Viernes, 24 Febrero 2017
A+ R A-

Fuera los fascistas de la marea blanca de Sevilla

Publicado en Actualidad Nacional 20 de Enero de 2017

El pasado martes 17 de enero, tuvo lugar una reunión de las organizaciones que participan en las movilizaciones por una sanidad pública de calidad. Entre esas organizaciones se encuentran un grupúsculo fascista que se enmascara entre varias siglas - la Federación CAIS - que aglutina a asociaciones de extrema derecha como AAVV Bermejales 2000, o Asociaciones culturales como Almenara, Fernando III, Ademán, etcétera -; Aula Inconformista, íntimamente ligada al partido fascista MSR, fascistas de Democracia Nacional, Foro Sevilla Nuestra y el partido político de ultraderecha VOX. El presidente de la Federación CAIS, José Baena Solaz, hasta el pasado martes cara “visible” de la Marea Blanca autoproclamado por los medios de la derecha pues nadie lo colocó ahí, es el “rostro amable” de dicho entramado fascista. Adjuntamos fotografía donde aparece Pepe Baena en una manifestación de la ultraderecha sevillana.

12 de octubre

El Partido Comunista Obrero Español en dicha reunión del día 17 de enero denunció la presencia y participación de estos grupos fascistas en esta lucha en defensa de la Sanidad Pública, y exigió la expulsión de estos vástagos del fascismo de la marea, puesto que los herederos de los asesinos de los mejores hijos de nuestro país que todavía yacen en las cunetas de nuestra provincia, y nuestro país, y que sirven a los verdugos del proletariado, que precisamente contribuyen en arrebatarle al Pueblo todo, no tienen cabida en esta lucha de la clase obrera y demás clases populares.

Las organizaciones llamadas de “izquierda” como IU, Podemos, PCE, Participa Sevilla o el sindicato CCOO, lejos de apoyar nuestra denuncia pública y propuesta todos ellos mostraron su total complicidad con el fascismo, poniéndoles la alfombra roja a la participación de estos fascistas y ultraderechistas en este movimiento por la sanidad pública con argumentos del tipo “no le vamos a decir a los que luchan por la sanidad que no lo hagan, que cada uno venga con su mochila, no debemos tener miedo a la diversidad” (PCE), “que cada uno vea sus contradicciones” (Podemos), “hay que sumar contra los recortes” (Oscar Reina, secretario general del SAT), “aquí no se viene a hablar de política, sino de sanidad” (Marea Blanca de Dos Hermanas, 15M), o “no vamos a hablar de derecha ni de izquierda” (CCOO).

Pero el papel más repugnante y que muestra a las claras cómo la socialdemocracia y el oportunismo se dan la mano con el fascismo, al que le abren el camino de par en par, lo interpretó el podemita Federico Noriega.

 

Noriega

Noriega dirigió desde el principio la reunión con total comodidad y con la complicidad de las organizaciones fascistas que aprobaban cada una de sus propuestas. Abrió la puerta a que dos organizaciones de extrema derecha como Almenara y Voceando por tí Sevilla dirigieran la reunión desde la Mesa.

Al discurso del PCOE denunciando al fascismo, exigiendo la expulsión de estos sujetos y reivindicando la necesidad de unir a la clase obrera contra la fuente de todos sus males, el capitalismo, Noriega respondió con un “dejémonos de obreros y rollos y pongamos los pies en el suelo” mostrando su auténtica faz antiobrera y anticomunista, cualidad que comparten los fascistas. Quien parece no tener los pies en el suelo es Noriega por querer ignorar una realidad: que la clase obrera existe y es la clase social más numerosa y moderna de la sociedad actual, a pesar de sus intentos por negarla con su ambigua “ciudadanía”. No es de extrañar que, con argumentos como éste, Noriega simpatice mucho más con los fascistas que con los comunistas, pues es un declarado anticomunista.

El interclasismo, el velar y ocultar la lucha de clases, desemboca en el patriotismo burgués, la unidad del “pueblo” en abstracto donde la línea entre explotadores y explotados se desdibuja y se lleva a los explotados a remar en el mismo barco que los explotadores, los cuales les inoculan un discurso ideológico reaccionario y fascista como el de ese entramado fascista que pretende controlar para sus amos – PSOE y PP – el rechazo del pueblo trabajador a las políticas antiobreras y reaccionarias de la Junta de Andalucía y el Gobierno del Estado. He ahí una fotografía del Presidente de la Federación CAIS con su socio Zoido.

Zoido y Baena

El PCOE denunció el pasado 17 de enero al fascismo, exigió su expulsión del Movimiento en defensa de la Sanidad Pública – denominado Marea Blanca de Sevilla – de todo elemento fascista como los que hemos enumerado, así como de aquéllos que están liquidando la Sanidad Pública como es el partido que gobierna el estado y la Junta de Andalucía y, al igual que esta camarilla de fascistas hispalenses, son unos reaccionarios contrarios a los intereses del Pueblo y responsables de la situación de extremada gravedad en la que se halla el Pueblo Trabajador. Así mismo, denunciamos a todos aquéllos oportunistas que anteponiendo sus intereses particulares a los intereses de la clase trabajadora no dudan en permitir que enemigos jurados de los trabajadores y traidores a éstos como los fascistas se camuflen entre el Pueblo; convirtiéndose en cómplices de los fascistas y, por tanto, en traidores al pueblo que dicen querer transformar y defender.

Desde el PCOE exigimos a la Marea Blanca de Sevilla, a través de sus portavoces elegidos el pasado martes, a hacer un comunicado público de denuncia pública y anunciando la expulsión inmediata tanto de las organizaciones de extrema derecha, de aquéllos que se están cargando la sanidad y que se relacionan con los fascistas – PP – y de estos elementos y de todo su entramado fascista de AAVV fantasmas y demás asociaciones que han mostrado su repudio a la libertad de los individuos y su odio a inmigrantes, parias, en definitiva, al pueblo trabajador.

El PCOE seguirá trabajando en el seno de las luchas dignas de la clase obrera, por la sanidad pública y todo tipo de lucha del pueblo trabajador contra el sistema y sus políticas, para unirlas en una sola lucha, en una lucha de la clase obrera contra el sistema capitalista, un sistema criminal que provoca la muerte de ancianos en los pasillos de urgencias sin ser atendidos, la muerte de los obreros en los tajos, la falta de futuro de los jóvenes, la sobre-explotación de las mujeres dentro y fuera de sus casas, o la muerte de millones de niños en el mundo de hambre.

¡FUERA EL FASCISMO DE NUESTRAS CALLES!

¡SOCIALISMO O BARBARIE!

Comité Provincial de Sevilla del Partido Comunista Obrero Español (P.C.O.E.)