Jueves, 22 Febrero 2018
A+ R A-

La pobreza se dispara en la capital

Publicado en Actualidad Nacional 30 de Enero de 2018

Llega el frío y ni el capital ni la capital perdonan; Madrid se convierte cada noche en un reguero de castillos de cartones, calcetines sucios y caras hartas de recorrer cada acera del gran motor económico español.

 

Los datos revelados por los últimos estudios este pasado mes de diciembre del 2017 no dejan cabida para los buenos augurios. El ayuntamiento de Manuela Carmena cuenta 2.059 casos de personas sin hogar, Cáritas cuenta más de 3000. Otras asociaciones como 'Chupano` (creada por Papi , una persona sin hogar que lleva 22 años viviendo en la calle, con el fin de visibilizar la pobreza severa que se sufre en la capital y en el resto del Estado español) eleva la cifra de Cáritas, estimando que  más de 5000 personas  sufren esta situación en la capital.

 

Aún basándonos en los datos más positivos, los del ayuntamiento de Carmena, de esos 2.059 sin hogar 524 son sin techos, es decir, duermen y viven a la intemperie. De esos 524 (un 26% del total datado por el ayuntamiento) la mayoría vaga por el centro de la ciudad.

 

Lo que más impacta de los datos tan 'positivos' del gobierno del 'cambio' es el porcentaje de personas con estudios superiores que habitan entre esos 2.059 despojados, un 58,9 %. Si los gobiernos heredados por el régimen no trataron bien a nuestros hijos, los gobiernos de los supuestos cambios solo perpetuaron el trato. Pero con al menos una sonrisa de oreja a oreja.

 

El resto de 'sin hogares' habita en los rincones que buenamente les acojan y sobre todo en albergues. Organizaciones como la anterior nombrada Chupano denuncian a estos. Alegan que son prisiones, que masifican a las personas cobijando incluso a 6 seres humanos en una misma habitación, no permiten la entrada con mascotas o parejas y sus horarios son propios de una penitenciaría, echándolos a patadas antes de las siete y media de la mañana.

 

Tampoco deja entrever buenas noticias los datos del ayuntamiento, ya que los albergues están al 95 % de ocupación y las medidas de Carmena son irrisorias para aplacar esta situación de miseria y pobreza.

 

Una de ellas es la de haber dado 135 viviendas unipersonales a estos necesitados, lo que supone un vano intento de ocultar la realidad existente, una medida cosmética de cara a la galería que no hace frente al verdadero problema de estas personas, el desempleo y la precariedad laboral que condena a miles de trabajadores de la Comunidad de Madrid y del resto de regiones del Estado español a la pobreza y a la indigiencia. Así, según datos de la UE a través del indicador Arope, casi 13 millones de españoles viven en riesgo de exclusión social.

 

Esta cifra asusta aún más en la capital si (teniendo en cuenta el barómetro del 'cambio') leemos que un 26,1% de estas 2.059 personas sin hogar cobra algún sueldo o prestación, reflejando con claridad la realidad que viven miles de personas en nuestra región en concreto y en general en todo el Estado español, en donde los míseros salarios ni siquiera permiten a la clase trabajadora vivir bajo un techo, teniendo que depender de la caridad de ONGs y del gobierno de Carmena, que en un acto de blanqueamiento mediático ha subastado 135 viviendas en las que tendrán que cobijarse cerca de 5000 personas, según las cifras que estiman algunos colectivos, sin poder pagar luz, agua o calefacción.

 

Los datos constatan que ni la caridad ni los buenos gestos sirven para atajar el paro ni la pobreza, problemas estructurales intrínsecos al propio sistema capitalista. No existen caras buenas ni capitalismo rosa, tal y como nos pretende hacer creer la socialdemocracia. El reformismo y el oportunismo, señas de identidad de los " ayuntamientos del cambio " como es el de Manuela Carmena en la capital, forman parte de este sistema y no pretenden solucionar los problemas de la clase trabajadora.

 

Solo la clase obrera, combativa y concienciada, organizada a través del Partido, puede poner fin a su propia miseria y expolio, acabando con este sistema criminal y avanzando hacia el socialismo que es la única salida que tenemos los trabajadores para una vida digna que deje atrás la miseria y la explotación capitalista.

 
Comité Local del Partido Comunista Obrero Español en Madrid