Sábado, 20 Abril 2019
A+ R A-

Más canalladas

Publicado en Actualidad Nacional 02 de Febrero de 2011

Hasta hoy, cien mil familias han sido objeto de embargos de sus viviendas por causa de la crisis que las ha arrojado al paro impidiéndoles pagar sus hipotecas. Se espera que el número de afectados se incremente de manera notable. Es decir, entre 300 mil y 400 mil ciudadanos han sufrido en sus carnes, todavía sin saber porqué, las canalladas de una administración bancaria infame. De golpe, han visto conculcados dos de sus derechos vitales: el de una vivienda y el de un trabajo dignos, sin que el Estado, que se supone que es el órgano supremo e independiente de un país, que vela porque se cumplan los derechos y las libertades del pueblo y herramienta infalible que penaliza al trasgresor, haya impartido justicia y les haya resarcido.

 

 

La Banca y los especuladores han sido reconocidos mundialmente como los causantes de la presente crisis; sin embargo, se honora su gestión a través del trato recibido por los gobiernos, concretado en subsidios graciosos de miles de millones de euros, pese a que casi todos han obtenido beneficios, como sucede en nuestro país, en donde la iniquidad estatal desborda a la de todas las naciones incluidas las fascistas. Y es que el PSOE cada día se descubre más derechista, más reaccionario y más antiobrero.

 

Si con la Reforma Laboral y con la de las Pensiones el gobierno “socialista” ha perpetrado un horrendo crimen contra los trabajadores, y cuando todos creíamos que ya era imposible superar tamaña perversión, la Sra. Elena Salgado vicepresidenta segunda en nombre del gabinete Zapatero, rebasa lo imaginable diciendo que el Gobierno rechaza suavizar las condiciones de las hipotecas, refiriéndose a que no está de acuerdo con la decisión de un juez, de haber sentenciado que se da por finiquitado un préstamo tras la devolución de la vivienda, además advirtiendo que cambiar la normativa sería malo para el sector dado que traería consecuencias negativas para los bancos y cajas españoles.

 

Por tanto, el que sea despedido de su trabajo está obligado a perder su vivienda y continuar pagando al Banco. Es evidente que el trabajador en este país es menos que un cero a la izquierda. Pero también es evidente que el PSOE ya no podrá jamás pagar ni con la prisión de sus máximos responsables tanta maldad y vileza inferida a un pueblo que lo único que ha hecho y sabe hacer es trabajar.

 

Una vez más, nuestro partido llama a manifestar todo el malestar que entrañamos. No queda otro camino que el de unirnos contra el capitalismo y sus secuaces, no nos han dejado otra opción que la de luchar por transformar esta sociedad concebida por y para los capitalistas, en la que el Parlamento y demás instituciones fueron creadas para engañar y reprimir a la clase obrera y a las masas populares.

 

¡REBELARNOS ES NUESTRO DERECHO Y NUESTRO DEBER!

 

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)