Sábado, 18 Enero 2020
A+ R A-
Debate
 
El pasado día 4 de enero se inició el debate de investidura, una sesión marcada por la decisión de la Junta Electoral Central de inhabilitar el día anterior al President de la Generalitat y negar la condición de europarlamentario al preso político Oriol Junqueras, contradiciendo así lo expresado por el TJUE hace apenas 20 días. Este hecho demuestra, nuevamente, la esencia fascista del Estado español, donde desde un organismo administrativo, como es la Junta Electoral Central – compuesto en gran parte por magistrados del Tribunal Supremo – se demuestra desde el aparato del Estado que la voluntad popular pasa a un segundo plano, subordinada a los intereses de la oligarquía, así como que la separación de poderes es una quimera, mostrándose como un instrumento manejado por la extrema derecha al objeto de satisfacer sus intereses políticos, ya sea pretendiendo influir en el Pleno de Investidura en el Parlamento, ya sea pretendiendo usurpar competencias del Poder Judicial, dando firmeza a sentencias no firmes o ignorando lo expresado por el TJUE.

Hay que recordar cuando en noviembre de 2018, el portavoz del PP en el Senado Ignacio Cosidó, tal y como destapó la prensa, explicaba por Whatsapp a otros senadores del PP el pacto que hicieron PP y PSOE para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) donde afirmaba “(…) Con la negociación, el PP tiene 9 vocales más el presidente (10) y el PSOE tiene 11 (…) obtenemos lo mismo numéricamente, pero ponemos un Presidente excepcional, (…) un gran jurista con una capacidad de liderazgo y auctoritas para que las votaciones no sean 11-10 sino próximas al 21-0. Y además controlando la sala segunda desde detrás [la Sala de lo Penal, única competente para enjuiciar a diputados, senadores y miembros del Gobierno] y presidiendo la sala 61 [la Sala especial que tiene entre sus atribuciones la de ilegalizar partidos políticos, como sucedió en el caso de Herri Batasuna]”. Ese “Presidente excepcional” era Manuel Marchena, quien presidió el Tribunal que juzgó a los presos políticos catalanes. Por lo que se comprueba, pareciera que la JEC también pudiera estar controlada desde detrás, a tenor de las dos decisiones adoptadas el pasado día 3 de enero.

El debate de investidura arrojó un Parlamento polarizado, dividido prácticamente a partes iguales, donde la extrema derecha se expresa tal y como es – PP, VOX y sus satélites (C’s, Foro Asturias, PRC, CC y UPN) – poniendo el grito en el cielo ante la posibilidad de que reaccionarios – PSOE – y oportunistas de distinto pelaje – PODEMOS y sus satélites, IU/PCE – conformen un gobierno. Y es que a los monopolios cada vez les cuesta más admitir a un gobierno que no sea abiertamente fascista.

Tanto el candidato a la Presidencia del Gobierno, con su cohorte de renegados y oportunistas, así como la tripleta fascista de la oposición y sus criaturas, todos ellos continuadores de la obra de Franco, se daban golpes en el pecho en defensa del Estado y su Constitución, la Constitución de 1978. Todos, desde Sánchez a Abascal, pasando por Casado e Iglesias, reivindicaron la Constitución de 1978. Sin embargo, en la defensa de ésta, quien descolló por su indignidad fue el diputado Alberto Garzón Espinosa, de IU/PCE, que en respuesta al PP y su lógica reivindicación de dicha Constitución – pues al fin y al cabo la Constitución encierra todas las esencias del Estado franquista, como son la bandera franquista, la unidad de España, el dominio del aparato del Estado por parte de las fuerzas fácticas del régimen fascista (ya sea en el Ejército, la Judicatura y en las fuerzas de represión del Estado) -, no dudo en replicar al partido fascista PP, uno de los más corruptos de Europa, que “sin el PCE no se entendería ni la democracia de España ni la Constitución de 1978”. ¡Ahí tenemos a Alberto Garzón reivindicando lo mismo que los fascistas! Ahí tenemos el rostro del oportunismo, reivindicando la traición al proletariado y sacando pecho de su sometimiento al estado fascista y su colaboracionismo con los herederos de Franco y demás traidores oportunistas para poder sostener durante más de 4 décadas el régimen franquista con el tirano ya muerto.

Resulta que la alternativa a los fascistas de PP, VOX y demás engendros que orbitan sobre ellos, son aquéllos que, como Garzón, reivindican la traición al proletariado, reivindican la Constitución del 78 que sostiene incólumes las bases del Estado franquista y se enorgullecen de la traición que impidió que en el estado español, una vez muerto el tirano, hubiera una auténtica ruptura democrática, cosa que jamás se ha producido por mor de la traición del PCE en su momento.

Los problemas que padece el país hunden su raíz en el marco constitucional emanado en el 78, constitución cuyo objeto era el de barnizar al estado franquista y poderlo integrar en el club de imperialistas europeos, UE, salvaguardándolo y, junto con él, sostener al capitalismo monopolista de estado.

El problema nacional de las naciones oprimidas como Cataluña, Euskadi o Galicia, a las que se les niega el ejercicio del derecho democrático a la autodeterminación, el problema del campo andaluz, castellano y extremeño, al igual que el sistema económico que ha arrasado todos los derechos de los trabajadores, a los que han conducido a la miseria moral y material, emanan de la Constitución de 1978 y de la falsa democracia que emana de ella y que oportunistas, lacayos del capital como Garzón, reivindican. Pero no sólo la Constitución del 1978 es responsable de los males que azotan a todos los sectores sociales que conforman el proletariado, sino también el proyecto imperialista europeo como es la UE, proyecto imperialista que, al igual que la Constitución del 78, es abrazada tanto por los que aspiran a estar en el gobierno como los que se oponen a la investidura.

Tienen razón BILDU y la CUP cuando, con claridad, señalan la naturaleza reaccionaria del Estado y la Constitución del 78, como responsable de los problemas que el capitalismo monopolista de estado español se manifiesta incapaz de resolver. Sin embargo, estas organizaciones adolecen también de salida pues ¿cómo pueden aspirar a la independencia y al ejercicio del derecho a la autodeterminación en el escenario internacional imperante bajo la bota del imperialismo? Hoy los derechos democráticos de las naciones están intrínsecamente vinculados al desarrollo del socialismo; no puede haber emancipación nacional si no hay emancipación de la clase oprimida y explotada; no puede haber libre ejercicio del derecho a la autodeterminación de las naciones oprimidas si no se destruye el orden mundial imperialista que les niega dicho derecho, que las ha llevado a la encrucijada en la que se encuentran; no puede haber emancipación de las naciones oprimidas sino se acaban con las condiciones que las oprimen; no puede haber emancipación nacional sino conquistamos el socialismo.

El debate de investidura fue un nuevo fraude, un nuevo engaño al pueblo. Si la salida política debe pivotar sobre las bases que han llevado al país a la quiebra, como son la defensa a ultranza del capitalismo monopolista de Estado, de la unidad de España y del sostenimiento del Estado franquista, demuestran, tanto unos como otros, que no tienen salida alguna a la situación. Los fascistas apuestan abiertamente por la represión máxima, por la defensa a ultranza del Estado reaccionario, por la negación de los derechos de los trabajadores y de las naciones, por el fascismo. La alianza de oportunistas y reaccionarios – PSOE, PODEMOS, IU/PCE… – pretenden hacer un gobierno donde la subordinación a la Constitución del 78 y su adhesión al proyecto imperialista europeo – la UE – sea inquebrantable. De tal modo que pretenden retrotraer al país a la época final de Zapatero y, por consiguiente, consolidar todos los retrocesos que Zapatero impuso, como fueron la reforma laboral, la reforma de las pensiones que ha significado el retroceso de las condiciones de los pensionistas y los recortes sociales, pues no olvidemos que fue Zapatero quien, cual lacayo del imperialismo europeo, impuso el equilibrio presupuestario, hecho éste que hace que en la práctica los presupuestos del Estado estén subordinados a los intereses de la UE y sus monopolios, con lo que el gasto social vendrá determinado por la voluntad de los imperialistas europeos y no de un gobierno subordinado a éstos. Y esta realidad será el mayor argumento que tendrán los fascistas para retornar al gobierno.

Si no hay modificación de la Constitución, si todo debe auspiciarse bajo su marco, ERC y el PSOE están engañando al pueblo catalán, pues ésta niega el ejercicio del derecho a la autodeterminación. Por tanto, están haciendo albergar una ilusión falaz al pueblo catalán.

Es evidente que mientras perviva el capitalismo monopolista de Estado y su superestructura, no hay solución a los problemas que azotan al país. Los trabajadores seguirán sufriendo la explotación y la miseria, los jubilados seguirán viendo como sus pensiones son miserables y como se depauperan sus condiciones de vida, los jóvenes no tendrán futuro alguno; en definitiva, el pueblo verá como sus condiciones de vida seguirán empeorando.

El debate de investidura deja claro que la única salida que tiene la clase obrera es el socialismo, es la alternativa comunista. Es el momento del Partido, del desarrollo del Partido Comunista Obrero Español y de ganar influencia entre el proletariado, mostrándole cómo los oportunistas le están engañando y cómo están allanando el terreno a la reacción desaforada y, por otro lado, dotándole de una estructura organizativa que proporcione una salida popular y revolucionaria a la situación mortecina en la que nos hallamos, uniendo la lucha de todos los sectores que lo componen y organizándola en una única lucha de clase contra la burguesía y su Estado, construyendo el Frente Único del Pueblo no sólo como órgano de intervención política del pueblo, sino también como embrión de los órganos de poder del nuevo estado al servicio de los trabajadores que estamos obligados a construir. Y es que únicamente el socialismo puede dar salida al callejón al que la burguesía ha llevado al pueblo trabajador desde 1939. Mientras exista el capitalismo, la corrupción cada vez será mayor, porque la corrupción es la forma mediante la que la burguesía dirige políticamente, y seguirá agravándose el paro, la crisis, el problema de las pensiones, de la democratización de la tierra, de la cuestión nacional y de la participación democrática del pueblo en la toma de decisiones, a pesar de todos aquéllos que alaban y asumen al capitalismo, y que miran con nostalgia y orgullo a la Transición que en realidad fue un fraude y una traición sin parangón. Hoy más que nunca y más en el estado español, adquiere una dimensión mayor la consigna ¡Socialismo o barbarie!

 

¡Fortalece el Partido Comunista Obrero Español!
¡Por el Frente Único del Pueblo!
¡Socialismo o barbarie!


Madrid, 7 de enero de 2020

Comité Ejecutivo del Partido Comunista Obrero Español (P.C.O.E.)
Kichi
 
En Cádiz, el alcalde José María González “Kichi” demuestra una vez más que la socialdemocracia no tiene soluciones para la clase trabajadora y no hace más que perpetuar el sistema criminal de explotación, el capitalismo.

En un pleno del 25 de febrero de 2016 explicó “la apuesta de su Equipo de Gobierno por la recuperación de cuatro servicios hasta ahora externalizados: salvamento y socorrismo, limpieza de módulos, mantenimiento de playas, y limpieza de dependencias municipales”. En dicho pleno se aprobó que se detallara en los presupuestos de 2016 una aplicación presupuestaria específica que garantizase tal compromiso.

Los hechos ponen en su lugar las falsas promesas de estos oportunistas. A día de hoy no hay ninguna intención de remunicipalización y las trabajadoras de limpieza del ayuntamiento, subcontratadas por Expertus, continúan en una situación insostenible de impagos de nóminas y una clara incertidumbre en sus vidas, sin saber si van a poder pagar las facturas o llenar el frigorífico, situación provocada por el dueño de Expertus, el empresario Josep Marti Borrellas, que como se ve en la siguiente imagen ostenta actualmente 5 cargos y ha ostentado 28 en un total de 19 empresas.


Las trabajadoras se han visto obligadas a encerrarse en el ayuntamiento de Cádiz ante la falta de soluciones por parte de las instituciones y mucho menos de la empresa. Ante esta situación el alcalde de Cádiz, José María González “Kichi”, como un Amancio Ortega o una Duquesa de Alba de marca blanca, porque él no es más que un títere de los capitalistas, dona el 50% de sus ingresos de noviembre y diciembre a las trabajadoras. ¡Esta es la solución de la socialdemocracia, la caridad! Una forma de actuar que perpetúa este sistema criminal y le hace el juego a los burgueses.

Los hechos son tozudos y demuestran que las instituciones del régimen capitalista, desde un ayuntamiento al Estado español, están al servicio de los explotadores, de los parásitos que viven del trabajo de la clase obrera. Se subvencionan empresas privadas y se rescatan bancos, pero a la clase obrera nadie la rescata cuando está en dificultades, sino que se le embarga todo y se le desahucia.

Por ello, la clase obrera no tiene otro camino que organizarse como clase y levantar sus propias instituciones desde abajo, para defender sus intereses, a través de un Frente Único del Pueblo que una todas las luchas parciales en una sola lucha contra este régimen corrupto y esclavista, creando una estructura de poder popular que acabe con el sistema socioeconómico más criminal que la historia de la humanidad haya conocido, el capitalismo. No hay otra salida, hay que mandar este sistema al estercolero de la historia y que la clase obrera sea dueña de lo que levanta con su trabajo, que es TODO.

 

Comité Provincial del Partido Comunista Obrero Español (P.C.O.E) en Cádiz
Iran
 
El Partido Comunista Obrero Español (PCOE) condena firmemente el ataque ejecutado en la madrugada del 3 de enero por fuerzas militares de Estados Unidos en las inmediaciones del Aeropuerto de Bagdad, República de Irak, en la que acabaron asesinados el comandante de la Fuerza Quds de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, el mayor general Qasem Soleimani, y el comandante líder de la alianza paramilitar iraquí Fuerzas de Movilización Popular, Abu Mahdi al-Muhandis.

La operación bélica, dirigida directamente contra un jefe militar y un grupo de oficiales de alto rango de un país soberano, vulnera el Derecho Internacional y eleva las tensiones en Oriente Medio. El ataque supone un cambio cualitativo en el prolongado conflicto en la región abierto por las agresiones del imperialismo estadounidense y de su lacayo sionista Israel. El asesinato de Qasem Soleimani enciende la mecha de una guerra interimperialista de escala mayor cuyas consecuencias pagarán principalmente las clases laboriosas de los pueblos de Irán e Irak.

La agresión imperialista de Estados Unidos tiene lugar en un contexto de decadencia de su hegemonía en el mundo. El periodo de supremacía absoluta del imperialismo yankee, que se abrió con el colapso de la única superpotencia que le hacía frente, la URSS, y con el fin de la Guerra Fría, atraviesa hoy por su ocaso tras más de dos décadas de tiranía indiscutida. El auge de las nuevas potencias imperialistas de los BRICS, encabezadas por China y Rusia, disputan los intereses de Estados Unidos y el control de los recursos hidrocarburos de sus colonias de facto. La humanidad ha retornado al punto de partida, a principios del siglo XX, cuando las potencias imperialistas pensaban poder arreglar entre ellas la suerte del mundo y se enfrentaban en guerras de rapiña para repartirse las colonias y expandir sus intereses imperialistas.

El imperialismo estadounidense es consciente de su decadencia. La derrota de sus aliados yihadistas en la Guerra de Siria, que se saldó con la victoria del Ejército del Gobierno de Bashar al-Assad y de su aliado principal, el imperialismo ruso, supuso un punto de inflexión en la pugna interimperialista por el control político y económico de Oriente Medio y de sus recursos naturales. Tras décadas de hegemonía de Estados Unidos y de su aliado israelí, la correlación de fuerzas en la región es hoy favorable a su contrario imperialista, la Federación Rusa, y a su aliado más potente, Irán.

Estados Unidos se ha visto en la necesidad de lanzar un órdago temerario en Oriente Medio tras la concurrencia de distintas variables que le son adversas: la debilitación de algunos de sus aliados más importantes en la región, como lo son las milicias kurdas del YPG o algunos frentes yihadistas sirios y afganos; el fortalecimiento de enemigos como Siria o Irán, aliados del imperialismo ruso, que extienden su influencia en Oriente Medio a ritmos cada vez más acelerados, notablemente en el Líbano y en Irak; el fracaso del diálogo con Corea del Norte, cuyos compromisos incluían no vender tecnología nuclear a otros países, y que podría abrir la puerta a que Pyongyang venda la bomba H a Teherán, que durante años ha sido el principal interesado en comprar sus misiles nucleares; o el descubrimiento en noviembre de un nuevo yacimiento de petróleo en Irán con 53 mil millones de barriles de crudo que aumentaría las reservas iraníes en más de un tercio. Y, de fondo, un impeachment a Donald Trump y unas elecciones estadounidenses para noviembre de 2020 que empujan a su actual presidente a ejecutar este tipo de operaciones como prueba de fuerza y a tomar decisiones que, en muchos casos, lejos de obedecer a los intereses de los monopolios estadounidenses, atienden más bien a objetivos personalistas del jefe de la Casa Blanca. Así pues, el atentado en Bagdad no va a hacer sino deteriorar todavía más las relaciones de Washington con sus aliados y acelerar la pérdida de su influencia en la región, como lo certifica la resolución del Parlamento del que ha sido su Estado títere durante años, Irak, de poner fin a la presencia de las tropas de la coalición liderada por Estados Unidos en su territorio. Todos estos factores de peso, junto con la crisis de su liderato monetario y con la caída de sus reservas petrolíferas, explican la actitud bélica de la superpotencia imperialista yankee en la actual coyuntura de Oriente Medio.

El PCOE lamenta las muertes causadas por la agresión imperialista estadounidense y se solidariza con los pueblos de Irán e Irak, al tiempo que hace un llamamiento para que se respete el Derecho Internacional y la soberanía de los países afectados por el conflicto. La operación de las Fuerzas Armadas yankees en Bagdad es síntoma de la decadencia de Estados Unidos y de la pérdida de su hegemonía en Oriente Medio ante al auge de nuevas potencias imperialistas. La crisis general del capitalismo, cuyas contradicciones se exacerban cada día, obliga al imperialismo a emprender guerras de rapiña por el control de recursos naturales que se tornan cada vez más desesperadas y numerosas. El asesinato de Qasem Soleimani agudiza la espiral de tensión en Oriente Medio y acarreará más sangre, hambre, migraciones y muerte al proletariado que vive en el epicentro del conflicto interimperialista.

Solo la solidaridad entre pueblos, la alianza internacionalista de los proletarios del mundo, la unidad en torno a un frente antiimperialista y el avance progresivo de la revolución socialista mundial podrán evitar que se derrame más sangre. El capitalismo es sinónimo de miseria y de muerte para el proletariado. Es el sistema que empuja a las potencias imperialistas a librar guerras que enfrentan a los obreros de distintos países entre sí con el fin de someterlos y de imponer neocolonias para expoliar sus recursos naturales. Solo mediante la lucha organizada contra el enemigo de clase, la burguesía, y la liquidación de su sistema de explotación capitalista, raíz y origen de los problemas fundamentales que azotan al planeta y a los pueblos que lo habitan, la clase obrera podrá romper las cadenas de su opresión. Solo con la conquista revolucionaria del poder y la construcción de un sistema nuevo, el Socialismo, el proletariado podrá vivir una vida digna y de pleno derecho. Únicamente así, la humanidad podrá avanzar junta hacia la sociedad sin clases, basada en la justicia y la igualdad, libre de explotación y encaminada hacia la paz mundial: el Comunismo.

 

¡Abajo el imperialismo criminal!
¡Viva el internacionalismo proletario!
¡Por el Socialismo!


Secretaría de Relaciones Internacionales del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)
mina
 
Llega el 2020 y empezamos a oír en la televisión, prensa y radio mensajes de felicidad, consumismo y alegría, y de repente nos sentimos embaucados e inmersos en esa espiral de amor y fraternidad, hasta que de un golpe volvemos a la realidad. Porque los burgueses, los empresarios sí que lo pasarán bien durante las fiestas comiendo, bebiendo y disfrutando de toda clase de lujos que pagamos la clase trabajadora; el problema es que no solo es nuestra riqueza lo que se llevan, motivo suficiente para querer tumbar este sistema, sino que también nos arrebatan a nuestros compañeros trabajadores y los condenan a muerte por un puñado de monedas.

Tan sólo un par de días han pasado de este año 2020 y ya tenemos múltiples víctimas del capital y su daga de avaricia y muerte. Uno de los últimos, un minero de Calañas que trabajaba en las minas de Almonaster la Real, en Huelva, para la empresa Matsa a través de la subcontrata Atene, para más inri.

El suceso tuvo lugar durante la noche, después de una dura jornada de trabajo, cuando el difunto compañero y otro minero se disponían a regresar a sus casas con sus familias y poder disfrutar de ellas antes de volver a marchar a la mina, a volver a arriesgar sus vidas por llevar pan a la mesa, mientras el capitalista de turno estaría disfrutando de una copiosa cena pagada con sangre y sudor de nuestros camaradas mineros. Según la versión de la investigación oficial, cuya veracidad se sabe por descontado que suele ser mínima, nuestros hermanos obreros subían por una carretera dentro de las instalaciones mineras y, en un cambio de rasante, se encontraron un camión averiado en la misma carretera; sin previo aviso ni tiempo para reaccionar, chocaron y, por desgracia, un fallecido y otro herido son las consecuencias de dicho accidente.

Pero ahora es el momento de preguntarse: ¿por qué turnos de trabajo hasta horas tan tardías, sin luz natural? ¿dónde estaban las señalizaciones de la avería del camión que debía proporcionar la empresa responsable del asesinato? ¿quién es el culpable del mal estado de esos vehículos y esas carreteras? ¿se podrían haber evitado las víctimas si los servicios de bomberos y sanitarios tuvieran mejor equipamiento y mayor número de profesionales?

Por desgracia, la minería en Huelva cuenta con un amplio historial de muertes y accidentes a manos del capital. Desde amputaciones de piernas a explosiones de cisternas de cal, los mineros de la sierra de Huelva son conocidos por su largo historial de luchas y, más aún si cabe por la represión sufrida a manos de franquistas, como Queipo de Llano, y de multitud de capitalistas explotadores de todos los rincones del mundo, que no conocen fronteras para sembrar muerte y robar plusvalía porque, al final de todo, se hace omnipresente una máxima, y es que la clase trabajadora pone los muertos y la burguesía se lleva los beneficios.

Desde el PCOE queremos dar nuestro más sincero pésame y apoyo a la familia del camarada fallecido y al compañero herido, y también nos solidarizamos con todos los mineros y su larga lucha por los derechos de la clase obrera a lo largo de la historia.

También hacemos un llamamiento a todos los trabajadores a unirse bajo el sindicalismo de clase en los sindicatos de la Federación Sindical Mundial, así como a todas las clases populares a organizarse en un Frente Único del Pueblo con el objetivo de unificar todas las luchas en una única contra el sistema capitalista que nos condena a la miseria y la muerte, para construir el único sistema que nos permitirá tener una vida digna, el socialismo.

 

Por el Frente Único del Pueblo
Por el Socialismo


Partido Comunista Obrero Español en Huelva
Brigada
 
Hace unos días conocimos la noticia de que la Brigada de Córdoba de Cerro Muriano, conocida como Brigada Guzmán el Bueno, formada por 400 militares, se desplazará en enero del 2020 a Letonia (país fronterizo con Rusia) con el propósito de cumplir con una misión de la OTAN. En palabras del teniente coronel Emilio Hermoso, jefe al mando del destacamento, “la misión consiste en disuadir y llegado el caso defender a los países de la Alianza”. En otras palabras, se trata de una maniobra más en la campaña imperialista de la OTAN a favor del fascismo y la oligarquía en Ucrania (a los que el Estado Español lleva apoyando desde el 2014) y contra las milicias antifascistas del Donbass.

Entre los partidos políticos al servicio del capital el apoyo es unánime, sea el PSOE, el PP o incluso la izquierda domesticada, entre ellos la ex alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que visitó Kiev en mayo del 2018 y presumía de ello en su red social de Twitter, algo que nunca se le criticó por sus compañeros de trinchera en la política. Esta también fue una de las figuras públicas que salieron en defensa del futbolista ucraniano Roman Zozulya cuando en 2017, tras las protestas de los Bukaneros, afirmó que “si hay algo políticamente discutible lo tienen que decir los tribunales”, a sabiendas que la Justicia Española no hará nada contra él, pues son los mismos que lideraban el sistema judicial en época del régimen de Franco.

A raíz de la cancelación de un partido de fútbol porque la afición llamaba “nazi” a Zozulya, hemos podido apreciar cómo los medios de comunicación de forma sistemática han intentado ocultar su vinculación a la ideología nazi o a grupos paramilitares como el Batallón Azov, enfrentado de forma directa con la República Popular de Donetsk, a los que ha donado cantidades millonarias como muestra de apoyo.

Este tipo de actitud prácticamente unánime del establishment español (desde su clase política, los medios de comunicación o el Ejército) frente al fascismo ucraniano no es de extrañar si tenemos en cuenta que no hubo ruptura real entre el régimen franquista, sino que el actual sistema es una continuación del mismo. Y este apoyo al fascismo no se limita exclusivamente a Ucrania, ya que el presidente Pedro Sánchez (PSOE) que presenta su gobierno junto a Unidas Podemos como un freno al fascismo (al que encarna en una sola fuerza política) no duda tampoco en mandar apoyo en materia de represión al gobierno chileno contra las protestas populares, mientras que países de régimen burgués como el francés (no menos represivo hacia la clase obrera, como hemos podido apreciar en las manifestaciones contra los chalecos amarillos) se ha negado a ello.

Desde el Partido Comunista Obrero Español (PCOE) se hace un llamado a romper con organizaciones imperialistas como la OTAN y queremos manifestar nuestro apoyo a la clase obrera ucraniana y chilena en su lucha contra el fascismo y el capitalismo.

 

NO A LA OTAN
CONTRA EL IMPERIALISMO Y EL FASCISMO


Comité Provincial del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Córdoba
UE
 
En el día de ayer, 19 de diciembre de 2019, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictó una sentencia por la que reconoce que Oriol Junqueras gozaba de inmunidad como parlamentario electo tras las elecciones europeas en las que resultó electo por los ciudadanos. Esta sentencia era la respuesta del TJUE a la cuestión prejudicial que le planteó el Tribunal Supremo sobre este asunto. Cuestión prejudicial, por otro lado, que poco le importaba su resultado al Tribunal Supremo pues ha sentenciado sin tener en consideración la respuesta en forma de sentencia que el TJUE debía dar a dicha cuestión prejudicial.

En definitiva, la tesis que señala el TJUE es que se adquiere la condición de diputado electo tras el proceso electoral y la proclamación de los resultados electorales. Esto quiere decir que no sólo se han vulnerado los derechos de Junqueras en el juicio, sino también los de otros diputados electos para el Parlamento español como fueron el propio Junqueras, Rull, Turull, Romeva o Jordi Sànchez; demostrándose que, según los propios imperialistas europeos, la Justicia del Estado español no cumple con los cánones supuestamente democráticos impuestos por ellos mismos. Asimismo, el Tribunal Supremo ha demostrado su esencia reaccionaria y que la división de poderes, que de manera indecente repiten los reaccionarios defensores del capitalismo, es una burda mentira. Algo que, por otro lado, es lógico, pues el Estado actual es la continuación del Estado franquista, no hubo ruptura alguna y, por tanto, sigue en manos de los fascistas el aparato del Estado.

En el día de hoy, tanto Puigdemont como Comín han obtenido sus credenciales como eurodiputados. Condición que les fue negada por el Parlamento Europeo cuando estaba al mando Antonio Tajani, un reaccionario del partido de Berlusconi y presidente del Parlamento Europeo en la anterior legislatura, los cuáles fueron en 2017 premiados con los Premios Princesa de Asturias por parte de una monarquía puesta a dedo por el criminal Franco.

Las palabras de Puigdemont hoy, con la credencial de eurodiputado en su mano, señalaban que “aún quedan jueces en Europa y que la justicia europea es independiente, una garantía para los ciudadanos europeos”. Sin embargo, no hemos de olvidar que esa Judicatura europea, que tanto alaba ahora Puigdemont, es la misma que sirve a los monopolios europeos, que sirve a los privilegios de los ricos y que administra la voluntad de los monopolios hechas leyes que certifican que los trabajadores de toda Europa, del campo y de la ciudad, cada día seamos más explotados y estemos más empobrecidos. La Justicia europea es tan clasista y tan nociva para los trabajadores como la de los estados imperialistas que conforman ese miserable club de parásitos que conforman la UE. De hecho, incluso la sentencia que reconoce que Junqueras era Eurodiputado electo desde la proclamación del resultado electoral y que, por tanto, el Tribunal Supremo ha vulnerado los derechos de Junqueras, y otros presos políticos catalanes, impide al propio Puigdemont dejar su condición de exiliado político, pues otorga a la Judicatura española la capacidad de mantener la prisión provisional tras la adquisición por parte del interesado de la condición de parlamentario europeo, mientras obtiene el suplicatorio que suspenda la inmunidad por parte del Parlamento Europeo. Esto es, esa Justicia europea que alaba Puigdemont, no duda en blanquear y respetar a un Estado fascista como el español, algo que por otro lado es natural entre capitalistas ya que democracia burguesa y fascismo son dos caras de una misma moneda: la dictadura de la burguesía.

La reacción de los fascistas, los que siempre suelen dar el mensaje que “hay que acatar las sentencias judiciales”, que en su mayoría les son favorables por la naturaleza clasista de la justicia burguesa, son los que apelan al patrioterismo – a pesar de haber vendido absolutamente todo al capital internacional – mostrando la sentencia como una afrenta a España que, según ellos, no debiera cumplirse.

Los oportunistas, como Iglesias, por el contrario, culpan a la judicialización del conflicto político catalán, por parte de los reaccionarios, de que se deteriore “nuestra Justicia” y del alejamiento de un “escenario de resolución”. Iglesias hace suya a la Justicia, la justicia burguesa, la Judicatura donde los herederos de Franco siguen campando a sus anchas, donde la arbitrariedad, la vulneración de los derechos y los atropellos son su esencia. El que hace unos años nos decía “que había que tomar el cielo por asalto” hoy hace suya la justicia española, una justicia experta en vulnerar los derechos políticos, no sólo a Junqueras, sino a Atutxa, Otegi y otros, experta en hacer juicios donde las garantías de los encausados brillan por su ausencia, una justicia que hace que en el Estado español proliferen los presos políticos. Dice Iglesias que “Ahora toca una nueva etapa de diálogo e inteligencia política para caminar hacia la reconciliación que necesita nuestro país”. ¿Qué reconciliación? Todos sabemos que él está bien reconciliado con los fascistas, vimos sus sonrisas con ellos en la celebración de los fastos de la Constitución de 1978, la constitución que convirtió a los fascistas, a los verdugos del pueblo, en “demócratas”. Este país lo que necesita es acabar con la explotación de los trabajadores – a lo que Iglesias ha renunciado tragando con la Reforma Laboral de Zapatero y de Rajoy -, acabar con el fascismo – a lo que Iglesias ha renunciado reivindicando al Estado y lo blanquea echándose sus risas con Espinosa de los Monteros -, reconociendo el derecho a la autodeterminación – a lo que Iglesias ha renunciado al pactar con el PSOE -, etcétera.

Para la clase obrera y demás sectores populares, tan nocivo es el Estado español como la Unión Europea, tan clasista y nociva es la judicatura española como la europea, pues todos ellos están al servicio de los monopolios, todos ellos son instrumentos de la burguesía para someter a los trabajadores. Hoy el capitalismo lo único que puede ofertar al pueblo es represión, miseria y violencia extrema. La única salida que tiene la clase obrera es romper con el capitalismo, acabar con este sistema construyendo el socialismo. Sin embargo, sin el desarrollo de nuestro partido, que lleve a los centros de trabajo y a los barrios la ciencia emancipatoria del proletariado, el marxismo-leninismo, la clase obrera seguirá estando engañada y bajo el influjo de los oportunistas y los reaccionarios. Todo nuestro Partido, nuestros simpatizantes y amigos, debemos pertrecharnos para la lucha ideológica y llevarla a término sin cuartel y, además, debemos de centrarnos en el desarrollo de nuestra política de masas, en el fortalecimiento de la unidad de los trabajadores desde la base, desde los centros de trabajo y extendiendo esta unidad a los barrios, constituyendo el Frente Único del Pueblo, haciendo que el pueblo adquiera la ideología marxista para que sea consciente del papel histórico que le corresponde jugar y pueda verificar la inmensa estafa que le está haciendo la burguesía. El Estado está quebrado, agoniza, pero ni muerto caerá por sí mismo, únicamente el proletariado organizado y dirigido ideológicamente por el marxismo-leninismo conseguirá que esta tiranía corrupta caiga, y ello pasa por fortalecer el instrumento que fusiona el marxismo-leninismo y el movimiento obrero, siendo ese instrumento el Partido Comunista Obrero Español. LA REVOLUCION SOLO VENDRÁ DE MANOS DE LOS QUE PRODUCEN LAS RIQUEZAS.

 

¡TRABAJADOR, FORTALECE Y ENGROSA LAS FILAS DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL!
¡ABAJO EL ESTADO IMPERIALISTA ESPAÑOL!
¡FUERA DE LA UNIÓN EUROPEA!
¡POR EL SOCIALISMO!


Madrid, 20 de diciembre de 2019

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)
Andalucia
 
Hemos contado anteriormente desde el PCOE la visión marxista-leninista del papel que juega la educación pública como parte de la superestructura capitalista, transmitiendo la visión del mundo que tiene la burguesía y contribuyendo a perpetuar la explotación del hombre por el hombre.

Pero, de la misma manera que la burguesía y su régimen de explotación tienden a la reacción más virulenta, al fascismo, conforme el capitalismo entra en su fase más avanzada (la de los monopolios), decrépita y podrida, su sistema educativo público (burgués) se hace cada vez más reaccionario y tratará de perseguir e ilegalizar a todas las voces disidentes con dicho régimen capitalista.

Bajo ese prisma han de circunscribirse acontecimientos como la persecución judicial, impulsada por VOX, incluso a profesores que, como ha ocurrido con un profesor del IES Luis Carrillo de Sotomayor, en Baena (Córdoba), realicen actividades contra el machismo. Con motivo del “25N-Día contra la Violencia de Género”, se proyectó un documental sobre el testimonio de Ana Orantes. Esta mujer contó en la televisión su situación de violencia a manos de su marido, siendo quemada viva días más tarde.

Aunque la educación pública permite hablar de cuestiones interclasistas como la violencia de género, lo que no cabe en sus planes de estudio es hablar de la lucha de clases o salirse de la visión anticomunista de la historia. Si a profesores que organizan actividades contra el machismo se les persigue judicialmente, imaginemos qué les pasará si osan hablar contra el Estado fascista español y su régimen capitalista de explotación.

VOX, representantes directos del Estado fascista español, Estado defendido por todas las fuerzas políticas de izquierda a derecha del parlamento, denuncia “el adoctrinamiento en las aulas” y avisa a los profesores: “Deja la política a los políticos y no les metas porquería en la cabeza, porque desde VOX no te lo vamos a permitir, ni a ti ni a ninguno más… Se acabó el adoctrinar a nuestros hijos, te planto una demanda que tienes que dejar de ejercer.”

Curiosamente, no hablan del adoctrinamiento para señalar la influencia de la Iglesia Católica en institutos públicos como ya el Partido Comunista Obrero Español (PCOE) denunció a raíz de la protesta de un alumno cordobés.

Adoctrinamiento es también la celebración cada año en los colegios de una Constitución con banderas españolas que somete a la esclavitud y la miseria al pueblo trabajador andaluz y el resto de clases populares del Estado. Adoctrinamiento son las procesiones de semana santa, o las demostraciones de la policía, y la guardia civil dentro de los colegios públicos.



El pasado 19 de diciembre, el Parlamento Andaluz dio otra vuelta de tuerca a la persecución de todos aquellos que se movilizan precisamente contra el adoctrinamiento abiertamente fascista al que tiende la universidad pública, a través de actos como el del ex ministro franquista Jaime Mayor Oreja en la Facultad de Derecho de Sevilla.

El parlamento andaluz aprobó una proposición no de ley de VOX para evitar que “ni la violencia ni la intolerancia puedan impedir la celebración de actos y conferencias debidamente autorizados”, con el objetivo de que “las universidades andaluzas no se vean perjudicadas por la violencia de la ultraizquierda». Para ello se pretende que “el Consejo Andaluz de Universidades estudie la posibilidad de suscribir un acuerdo con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que sin menoscabo de la autonomía universitaria, sirva para garantizar la seguridad y el ejercicio de la libertad académica en las universidades andaluzas”.

Por tanto, la educación pública muestra su tendencia al fascismo, reprime y reprimirá por la vía judicial y la fuerza a todos aquellos que se rebelen contra ese rostro cada vez más abiertamente reaccionario.

Desde el PCOE propugnamos el cambio radical de la sociedad, que desde la toma del poder económico por parte de la clase obrera, organizándose a través de un Frente Único del Pueblo para implantar el Socialismo, permita satisfacer todas las necesidades materiales, humanas y culturales del pueblo trabajador.

Sólo desde ahí será posible edificar unas instituciones educativas que eduquen en los valores de la solidaridad, la igualdad y el desarrollo integral del ser humano, sin los límites represivos propios de una sociedad de clases como es el Capitalismo.

Abajo la educación pública capitalista pensada para adoctrinar al hijo del obrero
Por una educación pública bajo el Socialismo
Por el Frente Único del Pueblo


Secretaría Política del Comité Regional del PCOE en Andalucía
Madrid
 
Madrid se ha convertido en un paraíso fiscal para la burguesía. En el informe oficial del Ministerio de Hacienda publicado este mes, con datos de 2016 –los últimos disponibles–, se evidencia el beneficio contante que obtienen las grandes fortunas por residir en la Comunidad de Madrid, donde el Impuesto sobre el Patrimonio se bonifica al 100% por el Gobierno regional. El 59 de las 83 mayores fortunas de España, las únicas que declaran un patrimonio superior a los 10 millones de euros, residen en la capital regional.

El Impuesto sobre el Patrimonio está ahorrando a la burguesía española más de 2 millones de euros al año en impuestos (2.095.236 euros), que son abonados por el Gobierno regional en su totalidad. No es de extrañar que este atractivo sistema fiscal seduzca cada año a más burgueses para que decidan establecer su residencia en Madrid. Entre 2014 y 2016, el número de contribuyentes que declararon un patrimonio superior a los 100 millones de euros se incrementó en 22 personas (de 61 a 83) y el número de contribuyentes de ese segmento que declararon el Impuesto de Patrimonio en la Comunidad de Madrid aumentó en 21 (de 38 a 59).

En esta línea, 2 de cada 3 euros que las grandes fortunas deberían abonar al sistema fiscal regional se quedan en sus manos, es decir, casi 500 millones de euros de los 700 que deberían ingresar al año. En 2016, apenas se recaudaron 237,3 millones de euros. Dicho de otro modo, 481,9 millones se quedaron en los bolsillos de esos grandes burgueses por obra y gracia del sistema fiscal del Gobierno regional de la capital.

En términos presupuestarios, ha privado a la Comunidad de Madrid de 825 millones de euros en ingresos fiscales, que en 2016 hubieran permitido a la región rebajar su déficit a una tercera parte. Más de la mitad de esos 825 millones de euros que la Comunidad de Madrid prefiere extraer de los bolsillos de la clase trabajadora –cerca de 500 millones– se los ahorran 1.725 burgueses con fortunas declaradas por encima de los 10 millones de euros. Es decir, que menos del 10% de los contribuyentes que presentan la declaración de Patrimonio en la Comunidad de Madrid concentran el 60% del beneficio fiscal que obtienen los madrileños por esta medida.

Estos datos no deberían extrañar a nadie. Que la Comunidad de Madrid sea una región sin ley para la burguesía no es ninguna sorpresa. Desde su constitución como autonomía en 1982, separándola artificialmente de Castilla, la capital regional se creó con el único propósito de ser una región financiera pensada para uso y disfrute de la burguesía nacional e internacional. La Comunidad de Madrid cristaliza el corrupto sistema capitalista y la meridiana lucha de clases que se vive en todo el Estado español.

En una región de escasos 8.022 km², se concentra el 30% de la población con las rentas más altas del país. La Comunidad de Madrid es una de las regiones con ingresos medios más elevados (13.099 € anuales) y es la que registra el PIB más elevado. En paralelo y por la parte contraria, 1,3 millones de madrileños se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión social, el 46% de los hogares tiene dificultades para llegar a fin de mes, 270.000 niños (el 27,3%) malviven en situación de pobreza y 6 de cada 10 trabajadores están en situación de precariedad laboral.

La clase obrera madrileña está condenada a sufrir en sus carnes la explotación más bestial de la burguesía, mientras estos parásitos disfrutan de una vida que, como si no fuera ya lo suficientemente cómoda, está libre de impuestos gracias al Gobierno regional, hecho a su medida por y para ellos.

Desde el Partido Comunista Obrero Español (PCOE), hacemos un llamamiento a todos los trabajadores a organizarse para conquistar el poder político, hacerse con el control total de la producción y revertir la riqueza justamente en la sociedad. Animamos a la clase obrera de todos los rincones del Estado español y a las distintas capas populares como los estudiantes, los jubilados o los autónomos a que se unan en torno al Frente Único del Pueblo (FUP), con el objetivo de acabar con la explotación a la que nos sumen los ladrones capitalistas que nos gobiernan y que nos arrebatan el capital que producimos con nuestro esfuerzo. Debemos recuperar la riqueza que generamos y que se concentra en unas pocas manos, para ponerla en manos de nuestra clase, el proletariado, al servicio de la mayoría del pueblo.

También hacemos un llamamiento al pueblo trabajador para que no se deje engañar por los partidos políticos de la burguesía (PP, PSOE, VOX y Ciudadanos) ni por los oportunistas representantes de la pequeña burguesía (Podemos, Más País, IU, PCE), porque ninguno de ellos, como han demostrado a lo largo de su historia, defienden los intereses de la clase obrera y ninguno de ellos eliminará los problemas que tienen un único origen: el sistema capitalista.

Solamente podremos tener una vida digna y de pleno derecho si nos adueñamos de lo que nos corresponde como fruto de nuestro trabajo, avanzando decididos hacia la toma revolucionaria del poder, hacia la destrucción del capitalismo y hacia la fundación del único sistema posible que garantice el bienestar de la clase trabajadora: el Socialismo.

¡Trabajador, organízate en el PCOE!
¡Sin partido no hay revolución!
¡Por el Socialismo!


Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Madrid
Policia
 
Mientras las instituciones y sus Fuerzas de Seguridad del Estado miran para otro lado cuando los empresarios se saltan sus propias leyes constantemente, mientras se invierte dinero público en el turismo de lujo, al proletario que nada tiene más que sus manos y su imaginación, se le aplica la ley con mano de hierro.

Ayer, la policía municipal de Sevilla que se aposta en el mercadillo del Parque Alcosa, requisó a un vendedor ambulante sus dos canastas de almendras, en las que tenía invertidos 200 euros, lo que para él sin duda es un gran capital.

No hay nada más miserable y criminal que el capitalismo, que se disfraza de “democrático” y “libre” al mismo tiempo que describe a su enemigo el comunismo como “autoritario” y “régimen opresor”.

Efectivamente, el comunismo será autoritario y opresor y no perdonará una, contra los que hoy explotan, expropian, roban y humillan diariamente al pueblo trabajador.

El capitalismo expropia a los pobres y el comunismo expropiará a los ricos.

 

Por el fin de la dictadura de los ricos
Impongamos la democracia de los proletarios
Luchemos por el Comunismo


Comité Provincial del PCOE en Sevilla
Huelgas
 
Las huelgas están en auge de nuevo en la provincia de Sevilla, en respuesta al recrudecimiento de la sobre-explotación y los despidos masivos que está perpetrando la patronal.

Es el caso de Ayesa, donde la dirección está ejecutando un proceso de desmantelamiento a base de trocearla en varias empresas con condiciones laborales aún más indignas e insoportables. Este proceso está siendo respondido contundentemente por los representantes sindicales de los trabajadores de la Coordinadora Sindical de Clase perteneciente a la Federación Sindical Mundial, razón por la cual están siendo represaliados por todas las vías, mientras los delegados de CCOO y UGT son cómplices de todo este procesos, siendo marionetas de la dirección de la empresa y sus accionistas (entre ellos la Junta de Andalucía).

En Aerópolis, las subcontratas que gravitan alrededor de Airbus imponen una espiral de bajo coste a ver quién paga menos a los trabajadores para llevarse el contrato de turno con Airbus, monopolio aeronáutico europeo e imperialista con el que se fabrican aviones de guerra que masacran a poblaciones civiles que viven sobre suelos ricos en petróleo, gas o minerales de valor.

Las empresas se asemejan cada vez más a mataderos, sometiendo a cargas de trabajo y salarios incompatibles con una vida decente y en paz.

Las empresas siguen la lucha feroz por el mercado, inherente al régimen capitalista, la cual sólo se puede hacer a base de quitarnos derechos a los trabajadores porque los beneficios de los accionistas los mantendrán a sangre y fuego, llevándose las empresas a otros puntos del planeta si hace falta. Pues ese es el fin último del régimen que vivimos, el ánimo de lucro de esa minoría.

Los trabajadores, los jóvenes, los pensionistas y el resto de clases populares hemos de unir nuestras luchas en una sóla, uniéndonos en un Frente Único del Pueblo que levante un poder obrero y popular que aplaste el poder de los banqueros y empresarios.

 

Solidaridad con todos los trabajadores en lucha
Por la unidad de la Clase Obrera a través de sus delegados de personal
Por la Construcción de un Frente Único del Pueblo
Por el Socialismo


Comité Provincial del PCOE en Sevilla