Viernes, 15 Diciembre 2017
A+ R A-

 

La sanidad en Madrid se encuentra en una situación cada vez peor, el avance del capitalismo es imparable y el gobierno del PP, tanto en la región como en el estado, allana el camino a la burguesía en su batalla por liquidar los servicios públicos en su búsqueda insaciable de aumento de beneficios.

Hace justo un año, por estas fechas, el Hospital Gregorio Marañón permaneció sin agua caliente ni calefacción durante varias horas. El hospital, además, gestionó contratos en 2015 por más de tres millones de euros mientras que dos jefes y un técnico superior de la Subdirección de Ingeniería denunciaron en la Consejería de Sanidad presiones, persecuciones, marginación y encargos de obras o reparaciones sin contrato o aprobación de presupuesto por parte del departamento. Añadieron que se les impidió” supervisar obras y existe una opacidad” casi total en los trabajos.

 

Desprendimiento del techo de una sala de extracciones del hospital Gregorio Marañón. / @MaranionMats

Desprendimiento del techo de una sala de extracciones del hospital Gregorio Marañón. / @MaranionMats

El pasado 4 de diciembre de este año, el Hospital Gregorio Marañón reportaba la caída por tercera vez este año- de un techo debido a la filtración de agua por una avería en la primera planta del pabellón de Oncología. Hoy conocemos que el Hospital de La Paz redujo el número de camas y de personal mientras aumentaban las urgencias y los ingresos. 50 camas y 50 trabajadores menos que han obligado a los trabajadores de este Hospital a denunciar la situación. Además, el deplorable estado las infraestructuras sumado a la falta de personal y material hace que el Hospital La Paz amanezca inundado tras los días de lluvia en la capital:

 

Hospital La Paz

Mientras los contratos de los trabajadores de la sanidad pública se hacen por meses, incluso por días u horas, evitando así pagar las vacaciones al personal no fijo, los trabajadores estamos perdiendo en apenas unos años una sanidad pública mínima que garantice la salud del pueblo trabajador.

La gestión que el Estado ha hecho de la crisis en éste sector, donde se redujo el gasto público en un 11% (8.000 millones) en el período 2010-2014, produjo un trasvase de riqueza desde las familias a las corporaciones de la sanidad privada, que les ha supuesto un incremento de ingresos del 16%, más de 4.000 millones de euros.

En 2015, el gasto en sanidad per cápita del estado español fue de 2.374 euros mientras que la media europea fue de 2.797. El gasto total en sanidad es del 6,1% del PIB mientras que la media europea es del 9,9% y mientras que en europa el 79% de esa inversión se destina en la sanidad pública, en el estado español la sanidad pública solo recibe el 71% del exiguo presupuesto y e 29% va a parar a manos de la empresa privada. Y la previsión, según la OCDE es que la inversión en sanidad caiga en España en 2018 por debajo del 6%.

Los trabajadores de la sanidad privada, en estado de precariedad salarial y de salud laboral por las condiciones de trabajo, han demostrado pese a la desconvocatoria de la huelga por parte de los sindicatos amarillos y traidores CCOO, UGT y SATSE- que la sanidad privada, con su explotación inmisericorde a sus trabajadores y sus ahorros de costes, es absolutamente incapaz de poder atender al pueblo en sus necesidades sanitarias y que su único objetivo es el de ganar dinero a costa de nuestra salud.

El capital avanza con paso firme en nuestro país, con la seguridad de quien tiene en el gobierno del PP a un partido que defiende a ultranza sus intereses, apoyado por otros dos (PSOE y Ciudadanos) que también lo hacen, y con la bala de la socialdemocracia de Podemos que nunca cuestionará el sistema de producción capitalista ni denunciará la propiedad privada de los medios de producción- en la recámara. Los sindicatos mayoritarios”, CCOO y UGT, al servicio del capital pues es de este y no de sus cada vez menos afiliados donde obtienen sus fuerzas- salvaguardan los intereses de la burguesía, clase hoy dominante como se puede observar y sufrir, con su labor de zapa entre los trabajadores.

El sistema capitalista, tras la caída de la Unión Soviética, vuelve a sentirse con las fuerzas necesarias para atacar a los servicios públicos, al mal llamado Estado del Bienestar”, creación burguesa para aplacar el avance revolucionario por los derechos de los trabajadores. Y el proceso es bien conocido por todos: recortar los presupuestos destinados a estos servicios y abrir la veda con pequeñas privatizaciones (limpieza, gestión…), bajar la calidad del servicio público a niveles alarmantes e iniciar la batalla ideológica de las bondades de la sanidad, educación, pensiones… privadas para después proceder a su completa privatización.

En la fase final del proceso es donde nos encontramos hoy y por ello tan importante es denunciar los hechos propios de este proceso como el combate ideológico, y comprender que sin la organización obrera, sin el sindicato de clase la Coordinadora Sindical de Clase- en torno al cual organizarse para defender los derechos económicos de los trabajadores y sin el partido del proletariado el Partido Comunista Obrero Español- con el que desarrollar la lucha ideológica y la toma del poder político el capitalismo seguirá avanzando, a mayor o menor ritmo, y machacando con su avance a nuestra clase.

 

¡Contra el avance del capital! ¡Por la organización obrera!

¡Por el sindicalismo de clase y combativo!

¡Por el Socialismo!

 

Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español de Madrid

 
 

No es desconocido que en España sufrimos una ola dramática de heroinomanía allá por los 80 y los 90, coincidiendo con una época clave para el asentamiento del Estado monárquico-burgués, de clara raigambre fascista en el que residimos. La heroína corrió principalmente por los barrios y periferias de Barcelona, Madrid y Euskadi, que no casualmente fueron focos de resistencia contra la farsa de la Transición, especialmente en el caso de los vascos. En contrapartida, apenas se dio la misma drogadicción en zonas tradicionalmente conservadoras y poco industrializadas como Burgos. Sin embargo, esta ola de drogadicción no llueve del cielo, ni nace aleatoriamente, sino que cuenta con el interés y complicidad necesarios por parte del Estado burgués, en tanto que instrumento para adormecer al proletariado y someterlo a los intereses de la burguesía. Por ello no es coincidencia que en aquellos tiempos se destapara el rol clave de la Guardia Civil en la distribución de la sustancia adictiva, tal y como constató la Policía local de Arrasate, no sólo en el País Vasco y comunidades de mayor tradición reivindicativa, sino a lo largo y ancho del Estado.

 

Si aquel era un contexto de potenciales reivindicaciones contra un Estado impuesto por las élites franquistas (con la complicidad de todos los reformistas, incluido el PCE de Carrillo; no lo olvidemos), no es para nada sorpresivo que en un contexto de cada vez mayor desigualdad y miseria para la clase obrera como es el actual, nos encontremos con noticias como el rebrotamiento de la herína en Barcelona, aparentemente con una red de “narcopisos” y un precio del producto más económico (probablemente por la adulteración de éste) que parece dar a entender que no hablamos de una mera anécdota, sino de un flujo consolidado de droga en diversas zonas de la capital catalana, como Raval i Sant Adrià.

 

El Estado capitalista es cómplice y actor necesario para que fluya el narcotráfico

 

El fin que persigue de facto (que no sobre el papel, pues en la teoría hay una “lucha contra el narcotráfico”) el Estado al dar rienda suelta a estas dinámicas, además del negocio que implica, no es otro que el de poner esta droga destructora de la psique (y con ello de cualquier cosa que se parezca a una actitud revolucionaria) a fluir por los barrios proletarios, pues la heroína esclaviza al que la consume hasta, lamentablemente, acabar con él en múltiples ocasiones, finiquitando las posibilidades de organización contra el Estado burgués, como ya pudimos ver en nuestros territorios a finales del siglo XX

 

Podemos ver los mismos patrones en otros países como el es caso de Estados Unidos, la primera potencia mundial del mundo capitalista, donde se han registrado en 2015 casi 13.000 muertos por sobredosis de heroína, suponiendo un aumento del 328% respecto a 2010.

 

Sin embargo y a pesar de que la drogadicción puede parecer un fenómeno planetario, la apología del consumo de las drogas como algo desenfadado es un elemento típicamente capitalista, como analiza Eliseo Bayo en su libro “Descubro y acuso”. Además, sabemos que los estados socialistas siempre se han opuesto tanto al narcotráfico como al consumo de drogas por recreo, llegando al punto de que las mafias de Moscú y Leningrado jamás pudieron abordar este negocio criminal hasta la caída de la Unión Soviética.

 

Es el Socialismo, pues, condición sine qua non para acabar con el narcotráfico de una vez por todas.

 

La complicidad de parte de la intelectualidad con las drogas

 

Decía el profesor y alcalde de Madrid Tierno Galván, allá por 1984, “el que no esté colocado, que se coloque y, ¡al loro!” y  “queremos que Madrid sea una ciudad viva”, entre otras frases que quedaron en la hemeroteca y que ponen de manifiesto la trivialidad con la que ha sido enfocada por parte de la intelectualidad de la mal llamada izquierda el uso de las drogas, incluso en épocas críticas para el proletariado español en relación a ese tema como fueron los 80. Se nos muestra el uso de las drogas como un elemento de ocio y de liberación (el mismo Pablo Iglesias considera razonable la legalización de la marihuana, por poner un ejemplo reciente), llegando a verse como contrarrevolucionaria la lucha contra éstas, como algo de mentes “cerradas”. Por lo tanto, son cómplices de la desgracia que representa la droga para la clase obrera española, a la que arengan a alejarse de la realidad a través de sustancias químicas, realidad que se debe combatir desde hace mucho tiempo, pues el capitalismo no ofrece a la clase obrera otra cosa más que una vida de explotación (si es que nos dejan siquiera eso, dado que cada vez desecha más mano de obra al ejército de reserva y paga peor a la que puede trabajar), miseria, enfermedades y, en general, la pérdida del control efectivo de nuestra propia vida en el largo plazo, cuando no en el corto, puesto que no puedes saber si el sistema te va a necesitar el día de mañana o si pasarás a formar parte de la reserva de forma perpetua, en función de cuáles sean los intereses de la burguesía en el futuro.

 

Desde el Partido Comunista Obrero Español y desde su Comité Nacional en Catalunya, el Partit Comunista Obrer de Catalunya, denunciamos el avance del flujo de la heroína en Barcelona y su Área Metropolitana, así como la complicidad necesaria del Estado capitalista español, del que ya pudimos comprobar hace varias décadas que no le tiembla la mano a la hora de usar a sus propios funcionarios para exterminar a sus habitantes, con el fin de calmar posibles reivindicaciones ante un contexto de desigualdad y fascistización del aparato estatal in crescendo. De igual manera, apelando a la historia de ayer y de hoy, reivindicamos la necesidad del Socialismo como única vía para frenar la sangría que suponen las drogas en nuestro país y en el mundo.

 

¡Contra el Estado capitalista, cómplice del narcotráfico!

¡Por la emancipación de la clase obrera!

¡Por el Socialismo!

 

Secretaría de Agitación y Propaganda del P.C.O.C.

 

El anuncio del presidente de EEUU, Donald Trump, reconociendo a Jerusalén como capital del estado sionista de Israel significa un nuevo y violento ataque del imperialismo criminal contra el pueblo palestino.
 
El ansia genocida del sionismo, sustentada y alimentada por el imperialismo norteamericano, no conoce límites. El asesinato de miles de palestinos supone para ellos, tan solo, una parte más de la eliminación total del pueblo palestino, que es su objetivo último. La alianza sionista-imperialista se observa claramente con esta aberración anunciada por el engendro del capital que tiene EEUU por presidente, dando carta blanca a Israel para nuevos ataques hacia Palestina y su capital, Jerusalén, saltándose de nuevo todas las leyes internacionales.
 
Una decisión que no respeta ni tan siquiera el derecho internacional impuesto por el imperialismo dominante. El propio Raed Jarrar, director de Trabajo de Incidencia de Amnistía Internacional de Estados Unidos sobre Oriente Medio, declara queExiste un consenso internacional, con resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, sobre la ilegalidad de la anexión de Jerusalén Oriental por parte de Israel. Con esta decisión, Estados Unidos viola sus propias obligaciones internacionales de no reconocer una situación ilegal ni contribuir a ella y de garantizar que se respetan los Convenios de Ginebra. Ningún país del mundo reconoce la anexión de Jerusalén Oriental, lo que convierte en sumamente inquietante la decisión de otorgarle el reconocimiento. Esta decisión no sólo contribuye a socavar el Estado de derecho internacional, sino que demuestra además un total desprecio hacia la violaciones de derechos humanos masivas que la población palestina está sufriendo a causa de las políticas de anexión israelíes”.
 
Al imperialismo y sus aliados, como lo es el sionismo, se les queda estrecho el marco legal creado por ellos mismos en su afán de explotación y masacre al pueblo trabajador. Palestina es un ejemplo bien nítido de esto y, además, pone de relieve que la contradicción fundamental que rige hoy en el mundo es entre imperialismo y socialismo, es decir, entre la aspiración máxima de los monopolios(el exterminio de los pueblos, la guerra y la acumulación del capital a costa de los trabajadores) en contra de la aspiración máxima de los trabajadores del mundo(el trabajo, la vida digna y la paz entre los pueblos).
 
El Partido Comunista Obrero Español denuncia y condena esta brutal agresión del imperialismo norteamericano contra el pueblo palestino, a la vez que exigimos la retirada de los colonos judíos que arbitrariamente transgredieron los límites de las fronteras de 1967, la demolición del muro de separación(‘Il yidaar il fasel’) construido por Israel que expresa su carácter invasor, así como la liberación de los presos palestinos, la retirada del ejército israelí de los territorios ocupados y el cese inmediato del bloqueo impuesto a los palestinos en Cisjordania y en la Franja de Gaza. Desde el PCOE nos solidarizamos, como siempre hemos hecho, con la legítima lucha del pueblo palestino por sus derechos.
 

¡CONTRA EL IMPERIALISMO INVASOR!

¡VIVA LA LUCHA DEL PUEBLO PALESTINO!

 
D. García- Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista Obrero Español(PCOE)

El entreguismo de la socialdemocracia a las políticas de la burguesía no tiene fin. Syriza pretende, en un nuevo acto absolutamente vergonzoso y miserable, atajar uno de los mayores problemas que le afectan a la burguesía, como clase dominante en Grecia, y especialmente al Gobierno de Tsipras, como ejecutor que es-ya abiertamente- de las políticas de la clase enemiga del pueblo trabajador: la huelga.

 

Dos años de Gobierno de Syriza han sobrado para comprobar como el discurso progresista de la socialdemocracia salvadora de las políticas antiobreras de la Unión Europea era tan solo una cortina de humo y una pantomima con la que intentar engañar a los trabajadores griegos. La realidad se ha impuesto con tantas actuaciones contra la clase obrera del país heleno que cuesta enumerarlos todos: el referéndum vergonzante, la ratificación del más brutal de los memorándum antiobreros y antipopulares dictado por el imperialismo europeo, la aplicación a rajatabla del mismo, la bochornosa venta del país a los monopolios internacionales, el ataque frontal y salvaje a los salarios, a la educación y sanidad públicas, a las pensiones y a la seguridad social…

 

El pueblo griego ha sufrido inmisericordemente las consecuencias de las políticas burguesas aplicadas por la socialdemocracia de Alexis Tsipras:  En la Grecia capitalista de hoy casi la mitad de la población no recibe atención médica y hay un aumento vertiginoso de pacientes con SIDA, tuberculosis,  enfermedades mentales, suicidios e incluso de la malaria. Los hospitales públicos cobran por atender y hay miles de niños sin vacunar o enfermos que mueren por no poder pagar un tratamiento médico por ejemplo contra el cáncer.

 

En la Grecia capitalista de hoy los hijos de los trabajadores ven su infancia quebrada porque son separados de sus padres por cuestiones económicas. El 40% de los niños griegos son pobres(porque sus padres lo son) y los casos de niños sin familia se han duplicado en los últimos años. En la cuna de la democracia clasista europea una generación de jóvenes es desperdiciada(el 52% de los jóvenes no tienen trabajo) y a los mayores se les niega un retiro en paz (el 45% de los jubilados son pobres).

 

Los trabajadores griegos, desencantados con la socialdemocracia capitalista de Syriza, han hecho uso de su legítimo derecho a huelga-que tanta sangre costó a nuestros hermanos de clase en el pasado- con 6 huelgas generales desde que el actual Gobierno está en el ejecutivo y otras tantas huelgas sectoriales ante el bestial ataque sufrido. La respuesta del lacayo Tsipras, por orden de los monopolios en Grecia y Europa, ha sido la represión policial y el intento de recortar el derecho a huelga, que tanto daña a los capitalistas.

 

Esto es lo que podemos esperar los trabajadores del mundo entero del capitalismo y su pata izquierda, la socialdemocracia: más explotación, más recortes de derechos, más pobreza y una vida más miserable. El Partido Comunista Obrero Español denuncia las políticas antiobreras y criminales aplicadas por el despreciable presidente del Gobierno heleno, Alexis Tsipras, a petición de la burguesía nacional e internacional, y apoyamos la lucha de la clase obrera de nuestros hermanos en Grecia en la defensa de sus derechos. Sólo el Socialismo nos librará de este sistema corrupto y criminal que es el capitalismo y nos permitirá tener a los trabajadores una democracia real y una vida digna.
 

¡Socialismo o Barbarie!

 

D. García- Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista Obrero Español(PCOE)

 

La ley que regula la prestación de servicios postales en España, la ley 43/2010, de 30 de diciembre, del servicio postal universal, de los derechos de los usuarios y del mercado postal, conocida como ‘Ley postal’, dice en su artículo 8:

 

"Los usuarios tendrán derecho a la prestación de un servicio postal universal de calidad prestado de forma permanente, en todo el territorio nacional y a precios asequibles. El alcance y la prestación efectiva del servicio postal universal deberán responder a los principios de cohesión social y territorial, continuidad, eficacia y eficiencia en el servicio, y deberá adecuarse permanentemente a las condiciones técnicas, económicas, sociales y territoriales y a las necesidades de los usuarios, en particular en materia de densidad de puntos de acceso y de accesibilidad a los mismos, sin menoscabo de su calidad."

 

El Grupo Correos, como consecuencia de la insuficiencia de personal en todas la áreas, incumple de manera sistemática este artículo de varias maneras:

 

- No se presta el servicio de entrega los cinco días laborales. Toda la prioridad es para la paquetería, quedando miles de envíos ordinarios amontonados en casilleros de secciones que no tienen cartero asignado.

 

- De esta manera existe una discriminación por razón de la condición económica (y por tanto social), pues sólo se garantiza la entrega diaria a aquellos que pueden pagar los productos más caros, como los urgentes. Aquellos que por razones económicas necesitan de un Servicio Postal Universal no se les garantiza que cartas importantes como las citas de médicos, facturas de la luz, el agua, el gas, el teléfono... se les entregue diariamente.

 

- En cuanto a la calidad, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia afirma en su último informe: "En el caso de los plazos medios de entrega tanto de la carta ordinaria como del paquete postal nacional, los resultados confirman la tendencia al empeoramiento en la calidad de los servicios que ofrece Correos en el ámbito del SPU".

 

Pero es que el dueño de Correos es el Estado español, ya que a pesar de ser Sociedad Anónima todo el capital es suyo. Por lo que podemos decir que el Estado español está incumpliendo la Ley Postal.

 

Ante estos incumplimientos de la Ley, en este caso la del derecho a un servicio postal universal, como lo son las Leyes del derecho al trabajo, a una vivienda digna, a una sanidad y educación gratuitas y de calidad reflejados en la sacrosanta Constitución del 78, el Estado español no muestra la firmeza que ha mostrado en Catalunya imponiendo el ‘Imperio de la ley’ para defender el ‘interés general’, dicen. Lo cual ha derivado en la práctica en un estado de excepción al intervenir al Govern catalán, interviniendo imprentas privadas, expropiando carteles y papeletas de votos, tomando el control de los presupuestos de dicho Govern, enviando allí a todas las fuerzas de seguridad del Estado, llamando a declarar por "desobediencia ante el juez a jóvenes que han creado alguna web relacionada con el Referéndum", intentando impedir sin éxito el ejercicio democrático del voto el 1 de Octubre con toda la represión y violencia que caracterizan a un Estado que impone los intereses de una minoría, la oligarquía financiera, sobre la mayoría, el pueblo trabajador, metiendo en prisión a activistas independentistas y finalmente encarcelando a parte del Govern amparándose en el artículo 155 de una constitución que en materia de derechos sociales pisotean cada día.

 

 

Comité Provincial de Sevilla del Partido Comunista Obrero Español

 

Reproducimos el comunicado de los camaradas del Partido Guatemalteco del Trabajo:

CONDENAMOS EL FRAUDE ELECTORAL EN HONDURAS

La hermana república de Honduras ha sido históricamente un enclave estadounidense para controlar la región centroamericana y El Caribe. Allí se encuentran varias bases militares del imperio, entre ellas la de Palmerola, la más grande y sofisticada de la región, y están proyectadas otras que persiguen el control de recursos naturales estratégicos, ser punta de playa para controlar Latinoamérica y eventualmente agredir militarmente a países como Venezuela y Nicaragua.

Honduras es una colonia de Estados Unidos. Su importancia radica en los intereses económicos que tienen empresas estadounidenses y por la posición estratégica como “portaviones” y como parte del Plan de Alianza de la Prosperidad del Triángulo Norte, que integran la estrategia imperial para consolidar a nuestros países como protectorados bajo su dominio.

En las elecciones presidenciales del domingo 26 de noviembre, el candidato opositor Salvador Nasralla, postulado por la Alianza de Oposición contra la Dictadura, ganó al candidato ilegal y oficialista Juan Orlando Hernández. Este resultado ocurre a pesar que el sistema político electoral y las elecciones en ese país, como en Guatemala, son una maniobra de la oligarquía para garantizar su continuidad en el control del Estado, aparentando el juego democrático.

Los primero resultados del domingo daban como vencedor a Salvador Nasralla, con la suficiente ventaja y tendencia para que no ocurrieran cambios sustanciales. Sin embargo, inmediatamente la oligarquía y la embajada gringa pusieron en marcha un descarado plan de fraude. Sospechosamente, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) detiene el recuento para dar tiempo a la concreción material del fraude con la sustitución de votos y actas. Sólo después el TSE empieza a dar nuevos resultados en los cuales simula un aventajamiento del actual presidente para intentar declararlo ganador.

Este fraude pisotea la dignidad del pueblo hondureño y provocó que éste saliera a protestar masivamente en las calles de todo el país. La respuesta del gobierno de Juan Orlando Hernández, con el aval de la Embajada yanqui, fue sacar al ejército y la policía para reprimir al pueblo, provocando heridas y muertes contra ciudadanos indignados. La represión es el intento fallido por disolver la rebelión popular en marcha.

Los comunistas de Guatemala condenamos enérgicamente estas maniobras fraudulentas y denunciamos con nuestra mayor indignación la represión a la que está siendo sometido al pueblo hondureño.

Condenamos a la oligarquía hondureña, la casta militar y al imperio estadounidense que fraguaron este fraude. Asimismo, la acción cómplice de la OEA y la Unión Europea, y de los distintos países que como Guatemala, en lugar de condenar el fraude y la represión, están avalando la maniobra para eternizar al actual presidente en el poder del Estado y siendo cómplices de un hecho que reedita el golpe de Estado de 2009 contra el entonces presidente constitucional Manuel Zelaya.

Nos solidarizamos con el Pueblo Hondureño y condenamos el fraude electoral para consolidar la dictadura.

¡Por una Centroamérica libre de la injerencia yanqui!

¡Contra el fraude y la dictadura en Honduras!

Partido Guatemalteco del Trabajo

¡Por Guatemala, la Revolución y el Socialismo!

El fraude electoral en Honduras en perjuicio del candidatode la Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla, ha provocado la indignación del pueblo hondureño, que ha salido a la calle a protestar por este ataque a su decisión. La respuesta del Gobierno, que es la respuesta del imperialismo, es el decreto del estado de excepción y el asesinato de al menos 7 personas, entre ellos un adolescente de 14 años, a manos de la policía militar.
 
Honduras es un país atacado continuamente por el imperialismo, que lo ha convertido en una gran base de operaciones geoestratégicas de Estados Unidos, en unprotectorado” de los intereses militares imperialistas en el continente americano. El golpe de estado a Manuel Zelaya en 2009 lo dejó patente. Ahora, con este fraude electoral lo vuelve a demostrar.
 
Los intereses económicos estadounidenses allí, además, son enormes: la red internacional de carreteras mesoamericanas -un corredor logístico de dominación conocido por sus patrocinadores como Burbuja”, en la facilitación comercial de mercancías sobre todo de empresas transnacionales-, los megaproyectos turísticos como el de Bahía Tela, el Programa Mesoamericano de Biocombustibles, etc.
 
El imperialismo defiende sus intereses económicos y militares a sangre y fuego, por encima de los pueblos y su dignidad, y no permitirá de ningún modo la entrada en el Gobierno de Honduras a nadie que no proteja con todo celo estos intereses. No hablamos, por supuesto, de un gobernante que defienda los intereses de la clase trabajadora, sino que ni tan siquiera puede optar al Gobierno hondureño quien no siga todas y cada una de las directrices imperialistas y que no se posicione claramente con la militarización, la explotación y el expolio del pueblo trabajador.
 
Desde el Partido Comunista Obrero Español, denunciamos el ataque criminal del imperialismo al pueblo hondureño y nos solidarizamos con su lucha contra el imperialismo y por el respeto de sus decisiones. Además, hacemos un llamamiento a los trabajadores hondureños a organizarse políticamente en el Partido de nuevo tipo leninista de vanguardia, único capaz de organizar la revolución para superar el capitalismo opresor y criminal que hoy sufrimos los trabajadores del mundo y construir el Socialismo.
 

¡Abajo el imperialismo criminal!

¡Por el Socialismo!

 
D. García  - Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista Obrero Español  (PCOE)

El Partido Comunista Obrero Español en Madrid quiere explicar a la clase obrera de la capital y del resto del Estado los tristes acontecimientos de ayer en el barrio de Aluche. La jornada de acción propagandística de ayer sirvió a la organización de Madrid para comprobar que los capitalistas y sus cuerpos represores no respetan ya ni sus propias leyes y que quienes se autodenominan “comunistas” -y, recientemente marxistas leninistas mediante enmiendas- son los que más odio destilan contra el PCOE.

A los pocos minutos de comenzar el reparto de octavillas en la Plaza de Aluche, un policía municipal se acercó a uno de los camaradas que realizaba esta tarea y le ordenó que se retirase “porque el reparto de octavillas está prohibido en la vía publica". Sabedores de las prácticas abusivas de los cuerpos represores, del odio de la policía municipal en concreto a los comunistas -e incluso a los simplemente reformistas- y de la ideología nazi que profesan varios de sus miembros, los camaradas decidimos retirarnos para evitar ser acusados de desórdenes públicos y perder nuestra propaganda (no sería la primera vez), y poder así continuar con la jornada en otra zona del barrio.

El artículo 1, apartado 3, de la Ordenanza Reguladora de la Publicidad Exterior deja muy claro que no están sujetas a esta Ordenanza las actividades que carezcan de naturaleza publicitaria de conformidad con lo dispuesto en el artículo 2 de la ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de Publicidad, cuando se efectúen en vía pública por entidades sin ánimo de lucro, partidos políticos y otras entidades vecinales y asociativas para informar, difundir y promocionar sus actos propios de carácter social, político, cultural, de participación ciudadana, de fomento de valores cívicos y conductas humanitarias, de concienciación y sensibilización social y similares.

Nos cuesta mucho trabajo pensar que la Policía Municipal desconoce esta ordenanza. El propósito de nuestra acción en la jornada de ayer es mostrar la buena fe que ellos no tienen y aclarar lo sucedido con los máximos responsables institucionales: Esther Gómez Morante, Concejala Presidenta del Distrito de Latina y José Javier Barbero Gutiérrez, Vicepresidente de la Junta Municipal de Distrito de Latina y titular del Área de Gobierno de Salud, Seguridad y Emergencias, para dejar bien claro que no vamos a permitir más represión contra nuestro Partido y que la próxima vez no nos retiraremos, sean cuales sean las consecuencias. 

Queda claro que los capitalistas y sus cuerpos represores no cumplen ni sus propias leyes con tal de impedirnos a los comunistas desarrollar nuestro trabajo. Pero no son los únicos que nos ponen piedras en el camino. Mención aparte merece la Unión de Juventudes Comunistas de España, que se dedica a arrancar nuestros carteles y pegar sus pegatinas encima, utilizando tácticas sucias y rastreras para impedir que las organizaciones que sí son marxistas-leninistas puedan desarrollar su trabajo político de propaganda. 

Si esta es la juventud del PCE, de la que se presupone mayor integridad y honradez precisamente por su menor experiencia en las prácticas corruptas, ahora entendemos perfectamente el carácter gangsteriano de los cuadros que salen de allí -cuyo máximo exponente es Santiago Carrillo- y podemos comprender la clase de partido podrido y putrefacto que es el PCE, totalmente vendido al imperialismo asesino y enemigo de la clase obrera desde hace años.

El Partido Comunista Obrero Español denuncia todas las tácticas de acoso y derribo que se están realizando contra nosotros desde el Ayuntamiento -vetando nuestros actos y Conferencias-, desde los cuerpos represores estatales y locales y desde aquellas organizaciones cuya única aspiración es mantener a la clase obrera en los límites del capitalismo criminal a cambio de prebendas para sus miembros. ¡No conseguirán frenar el avance del pueblo y su vanguardia con sus sucias y miserables artimañas!

 

¡Viva el PCOE!

¡Viva la revolución!

¡Por el Socialismo!

Comité Local del Partido Comunista Obrero Español en Madrid

En el Día Internacional de Solidaridad con el pueblo de Palestina, el Partido Comunista Obrero Español quiere mostrar todo su respaldo, apoyo y solidaridad con el pueblo palestino y su justa lucha de una patria independiente, aspiración legítima que hoy le niega el criminal Estado de Israel, apoyado por el imperialismo norteamericano y europeo.
 
Asimismo, denunciamos a las instituciones burguesas internacionales, como la OTAN o la Unión Europea, que son quienes sustentan la política genocida de Israel contra los palestinos mientras hacen resoluciones engañosas, que sólo son papel mojado, reconociendo este miserable ataque para maquillar su apoyo a este crimen. Nada puede esperar el pueblo trabajador de la burguesía criminal y del imperialismo salvo muerte y miseria .
 
Exigimos justicia con el pueblo palestino, la retirada de los colonos judíos que arbitrariamente transgredieron los límites de las fronteras de 1967. Exigimos también la demolición del muro de separación (‘Il yidaar il fasel’) construido por Israel que expresa su carácter invasor, así como la liberación de los presos palestinos, la retirada del ejército israelí de los territorios ocupados y el cese inmediato del bloqueo impuesto a los palestinos en Cisjordania y en la Franja de Gaza.
 

¡CONTRA EL IMPERIALISMO INVASOR!

¡VIVA LA LUCHA DEL PUEBLO PALESTINO!

 
Secretaría de Relaciones Internacionales del Partido Comunista Obrero Español  (PCOE)

Hace unos días, la página web del Ministerio del Interior abrió un apartado en la misma para “denunciar los delitos de odio producidos en Cataluñay “proteger a las víctimas.

El Ministerio del Interior, el mismo que conspiraba contra el pueblo de Cataluña y que le decía al Jefe de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, a través del Ministro del Interior, “esto la Fiscalía te lo afina, hacemos una gestión…y que reconocía que “les hemos destrozado el sistema sanitario, les hemos acusado…, el que dirigió el dispositivo de las fuerzas de represión del Estado por el que desde el mes de septiembre se ha empleado la represión más descarnada contra el pueblo catalán, por su único delito a expresarse democráticamente en un referéndum para su autodeterminación, es el que ahora pretende hacer descender a la máxima indignidad a una parte del pueblo catalán convirtiéndolo en chivato de otra parte bajo el pretexto de combatir los delitos de odio, cuando realmente lo que pretende es perseguir ideológicamente a todo aquél que cuestione los pilares de este Estado, heredero del franquismo.

Los reaccionarios del Gobierno, corruptos hasta el tuétano y que han robado hasta la extenuación, son los mismos que vilipendian con impunidad absoluta a los familiares de los centenares de miles de asesinados por el franquismo que siguen desaparecidos y que yacen en las cunetas, no dudando en señalar, como hace el fascista Hernando, que “los familiares de las víctimas del franquismo se acuerdan de desenterrar a su padre sólo cuando hay subvenciones”. De igual manera, el Ministro del Interior Zoido cuando fue alcalde de Sevilla no dudó en regar económicamente con dinero público mediante subvenciones a todo el conglomerado fascista hispalense, por no hablar de todas las ayudas que el Estado otorga a diversas fundaciones fascistas españolas. A todo ello hay que añadir el odio visceral que profesan por la clase obrera y su esencia anticomunista, elemento que une a la izquierda y derecha de este sistema putrefacto en la defensa del Estado burgués.

El Estado está en bancarrota, quebrado económicamente como consecuencia de una deuda impagable. La depauperación de las condiciones de vida de la clase obrera cada día es mayor, negando el capitalismo monopolista unas condiciones materiales medianamente dignas a una parte cada vez mayor del pueblo. Por ello, al Estado español no le queda otra escapatoria que la de abandonar la democracia burguesa como forma de dominación de clase de la burguesía, avanzando a marchas forzadas hacia el fascismo, dictadura terrorista abierta donde se persigue y encarcela a todo aquel que cuestione ideológica y políticamente el poder del capital, ya sea desde el campocomunista, independentista, sindicalista, etc. Es esta la razón por la que a la jauría fascista actualmente el Estado le otorga la impunidad absoluta ante las agresiones contra el Pueblo o, incluso, contra representantes de la burguesía periférica, como se comprueba en la decisión del Tribunal Constitucional en relación con el ataque a la librería Blanquerna, pues este órgano ha impedido que entren en la cárcel los fascistas que la asaltaron.

Es la burguesía, instalada en la reacción, y su Estado, instrumento de opresión criminal contra el pueblo trabajador, los que permanentemente aplican un odio extremo contra las clases populares, a las que someten, reprimen y niegan una vida plena. El desarrollo del capitalismo monopolista únicamente puede acentuar la reacción, siendo vital acabar de una vez por todas con este sistema de explotación. ¿Revolución o contrarrevolución? Ahí se encuentra la línea divisoria entre el progreso humano y la barbarie. En el bando revolucionario nos encontrarán a nosotros, es decir, a la verdadera izquierda; en cambio, en el otro bando se sitúan los enemigos de la clase obrera y del pueblo trabajador, desde los fascistas hasta la falsa izquierda, hegemonizada por Podemos e IU-PCE, pues todas esas varillas que conforman el abanico político servil al Estado convergen en una única idea: la necesidad que tiene la clase dominante de perpetuar un sistema que lleva el fascismo en sus entrañas.

¡SOCIALISMO O BARBARIE!

COMISIÓN DE AGITACIÓN Y PROPAGANDA DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)