Sábado, 18 Agosto 2018
A+ R A-

La socialdemocracia sevillana promociona el turismo de lujo

Publicado en Actualidad Nacional 07 de Agosto de 2018

La socialdemocracia de hoy en día cada vez nos pone más fácil a los comunistas nuestra tarea de mostrar su verdadera faz reaccionaria y al servicio de los ricos. El ayuntamiento socialista de Sevilla, que gobierna gracias a la muleta de la socialdemocracia 2.0 que representan la sucursal sevillana de Podemos (Participa Sevilla), saca pecho a raíz de los buenos resultados del sector turístico: "Nuestro objetivo primordial es el turista que más gasta".

El delegado de Hábitat Urbana, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla,Antonio Muñoz, desprecia el turismo de “bajo coste”, asociándolo a borrachos y a juerguistas:

Si Sevilla va a crecer en algo va a ser precisamente en hoteles de cuatro y cinco estrellas […] Remarco este asunto por eclipsar y devaluar algún que otra opinión, de alguna fuerza política, que vincula la oferta de esta ciudad al turismo de bajo coste, de borrachera, de despedidas de soltero”.

Así que nuestra socialdemocracia sevillana asocia el turismo que se puede permitir la clase obrera a las borracheras y despedidas de soltero. Según esta teoría socialdemócrata el turista de cuatro y cinco estrellas no se emborracha ni organiza despedidas de soltero.

Por eso, el gobierno socialdemócrata local no quiere a obreros visitando Sevilla, porque gastan poco. Aunque ya se encarga de ello el mercado, de la misma manera que expulsa a las familias obreras del centro y de las zonas suculentas para los sectores turístico e inmobiliario.

Aunque gobernara la nueva socialdemocracia representada por Podemos, la economía de mercado seguirá imponiendo el aumento de la sobre-explotación por las cantidades industriales de plus-valía que los dueños de los hoteles de cuatro y cinco estrellas roban a sus trabajadores, seguirá expulsando de sus barrios de toda la vida a jubilados y pensionistas con alquileres más asequibles, y seguirá aumentando el coste de vida que imposibilita a muchas familias trabajadoras disfrutar sus días de vacaciones viajando a la ciudad que deseen.

El sector del lujo prospera al mismo ritmo que las dificultades para llegar a fin de mes de la clase obrera. De ello presume también el ayuntamiento sevillano, que promueve una campaña para favorecer el turismo de “alto estanding”, con inversión municipal incluida. A esta campaña se han sumado las empresas del sector del lujo. Entre ellas están hoteles como el Alfonso XIII, el Meliá Colón, Torre SevillaCasa 1800 y Legado Alcázar, agencias de viajes como Unforgettable SpainMimo Sevilla y Different Spain, además de marcas como LoeweMax Mara, Joyerías Suárez y El Corte Inglés.

Como se comprueba, el que un sector de la economía de mercado vaya bien lo que implica es que los empresarios ganan más y roban más plusvalías a la clase obrera de ese sector; que sufre mayor explotación al obligarle a trabajar más horas porque los empresarios no pretenden crear empleo, sino sacar lo máximo posible de media a cada trabajador.

Pero además nada es eterno y menos en el capitalismo. Lo poco que puedan ganar los trabajadores de un sector boyante en un momento determinado, se lo llevará el viento en cuanto vuelva la crisis de turno, cada vez con mayor virulencia. Muchos volverán a las listas negras del paro, sufriendo como consecuencia cortes de luz, de agua, desahucios, enfermedades psicológicas, violencia en sus hogares e incluso perder la custodia de sus hijos por no poder mantenerlos.

La clase obrera sevillana deber mirar no el día a día, sino el día de mañana. No debe luchar por las migajas de hoy, si no por el pan de mañana. Debe luchar por el futuro suyo y de sus hijos. Y para eso hay que acabar con el régimen de explotación y la economía de mercado que convierte nuestras vidas en mercancías de usar y tirar.

La clase obrera sevillana del sector turístico debe organizarse y unirse a través de un sindicalismo de clase obrera, como la Coordinadora Sindical de Clase. Tener delegados y comités de empresa en cada centro de trabajo. Unir esos delegados y comités de empresa a través de la Asamblea de Comités, Delegados y Trabajadores. Unir esos comités de empresa al resto de clases populares que componen el pueblo trabajador (jubilados, pensionistas, amas de casa, jóvenes,….) a través del Frente Único del Pueblo.

También hemos de unir en ese Frente Único del Pueblo a los trabajadores del campo, jornaleros y pequeños campesinos para imponer una Reforma Agraria revolucionaria que transforme el campo y la sociedad andaluza poniendo al servicio de todo el pueblo las inmensas riquezas naturales que ofrece nuestra tierra.

El Frente Único del Pueblo, vertebrará y estructurará a aquellos que ponemos en marcha el mundo cada día, y que tarde o temprano debemos aspirar a tomar el poder económico y político, para tener por fin el control de nuestras vidas y nuestro destino.

A LOS TRABAJADORES TOCA DISFRUTAR DEL LUJO QUE PRODUCEN

POR EL SINDICALISMO DE CLASE

POR LA UNIÓN DE LOS COMITÉS DE EMPRESARIA

POR LA CREACIÓN DEL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO

POR LA ABOLICIÓN DE LA EXPLOTACIÓN Y LOS EXPLOTADORES

POR EL SOCIALISMO

Secretaría de Agitación y Propaganda del Comité Provincial del PCOE en Sevilla