capital que producimos con nuestro esfuerzo. Debemos recuperar la riqueza que generamos y que se concentra en unas pocas manos, para ponerla en manos de nuestra clase, el proletariado, al servicio de la mayoría del pueblo.

También hacemos un llamamiento al pueblo trabajador para que no se deje engañar por los partidos políticos de la burguesía (PP, PSOE, VOX y Ciudadanos) ni por los oportunistas representantes de la pequeña burguesía (Podemos, Más País, IU, PCE), porque ninguno de ellos, como han demostrado a lo largo de su historia, defienden los intereses de la clase obrera y ninguno de ellos eliminará los problemas que tienen un único origen: el sistema capitalista.

Solamente podremos tener una vida digna y de pleno derecho si nos adueñamos de lo que nos corresponde como fruto de nuestro trabajo, avanzando decididos hacia la toma revolucionaria del poder, hacia la destrucción del capitalismo y hacia la fundación del único sistema posible que garantice el bienestar de la clase trabajadora: el Socialismo.

¡Trabajador, organízate en el PCOE!
¡Sin partido no hay revolución!
¡Por el Socialismo!


Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Madrid