Martes, 23 Mayo 2017
A+ R A-

El Partido Comunista Obrero Español saluda a la lucha de los estibadores de los puertos españoles, y los acompaña en sus reivindicaciones contra la agresión, tanto laboral como ideológica, que están recibiendo por parte del capital monopolista, cuya faz más visible es el grupo usurero JP MORGAN, y por parte de los medios de comunicación propiedad de estos monopolios.

Estamos viendo como los obreros, los trabajadores en general, no tenemos los mismos intereses que los capitalistas. Estos, que se lucran con el producto de nuestra fuerza de trabajo, no dudarán en exprimir más y más a los trabajadores para aumentar sus tasas de ganancia. Para ellos sólo somos, pues, un instrumento para el beneficio.

Asimismo, queda demostrado que no se puede confiar en los partidos políticos de la burguesía. Estos, pese a la complacencia con los estibadores para salir de la foto, defenderán los intereses de las clases sociales a las que representan, quienes les dan de comer, y ello se ha visto con claridad en la aprobación del decreto del Gobierno de la Corrupción. Se confirma que el Estado es el instrumento que sirve a los intereses de los monopolios, promulgando leyes que van en defensa de esos intereses. Como vemos, es una cuestión de lucha de clases.

Tenemos que añadir el papel de la prensa propiedad de los capitalistas, sus voceros, que no dudan en criminalizar y difamar a todo trabajador que ose reclamar lo que es suyo. En ese sentido, difunden el mantra de que los estibadores son un sector privilegiado, cuando lo cierto es que todo obrero cobra menos de lo que produce. Los privilegiados son aquellos, como por ejemplo JP MORGAN, que se lucran desde sus lujosos sillones.

Por tanto, hemos visto que el Estado burgués es el garante de los intereses del capital monopolista, y que los políticos al servicio de los monopolios – corruptos hasta el tuétano -  defienden los intereses de estos, y como se comprueba la saña y el odio de clase con el que los burgueses atacan a los trabajadores en lucha, lo que nos lleva a concluir que la lucha debe ser política e ideológica, a la misma vez que económica, plasmada esta en la Huelga de estibadores que el PCOE apoya.

Sólo desde esta lucha política, ideológica y económica podremos poner fin a las rapaces intenciones de monopolios como JP MORGAN, de las empresas de la estiba, y del mismo capitalismo que sustenta toda esta vorágine antiobrera y criminal.

Es momento de unir todas las luchas de los distintos sectores de  la clase trabajadora en una única lucha de clase contra la burguesía y su sistema capitalista conformando un Frente Único del Pueblo por la consecución de la Democracia de los trabajadores y del Socialismo, única vía posible para la resolución de todos los problemas que tiene el Pueblo Trabajador.

¡POR LA HUELGA GENERAL POLÍTICA!

¡SOCIALISMO O BARBARIE!

 

COMISIÓN DE AGITACIÓN Y PROPAGANDA DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)

El nuevo partido que surge en Catalunya, en el que confluyen ICV, EUiA y la Barcelona en Comú de Colau, los “comunes” aunque nace del desacuerdo con Podemos, no deja de ser la misma basura socialdemócrata que, a lo largo de la historia, sigue demostrando una y otra vez, como si del día de la marmota se tratara, que no son mas que la pata izquierda del régimen reaccionario burgués. Los mismos que llevan décadas engañando y manipulando a la clase obrera con promesas de conciliación con sus amos capitalistas, que les pagan con una poltrona en las instituciones de esta democracia burguesa, cada día más reaccionaria, heredera del franquismo.

A las pruebas nos remitimos, por ejemplo, la ley sobre vivienda que introdujo en el Parlament de Catalunya la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), la Alianza contra la Pobreza Energética (APE) y el Observatori DESC (ONG dependiente de la ONU) a través de una iniciativa legislativa popular (ILP) único método, no vinculante, que tiene el pueblo de participar en la democracia burguesa. Pues bien, como no podría ser de otra manera y como ya predijimos en este comunicado,  la ley fue suspendida por el PP, en lo que respecta a los artículos sobre vivienda, el 29 abril de 2016. O también la jugarreta que les hizo a los trabajadores de Telefónica-Movistar, ese abrazo solidario que les dio durante su ocupación de la central de Portal del Ángel en Barcelona, resulta que sólo era una puñalada por la espalda, ya que en cuanto llegó a ser la alcaldesa de Barcelona, renovaba el contrato con la multinacional Telefónica valorado en 3,2 millones de euros para el monopolio de las telecomunicaciones, contradiciendo las promesas hechas a los huelguistas mientras era candidata a la alcaldía. Por no hablar de la huelga de TMB, que según ella era muy desproporcionada. Sin dejar de mencionar al resto de partidos que confluyen en este, los ya desaparecidos ICV y EUIA, que ya sabemos de sobra de que pie cojean y que ahora se esconden tras este nuevo engendro de la pequeña burguesía, para continuar traicionando a la clase obrera.

Una vez más se repite la historia, pues solo hace falta una visita a la hemeroteca para ver que este “hito histórico” que es la ley 24/2015, no es mas que otra concesión de la burguesía, para el que quiera darse perfecta cuenta de que esas pequeñas victorias no son más que legitimaciones al poder establecido en el estado reaccionario español, pues de él salen esas prebendas, esas pequeñas ofrendas que no son más que migajas, las cuales, normalmente, duran unos años hasta que la memoria desaparece. Pero esta vez no han esperado tanto, solo hasta que se celebraron las elecciones y justo antes de que se acabara el plazo para recurrirla ant

e el tribunal constitucional. Prueba inequívoca de que se intensifican cada vez más los ataques contra la clase obrera.

Esto, unido a que las plataformas sociales y populares están controladas por partidos socialdemócratas, en el “mejor” de los casos, cuando no directamente por fascistas como fue el caso de la Marea Blanca de Sevilla , lleva continuamente a estos colectivos a darse contra el muro del capitalismo, pero sin ser conscientes de que, por muchos cabezazos que le den, jamás lograran abrir una brecha.

Desde que se constituyó el partido de la PAH, Guanyen Barcelona, esta plataforma esta controlada por este partido al servicio del capital y de la democracia burguesa, a través de la PAH Barcelona, que es de donde emanan todas las decisiones, rompiendo así esa “horizontalidad” y ese “apartidismo” de los que “presumen”, sin contar con el resto de PAHs, que son mera comparsa de esta, convirtiéndose así en el sindicato amarillo de la vivienda, con subvenciones para alguno de sus miembros liberados que reciben a través del Observatori DESC, con el mismo modus operandi que el resto de sindicatos vendeobreros (UGT, CCOO). Ya en el pasado, cuando era una plataforma “independiente”, siendo una iniciativa de un organismo controlado por la ONU, sus batallas eran escuetas y buscando objetivos mínimos para que fueran de la aceptación masiva popular, ahora ya las reivindicaciones y las movilizaciones cada vez son menos. Describimos más extensamente este caso, dado que el PCOC participa activamente en esta plataforma, pero esto se da, y se ha dado, durante la historia en miles de ocasiones. Es el método que tiene su sistema para controlar a las masas, haciéndoles creer que se organizan para luchar por sus derechos pero omitiendo la lucha de clases, como siempre hacen estos partidos, jamás se llegará a nada. Solo con la organización en un Frente Único del Pueblo, que aglutine  las diferentes  luchas en una única lucha de clase contra la burguesía y el sistema capitalista y por la consecución del socialismo, se llegará a una democracia real, un estado de la masa proletaria, en el que los sometidos sean los que ahora nos explotan, cada vez con más intensidad.

El Partit Comunista Obrer de Catalunya continuará trabajando con la clase obrera, en los centros de trabajo, en los barrios, en la construcción de órganos de poder popular del proletariado, uniendo las luchas de los distintos sectores del proletariado en una única lucha contra el capitalismo, contra este sistema capitalista corrupto y podrido al que hay que mandar al estercolero de la historia.

Comité nacional del Partido Comunista Obrero de Catalunya. (PCOC)

RESPECTE AL NOU PARTIT SORGIT A CATALUNYA, “ELS COMUNS”

El nou partit que sorgeix a Catalunya, en què conflueixen ICV, EUiA i la Barcelona en Comú d’Ada Colau, els “comuns” tot i que neix del desacord amb Podem, no deixa de ser la porqueria socialdemòcrata que, al llarg de la història, segueix demostrant una vegada i una altra, com si del dia de la marmota es tractés, que no són més que la pota esquerra del règim reaccionari burgès. Els mateixos que dècades que enganyen i manipulen a la classe obrera amb promeses de conciliació amb els seus amos capitalistes, que els paguen amb una poltrona a les institucions d’aquesta democràcia burgesa, cada día més reaccionaria, hereva del franquisme.

A les proves ens remitim, per exemple, la llei sobre habitatge que va introduir al Parlament de Catalunya la Plataforma d’Afectats per la Hipoteca (PAH), l’Aliança contra la Pobresa Energètica (APE) i l’Observatori DESC (ONG dependent de l’ONU ) a través d’una iniciativa legislativa popular (ILP) únic mètode, no vinculant, que té el poble de participar en la democràcia burgesa. Doncs bé, com no podria ser d’una altra manera i com ja vam predir en aquest comunicat, la llei va ser suspesa pel PP, pel que fa als articles sobre habitatge, el 29 abril del 2016. O també la mala passada que els va fer als treballadors de Telefònica-Movistar, aquesta abraçada solidaria que els va donar durant la seva ocupació de la central de Portal de l’Àngel a Barcelona, resulta que només era una punyalada per l’esquena, ja que quan arriba a ser l’alcaldessa de Barcelona, va renova el contracte amb la multinacional Telefònica valorat en 3,2 milions d’euros per al monopoli de les telecomunicacions, contradient les promeses fetes als vaguistes mentre era candidata a l’alcaldia. Per no parlar de la vaga de TMB, que segons ella era molt desproporcionada.  Sense deixar d’esmentar a la resta de partits que conflueixen en aquest, els ja desapareguts ICV i EUiA, que ja sabem de sobres de quin peu coixegen i que ara s’amaguen darrere d’aquest nou engendrament de la petita burgesia, per continuar traint la classe obrera.

Un cop més es repeteix la història, ja que només cal una visita a l’hemeroteca per veure que aquesta “fita històrica” que és la llei 24/2015, no és més que una altra concessió de la burgesia, per al que vulgui donar-se perfecte compte que aquestes petites victòries no són més que legitimacions al poder establert en l’estat reaccionari espanyol, ja que d’ell surten aquestes prebendes, aquestes petites ofrenes que no són més que engrunes, les quals, normalment, duren uns anys fins que la memòria desapareix. Però aquesta vegada no han esperat tant, només fins que es van celebrar les eleccions i just abans que s’acabés el termini per recórrer-la davant el Tribunal Constitucional. Prova inequívoca que s’intensifiquen cada vegada més els atacs contra la classe obrera.

Això, unit al fet que les plataformes socials i populars estan controlades per partits socialdemòcrates, en el “millor” dels casos, quan no directament per feixistes com va ser el cas de la Marea Blanca de Sevilla , porta contínuament a aquests col·lectius a donar-se contra el mur del capitalisme, però sense ser conscients que, per molts cops de cap que li donin, mai aconseguissin obrir una bretxa.

Des de que es va constituir el “partit de la PAH”, Guanyen Barcelona, aquesta plataforma és controlada per aquest partit al servei del capital i de la democràcia burgesa, mitjançant  la PAH Barcelona, que és d’on emanen totes les decisions, trencant així aquesta “horitzontalitat” i aquest “apartidisme” dels que “presumeixen”, sense comptar amb la resta de PAHs, que són mera comparsa d’aquesta, convertint-se així en el sindicat groc de l’habitatge, amb subvencions per algun dels seus membres alliberats que reben per mitjà de l’Observatori DESC, amb el mateix modus operandi que la resta de sindicats traïdors (UGT, CCOO). Ja quan era una plataforma “independent”, sent una iniciativa d’un organisme controlat per l’ONU, les seves lluites eren concises i buscant objectius mínims perquè fossin de l’acceptació massiva popular, ara ja les reivindicacions i les mobilitzacions cada vegada són menys. Descrivim més extensament aquest cas perquè el PCOC participa activament en aquesta plataforma, però això succeeix, i s’ha donat, durant la història moltes vegades. És el mètode que té el seu sistema per controlar a les masses, fent-los creure que s’organitzen per lluitar pels seus drets, però ometent la lluita de classes, com sempre fan aquests partits, mai s’arribarà enlloc. Solament amb l’organització del poble treballador un un Front Únic del Poble, que aglutini les diferents lluites en una única lluita de classe contra la burgesía i el sistema capitalista i per la consecució del socialisme, s’arribarà a una democràcia reial, un estat de la massa proletària, en el que els sotmesos siguin el que ara son explotadors, cada vegada amb més intensitat.

El Partit Comunista Obrer de Catalunya continuarà treballant amb la classe obrera, en els centres de treball, als barris, en la construcció  d’òrgans de poder popular prol.letaris, afegint les lluites dels diferentes sectors de la societat que conformen el proletariat en una única lluita contra el capitalisme, contra aquest sistema capitalista corrupte i podrit al que hi ha que llençar al femer de la història.

Comitè nacional del Partit Comunista Obrer de Catalunya. (PCOC)

En un momento de máxima agudización de la lucha de clases a una escala mundial, bajo la falsa bandera de la autodefensa contra el "peligro comunista del Bloque del Este", durante los años de la guerra fría fue creado por las potencias imperialistas un sistema agresivo de bloques militares y de bases estratégicas. Todo ese sistema giraba alrededor de la Alianza Nordatlántica (OTAN), el brazo armado de los monopolios.

Tras el triunfo, por el momento, de la contrarrevolución y del completo colapso del revisionismo en el Bloque del Este, uno de los más influyentes voceros del Capitalismo, Francis Fukuyama, se atrevió a afirmar que la Historia se había acabado y que la única opción viable para el conjunto de naciones de la Tierra era la democracia burguesa, lo que se traduciría en el fin de la guerra y las revoluciones sangrientas.

Habiendo transcurrido poco más de veinte años, los sucesos posteriores muestran que la tesis defendida por Fukuyama, simplemente, se trató una burda y artera falsificación de la Historia. Y es que desde el año 1991 las guerras no han hecho sino recrudecerse e incrementarse a lo largo y ancho del globo como consecuencia directa del retroceso que sufrió el movimiento obrero internacional al imponerse la contrarrevolución en el Este y del desarrollo lógico de las contradicciones internas del sistema de dominación de la burguesía en su fase imperialista. A finales de 2014, existían 60 millones de desplazados forzosos por culpa de la guerra imperialista que desencadenan los monopolios de las distintas potencias y sus ejércitos en su búsqueda desesperada del control y acceso a los mercados y a los recursos minerales limitados.

En este contexto internacional, el Gobierno español ha anunciado que aumentará en unos 14.000 millones de euros el gasto en Defensa en los próximos siete años, hasta que alcance el 2% del PIB, ya que la OTAN fija esa cantidad para sus miembros. También, según fuentes del Ministerio de Defensa, que actualmente dirige María Dolores de Cospedal, se estudia la posibilidad de comprar una remesa de F-35, el cazabombardero más caro y más avanzado del mundo, que fabrica el oligopolio armamentístico estadounidense Lockheed Martín. El precio de cada F-35 oscila entre los 88,9 y los 115,4 millones de euros. Para que nos podamos hacer una idea cabal de la descomunal magnitud que adquieren estas cifras, basta con recordar a modo de ejemplo que, tal y como recogía el proyecto de los Presupuestos de Castilla-La Mancha para el ejercicio 2016, se dedicaría la paupérrima cifra de 230.000 euros en materia de reformas de centros de Infantil y Primaria.

Mientras han aplicado progresiva, y sistemáticamente, a lo largo de la crisis cíclica que atraviesa el capital recortes en materia social y leyes antiobreras y antipopulares con el fin de salvar la tasa de ganancia de los capitalistas por medio de sus políticos e instituciones, el Estado criminal español ha incrementado el gasto militar y su presencia en conflictos que no atañen a nuestro pueblo.

Todos estos hechos vienen a confirmar las palabras de Lenin cuando afirmaba que la burguesía imperialista está dispuesta a toda clase de ferocidades, crueldades y crímenes para defender la agonizante esclavitud capitalista. Lenin subrayó una y otra vez que, debido a sus rasgos económicos fundamentales, el imperialismo se caracteriza por un mínimo apego a la paz y a la libertad, por un desarrollo máximo del militarismo en todas partes. No advertir esto es rebajarse al nivel del más adocenado lacayo de la burguesía.

Los comunistas condenamos siempre las guerras entre los pueblos como algo brutal y bárbaro. Carlos Marx escribía que los crímenes cometidos por las clases reaccionarias señalaban a la clase obrera su obligación de conocer los secretos de la política internacional, de seguir la labor diplomática de sus gobiernos y, en caso necesario, oponerse a ella con todos los medios que tuviesen a su alcance.

www.rtve .es 1 706x361

Por ende, a nivel local y regional, denunciamos a Ganemos Albacete y a Podemos por presentarse ante el pueblo como la alternativa a los partidos tradicionales pero que, como buenas formaciones oportunistas que son, omiten en su discurso el peligro que conlleva para la población albergar en nuestro suelo una base otanista.

Asimismo, condenamos a aquellos partidos que formando parte de anteriores gobiernos municipales fueron cómplices en el traslado finalmente efectuado en el año 2009 de la Escuela de Perfeccionamiento de Pilotos de la OTAN (Tactical Leadership Program o TLP) a la base aérea de Los Llanos en Albacete desde Florennes en Bélgica. Esta escuela muestra la verdadera naturaleza imperialista y asesina de la OTAN, pues en ella se instruyen pilotos realizando maniobras de persecución y ataque que más tarde aplicarán sus conocimientos en guerras de saqueo de los monopolios.

El TLP de la OTAN realizará cuatro cursos de vuelo este año en Albacete. En ellos se emplearán aviones F-16, que cuentan con un depósito extra de hidracina como propulsor de un generador de emergencia. La hidracina es un compuesto químico altamente tóxico y peligrosamente inestable, por lo que cualquier contacto con el mismo supone un grave riesgo para la salud; es cancerígeno y puede producir lesiones en la piel o las vías respiratorias. La fábrica de la muerte atraviesa también nuestros cielos y se cierne sobre el llano y la población inocente que lo habita.

Ante la política de rapiña imperialista, el PCOE propone una política internacional basada en la no proliferación de armas; una política de paz, solidaridad y cooperación entre los pueblos, la cual está indisolublemente ligada a la lucha por el Socialismo que se inspira en el internacionalismo proletario como principio, en correspondencia al carácter socialista del poder de los trabajadores.

El PCOE ha sido siempre partidario, y sigue siendo, de la salida de España de la Unión Europea y de la OTAN y, por tanto, del regreso inmediato de las tropas españolas destacadas en países extranjeros cumpliendo misiones imperialistas.

La clase obrera determina hasta tal punto la marcha de la guerra que, contra su voluntad, es imposible hacerla. Estamos convencidos de que el pueblo trabajador español no se dejará engañar por las tretas y engaños de los políticos imperialistas, que sólo buscan utilizarlo para lograr sus funestos objetivos. Por todo ello, desde el PCOE en Albacete hacemos un llamamiento a la clase obrera de nuestro municipio y de nuestra región y a su juventud a desarrollar y fortalecer el Partido de vanguardia de su clase, el PCOE. Hay que unir todas las fuerzas populares bajo un programa común de transformaciones, a través de una organización disciplinada, y eso, por más vueltas que se le quieran dar, se llama FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO, que tendrá que ser orientado por la vanguardia ideológica del proletariado cuyo nombre es el PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL.

¡Muerte al imperialismo asesino!

COMITÉ LOCAL DE ALBACETE DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)

Albacete, a 14 de mayo de 2017

Los camaradas Aleksandr Batov, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista Obrero Ruso (PCOR), y P. M. Tipakov, Secretario del Comité Regional de Niszhny Novgorod del PCOR y del Rot Front (Frente Unido de los Trabajadores de Rusia), han sido detenidos por la policía rusa en el transcurso de la celebración del día de la Victoria mientras repartían octavillas en las que se explicaba al pueblo trabajador ruso el verdadero significado de la victoria del pueblo soviético sobre el fascismo.

Batov fue detenido en Moscú y P. M. Tipakov en Niszhny Novgorod, en lo que supone un acto coordinado de los cuerpos de represión rusos contra la política antiimperialista rusa llevada a cabo por el PCOR en todo el Estado. Los dos camaradas han sido condenados a 7 y 10 días de encarcelamiento respectivamente, bajo la falsa denuncia de “resistencia a la autoridad”.

El Partido Comunista Obrero Español condena firmemente estos encarcelamientos así como la política de represión del Gobierno ruso contra los comunistas del Partido Comunista Obrero Ruso (PCOR) y de la Liga de la Juventud Comunista Revolucionaria (bolchevique) y exige su inmediata liberación.

 

D. García – Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)

Madrid fue anoche testigo del avance del fascismo en el Estado Español. El Centro de la Diversidad Cultural de Venezuela, ente perteneciente a la embajada de Venezuela, fue atacado ayer por la tarde por un grupo de fascistas amparados y protegidos por la Policía Nacional y Local.

 

 

a

El acto -Venezuela por la justicia y por la paz. No a la impunidad- se estaba llevando a cabo en dicho centro por las víctimas de los actos fascistas en Venezuela en forma de guarimbas, con la presencia del embajador Mario Isea y de otras personalidades oficiales del país latinoamericano.

La oposición fascista -apoyada, financiada y amparada por el imperialismo y, por ende, por el Estado Español- vio la oportunidad de actuar y, como perros sarnosos que son, no desperdiciaron la impunidad que disfrutan para tratar de reventar el acto y mantener secuestrados a los asistentes al acto durante varias horas.

La policía, tanto Nacional como Local, actuaron como auténticos lacayos del fascismo permitiendo la concentración de la turba fascista y, lejos de disolverla -cuando claramente se estaba perturbando el orden público y había un peligro real para los asistentes al evento- protegió a los concentrados en sus ataques al Centro de la Diversidad Cultural de Venezuela. Incluso, aquellos antifascistas que acudieron para impedir que el ataque continuara y que pudieran salir todos los asistentes cuanto antes -había gente mayor que llevaba dentro secuestrada durante horas- fueron detenidos, cacheados e identificados por la policía y posteriormente retenidos durante horas evidenciando así de qué parte están los cuerpos de represión del estado: siempre del lado de los criminales y asesinos y contra el pueblo trabajador que sufre la violencia.

Este acto pone de relieve varias cuestiones. La primera de ellas, el avance del fascismo en la capital y en el Estado Español, que ya campa a sus anchas y empieza a tener la confianza de que las calles son suyas y pueden actuar impunemente en ellas. La segunda, que el Estado, su prensa y sus cuerpos de represión juegan un papel fundamental en la cuestión del avance e impunidad del fascismo, amparándolo, portegiéndolo cuando no directamente financiándolo. Y, por último, que el pueblo trabajador, español o venezolano, no puede esperar otra cosa que violencia de este sistema criminal que apoya al fascismo.

El ataque a un ente de una embajada y a su emabajador es un acto de una gravedad extrema. Se ha violado la integridad del territorio venezolano y de su embajador en España, y el Estado español, como poco, no lo ha impedido. Si la situación hubiese sido la contraria (que la embajada española en Venezuela hubiese sufirdo este ataque) no faltaría la cobertura mediática desde el primer minuto y la solicitud del imperialismo norteamericano y europeo de una intervención militar allí.

El Partido Comunista Obrero Español denuncia este ataque a la Embajada de Venezuela en Madrid, así como el amparo y apoyo al fascismo, tanto nacional como internacional, que el Estado Español está proporcionando. Es hora de fortalecer el internacionalismo proletario que aplaste al fascismo en todas sus formas y nacionalidades y de mandar al sistema capitalista que lo abriga al basurero de la historia.

COMISIÓN DE AGITACIÓN Y PROPAGANDA DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)

El PCOE saluda y honra la memoria de todos los millones de soviéticos que dieron su vida para limpiar Europa del fascismo asesino que la anegó en sangre. La URSS supo afrontar con valentía y dignidad el combate contra el fascismo, la forma de gobierno del capital financiero más terrorista y asesina.

En estos momentos en que el fascismo y la extrema derecha vuelven a campar a sus anchas por Europa, donde los medios de comunicación blanquean al fascismo, donde la justicia burguesa les permite la total impunidad y donde la burguesía los financia, se hace más perentorio aún recordar cómo fue vencido y derrotado el fascismo.

Condenamos asimismo todos aquellos ataques a la memoria y al patrimonio de la lucha del pueblo soviético y todos los pueblos antifascistas. Así, los gobiernos polacos, de las repúblicas bálticas, de Ucrania, de Hungría, de Rumanía, todos ellos reaccionarios y de extrema derecha no dudan en destruir este patrimonio antifascista, y acosar a los veteranos que vencieron al fascismo, a la misma vez que realizan apología de aquellos colaboracionistas del régimen nazi. Estos son los “demócratas” que en 1989 tiraron abajo el socialismo y que eran aplaudidos por las “democracias” occidentales, las mismas que desde entonces han asesinado a decenas de millones de seres humanos con sus guerras imperialistas, condenado a centenares de millones de personas a la muerte por hambre, sed o enfermedades curables, y que no dudan en explotar cada vez más al proletariado robando a manos llenas.

El PCOE muestra su firme compromiso y adhesión a la Gloriosa Revolución de Octubre de 1917 y a todos los valores antifascistas emanados de la gloriosa Unión Soviética. Sólo un fortalecimiento del movimiento obrero y del Partido conseguirá parar los pies al fascismo; no serán ni los parlamentos burgueses, ni los partidos burgueses que los miman y financian.

 

¡GLORIA ETERNA AL EJÉRCITO ROJO!

¡VIVA LA UNIÓN SOVIÉTICA!

¡SOCIALISMO O BARBARIE!

 

 

COMISIÓN DE AGITACIÓN Y PROPAGANDA DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)

Nuestro partido sigue con atención las inferencias nacionales e internacionales que produce la situación interna del PCPE, naturalmente respetando con la pulcritud obligada la independencia de todos los partidos para afrontar y solventar sus problemas internos. Solo activamos nuestros sistemas defensivos cuando dichas inferencias atacan directa o indirectamente la vida de nuestra organización o la del movimiento comunista español. 
 
Desde esta posición dejamos claro que de no habernos visto afectados  jamás hubiésemos escrito al respecto. Sin embargo, en la crisis actual del PCPE se han producido dos hechos de gran trascendencia que no podemos dejar pasar por alto porque nos atañen como partido marxista-leninista y como parte integrante del movimiento comunista español. Tales son los documentos “El hilo rojo que recorre la historia” suscrito por Raúl M.T., Secretario del Comité Central del PCPE -fracción apoyada por el KKE y otros partidos internacionales- y “Posición del KKE sobre los acontecimientos en el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE)”  redactado por la Sección de Relaciones Internacionales del Comité Central del KKE. 
 
En cuanto al documento del KKE, se trata de una continuación de su política de injerencia en el movimiento comunista español que supera la mera relación de amistad entre dos partidos que se consideran hermanos. En cuanto al escrito del Secretario del Comité Central del PCPE tenemos que decir, para empezar, que contiene una sarta de mentiras que pervierten la historia de los comunistas españoles y falsea la actitud e intencionalidad que ha mantenido el Movimiento Comunista Internacional con relación al oportunismo en nuestro país.
 
El documento del PCPE dice: 
 
“Tampoco podremos olvidar la ayuda internacionalista soviética y la solidaridad con nuestra lucha demostrada por el movimiento obrero y comunista de multitud de países hasta los sangrientos días de la transición del fascismo a la democracia burguesa, expresión más sofisticada de la dictadura de clase capitalista.
 
Pero el Partido fue atacado, en España y fuera de España. Se desató el vendaval eurocomunista que venía a cuestionar el saber y las formas de asociación que había logrado forjar nuestra clase obrera: se atacó el partido de nuevo tipo y el saber marxista-leninista. Miles de hombres y mujeres se enfrentaron militantemente a la mutación del Partido Comunista de España en un proceso complejo que, a la postre y con el apoyo consecuente del movimiento comunista internacional, conduciría al Congreso de Unidad de los Comunistas, que sesionó del 13 al 15 de enero de 1984, fundando el Partido Comunista (PC), que adoptará posteriormente la denominación de Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE)”
 
¿Quién atacó al “Partido” dentro y fuera de España? ¿Apoyo consecuente del Movimiento Comunista Internacional? Si no se cuenta la verdad histórica difícilmente podremos caminar hacia la construcción de un nuevo Movimiento Comunista Internacional, libre de las trabas, prejuicios, desviaciones y aberraciones del pasado Movimiento. 
 
Son muy osados y falsarios los argumentos esgrimidos; es como si el Movimiento Comunista Internacional hubiese intervenido de verdad para restituir el marxismo-leninismo en nuestro país. Esta explicación sólo puede ofrecerse para ocultar la trayectoria oportunista del PCPE desde su concepción. ¿De verdad estaba el Movimiento Comunista Internacional cuestionando el eurocomunismo y, por consiguiente, apoyó el proceso iniciado por los propios comunistas españoles? Quince años antes de la aparición del PC., antecesor del PCPE, nació el “PCE VIII Congreso” que dio lugar, posteriormente, a nuestro PCOE en junio de 1973 como consecuencia  de la expulsión de Enrique Líster y de otros camaradas que alzaron su voz contra las desviaciones del carrillismo. El fiscal al servicio de Carrillo de dicha expulsión fue Ignacio Gallego, quien fuera posteriormente “promotor” del PCPE. ¿Qué defendía en aquél momento Ignacio Gallego? ¿El marxismo-leninismo?
 
Dice Raúl M.T., identificado como “Secretario del Comité Central del PCPE”: 
 
“que, a la postre y con el apoyo consecuente del movimiento comunista internacional, conduciría al Congreso de Unidad de los Comunistas, que sesionó del 13 al 15 de enero de 1984”
 
A tenor de lo expuesto, se nos quiere meter de matute que existió un proceso en el que los comunistas españoles decidieron unirse. Y fue entonces cuando el Movimiento Comunista Internacional, observando estrictamente su deber, actuó en consecuencia y apoyó dicho proceso. Nos encontramos  ante una burda argucia que daña la historia de otros comunistas españoles que antes que el PCPE salieron del PCE para construir otros partidos marxistas-leninistas. Camaradas como los del PCOE que pasaron largos años en las cárceles, o como los del PCE(r), que dan con sus huesos en las cárceles actuales. Aunque por lo que se desprende de lo escrito por la fracción del PCPE  apoyada por el KKE estos y otros no eran comunistas. ¿Por qué? ¿Acaso en aquellos momentos existía la pureza comunista materializada en algo o en alguien?
 
El Movimiento Comunista Internacional de aquellas fechas -en plena corrupción y descomposición- no apoyó de forma “consecuente” el Congreso del PC. –futuro PCPE- como engañosamente se plantea sino que fue el creador de dicho partido y, por lo tanto, el que inicia y culmina tal proceso. Durante los quince años anteriores a la creación del PCPE, los partidos de los países socialistas intentaron, por todos los medios y métodos, que el PCOE desempeñara el papel que luego le asignarían a Ignacio Gallego: el de reunir a todos “los comunistas” para después regresar al PCE con el propósito de dar la batalla a Carrillo hasta expulsarlo. Pero nuestro partido, en todas las ocasiones, no se prestó a tamaños tejemanejes y se negó a ello. Era incuestionable que el PCUS y demás partidos no buscaban ya el triunfo del marxismo-leninismo porque su empeño práctico no iba más allá del intento de neutralizar el antisovietismo desaforado de Carrillo.
 
Afirmar que el Movimiento Comunista Internacional buscaba la restitución del marxismo-leninismo es una falacia que no se sostiene en pie. La praxis demuestra lo contrario. Mientras que el  PCOE estaba prohibido en muchos países socialistas, los militantes carrillistas eran legales. Desde este panorama lamentable se sucedían escenas escalofriantes y vergonzosas que nuestros camaradas hubieron de soportar. También los partidos comunistas de los países capitalistas hacían lo propio. Valga como ejemplo que durante una reunión entre un representante del Comité Ejecutivo del PCP portugués y otro del Comité Ejecutivo del PCOE se dieron acuerdos en la totalidad de los temas; sin embargo, el PCP se negó a firmar un documento conjunto porque el PCOE no era “oficial”. 
 
Los partidos de los países socialistas hacía tiempo que apoyaban directa o indirectamente las nuevas formulaciones  de los eurocomunistas. Podemos decir que fue el triunfo del revisionismo en el PCUS la causa de la degeneración del MCI, lo que propicia el nacimiento y la reproducción del euro-oportunismo. Así lo vemos en la Conferencia Internacional celebrada en Moscú en el 1969. De este modo se expresaba el Partido Comunista Búlgaro, entre otros, en dicha conferencia:
 
“El gran éxito logrado por el Partido Comunista Francés en la primera vuelta de las elecciones presidenciales ha demostrado convincentemente que no son combinaciones carentes de principios, sino claras posiciones comunistas, la base sobre la que pueden aglutinarse vastas capas trabajadoras. Señalamos esto con satisfacción y felicitamos a nuestros camaradas franceses. Ese resultado es una buena y muy oportuna lección a los partidos comunistas y a todas las fuerzas efectivamente de izquierda, comprendidas las socialdemócratas, en los países donde existen o pueden surgir condiciones para la lucha por el paso pacífico al socialismo “.
 
Pero ¿Cuándo ha sido marxista-leninista el PCPE? El PCPE  fue concebido en los momentos en que ya gran parte del Movimiento Comunista Internacional había suplantado la dictadura del proletariado por una amorfa etapa intermedia o república “avanzada” que, en modo alguno, no se correspondía a la realidad del desarrollo capitalista en nuestro país. 
 
Mientras el PCOE realizó su reflexión que le condujo a reconocer sus desviaciones, el PCPE en cambio, no sólo no la hizo, sino que persistía en ellas. En el año 1997  en el panfleto que recogía los acuerdos para la “Unidad”  entre el PCPE y el PCOE, a cuya farsa nosotros nos opusimos, se contemplaba el programa de un trasnochado Frente de Izquierdas que no cuestionaba el sistema capitalista, pues se conformaba con la supresión del título II de la Constitución del 78 -relativo a la Monarquía - al objeto de proclamar la República. Por supuesto, una República burguesa, dado que se abogaba por la supresión del artículo 8, con la intención de que las Fuerzas Armadas no tuvieran en sus manos “una última ratio interpretativa de la legalidad constitucional”. Es decir, la Constitución continuaría siendo la misma. Los demás artículos se mantendrían, incluido el artículo 38 que consagra la economía de mercado,  o sea, el capitalismo. 
 
Largos años después el PCPE continuaba con sus posiciones oportunistas. En el año 2009, en su revista teórica aparece el siguiente artículo que lo confirma:
 
“Propuesta Comunista. HACIA LA III REPÚBLICA, ESCENARIOS A TENER EN CUENTA”, de Alberto Arana (miembro del CC del PCPE) donde se señala:
 
“… El republicanismo no puede confundirse con revolución social, frentepopulismo, unidad de izquierdas, frente rojo, ni nada por el estilo. En consonancia con lo que ha sido la trayectoria republicana en nuestra historia, el contenido del movimiento republicano es democrático en lo político, avanzado en lo social y con un fuerte contenido cultural de proyección popular.”.
 
Desde sus comienzos, hasta hace poco, el PCPE ha estado infectado por nacionalismos a ultranza dentro de sus filas y por una carencia de táctica en el movimiento obrero y popular español, consecuencia de una gestación absolutamente oportunista. Este es el partido que en sucesivas elecciones ha contado con el apoyo del KKE, el cual, haciendo gala de un desprecio absoluto a la independencia del Movimiento Comunista Español y a nuestra clase obrera, se atrevió con comunicados y declaraciones dirigidas a los trabajadores del Estado español en los que presentaba al PCPE como el único partido que representa los intereses de las masas laboriosas españolas.
 
El PCOE no puede estar en contra de que el KKE u otro partido presenten su apoyo y protección a una determinada organización. Pero lo que no es de recibo, siendo totalmente ajeno a la ética comunista, es dirigirse a los trabajadores del estado español con el señuelo de su prestigio para decirles de soslayo que los demás partidos no somos marxistas-leninistas.
 
Para sustentar sus argumentos, el KKE no tiene reparos en falsificar la historia. En su “Saludo del Comité Central del KKE al 30 aniversario del Partido Comunista de los Pueblos de España” demuestra que su forma de hacer y de decir se contradice con su pretendido purismo:
 
“La creación y el establecimiento de su Partido están inextricablemente ligados con la lucha decisiva y firme contra el oportunismo y el eurocomunismo. La experiencia histórica de la necesidad del nacimiento del PCPE enseña por que se basó en la revelación de su papel corrosivo, en su confrontación irreconciliable que deben llevar a cabo los comunistas. Esto abarca también el papel perjudicial de la socialdemocracia y su carácter reaccionario como fuerza de la burguesía. Las formaciones oportunistas de la llamada “neoizquierda” están integradas en la estrategia de la socialdemocracia para participar en la gestión del capitalismo”
 
Debemos entonces repetir, y hacer especial hincapié, que otros muchos comunistas tuvieron que salir de las filas del PCE quince años antes que se fundara el PCPE. El KKE, antes de emitir su juicio, debería serenar su ímpetu y haber escudriñado en la historia. De esta forma se habría dado cuenta de que mientras esos otros comunistas se habían salido del PCE cuando no fueron expulsados de sus filas y llevaban 15 años intentado construir una alternativa marxista-leninista en España,  los futuros componentes del PCPE, salvo contadas excepciones, ocupaban cargos en el PCE y defendían el eurocomunismo.
 
Por todas estas razones el PCOE observa que aquellos partidos que hoy se erigen en los directores y constructores del nuevo Movimiento Comunista Internacional, señalando con el dedo quien es el bueno y quien es el malo, no son más que el trasunto y la continuación del viejo MCI, arrastrando tras de sí los mismos defectos desde hace más de 50 años. Ellos son los que deciden bajo un criterio indescifrable quién es el partido oficial y quién no lo es. En algunos supuestos la realidad actual supera la de aquellos años aciagos. No existe propósito de enmienda, como lo demuestra no sólo el comportamiento del KKE en nuestro país sino también el de otros partidos. Los comunistas del PCOE no podemos olvidar el desaire del Partido Comunista de Venezuela hacia nuestra militancia. El PCV, como hiciera anteriormente el PCP portugués, nos señala con el dedo advirtiéndonos que no somos “oficiales”. Hace poco más de tres años el PCOE mostró su solidaridad con el Partido Comunista de Venezuela, comunicado que fue publicado en Tribuna Popular; sin embargo, al día siguiente de su publicación borraron nuestro comunicado sin ofrecer ninguna explicación a pregunta nuestra. Tal vez los partidos guías darían la orden suprema para hacer semejante acción.
 
El PCOE no quiere este tipo de Movimiento Comunista Internacional pues ya bastante sufrimos con el anterior. Esto  no significa que  renunciemos a la amistad con otros partidos comunistas y a estudiar conjuntamente cuáles son las características que debieran darse para ir construyendo un verdadero Movimiento Comunista Internacional, que es una labor esencial de todos aquéllos que formamos parte del MCI. El PCOE seguirá trabajando por la construcción de un nuevo MCI, limpio de los vicios y podredumbres del pasado que nos ha traído al momento actual,  desde la honestidad y la ética comunista.
 
 
Madrid, 6 de mayo de 2017.
 
 
 
COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA  OBRERO ESPAÑOL (PCOE)
 

El Partido Comunista Obrero Español suscribe el comunicado de la Federación Sindical Mundial ante el Día Internacional del Trabajo:

Logo FSM Lema

“Pero si creéis que ahorcándonos podéis contener el movimiento obrero, ese movimiento constante en que se agitan millones de hombres que viven en la miseria, los esclavos del salario; si esperáis salvación y lo creéis, ¡ahorcadnos ! Aquí os halláis sobre un volcán, y allá y acullá y debajo y al lado y en todas partes fermenta la Revolución. Es un fuego subterráneo que todo lo mina.”

Augusto Spies, 31 años, el 20 de agosto de 1886, Uno de los líderes ahorcados en Chicago, EEUU

La Federación Sindical Mundial -FSM-, con miras al Día Internacional del Trabajo del 1º de mayo, envía sus saludos militantes a los trabajadores de todo el planeta, quienes, comprometidos con sus sindicatos, luchan por la satisfacción de sus necesidades contemporáneas.

El primero de mayo es un hito para los trabajadores de todo el mundo; desde 1886 las reivindicaciones de los trabajadores inmigrantes de Chicago siguen siendo actuales. Hoy día, su lucha sigue en la batalla de los trabajadores por una vida y trabajo digno, con derechos, seguridad, educación y salud gratuita. Como entonces en Chicago, cuando los trabajadores inmigrantes de los EEUU estaban de pie en la primera línea de las luchas clasistas, también ahora, los millones de trabajadores inmigrantes pueden, a través de su participación activa y militante en sus sindicatos, fortalecer las luchas clasistas en contra de la barbarie capitalista.

Este año ha estado marcado por el agravamiento de las rivalidades interimperialistas que no sólo incrementan la explotación de los pueblos, sino también plantean el riesgo de una guerra generalizada. Los acontecimientos en África, Oriente Próximo, Asia y Europa demuestran la agresividad del Capital en contra del movimiento obrero, conducen a miles de personas a emigrar a fin de escapar de las guerras y al mismo tiempo la UE y los gobiernos de los países de Europa fingen que quieren ayudar a la supervivencia de los inmigrantes.

Los trabajadores de todo el mundo están preocupados por la agresividad del gobierno estadounidense, de los países de la OTAN y de sus aliados que, para ganar nuevos mercados y despojar a todos los países de sus riquezas, bombardean al pueblo de Siria, matan a niños en Palestina, empujan al pueblo de Venezuela a un conflicto civil, amenazan con hacer uso de armas nucleares en la península de Corea. Los que hace unos días lanzaron en Afganistán la bomba no nuclear más potente de su arsenal son los mismos imperialistas que apoyan y colaboran con el gobierno de Ucrania respaldado también por fascistas; son los mismos que apoyan y toleran las políticas de Israel en Oriente Próximo.

Estas rivalidades internacionales interimperialistas empeoran todavía más la situación económica de los trabajadores y de los pensionistas. Hay una arremetida generalizada contra los salarios y las pensiones, una ofensiva de privatizaciones de la seguridad social, de la Salud y Educación Pública, un aumento del desempleo, del trabajo “negro” y de las limitaciones de libertades sindicales. En este contexto, la clase trabajadora y los pueblos se están preparando por la celebración militante del primero de mayo de 2017.

La Federación Sindical Mundial, hace un llamamiento a todos sus amigos y afiliados en cada rincón del mundo para que conmemoren por cualquier medio y manera el Día Internacional de los Trabajadores, uniendo sus voces y gritando:

“Organizamos nuestra lucha en contra de la barbarie imperialista, por las necesidades contemporáneas del pueblo y de la juventud, por un mundo sin explotación y guerras”.

La FSM, en representación de 92 millones de trabajadores en cada continente del mundo, reitera su solidaridad internacionalista con el pueblo heroico de Cuba que será el anfitrión de la reunión del Consejo Presidencial de la FSM del 3 al 5 de mayo 2017, así como con todos los trabajadores del mundo que luchan en contra de la agresividad imperialista.

En este 2017, después de la celebración del 17º Congreso Sindical Mundial, la FSM sale fortalecida, con nuevas fuerzas, con nuevas organizaciones y, sobre todo, con sus decisiones.

Organizamos con mayor diligencia e intensidad nuestra acción en cada país, en cada continente por la emancipación de la clase trabajadora; seguimos la lucha por nuestros derechos y necesidades en contra del sistema de explotación que genera pobreza, guerras y olas de refugiados.

Los invencibles no son los enemigos de los pueblos, 
sino los propios pueblos que luchan

El Secretariado

El pasado sábado 22 de abril el sindicato UGT emitía un comunicado en el que informaba del acuerdo alcanzado con Alestis relativo al centro de trabajo de San Pablo en Sevilla. La empresa presentó una propuesta de Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para despedir a 70 de los 267 trabajadores del centro. El acuerdo alcanzado supondrá una reducción de entre un 12% y un 14% del salario, un ERTE rotatorio que entrará en vigor el 1 de julio y continuará vigente hasta el 31 de diciembre de 2018, bajas incentivadas con 35 días por año y 18 mensualidades, y dos contratos de relevo para trabajadores mayores de 60 años, que pasarán a jubilación parcial.

La dirección de UGT celebraba este acuerdo como una victoria, un acuerdo que es, de nuevo, un enorme retroceso en las condiciones laborales de los trabajadores. Las empresas usan los EREs para despedir a los trabajadores con salarios más altos para, una vez reducidos los costes salariales, contratar a otros trabajadores con peores condiciones, lo que en la práctica supone reducir la media salarial de la plantilla. La estrategia del mal menor es un clásico empleado por UGT y CCOO conjuntamente con la patronal, presentando una situación menos deseable para llegar a otra situación calificada siempre por estos sindicatos como "el mejor acuerdo posible". En este caso, el acuerdo le sirve a la empresa para conseguir el mismo fin buscado mediante los despidos, pero sin necesidad de pagar indemnizaciones ni de formar a nuevos trabajadores. Una reducción de entre el 12% y el 14% del salario que es equivalente a despedir a entre el 12% y el 14% de los trabajadores, más un ERTE rotatorio, más bajas incentivadas y contratos de relevo para dos trabajadores (lo que supondrá otro importante ahorro en costes); todo un paquete de modificaciones a medida que es el sueño de cualquier empresario.

UGT y CCOO continúan repartiendo miseria, vendiendo y engañando a los trabajadores, y cobrando por sus servicios, embolsándose hasta el 10% del coste de los despidos pactados en un ERE. A este tándem de organizaciones corruptas y vendidas al capital, se suma como no podía ser de otra forma, Podemos, que aplaude la "victoria" de los trabajadores bajo el lema de "despidos cero" (salvo las bajas incentivadas, claro), legitimando de esta forma las reducciones salariales como mecanismo para evitar males mayores. Muy lejos de generar conciencia entre los trabajadores, de plantear soluciones políticas, de buscar la unidad con otros centros de trabajo que padecen los mismos problemas, Podemos se limita a aplaudir lo que supone el enésimo engaño de los sindicatos del sistema a la clase trabajadora, sindicatos que por un lado piden subidas salariales a la patronal de entre el 1,8% y el 3%, y por el otro firman reducciones de entre el 12% y el 14%.

Celebrar este nuevo retroceso en las condiciones laborales, que no hace más que ahondar en la precarización del conjunto de los trabajadores, es una muestra más del carácter de una organización (Podemos) que rehuye de la lucha obrera, que ha conseguido desmovilizar a los trabajadores, sacarlos de la calle y llevarlos por la vía institucional, cumpliendo de esta forma su labor en el sistema capitalista. Los trabajadores no tendremos unas condiciones de trabajo dignas mientras no comencemos a organizarnos al margen de estos partidos y sindicatos y sus burocratismos que tan solo persiguen paralizar cualquier movimiento desde las bases. Desde el Partido Comunista Obrero Español, llamamos a la unión de todas las luchas de la clase trabajadora en una sola contra el sistema capitalista, en un Frente Único del Pueblo, con la consigna de HUELGA POLÍTICA DE TODO EL PUEBLO.

¡Por la unión de las luchas en una sóla contra el Capitalismo!

 

¡Por el Frente Único del Pueblo!

 

¡Por el Socialismo!

 

 

Secretaría de Agitación y Propaganda del Comité Provincial de Sevilla del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)

La Comunidad de Madrid se ha convertido en uno de los epicentros de la corrupción nacional. Tiene todos los ingredientes para ello: Más de una década continuada de gobierno del Partido Popular, dinero en las arcas públicas -es una de las regiones que más aporta al PIB nacional (el 18,8%)- y una gran cantidad licitaciones con las que mercadear y de servicios públicos dispuestos a ser privatizados.

El sistema capitalista español, totalmente putrefacto, no puede ocultar su funcionamiento y desarrollo, y muestra, sin ningún pudor, cómo las tramas de corrupción urbanística y de financiación partidista se entrelazan y hacen de ellas su principal motor. Así, la famosa trama Púnica facilitaba que partidos políticos como PP, PSOE y la entonces IUCM (Izquierda Unida Comunidad de Madrid) se financiaran de manera irregular a través de mordidas que obtenían con las adjudicaciones de parcelas destinadas a la construcción de vivienda protegida en la Comunidad de Madrid.

Ahora, con Francisco Granados en la cárcel y, tras la Operación Lezo, también Ignacio González, Esperanza Aguirre ha dimitido acorralada por la corrupción, que ha llegado a prácticamente todos los niveles de la superestructura del sistema en la capital. La situación actual del exconsejero de Presidencia de Esperanza Aguirre y del expresidente de la Comunidad de Madrid que le sucedió muestran al conjunto de la clase obrera hasta qué punto está podrido este sistema criminal.

La Operación Lezo nos muestra los lazos de las grandes empresas (la consultora Price Waterhouse Coopers, la constructora OHL, Mercasa, Indra) dueñas de los medios de producción y dueños, por tanto, de la estructura económica del capital con la superestructura política, desentrañando así la veradera esencia del sistema capitalista y la podredumbre inherente al mismo.

Cristina Cifuentes, actual Presidenta de la Comunidad de Madrid, se muestra ajena a todo ello y, con la impunidad de quien se cree intocable, va desarrollando a una velocidad de vértigo las políticas de la oligarquía nacional, a saber: llenar los bolsillos de los portavoces del capitalismo como Daniel Lacalle, que recibirá 180.000 euros anuales por ser el “Embajador madrileño para el Brexit” -lejos de los 50.000 euros, el salario oficial-, y aumentar las privatizaciones de los servicios públicos, como lo refleja el gasto en privatizaciones sanitarias que ha pasado de los 414,85 millones de euros del año 2009 a los 810,25 millones del año 2014, un incremento del 95%, tendencia que ha continuado hasta alcanzar los 962,21 millones de euros presupuestados para el año 2016.

La clase trabajadora, mientras tanto, sufre las consecuencias de las políticas burguesas ejecutadas:

La sanidad pública se derrumba, el ejemplo más gráfico lo encontramos en el Hospital 12 de Octubre que se cae a pedazos: el techo de un pasillo de 20 metros del departamento de Medicina Nuclear se vino abajo hace unos meses y los trabajadores del hospital denunciaron los efectos nocivos para los pacientes y los propios trabajadores debido a la inhalación del polvo proveniente del derrumbe. El Hospital Gregorio Marañón permaneció sin agua caliente ni calefacción durante varias horas el pasado 25 de diciembre. La Intervención General de la Comunidad de Madrid ha encontrado en este mes de Abril irregularidades en la gestión del Hospital Ramón y Cajal durante los años 2012, 2013 y 2014 por la “utilización desproporcionada de los contratos menores” (licitaciones de obras sin concurso público).

Todos estos datos referentes a la situación de la Sanidad madrileña no son más que la prueba fehaciente del proceso de destrucción que se está llevando a cabo en los servicios públicos. el proceso es bien conocido por todos: recortar los presupuestos destinados a estos servicios y abrir la veda con pequeñas privatizaciones (limpieza, gestión…), bajar la calidad del servicio público a niveles alarmantes e iniciar la batalla ideológica de las bondades de la sanidad, educación, pensiones… privadas para después proceder a su completa privatización.

La educación pública ha dejado a más de 9.000 alumnos sin plaza para los cursos de Formación Profesional, como ha reconocido la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, viéndose imposibilitados de esta manera para estudiar y también para trabajar, puesto que la tasa de paro juvenil es del 42%. Frente a ello el pueblo tiene que salir a la calle contra el cierre de ciclos de FP en institutos como Valcárcel (Moratalaz), Francisco de Goya (Ciudad Lineal), Vallecas I (Puente de Vallecas), Pradolongo y Ciudad de Jaén (Usera) y La Cañada (Coslada) y contra el cierre del Instituto Pérez Galdós para evitar que hayan aún más alumnos sin plazas para estudiar.

Los inmigrantes encarcelados ilegalmente en el CIE de Aluche son, cada año, de casi 3000 personas según SOS Racismo Madrid que denuncian los efectos psicológicos de la falta de libertad, así como las malas condiciones higiénicas, saturación, frecuentes tratos vejatorios y violencia por parte de las fuerzas de seguridad y que han provocado las protestas y fugas de los encarcelados.

Y qué decir de la situación de todos aquellos trabajadores que tienen la “suerte” de poder ir a su centro de trabajo todos los días. Sufriendo las cargas de trabajo excesivas para la jornada laboral, horas extras interminables, la “espada de Damocles” del despido a diario o la persecución sindical para aquellos compañeros que se niegan a aceptar las condiciones miserables que imponen las empresas.

La última Encuesta de Condiciones de Vida, hecha pública este martes por el Instituto Nacional de Estadística, indica que el 22% de la población del país se encuentra en riesgo de pobreza, una tasa que ha aumentado dos décimas en un año. El informe refleja también que un 38 % de los hogares no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos; el 39,5 %, casi cuatro de cada diez, no puede irse de vacaciones ni una semana al año; y el 8,4 % se retrasa en los pagos de su vivienda (hipoteca, alquiler, el gas, la electricidad o los gastos de la comunidad).

Este es el panorama que nos ofrece el sistema capitalista en la Comunidad de Madrid y en el estado español: una vida de miseria para el conjunto del pueblo trabajador que explica por qué la tasa de suicidios se ha elevado un 20% desde el inicio de la crisis. Vida y condiciones inhumanas que, aunque no aparezcan publicadas en la prensa burguesa, son el día a día de la clase obrera.

Desde el Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español de Madrid denunciamos esta situación de miseria que nos impone el capital y hacemos un llamamiento al pueblo trabajador para engrosar las filas del Partido de la clase obrera y comenzar a organizar, sin tiempo que perder, la democracia obrera, la revolución que traiga consigo el Socialismo, máxima aspiración de nuestra clase.

¡Abajo el capital criminal!

¡Por la construcción del Socialismo!

Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) de Madrid