Viernes, 15 Diciembre 2017
A+ R A-

Represión y mentiras para tapar que el Estado español está carcomido por la corrupción

Publicado en Actualidad Nacional 30 de Julio de 2017

El rostro de la burguesía pudo verse con meridiana claridad el pasado miércoles 26 de julio. Tras la declaración como testigo del Presidente del Gobierno por financiación ilegal del Partido Popular, el partido que más se asemeja a lo que es el Estado capitalista español que, como no puede ser de otra manera, demostró que en este sistema la Justicia no es igual para todos, tanto el Partido Popular como el Gobierno desencadenaron una serie de movimientos dignos de contemplar que demuestran la esencia criminal, reaccionaria y cínica del Estado y que las masas trabajadoras no podemos seguir sosteniendo a este sistema parásito y reaccionario y a estos dirigentes que no sólo son unos embusteros profesionales sino que nos están condenando a la indignidad más absoluta y a la miseria.

Tras la declaración como testigo, el Presidente del Gobierno, junto con la Dirección del Partido del gobierno –el mismo que está inmerso en multitud de casos de corrupción-hicieron un acto partidario contra la violencia de género. Jamás el PP dio tanto bombo y platillo a un acto de esa materia, seguramente porque bien poco lo importa lo que le pasa a la mujer obrera; pero claro, interesaba difuminar el hecho de que el Presidente del Gobierno debiera acudir como testigo a declarar por la corrupción del PP. Si el cinismo y la desvergüenza no eran suficiente con el hecho de emplear una problemática candente y que cuesta la vida y las condiciones de vida de multitud de mujeres obreras, para tapar las vergüenzas y difuminar los hechos, la indignación todavía es mayor cuando se comprueban las medidas políticas adoptadas por Rajoy en lo concerniente a este asunto: una reforma laboral que acrecienta la explotación de la clase obrera, que hace que en el mundo del trabajo donde se sobreexplota a la mujer obrera, que se la despide cuando decide ejercer su maternidad, que le niega el derecho sobre su cuerpo impidiendo la legalización del aborto, que financia a la Iglesia Católica y le otorga prerrogativas para que arremeta contra la mujer trabajadora y maleduque en la reacción a la sociedad. Tal es la preocupación que Rajoy y su gobierno tienen con lo que ellos denominan violencia de género, violencia que hunde su raíz en el capitalismo, donde Rajoy no ha dudado en recortar las partidas presupuestarias para este asunto, destinando su Gobierno un 0,01% del gasto total de los presupuestos del Estado a la lucha contra la violencia de género.

Venezuela fue otro argumento magro que emplearon los dirigentes del PP. Todo un clásico lanzando todo tipo de improperios contra el chavismo, justificando la violencia fascista y haciendo apología del golpismo. Al fin y al cabo es algo natural en ellos pues los herederos de Franco son golpistas, vienen del golpismo y de la reacción, y siguen siendo lo mismo. Por otra parte, la posición de la Unión Europea, subalterna del imperialismo norteamericano, no es otra que apoyar a la oposición fascista del engendro de la  MUD con objeto de apoderarse de los recursos petroleros y gasísticos de Venezuela. Como no puede ser de otra manera, Rajoy está de parte de los fascistas venezolanos, al igual que el resto de fuerzas políticas de la burguesía española.  

En esa misma tarde y tras el Parlament de Catalunya haber aprobado la fórmula urgente de la tramitación de las leyes de desconexión con el estado español, Rajoy pidió un informe al Consejo de Estado sobre dicha medida adoptada por el Parlament, al que rápidamente dio respuesta éste indicando que se vulnera la Constitución y que hay fundamento para un recurso al Tribunal Constitucional contra dicha ley por lo cual, al día siguiente, envió a la Guardia Civil al Parlament a interrogar a altos cargos del Govern.

Posteriormente trasladaron las cifras de la Encuesta de Población Activa, donde el Gobierno mintió todavía más si cabe que Rajoy el día anterior, que ya es difícil. Por más que el PP quiera mostrar que la política económica es un éxito y se está saliendo de la crisis, la realidad es que la tasa de temporalidad roza el 30%, más de 1,27 millones de hogares tienen a todos sus miembros en el paro, la tasa de paro juvenil está en el 40%, cerca de 1,6 millones de trabajadores llevan dos o más años buscando trabajo, el estado español tiene prácticamente 2 millones y medio de exiliados, los salarios han caído en picado, se ha multiplicado los contratos a tiempo parcial y el número de horas trabajadas ha decrecido, por semana, en 108 millones de horas con respecto al año 2007, que equivale a 2,6 millones de puestos de trabajo a tiempo completo. El 27,9% de la población española se halla en riesgo de exclusión social, que asciende al 48,5% en el caso de los desempleados, estando el estado español únicamente por delante de Rumanía y de Grecia, en lo que corresponde a los estados miembros de la UE. La “recuperación” del gobierno es equivalente a generar más precariedad, socializar la miseria y los contratos basura a tiempo parcial y tener menos trabajo.   

Y es que los capitalistas en general, y los reaccionarios del PP en particular, ante la bancarrota económica del sistema, ante la corrupción que les asola, ante la crisis política e institucional que padecen, que cada día que pasa se agudiza más y más, no tienen otra opción que emplear la táctica de la tinta del calamar, la mentira, incluso de las más burdas, que no es otra cosa que vomitar su ideología que, sobretodo, tiene  su piedra angular en el anticomunismo, pues son bien conscientes de que la única alternativa a su sistema moribundo y caduco es el socialismo y saben muy bien que el proletariado, dirigido por el Partido Leninista, es el sujeto político que le  dará la puntilla a su criminal sistema capitalista y a su corrupta democracia burguesa, cada día que pasa más reaccionaria.

La clase obrera y las masas laboriosas y populares que formamos parte del estado español no tenemos otra opción que acabar con  el sistema capitalista y su estado criminal y corrupto que condena al pueblo a la miseria y a la muerte. La única manera de que se puedan ejercitar los derechos democráticos del pueblo trabajador y de las naciones oprimidas por el estado español pasa por la unidad de los obreros en la dirección revolucionaria de  acabar con la burguesía y con su estado para construir el socialismo.

El PCOE rechaza por completo la represión del estado español contra el pueblo de Cataluña, nación que tiene derecho a ejercer libremente sus derechos democráticos en plenitud. Por ello hacemos un llamamiento a todos los obreros del estado a la movilización contra el estado español. Así mismo, hacemos un llamamiento  a la clase obrera y a sus órganos de representación unitaria –comités de empresa y delegados de personal- a unirse y organizarse para conquistar el poder de la producción en las empresas, así como la propiedad de éstas, y también a unirse y organizarse con los distintos sectores que componen nuestra clase social –estudiantes, jornaleros, jubilados, parados, etcétera-  conformando el Frente Único del Pueblo en todos los lugares del país con el objetivo de arrebatar a los explotadores, ladrones y represores capitalistas que nos gobiernan toda la riqueza que nos han robado durante años y que concentran en unas pocas manos sus amos,  para ponerla en manos de la clase trabajadora, estando a nuestro servicio, al servicio de la mayoría del Pueblo. Y esto sólo puede ser posible haciendo que los bancos y las empresas estén socializados, es decir, sean propiedad de los trabajadores y haciendo que nuestra clase social conquiste el Poder Político imponiendo nuestra democracia y construyendo un estado diferente que ilegalice a los partidos corruptos, traidores al Pueblo y al servicio de los monopolios que hoy gobiernan  y que garantice la propiedad social de la riqueza y los medios que la generan.

¡OBRERO, ESTUDIANTE, JORNALERO, JUBILADO, PARADO, ORGANIZATE Y FORTALECE AL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL!

¡POR LA HUELGA GENERAL POLÍTICA DE TODO EL PUEBLO TRABAJADOR CONTRA EL ESTADO, CONTRA LA UNIÓN EUROPEA!

¡POR EL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO!

¡POR EL SOCIALISMO!

COMISIÓN DE AGITACIÓN Y PROPAGANDA DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)