Sábado, 16 Diciembre 2017
A+ R A-

Paseo fascista por Barcelona que muestra la decadencia del capitalismo monopolista de estado

Publicado en Actualidad Nacional 09 de Octubre de 2017

El Capitalismo Monopolista de Estado es una forma de capitalismo monopolista que consiste en la fusión, en la unión, de los monopolios con el Estado burgués en un mecanismo único.

Algunos hablan de “puertas giratorias” y hacen juegos malabares para salvaguardar al capitalismo monopolista de Estado y la democracia burguesa, cuando en realidad conforme más se desarrolla el capitalismo monopolista de estado, el imperialismo, tanto más se avanza hacia la reacción política, siendo el fascismo una de las formas de la reacción, y más se entierra la democracia burguesa. El Estado español, por mucho que los oportunistas se nieguen a reconocer dicha realidad, es un nítido ejemplo de lo que afirmamos y se está apreciando, de manera muy clara, en los días que corren en la pugna existente entre la nación catalana y el Estado español.

El proceso del Referéndum del 1 de Octubre, ha servido para mostrarnos de manera muy clara, una vez más, que el Estado es reaccionario, apaleando al pueblo por expresarse con una urna, arremetiendo contra medios de comunicación catalanes, imprentas, instituciones catalanas y actuando, incluso, en contra de sus propias leyes – con el consentimiento de la Judicatura – con absoluta impunidad y asentimiento de las distintas instituciones supranacionales imperialistas.

La fuerza opresora y coercitiva del Estado español no sólo se limita a la violencia física, ejercida contra el Pueblo Catalán y con la que no ha podido frenarle -sino que ha servido para fortalecerlo más en su rechazo al Estado- sino que, fundamentalmente, el Estado español desarrolla una violencia ideológica contra el pensamiento del pueblo, al que meten miedo y engañan vilmente a través del brazo de agitación y propaganda del Estado, en manos de los monopolios y a su servicio, que no sólo inocula todo tipo de engaño y de infundio a través de sus mercenarios, mal llamados periodistas e intelectualidad burguesa, totalmente prostituidos a los monopolios.

La última expresión ha sido el movimiento, totalmente orquestado como es lógico, pues Estado y monopolios son la misma cosa, ha sido los movimientos de diversos Bancos y empresas con sede en Cataluña, pero con capitales de todas partes del mundo, que han trasladado su cambio de sede a otros puntos del Estado con el objetivo de salir en defensa de la estructura territorial y de Estado impuesta por los monopolios, con apoyo de los traidores oportunistas – PCE y PSOE.

Viendo que ni la fuerza bruta,  ni la violencia más descarnada, ni las mentiras de los lacayos de los monopolios, han hecho mella en una gran parte del pueblo catalán, los monopolios realizan esta vuelta de tuerca pretendiendo asustar al pueblo con una huida empresarial que, supuestamente, empobrecerá al pueblo catalán, a pesar de que cuando más deslocalizaciones y más destrucción de industrias ha habido en Cataluña ha sido entre los años 2000-2007, donde ni tan siquiera existía la crisis económica. Entre las mentiras que vierten a los catalanes  les señalan que con la independencia tendrán que acuñar una moneda nueva, al estar fuera de la UE, que se devaluará en torno a un 50% y les aplicarán aranceles con lo que Cataluña será un caos, un desastre. Y nosotros nos preguntamos, si fuera así para el Estado español ¿no sería más interesante que se produjese eso para que los catalanes pidieran volver ante tamaña catástrofe anunciada por los oráculos de la economía?

Las políticas económicas de Zapatero y de Rajoy se han fundamentado en Reformas Laborales que han sido unos auténticos crímenes donde han devaluado el salario real de los trabajadores en un 25% para ser, según ellos, más competitivos y atraer capitales extranjeros y hacer atractivo el país para que los empresarios creen empleo. Ese es el argumento que los dirigentes políticos de los monopolios y sus partidos – desde el PSOE al PP – para justificar semejante política criminal. Pero es curioso, precisamente, eso que han hecho ellos, y que van a seguir haciendo, es con lo que ahora asustan al pueblo catalán si éste se independiza y constituye una República. ¿Por qué no se van de Cataluña totalmente esos empresarios? Porque saben que irán otros a ocupar el espacio que ellos ocupan hoy y porque saben que todo lo que están diciendo y haciendo tiene por objetivo  engañar al pueblo para que desista de la independencia, que en realidad no va en contra de los monopolios pero que obstaculiza minimamente la estructura territorial y política impuesta por los monopolios que les permite explotar inmisericordemente al proletariado a través de Estado potente, el cual se debilitaría si prosperase lo expresado en el Referéndum del día 1 de Octubre.

No son puertas giratorias, es Capitalismo monopolista de Estado, donde la fusión entre los monopolios y el Estado se hace empleando, entre otras, la fórmula de colocar a los representantes de los monopolios en los cargos de dirección política del Estado siendo ésta la manera en la que se garantizan que la política del Estado estará al servicio de los intereses de los monopolios. Señalan los miembros de PP, PSOE, C’s, etcétera, que el referéndum es ilegal y que no  se puede votar la autodeterminación catalana porque es ilegal  pero cuando las potencias imperialistas – como Alemania o EEUU  - les ordenan modificar la Constitución lo hacen sobre la marcha un día de agosto de 2011, o cuando CAIXABANK les dice que les cambien una ley para poder mover su sede social, en 24 horas el Gobierno le hace un Real Decreto Ley para colmar los deseos e intereses de la oligarquía financiera. Para los  monopolios todo es posible, para que el pueblo catalán se exprese democráticamente no es posible, esa es la esencia de la democracia burguesa: Poder e impunidad para los monopolios y represión y sometimiento para los pueblos, para el proletariado.

El Estado español está en la reacción y, cada día que pase, será más reaccionario. Ayer en la manifestación de Barcelona, donde el Estado sacó a pasear al fascismo ibérico – de todo el Estado - por las calles de la capital catalana se pudo ver no la fuerza de la unidad de España, sino la decadencia del Capitalismo Monopolista de Estado.  Y es que, ya lo decía Lenin, “El capitalismo monopolista de Estado es la preparación material más completa para el socialismo, su antesala, un peldaño de la escalera histórica entre el cual y el peldaño llamado socialismo no hay ningún peldaño intermedio”. Ante este escenario, únicamente el proletariado de las distintas naciones que componen el Estado, unidos y organizados bajo la dirección del marxismo-leninismo, fusionados  con él, son la única garantía de nuestra emancipación nacional y como clase;  o lo que es lo mismo, el desarrollo de nuestro Partido es la garantía de que la clase obrera cumplirá la misión histórica que tiene encomendada: La construcción del socialismo, como paso previo al Comunismo, y la imposición de la dictadura del proletariado de manera temporal, que es la mayor expresión democrática que puede existir.

¡FORTALECE AL PARTIDO, ÚNETE AL PCOE!

¡POR EL SOCIALISMO!

 

COMISIÓN DE AGITACIÓN Y PROPAGANDA DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)