Jueves, 30 Marzo 2017
A+ R A-

PSOE: Los genuinos mamporreros del capital

Publicado en Actualidad Nacional 18 de Marzo de 2017

En una sociedad de clases, los partidos políticos representan los intereses de una determinada clase o capa social, por tanto, lo correcto del análisis de la realidad concreta es realizarlo a través del prisma de las clases en liza y no personalizando en tal, o en cual, individuo o partido. Esta última manera de hacer las cosas es la habitual del oportunismo que acepta “lo menos malo” y cuyo fin no es derrocar el sistema capitalista, sino al gobierno del reaccionario PP, objetivo que marca toda su actividad política. Para el oportunismo, como decimos, el enemigo es el PP y no el sistema capitalista, mostrando su rostro falaz y su engaño al pueblo.

Sin embargo, pese a que el análisis debe ser primordialmente de clase, no podemos dejar de señalar la vileza y las malas artes de individuos concretos, que si bien no son el motor de la historia, sí que ayudan a acelerar o desacelerar las situaciones. En este sentido, hablaremos del PSOE.

El PSOE, tal y como proclaman sus apologetas, es el partido del régimen del 78. Ni más, ni menos, que lo más parecido a esa reforma putrefacta del franquismo. No se puede entender el régimen del 78 sin entender el papel jugado por el PSOE en el asentamiento de España como país imperialista de segundo orden. PSOE y régimen del 78 tienen trayectorias paralelas, idénticas, y la deriva reaccionaria y podrida del segundo no podía sino reflejarse en el primero.

Nos referimos a la presentación, hace escasas horas, de la candidatura de la que quizá sea la política más reaccionaria, más antiobrera, la política que mejor define lo que es el régimen del 78, a la Secretaría General del PSOE: Susana Díaz. Díaz encarna todo lo que ha sido, y es, el régimen del PSOE en Andalucía: tasas de paro superiores al 30%, pobreza, desahucios, miseria, una sanidad que se cae a pedazos, miles de andaluces emigrando, represión laboral y así podríamos seguir hasta las calendas griegas, mientras, el PSOE andaluz, se lucraba a través del caso de los ERE  y centenares de corruptelas a nivel local y autonómico. ¿Qué mejor política para intentar acceder al partido del régimen del 78, que una individua que representa todas las “virtudes” de ese régimen?

Los andaluces, siempre en el furgón de cola del Estado español capitalista, han sufrido las nefastas consecuencias del régimen del PSOE, es decir, del régimen del 78 en sus propias carnes: en lo económico, en lo social, en lo cultural, en lo político, se hallan a la cola gracias a los frutos de 40 años de régimen social-liberal. Sin embargo, el cortijo andaluz se le queda pequeño a Susana Díaz y se embarca en aventuras de mayor calado, para servir como fielmente sirve a los intereses de la burguesía - véase el caso Ayesa de represión laboral contra el presidente de su Comité de Empresa.  Y es que una cosa hay que tener clara, y es que a pesar del “talante” de Susana Díaz, los demás aspirantes a la dirección del PSOE son tan viles y antiobreros como ella. No caigamos en la trampa del oportunismo de blanquear la cara a otros sectores del PSOE, pues el oportunismo, en su incansable búsqueda de poltronas y cargos para ejercer políticas contrarias a la clase obrera, no duda en exculpar fracción alguna.

Por todo lo dicho, por la situación de Andalucía y todas las medidas tomadas contra la clase obrera en los años de gobierno PSOE - reformas laborales, ETT, privatizaciones, corrupción, etc- calificamos al PSOE, y su socialdemocracia, como enemigos declarados de los trabajadores, que con el PSOE el pueblo trabajador no verá una mejora de sus condiciones de vida, sino todo lo contrario. Llamamos al pueblo trabajador a unir todas las luchas, de los distintos sectores que lo conforman, en el Frente Único del Pueblo que las convierta en una única lucha contra el sistema capitalista y su clase burguesa, responsable de todos sus males y que  haga suya la consigna de la HUELGA POLÍTICA DE TODO EL PUEBLO contra el régimen del 78, contra los partidos del régimen, pues este sólo puede ofrecer miseria y sufrimiento al conjunto de los trabajadores.

COMISIÓN DE AGITACIÓN Y PROPAGANDA DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)