Sábado, 21 Octubre 2017
A+ R A-

No hay un año en que el Estado español no presencie episodios dramáticos de incendios en sus bosques. Se han convertido en un fenómeno habitual cada época de sequía, pero lo cierto es que no se tratan de un elemento aislado del sistema capitalista, sino que está íntimamente relacionado con él.

El pasado 15 de Octubre, pudimos comprobar cómo decenas de incendios se activaban en Galicia, Asturias y Cantabria, dando el resultado de miles de hectáreas calcinadas, cientos de viviendas destruidas e inhabitables y, hasta la fecha, cuatro muertos en Galicia y veintisiete en Portugal. Las brigadas forestales, víctimas de los continuos recortes en su plantilla y en sus medios materiales, no daban abasto para cubrir todo el territorio gallego. Tal era el grado de desesperación, que los propios habitantes de las localidades afectadas tuvieron que movilizarse para intentar frenar el avance de las llamas. La respuesta que ha tenido el pueblo gallego, asturiano y cántabro ha sido impecable, a diferencia de las reacciones del Estado español y de los gobiernos autonómicos como el de la Xunta de Galicia, ambos gobernados por uno de los herederos del régimen franquista y alumbrados por la mal llamada transición democrática: el Partido Popular.

Poco antes de esta catástrofe, y por la propia naturaleza bárbara del capitalismo, centrada en mantener la tasa de ganancia de los capitalistas a costa de recortar servicios públicos que, según los políticos lacayos de la burguesía han dejado de ser rentables, se anunciaba el despido de casi 500 brigadistas, algo que Alberto Núñez Feijóo aseguró que no repercutiría en nada a la efectividad de la lucha contra el fuego. Pero la sombra de este sistema criminal no termina aquí. A esto, hay que añadirle las continuas políticas de replantación que se están dando en el Norte de España, sustituyendo las especies arbóreas autóctonas por otra cuya rentabilidad es mucho mayor: el eucalipto. Sin embargo, una de las características principales de estos últimos es la facilidad que tienen para arder. Ante esta situación, de incendios periódicos desatados cada año, las instituciones burguesas parecen querer avivar las llamas echando más leña al fuego con el trasiego de dinero público a manos privadas y la práctica descontrolada de plantación de eucaliptos: desde el año 2000, se ha disparado un 65% en Galicia, superando las previsiones de los planes forestales vigentes. De esta situación salen beneficiados, según apunta una investigación judicial en marcha, lobbies de empresarios dedicados a la extinción de incendios, amañando concursos públicos con los que obtienen fraudulentamente adjudicaciones millonarias que a veces han incrementado el coste real del servicio en un 30%.

Habría que sumar a todo lo anterior las leyes de recalificación del terreno, que permiten a empresarios y terratenientes llenarse los bolsillos con la quema masiva de montes.

Y, por último, para aderezar este trágico escenario, se añade la respuesta casi nula de los medios de comunicación del capital ante estos funestos hechos; no obstante, estos mismos medios se han volcado en hacer campaña a favor de la respuesta reaccionaria del Estado español contra el derecho de autodeterminación del pueblo catalán que exige su independencia. La Constitución del 78 jamás tendrá respuesta ni interés alguno contra todo lo que no sea la defensa a ultranza de los intereses de los monopolios.

Con esto, señalamos la necesidad de romper con este Estado criminal asentado en el capitalismo monopolista, que no protege nuestros bosques, así como tampoco a nuestra fauna ni a los trabajadores. Por ello, vemos necesario que todos los trabajadores azotados por el látigo del capitalismo se unan en un sólo frente, el Frente Único del Pueblo, donde podremos combatir a la burguesía criminal y a sus títeres; sólo así caminaremos hacia la emancipación de la clase obrera, a través de la acumulación de fuerzas en pos del Socialismo.

¡No a las prácticas terroristas forestales!

¡No a los crímenes que sufren continuamente los trabajadores!

¡No a la precarización de las brigadas forestales!

COMUNICADO CONJUNTO DEL PCOE EN GALIZA Y ASTURIAS

El nacimiento de la Asamblea Nacional Constituyente supuso un revés político para la reacción en Venezuela, al que se ha sumado la aplastante victoria del Chavizmo en las recientes Elecciones Regionales. A la oposición, ya fracturada y que se encuentra prácticamente fuera del actual nuevo marco constitucional, solo le queda el golpe de Estado vía externa-EEUU con ayuda de Colombia, Perú, Argentina, Brasil…- para recuperar un poder que cada día tiene más lejos.
 
La caída del Estado de Miranda, bastión de la oposición encabezada por Hernique Capriles, en manos del oficialismo es síntoma de la caída política de la derecha reaccionaria en Venezuela, que cada día que pasa le grita más fuerte al mundo capitalista suplicando por el intervencionismo militar en el país, más ahora que un engendro del capital se sienta en el despacho oval de la Casa Blanca.
 
Trump, portavoz del imperialismo a nivel mundial, comienza a hacer las declaraciones que la burguesía le exige, criticando al régimen de Maduro que haya instaurado el Socialismo vehementemente” y no reconociendo los resultados, igual que Colombia, pese a que el Gobierno de Maduro está muy lejos aún de la socialización de los medios de producción, la dictadura del proletariado y, en definitiva, del Socialismo.
 
El papel del Estado español, puntal europeo del ataque contra el pueblo venezolano, no reconociendo la Asamblea Nacional Constituyente-elegida por el pueblo venezolano-, exigiendo sanciones más duras para aplicar a Venezuela y solicitando, junto a Portugal e Italia, una aclaración sobre los pasados comicios electorales pone de manifiesto que para este Estado-heredero del franquismo- solo es legal aquella Constitución que permite la represión de los pueblos y que garantiza el pleno desarrollo del imperialismo asesino.
 
Ni siquiera el capitalismo de rostro reformista le vale ya al imperialismo, que ataca con toda saña a cualquier mínimo avance social que se produzca, a todo aquello que no le permita obtener el máximo beneficio a costa del sufrimiento de los pueblos. El Partido Comunista Obrero Español denuncia las reiteradas agresiones imperialistas al pueblo venezolano y advierte sobre los peligrosos movimientos contra el Estado venezolano de los países mencionados con objeto de derrocarlo.
 
 
D. García Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista Obrero Español

 

Ahir, l'Audiència Nacional, hereva del Tribunal d'Ordre Públic feixista, va decidir empresonar als Presidents d'Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, i de l'Assemblea Nacional Catalana, Jordi Sànchez, per l'únic delicte de tenir idees polítiques independentistes i actuar en la seva defensa.

 

L'Estat demostra la seva essència reaccionaria i feixista, on existeixen tribunals com l'Audiència Nacional que jutgen i pesegueixen les idees polítiques dels ciutadans, inconcebible en un estat que s'anomeni i preï com democràtic.

 

Malgrat això, Jordi Cuixart i Jordi Sánchez no són els primers presos polítics d'aquest Estat criminal sinó que a les seves presons existeixen d'altres presos polítics, anarquistes, sindicalistes o independentistes. Mentre els lladres i corruptes del PP i el PSOE estan al carrer, igual que torturadors feixistes com Billy el Niño; Jordi Sánchez, Jordi Cuixart, Arenas i tants d'altres comunistes, sindicalistes o independentistes estan a les presons per sol fet de dissentir políticament d'un Estat que nega els drets democràtics als pobles i als treballadors.

 

L'empresonament de Cuixart i Sánchez es responsabilitat directa del Govern corrupte de Rajoy i d'un Fiscal General reprovat pel Parlament - per l'indecent comportament del Fiscal Anticorrupció al cas Lezo - però també pel recolzament incondicional del PSOE i C's. Tots ells són responsables de la repressió política a l'Estat Espanyol. El rostre feixista de tots ells s'observa clar a les declaracions d'ahir del propi Xavier García Albiol, que cridava a il·legalitzar tots els partits que en el seu programa incloguin anhels de proclamació d'una república. 

 

El Comitè Nacional del PCOC refusa l'empresonament de Jordi Sánchez i Jordi Cuixart, es solidaritzat amb ells, amb l'ANC i Òmnium i amb tots els presos polítics i exigeix la inmediata posada en llibertat de tots ells. Així mateix, exigim al President Puigdemont que compleixi amb el mandat del nostre poble i faci que el Parlament de Catalunya declari sense embuts la independència i proclami la República Catalana. Finalment, el nostre Partit dóna suport i participarà a totes les mobilitzacions que es celebraran en contra de la repressió de l'Estat i perquè s'executi el mandat donat pel nostre poble el passat dia 1 d'octubre.

 

 

Barcelona, a 17 de octubre de 2017

 

COMITÈ NACIONAL DEL PARTIT COMUNISTA OBRER DE CATALUNYA (P.C.O.C.)

 

 

 

 

LIBERTAD JORDI SÀNCHEZ, JORDI CUIXART, LIBERTAD PRESOS POLÍTICOS.

 

 

En el día de ayer  la Audiencia Nacional, heredera del Tribunal de Orden Público fascista, decidió encarcelar al Presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y al Presidente de la Assemblea Nacional Catalana, Jordi Sànchez. Su único delito ha sido tener ideas políticas independentistas y actuar en defensa de ellas.

 

El Estado demuestra su esencia reaccionaria, fascista, donde existen tribunales, como la Audiencia Nacional, que juzgan y persiguen las ideas políticas de los ciudadanos, algo inconcebible en un estado que se denomine y precie de democrático.

 

Sin embargo, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez no son los primeros presos políticos de este Estado criminal, sino que en sus cárceles existen otros presos políticos comunistas, anarquistas, sindicalistas o independentistas. Mientras los ladrones y corruptos del PP y el PSOE están en la calle, al igual que torturadores fascistas como Billy el Niño; Jordi Sànchez, Jordi Cuixart, Arenas, y tantos otros comunistas, sindicalistas o independentistas están en las cárceles por el mero hecho de disentir políticamente de un Estado que niega los derechos democráticos a los pueblos y a los trabajadores.

 

El encarcelamiento de Cuixart y Sànchez es responsabilidad directa del Gobierno corrupto de Rajoy, de un Fiscal General reprobado por el Parlamento por el indecente comportamiento del Fiscal Anticorrupción en el caso Lezo,  pero también por el apoyo incondicional del PSOE y C’s. Todos ellos son responsables de la represión política en el estado español. El rostro fascista de todos ellos se aprecian en las declaraciones, en el día de ayer, del propio Xavier García Albiol, que llamaba a ilegalizar a todos los partidos que en su programa incluyan sus anhelos de proclamación de una república.

 

El Comitè Nacional del PCOC rechaza el encarcelamiento de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, se solidariza con ellos dos, con Òmnium y la ANC y con todos los presos políticos y exige la inmediata puesta en libertad de todos ellos. Así mismo, exigimos al President Puigdemont que cumpla con el mandato que nuestro pueblo dio y haga que el Parlament de Catalunya declare sin ambages la independencia y proclame solemnemente la República Catalana. Por último, nuestro partido apoya, y participará, en todas las movilizaciones que se celebrarán contra la represión del Estado y porque se ejecute el mandato dado por nuestro pueblo el pasado día 1 de octubre. 

 

 

Barcelona, a 17 de octubre de 2017

 

COMITÈ NACIONAL DEL PARTIT COMUNISTA OBRER DE CATALUNYA (P.C.O.C.)

Ahir, l'Audiència Nacional, hereva del Tribunal d'Ordre Públic
feixista, va decidir empresonar als Presidents d'Òmnium Cultural,
Jordi Cuixart, i de l'Assemblea Nacional Catalana, Jordi Sànchez, per
l'únic delicte de tenir idees polítiques independentistes i actuar en la
seva defensa.
L'Estat demostra la seva essència reaccionaria i feixista, on
existeixen tribunals com l'Audiència Nacional que jutgen i
pesegueixen les idees polítiques dels ciutadans, inconcebible en un
estat que s'anomeni i preï com democràtic.
Malgrat això, Jordi Cuixart i Jordi Sánchez no són els primers presos
polítics d'aquest Estat criminal sinó que a les seves presons
existeixen d'altres presos polítics, anarquistes, sindicalistes o
independentistes. Mentre els lladres i corruptes del PP i el PSOE
estan al carrer, igual que torturadors feixistes com Billy el Niño;
Jordi Sánchez, Jordi Cuixart, Arenas i tants d'altres comunistes,
sindicalistes o independentistes estan a les presons per sol fet de
dissentir políticament d'un Estat que nega els drets democràtics als
pobles i als treballadors.
L'empresonament de Cuixart i Sánchez es responsabilitat directa del
Govern corrupte de Rajoy i d'un Fiscal General reprovat pel
Parlament - per l'indecent comportament del Fiscal Anticorrupció al
cas Lezo - però també pel recolzament incondicional del PSOE i C's.
Tots ells són responsables de la repressió política a l'Estat Espanyol.
El rostre feixista de tots ells s'observa clar a les declaracions d'ahir
del propi Xavier García Albial, que cridava a il·legalitzar tots els
partits que en el seu programa incloguin anhels de proclamació
d'una república.
El Comitè Nacional del PCOC refusa l'empresonament de Jordi
Sánchez i Jordi Cuixart, es solidaritzat amb ells, amb l'ANC i
Òmnium i amb tots els presos polítics i exigeix la inmediata posada
en llibertat de tots ells. Ai mateix, exigim al President Puigdemont
que compleixi amb el mandat del nostre poble i faci que el Parlament
de Catalunya declari sense embuts la independència i proclami la
República Catalana. Finalment, el nostre Partit dóna suport i
participarà a totes les mobilitzacions que es celebraran en contra de
la repressió de l'Estat i perquè s'executi el mandat donat pel nostre
poble el passat dia 1 d'octubre.
Barcelona, a 17 de octubre de 2017
  • COMITÈ NACIONAL DEL PARTIT COMUNISTA OBRER DE
    CATALUNYA (P.C.O.C.)
    LIBERTAD JORDI SÀNCHEZ, JORDI CUIXART,
    LIBERTAD PRESOS POLÍTICOS.
    En el día de ayer la Audiencia Nacional, heredera del Tribunal de
    Orden Público fascista, decidió encarcelar al Presidente de Òmnium
    Cultural, Jordi Cuixart, y al Presidente de la Assemblea Nacional
    Catalana, Jordi Sànchez. Su único delito ha sido tener ideas políticas
    independentistas y actuar en defensa de ellas.
    El Estado demuestra su esencia reaccionaria, fascista, donde existen
    tribunales, como la Audiencia Nacional, que juzgan y persiguen las
    ideas políticas de los ciudadanos, algo inconcebible en un estado que
    se denomine y precie de democrático.
    Sin embargo, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez no son los primeros
    presos políticos de este Estado criminal, sino que en sus cárceles
    existen otros presos políticos comunistas, anarquistas, sindicalistas o
    independentistas. Mientras los ladrones y corruptos del PP y el PSOE
    están en la calle, al igual que torturadores fascistas como Billy el
    Niño; Jordi Sànchez, Jordi Cuixart, Arenas, y tantos otros comunistas,
    sindicalistas o independentistas están en las cárceles por el mero
    hecho de disentir políticamente de un Estado que niega los derechos
    democráticos a los pueblos y a los trabajadores.
    El encarcelamiento de Cuixart y Sànchez es responsabilidad directa
    del Gobierno corrupto de Rajoy, de un Fiscal General reprobado por
    el Parlamento por el indecente comportamiento del Fiscal
    Anticorrupción en el caso Lezo, pero también por el apoyo
    incondicional del PSOE y C’s. Todos ellos son responsables de la
    represión política en el estado español. El rostro fascista de todos
    ellos se aprecian en las declaraciones, en el día de ayer, del propio
    Xavier García Albiol, que llamaba a ilegalizar a todos los partidos que
    en su programa incluyan sus anhelos de proclamación de una
    república.
    El Comitè Nacional del PCOC rechaza el encarcelamiento de Jordi
    Sànchez y Jordi Cuixart, se solidariza con ellos dos, con Òmnium y la
    ANC y con todos los presos políticos y exige la inmediata puesta en
    libertad de todos ellos. Así mismo, exigimos al President Puigdemont
  • que cumpla con el mandato que nuestro pueblo dio y haga que el
    Parlament de Catalunya declare sin ambages la independencia y
    proclame solemnemente la República Catalana. Por último, nuestro
    partido apoya, y participará, en todas las movilizaciones que se
    celebrarán contra la represión del Estado y porque se ejecute el
    mandato dado por nuestro pueblo el pasado día 1 de octubre.
    Barcelona, a 17 de octubre de 2017
    COMITÈ NACIONAL DEL PARTIT COMUNISTA OBRER DE
    CATALUNYA (P.C.O.C.)

En menos de dos años de Gobierno, Mauricio Macri ha demostrado toda su esencia reaccionaria y criminal contra el pueblo argentino, utilizando el aparato del estado para detener, apresar, encarcelar y asesinar selectivamente a activistas sociales así como aplicar una política económica en favor de los monopolios nacionales e internacionales dejando al pueblo un estado de miseria propio de los años 90.

El comienzo de su legislatura, marcado por la agresiva política económica fijada desde Estados Unidos y cuya consecuencia ha sido la destrucción de los servicios públicos -que han perjudicando las condiciones de vida de los trabajadores, jubilados y desempleados de Argentina-  y privatizaciones (YPF, Aerolíneas Argentinas, Vialidad Nacional…), ha propiciado, por un lado, el apoyo incondicional a Macri de los Gobiernos imperialistas (EEUUEspañaFranciaAlemania…), la burguesía internacional y sus voceros -como Carlos Rodríguez Braun y toda la pléyade de mercenarios con micrófono que desfilan por las indignas radios españolas -, y por otro lado, el estallido del pueblo en contra de estas políticas que lo empobrecen y arruinan, temor que se ve refrendado en el las palabras del trotskista Gustavo Vera -“El papa Francisco impedirá un estallido social en Argentina”- quien apela directamente al Papa para tratar de evitarlo a toda costa.

La desaparición forzosa y asesinato de Santiago Maldonado -cuando participaba contra la represión estatal sobre la Comunidad Mapuche de Cushamen- o la encarcelación de Milagro Sala -dirigente social e indígena, parlamentaria del Mercosur y presa política- son tan solo los últimos de una larga lista de actos criminales llevados a cabo por Macri y su abominable Gobierno, quien ha tomado la senda de los encarcelamientos y asesinatos selectivos, herederos de la dictadura militar fascista, para tratar de aplacar la lucha del pueblo contra su criminal Gobierno.

El Partido Comunista Obrero Español exige a Mauricio Macri que cese en su ataque al pueblo argentino y que dimita inmediatamente y expresamos nuestra solidaridad y apoyo al proletariado de Argentina para que, de no producirse dicha dimisión inmediata, tumbe al criminal Gobierno de Macri con la lucha en las calles y la organización política del pueblo por el Socialismo, única vía democrática que tienen los trabajadores. Y es que con el fascismo no se dialoga, se le combate.

¡Abajo el Gobierno criminal y fascista de Mauricio Macri!

¡Viva la clase obrera y el pueblo argentino!

 

D. García – Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista Obrero Español

El pasado día 10 de octubre el President de la Generalitat comparecía ante el Parlament de Catalunya para llevarle los resultados del Referéndum del 1 de octubre y asumirlos, debiendo declarar la independencia y proclamar la República Catalana. Sin embargo, Puigdemont hizo una ambigua declaración política por la que Cataluña se convierte en un estado independiente en forma de República para, a renglón seguido, declarar una suspensión de la declaración anterior y dar paso a un proceso de diálogo con el que tratar de alcanzar una salida a la situación.

Al día siguiente,  la respuesta dada por el Gobierno de Rajoy fue nítida: Represión y burla.  Y decimos represión porque activó, formalmente, el artículo 155, y señalamos formalmente porque, en la práctica, la intervención y la represión contra la autonomía catalana ya eran efectivas desde antes del 1 de Octubre. Y decimos burla porque anunció que dentro de 6 meses tratarán de iniciar una comisión parlamentaria de estudio para la Reforma constitucional, que en realidad significa hacer lo que a los reaccionarios servidores de los monopolios les dé la gana con tal de engañar al pueblo.

Esta fórmula ha servido para que el bloque fascista que defiende abiertamente las posiciones del Estado  reaccionario se cohesione, de tal modo que el PP, el partido de la corrupción y de la represión máxima contra el proletariado, se quiera mostrar como la fuerza central en la defensa del Estado y el PSOE patrimonialice el engaño de la Comisión parlamentaria de la Reforma Constitucional. Pedro Sánchez, que llamó indecente a Rajoy, no tiene problema alguno no sólo en apoyarlo sin fisuras sino en ser el principal sostén de este gobierno corrupto que está arremetiendo contra Cataluña y que no dispone, tan siquiera, del apoyo de la inmensa mayoría del electorado, no hemos de olvidar que el 77% del electorado no votó al PP.

El posicionamiento de Puigdemont en el Parlament el pasado martes, y consecuentemente del Govern de la Generalitat, atiende fundamentalmente a una cuestión de clase. Si el referéndum del 1 de octubre ha sido un éxito, y ha servido para deteriorar al Estado, ha sido porque el conflicto dejó los despachos donde la burguesía chalanea y juega con el pueblo, y discurrió por los campos de batalla de la calle, donde el proletariado asumió, ante la represión del Estado,  la realización del referéndum, así como el protagonismo de una lucha que superó los términos de la cuestión nacional y ha empezado a impregnarse, cada vez más,  de lucha de clases. Como se decía en las calles de Cataluña, no era ya una cuestión en términos nacionales sino en términos democráticos y ello significa luchar contra el Estado, teniendo dichas masas en su cabeza la independencia como mayor arma para vencer al Estado. Hemos comprobado que Puigdemont, como voz del Govern de Junts Pel Sí (ERC y CDC/PDCAT), verbalizó un discurso por el que, mediante la ambigüedad y la suspensión de la declaración de independencia, introduce incertidumbre al objeto de devolver el conflicto a un escenario, a un cauce burgués, conocedor de que el conflicto ha rebasado el marco establecido por su clase.

Por ello, la lógica de la táctica del Govern de ERC y CDC/PDCAT, a partir del pleno del Parlament del día 10 de octubre, es la de tratar de buscar una salida al conflicto mediante la intervención internacional, una mediación, entre los representantes de los monopolios (Gobierno español) y los representantes de la burguesía catalana (Govern de la Generalitat), es a esto a lo que denominan “diálogo”, término eufemístico que significa ganar tiempo para tratar de encontrar una componenda que satisfaga a la burguesía catalana, que aspira a ser socia en el bloque imperialista europeo de la reaccionaria burguesía monopolista española, con ésta última.

La postura de Puigdemont asumida el pasado 10 de octubre es, en nuestra opinión, totalmente errónea, como los hechos han demostrado. Si pretendían poner la pelota en el tejado de Rajoy, éste en menos de 24 horas se la ha retornado, demandándole que responda si ha hecho una declaración de independencia. Sin lugar a dudas, lo que busca Rajoy es erosionar y confrontar al bloque independentista.

La respuesta dada por el Estado a Puigdemont, como no podía ser de otra manera, es de rechazar cualquier tipo de mediación y de exigir el establecimiento de lo que ellos llaman orden constitucional, no vacilando para ello en la aplicación efectiva de toda la represión necesaria y sacando a pasear a toda la escoria fascista que se manifiesta a lo largo y ancho de la península actuando con absoluta impunidad.  Esta respuesta del Gobierno, apoyada por el PSOE y C’s, ha dejado con las patas colgando a los oportunistas de PODEMOS, IU/PCE, ICV y Els Comuns que siempre han negado el derecho a la autodeterminación de la nación catalana, subordinándolo a la voluntad del Estado con el que debe negociarlo. Los oportunistas obvian que los derechos se ejercen y no se negocian. Ahora que Rajoy, y aquéllos con los que quieren pactar los oportunistas, el PSOE, han dejado claro la negativa del Estado y la vía de la reacción, no dudando en desfilar en las manifestaciones con el fascismo, están obligados a dejar de estar de perfil, o se posicionan con el Estado reaccionario, o se posicionan con la voluntad expresada por el pueblo catalán el pasado 1 de octubre. Los hechos sucedidos tanto el día 10 en el Parlament, como la respuesta dada por el Estado, puede suponer que en Cataluña, si bien el bloque independentista está fraccionado, puede aumentar sus filas dependiendo de la reacción de Podem y de Els Comuns; así como el PSC va a fragmentarse, todavía más, el día que el Estado arrecie con la represión y vaya vaciando las competencias de la Generalitat.

Los anhelos de que la Unión Europea, u otras potencias imperialistas, intervengan en una mediación del conflicto es otra percepción errónea de la burguesía catalana, pues los imperialistas no tienen el menor interés en debilitar, aún más, uno de los eslabones más débiles de la cadena imperialista: el estado español, máxime cuando nos encontramos ante un imperialismo absolutamente podrido.

La autodeterminación, y la independencia, únicamente es posible con la clase obrera movilizada, y la realización del Referéndum del 1 de octubre, el rechazo de la represión del Estado las últimas semanas de septiembre, la huelga nacional política del 3 de octubre, atestiguan que  la emancipación nacional de Cataluña únicamente es posible desde la movilización, y es aquí donde la lucha en términos nacionales empiezan a transitar, también, hacia la lucha de clases; terreno que no quieren ni la burguesía catalana ni la burguesía monopolista. El Presidente de la Patronal catalana Empresaris de Catalunya, Josep Bou i Vila, señaló la semana pasada que pedía a Carles Puigdemont que no declarase la independencia, disolviera el Parlament y convocase elecciones catalanas para “quitarse de en medio a la CUP, de quién es rehén”; prueba evidente de que los empresarios ya están percibiendo que el choque ya está empezando a desarrollarse en términos de clase, expresándolo la Patronal de esa forma. En Cataluña hoy se está desarrollando una lucha de clases entre la burguesía monopolista, la pequeña y mediana burguesía catalana y la clase obrera catalana. Las dos primeras son enemigas juradas de  la tercera, y es ahí la razón por la que Puigdemont saca el ‘diálogo’,  que pretende ser la desactivación de la calle, de la clase obrera, para circunscribir el proceso por los cauces de la burguesía pues sabe, que si va hasta el final, hasta la independencia, más temprano que tarde la burguesía catalana será desarbolada por el proletariado y, sin duda, la burguesía monopolista será también azotada en el resto del Estado saliendo a flote todas las contradicciones falsamente cerradas en los criminales acuerdos de la Transición, exacerbándose también la lucha de clases en el resto del estado español. Los trabajadores catalanes únicamente tienen como aliados firmes al proletariado y, fundamentalmente, al proletariado del estado español  que ya han manifestado su apoyo a los derechos del pueblo catalán y se han manifestado contra el Estado en las ciudades más importantes del estado español.

Exigimos al Govern de la Generalitat que cumpla con lo expresado por el pueblo catalán el pasado 1 de Octubre en un Referéndum que defendió en la calle pasando por encima de la criminal represión del Estado, y aplique las leyes de transitoriedad  y, en consecuencia, se declare a todos los efectos políticos y jurídicos la independencia y se proclame la República Catalana.

¡ABAJO EL ESTADO IMPERIALISTA ESPAÑOL!

¡POR EL SOCIALISMO!

Barcelona, 13 de octubre de 2017.

 

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)

COMITÈ NACIONAL DEL PARTIT COMUNISTA OBRER DE CATALUNYA (PCOC)

Ante el grave accidente acaecido en esta jornada junto al Parque Periurbano "La Pulgosa", el Partido Comunista Obrero Español vuelve a alertar al conjunto de la clase obrera, y al pueblo trabajador de Albacete, sobre el peligro al que se expone de forma innecesaria a la población por albergar una base aérea otanista en nuestro suelo.

El incidente se producía cuando el Eurofighter siniestrado regresaba a la Base de Los Llanos tras participar en el Desfile de la Vergüenza, presidido por Felipe VI y otras autoridades también herederas del tardofranquismo, e igual de corruptas y despreciables, en el cual la burguesía jaleaba furiosamente a los cuerpos represivos del Estado, los mismos que desahucian a familias obreras y zurran la badana a nuestro pueblo hermano de Cataluña por defender, con toda justicia, su derecho a la autodeterminación, y a la independencia de su nación, sin someterse a la tutela del Estado español. Y es que con la invitación de la ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, un cuarto de siglo después la Policía Nacional vuelve a desfilar el 12 de octubre. Pero tampoco han faltado vítores dirigidos a aquellas unidades de mercenarios que participan en misiones imperialistas, aplastando las aspiraciones soberanistas y anticolonialistas de pueblos enteros con el fin de imponer los designios de los monopolios.

La evidente traición que la política del PCE significó con respecto del marxismo-leninismo y que se puso de manifiesto durante la mal llamada Transición, situando ad calendas graecas la Revolución, hoy hace posible que la bandera monárquica ondee en este acto repulsivo.

Asimismo, el PCOE denuncia el despilfarro asumido por el Estado para costear el fasto del evento. Mientras la clase obrera sufre todo tipo de privaciones, la clase dominante no repara en gastos a la hora de exhibir todo su arsenal en medio de la catarsis fascista que representa "El Día de la Hispanidad". El caza accidentado tiene un coste de 118 millones de euros y, según un estudio publicado en 2015 por el Royal United Services Institute (RUSI) británico, cada hora de vuelo de estas aeronaves cuesta 15.000 euros.

Los señores feudales disponían de la picota como símbolo de su poder; la oligarquía española despliega sus tanques y aviones con el objeto de frenar posibles tentativas subversivas de las naciones oprimidas y de la esclavitud asalariada que amenacen a su régimen explotador y asesino. Pero es seguro que la lucha de clases jamás se detendrá. El rollo del Medioevo no impidió que se sucedieran jacqueries a lo largo y ancho de toda Europa.

¿Qué hubiera ocurrido si el avión se estrella justo sobre La Pulgosa? Posiblemente entonces estaríamos hablando de catástrofe en vez de accidente mortal, ya que muchas son las familias de Albacete que optan por pasar allí el día.

Por todo ello, desde el PCOE hacemos un llamamiento a la clase obrera, al pueblo trabajador y a la juventud de extracción obrera y popular albaceteña a organizarse en torno a su Partido, el Partido de vanguardia del proletariado, en el Frente único del Pueblo para conjurar la barbarie imperialista y luchar por el Socialismo.

Albacete, 12 de octubre de 2017

COMITÉ LOCAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE) EN ALBACETE

La situación de los trabajadores, tanto del Estado español como de la Región de Madrid, continúa empeorando día a día. El trabajo que se crea, de alta temporalidad y baja remuneración, la depauperada calidad de la sanidad y educación, el oscuro futuro de las pensiones y la corrupción del Gobierno, que trasvasa ingentes cantidades de dinero de todos a las manos de los monopolios, son los enemigos verdaderos de la clase obrera.
 
Tras los meses de mayor turismo, donde los trabajadores del sector de la hostelería han estado explotados a más no poder, sobreviene ahora un periodo de carestía de empleo provocada por la alta temporalidad de este. En los pocos empleos indefinidos que se crean y los que ya existían se vive una situación de presión constante con la espada de Damocles del despido bajo cualquier criterio, esté o no esté en el contrato de trabajo, saltando por los aires los horarios y las jornadas laborales, los cuales hoy no se respetan y tampoco se abonan las horas extras.
 
Esta situación, que imposibilita el desarrollo de una vida digna para la clase trabajadora, supone que el desarrollo laboral en el centro de trabajo sea más parecido a una cárcel que a cualquier otra cosa pero se agrava aun más debido al empobrecimiento y depauperación de los servicios públicos más básicos como son la educación y la sanidad, en Madrid en proceso de desmantelamiento.
 
Con el cierre de Institutos públicos como el Benito Pérez Galdós, cada vez menos institutos públicos donde poder estudiar Formación Profesional, un acceso cada vez más restrictivo a las becas universitarias(más de 70.000 alumnos se han quedado sin acceso desde el año 2012) y las pobres condiciones de las plantillas de profesores(en muchos institutos y colegios con plazas de profesorado sin cubrir) la juventud obrera tiene cada vez más restringido el acceso a la formación y a los estudios, sin hablar ya de la calidad de estos, mientras la educación privada y concertada sigue creciendo en Madrid.
 
De igual manera la sanidad madrileña sufre las consecuencias del avance del capitalismo, encarnado en el Gobierno Regional del Partido Popular, con hospitales públicos que literalmente se caen a pedazos-como ha ocurrido en los Hospitales Gregorio Marañón y 12 de Octubre- y listas de espera interminables unidas al aumento de hospitales privados que, ya sin vergüenza ninguna, ofrecen al Gobierno un descenso de las listas previo pago de 1.500 millones de euros.
 
Mientras se empobrece a propósito los servicios públicos, provocando así una peor atención educativa y sanitaria al proletariado, se trasvasan esos dineros a las empresas privadas a través del Gobierno de Cristina Cifuentes, que no ha dudado en regalar a su ex consejero de sanidad en un puesto de 82.000 euros al año agradeciéndole así los servicios prestados a la burguesía, que está ganando dinero a manos llenos con este plan privatizador de los servicios públicos.
 
La corrupción del PP, que en Madrid tiene cercada a Cristina Cifuentes, es ya el pan nuestro de cada día conLa Púnica” y elCaso Lezo”. La Presidenta Regional trata de escapar de las consecuencias del contrato corrupto del servicio de cafetería que el Parlamento adjudicó al empresario Arturo Cantoblanco-quien pagaba en B” a sus trabajadores-mientras maniobra, con la inestimable ayuda de sus socios de Gobierno(Ciudadanos) y el PSOE, para colocar en el Senado a su ex número 3 Jaime González Taboada, imputado ahora en la trama Púnica, para que pueda acogerse al aforamiento de senador.
 
Y son precisamente estos tres partidos-PP, PSOE y Ciudadanos- los que quieren hacernos creer a los trabajadores que nuestros enemigos están en Cataluña. No, los enemigos de la clase obrera no están en Cataluña sino en Madrid. Nuestros enemigos están en el Congreso, modificando el artículo 135 de la Constitución de forma exprés y depauperando la vida del pueblo presupuesto tras presupuesto. Están en la Asamblea Regional liquidando los servicios públicos madrileños. Están en las calles Génova 13, Ferraz 70, Alcalá 253-nidos de corrupción reacción y servilismo burgués- y en la calle Diego de León 50, desde donde la burguesía pide un real decreto-ley que facilite el cambio de sede social de las empresas y lo obtiene de su Gobierno en menos de 48 horas. El enemigo está en el Estado español de los monopolios.
 
El Partido Comunista Obrero Español hace un llamamiento a la clase obrera madrileña a no dejarse engañar por aquellos que nos están atacando y explotando continuamente, a no caminar bajo la falsa bandera de la unidad nacional, a no ver en el pueblo catalán al enemigo. El pueblo trabajador no tiene más enemigo que la burguesía que le oprime y explota todos los días en el centro de trabajo, que le obliga a no poder trabajar y que no le permite vivir con dignidad. 
 

¡El enemigo de la clase obrera está en Madrid!

¡Abajo la burguesía explotadora!

¡Viva el Internacionalismo Proletario!

 
Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español(PCOE) de Madrid

El Capitalismo Monopolista de Estado es una forma de capitalismo monopolista que consiste en la fusión, en la unión, de los monopolios con el Estado burgués en un mecanismo único.

Algunos hablan de “puertas giratorias” y hacen juegos malabares para salvaguardar al capitalismo monopolista de Estado y la democracia burguesa, cuando en realidad conforme más se desarrolla el capitalismo monopolista de estado, el imperialismo, tanto más se avanza hacia la reacción política, siendo el fascismo una de las formas de la reacción, y más se entierra la democracia burguesa. El Estado español, por mucho que los oportunistas se nieguen a reconocer dicha realidad, es un nítido ejemplo de lo que afirmamos y se está apreciando, de manera muy clara, en los días que corren en la pugna existente entre la nación catalana y el Estado español.

El proceso del Referéndum del 1 de Octubre, ha servido para mostrarnos de manera muy clara, una vez más, que el Estado es reaccionario, apaleando al pueblo por expresarse con una urna, arremetiendo contra medios de comunicación catalanes, imprentas, instituciones catalanas y actuando, incluso, en contra de sus propias leyes – con el consentimiento de la Judicatura – con absoluta impunidad y asentimiento de las distintas instituciones supranacionales imperialistas.

La fuerza opresora y coercitiva del Estado español no sólo se limita a la violencia física, ejercida contra el Pueblo Catalán y con la que no ha podido frenarle -sino que ha servido para fortalecerlo más en su rechazo al Estado- sino que, fundamentalmente, el Estado español desarrolla una violencia ideológica contra el pensamiento del pueblo, al que meten miedo y engañan vilmente a través del brazo de agitación y propaganda del Estado, en manos de los monopolios y a su servicio, que no sólo inocula todo tipo de engaño y de infundio a través de sus mercenarios, mal llamados periodistas e intelectualidad burguesa, totalmente prostituidos a los monopolios.

La última expresión ha sido el movimiento, totalmente orquestado como es lógico, pues Estado y monopolios son la misma cosa, ha sido los movimientos de diversos Bancos y empresas con sede en Cataluña, pero con capitales de todas partes del mundo, que han trasladado su cambio de sede a otros puntos del Estado con el objetivo de salir en defensa de la estructura territorial y de Estado impuesta por los monopolios, con apoyo de los traidores oportunistas – PCE y PSOE.

Viendo que ni la fuerza bruta,  ni la violencia más descarnada, ni las mentiras de los lacayos de los monopolios, han hecho mella en una gran parte del pueblo catalán, los monopolios realizan esta vuelta de tuerca pretendiendo asustar al pueblo con una huida empresarial que, supuestamente, empobrecerá al pueblo catalán, a pesar de que cuando más deslocalizaciones y más destrucción de industrias ha habido en Cataluña ha sido entre los años 2000-2007, donde ni tan siquiera existía la crisis económica. Entre las mentiras que vierten a los catalanes  les señalan que con la independencia tendrán que acuñar una moneda nueva, al estar fuera de la UE, que se devaluará en torno a un 50% y les aplicarán aranceles con lo que Cataluña será un caos, un desastre. Y nosotros nos preguntamos, si fuera así para el Estado español ¿no sería más interesante que se produjese eso para que los catalanes pidieran volver ante tamaña catástrofe anunciada por los oráculos de la economía?

Las políticas económicas de Zapatero y de Rajoy se han fundamentado en Reformas Laborales que han sido unos auténticos crímenes donde han devaluado el salario real de los trabajadores en un 25% para ser, según ellos, más competitivos y atraer capitales extranjeros y hacer atractivo el país para que los empresarios creen empleo. Ese es el argumento que los dirigentes políticos de los monopolios y sus partidos – desde el PSOE al PP – para justificar semejante política criminal. Pero es curioso, precisamente, eso que han hecho ellos, y que van a seguir haciendo, es con lo que ahora asustan al pueblo catalán si éste se independiza y constituye una República. ¿Por qué no se van de Cataluña totalmente esos empresarios? Porque saben que irán otros a ocupar el espacio que ellos ocupan hoy y porque saben que todo lo que están diciendo y haciendo tiene por objetivo  engañar al pueblo para que desista de la independencia, que en realidad no va en contra de los monopolios pero que obstaculiza minimamente la estructura territorial y política impuesta por los monopolios que les permite explotar inmisericordemente al proletariado a través de Estado potente, el cual se debilitaría si prosperase lo expresado en el Referéndum del día 1 de Octubre.

No son puertas giratorias, es Capitalismo monopolista de Estado, donde la fusión entre los monopolios y el Estado se hace empleando, entre otras, la fórmula de colocar a los representantes de los monopolios en los cargos de dirección política del Estado siendo ésta la manera en la que se garantizan que la política del Estado estará al servicio de los intereses de los monopolios. Señalan los miembros de PP, PSOE, C’s, etcétera, que el referéndum es ilegal y que no  se puede votar la autodeterminación catalana porque es ilegal  pero cuando las potencias imperialistas – como Alemania o EEUU  - les ordenan modificar la Constitución lo hacen sobre la marcha un día de agosto de 2011, o cuando CAIXABANK les dice que les cambien una ley para poder mover su sede social, en 24 horas el Gobierno le hace un Real Decreto Ley para colmar los deseos e intereses de la oligarquía financiera. Para los  monopolios todo es posible, para que el pueblo catalán se exprese democráticamente no es posible, esa es la esencia de la democracia burguesa: Poder e impunidad para los monopolios y represión y sometimiento para los pueblos, para el proletariado.

El Estado español está en la reacción y, cada día que pase, será más reaccionario. Ayer en la manifestación de Barcelona, donde el Estado sacó a pasear al fascismo ibérico – de todo el Estado - por las calles de la capital catalana se pudo ver no la fuerza de la unidad de España, sino la decadencia del Capitalismo Monopolista de Estado.  Y es que, ya lo decía Lenin, “El capitalismo monopolista de Estado es la preparación material más completa para el socialismo, su antesala, un peldaño de la escalera histórica entre el cual y el peldaño llamado socialismo no hay ningún peldaño intermedio”. Ante este escenario, únicamente el proletariado de las distintas naciones que componen el Estado, unidos y organizados bajo la dirección del marxismo-leninismo, fusionados  con él, son la única garantía de nuestra emancipación nacional y como clase;  o lo que es lo mismo, el desarrollo de nuestro Partido es la garantía de que la clase obrera cumplirá la misión histórica que tiene encomendada: La construcción del socialismo, como paso previo al Comunismo, y la imposición de la dictadura del proletariado de manera temporal, que es la mayor expresión democrática que puede existir.

¡FORTALECE AL PARTIDO, ÚNETE AL PCOE!

¡POR EL SOCIALISMO!

 

COMISIÓN DE AGITACIÓN Y PROPAGANDA DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)

Lo que se denomina Régimen del 78 se impuso por el acuerdo entre fascistas y los traidores oportunistas – PSOE y PCE – por el que salvaguardaron el régimen franquista, y sus principios, dándole un ligero barniz democrático-burgués el oportunismo, a cambio de prebendas,  integrándose en el régimen, que cerraron en falso una serie de contradicciones que la burguesía debería haber resuelto y que, en lugar de resolverse – ruptura democrática – decidieron  cerrarlas en falso mediante la Reforma Constitucional del Franquismo. La crisis económica ha llevado a la Crisis política e institucional, exacerbando las contradicciones, falsamente enterradas, que han empezado a salir a la superficie con toda su crudeza, algunas, y otras más temprano que tarde no dudarán en salir con la misma, o más, fuerza.

El pueblo catalán ha salido masivamente a la calle para defender, contra las fuerzas represivas del Estado – Jueces, fiscales, Policía y Guardia Civil -, su derecho a la autodeterminación votando mayoritariamente a favor de la independencia.

Este proceso por la autodeterminación de Cataluña ha debilitado ya al Estado y lo ha desgastado en el terreno internacional, aunque como es normal mantenga el apoyo de los distintos bloques imperialistas, todos los pueblos del mundo saben ya  de la naturaleza reaccionaria del Estado, pues las imágenes de la represión contra el pueblo catalán recorrieron todo el mundo.

El proceso catalán está llegando a un punto de inflexión, un punto donde se le puede escapar de las manos a la burguesía, inquietud ésta manifestada por la propia Patronal Empresaris de Catalunya, donde su vocero Josep Bou pedía a Puigdemont que el martes disolviera el Parlament, “convocase elecciones autonómicas y se quitasen de en medio a la CUP de una vez ya”. Cierto es que  el proceso independentista de Cataluña compromete  los intereses del imperialismo europeo y debilita a la Unión Europea. Y esto lo expresa, de manera magnífica, el fascista francés Manuel Valls, que ayer señalaba “deshacer España es deshacer Europa. Si abrimos la vía de la independencia mañana será el País Vasco, y después el País Vasco francés, la Italia del Norte … y después es la guerra.”; a Valls se le olvida, entre otros casos, Córcega y el Rosellón (Catalunya Nord).

A la cuestión nacional de Cataluña hoy, y seguramente mañana del País Vasco, hay que añadir la situación de cada vez mayor empobrecimiento del proletariado – tanto en las ciudades como en el agro -, y de los distintos sectores sociales que lo conforman – trabajadores, parados, jubilados, estudiantes, juventud,… -. No cabe otra cosa que centrar nuestras humildes fuerzas en organizar a los trabajadores, trabajar sin descanso en la unidad del sindicalismo de clase fortaleciendo a la Federación Sindical Mundial en el estado español y agudizando la cuestión no resuelta por la burguesía de la tierra,   debiendo conducir a los jornaleros y a los campesinos pobres a la lucha Reforma Agraria, una demanda sentida por los jornaleros andaluces, y cardinal para el desarrollo económico de Andalucía, Extremadura y Castilla La Mancha. Una Reforma Agraria que debe ser antilatifundista y antimonopolista, de tal modo que cuando esta contradicción se exacerbe, y dependen en gran parte de cómo se cierre la cuestión catalana,  emergerá con una fuerza mucho mayor a la del derecho de autodeterminación de Cataluña y dañará mucho al Estado porque, a diferencia de la cuestión nacional, desde el primer momento tiene una naturaleza clasista y exige medidas de socialización.

A tenor de todo lo expuesto, el Pleno del Comité Central del Partido Comunista Obrero Español adopta las siguientes

RESOLUCIONES:

  1. Apoyar plenamente al PCOC en su posición adoptada en el Referéndum y en su decisión de penetración en el movimiento popular para impregnarla de los principios del marxismo-leninismo y contribuir al desplazamiento de la lucha nacional hacia una única lucha de clases contra la burguesía y su Estado.
  2. Exigir al Govern de la Generalitat que cumpla con los resultados arrojados por el Referéndum de 1-O, que tenía carácter vinculante, y que cumpla con la voluntad expresada en las urnas de manera mayoritaria por el pueblo catalán el pasado domingo 1 de octubre.
  3. Fortalecer el sindicalismo de clase en el estado español trabajando por la consecución de un bloque sindical de clase compacto que sea la unión de los distintos sindicatos que conforman la Federación Sindical Mundial en el estado.
  4. Promocionar la Reforma Agraria antilatifundista y antimonopolista entre los jornaleros de los pueblos rurales, y los obreros de las ciudades, fundamentalmente en Andalucía, Castilla la Mancha y Extremadura, y organizarlos en la consecución de este objetivo como única posibilidad de desarrollo económico de dichas regiones azotadas y maltratadas por el Estado reaccionario español.

PLENO DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E)

Sevilla, a 7 de octubre de 2017.

1)      Apoyar plenamente al PCOC en su posición adoptada en el Referéndum y en su decisión de penetración en el movimiento popular para impregnarla de los principios del marxismo-leninismo y contribuir al desplazamiento de la lucha nacional hacia una única lucha de clases contra la burguesía y su Estado.

2)     Exigir al Govern de la Generalitat que cumpla con los resultados arrojados por el Referéndum de 1-O, que tenía carácter vinculante, y que cumpla con la voluntad expresada en las urnas de manera mayoritaria por el pueblo catalán el pasado domingo 1 de octubre.

3)     Fortalecer el sindicalismo de clase en el estado español trabajando por la consecución de un bloque sindical de clase compacto que sea la unión de los distintos sindicatos que conforman la Federación Sindical Mundial en el estado.

Promocionar la Reforma Agraria antilatifundista y antimonopolista entre los jornaleros de los pueblos rurales, y los obreros de las ciudades, fundamentalmente en Andalucía, Castilla la Mancha y Extremadura, y organizarlos en la consecución de este objetivo como única posibilidad de desarrollo económico de dichas regiones azotadas y maltratadas por el Estado reaccionario español. 

El régimen del 78 sigue en su deriva esquizofrénica y criminal hacia un baño de sangre, tanto contra el pueblo catalán como contra la disidencia del resto del Estado. En estas últimas horas, vemos como suben de tono las palabras de políticos fascistas, delegados de gobierno, personalidades públicas, periodistas, cuerpos de represión, jueces, y todo el aparataje de este Estado pidiendo tanto la derogación de la Autonomía de Cataluña como la mano dura.


Vemos como sus mentes, carcomidas por el odio al diferente, el odio al disidente, se manejan ya en un escenario de acción armada contra el pueblo disidente. Vemos como el lenguaje cuartelero, las expresiones que asombrarían al mismísimo asesino Queipo de Llano se suceden con toda naturalidad, en nombre de una supuesta “legalidad”, de un supuesto “Estado de derecho”, tras lo cual lo único que se encuentra es el fascismo y la reacción más negra.


Mientras, azuzan a sectores cada vez más amplios de la población a descargar todas sus frustraciones por la vida que ofrece el capitalismo de paro, miseria, desahucios, proyectos vitales truncados, salarios tercermundistas, sanidad destrozada, etc., en la figura del catalán independentista. Cual judío de la República de Weimar, ahora el soberanista  pasa a ser el enemigo público número uno para estos sectores, cada vez más violentos.

Mientras la base económica que sustenta al régimen, y de la que deriva toda esta superestructura ideológica que explica la situación actual de podredumbre moral y ética, se encuentra totalmente quebrada. El capitalismo español, totalmente subordinado al capital trasnacional, no tiene otra salida que lanzarse a la agresión criminal imperialista contra el pueblo catalán y, de paso, contra toda oposición interior. No solamente niegan el pan y la sal a los trabajadores españoles, sino que quieren que estos no reconozcan a los trabajadores catalanes como sus hermanos de clase, como sus iguales, presentándolos a través de sus medios de comunicación como la suma de todos los miedos.

Mientras, la izquierda del Régimen, que lleva 40 años legitimando a este tanto con nuevas como con viejas siglas y formaciones, se encuentra totalmente perdida en este nuevo contexto. Ellos, que vendieron al pueblo por unas poltronas, por un encaje en el Régimen, se encuentran con la disyuntiva de que, ante la deriva facciosa, peligran esas mismas poltronas. Sin embargo, su abjuración de la lucha ideológica, ha propiciado que muchas de sus bases sociales se adhieran ahora al neo-Movimiento Nacional en ciernes.

Así pues, como oposición real al Régimen del 78, al Estado fascista, nos encontramos únicamente con algunas organizaciones comunistas y con las izquierdas soberanistas. Negro panorama este, pero sin embargo, no todo está perdido. Aún estamos a tiempo de organizar y orientar a los sectores populares que se indignan ante este estado de las cosas, ante esta ofensiva fascista. No podemos dejar desamparada a la clase obrera, no podemos ceder la calle a los fascistas, no podemos mostrar el más mínimo miedo, quienes queremos ser vanguardia, y debemos cuadruplicar los esfuerzos y la lucha contra este Régimen y este Estado fascista, instalado ya en la dialéctica de los puños y las pistolas, como su padrino ideológico.

Por ello, el PCOE vuelve a reafirmarse en el compromiso por el socialismo, en el compromiso por la libre determinación de las naciones, incluyendo la independencia si el pueblo catalán así lo desea, nos reafirmamos en el antifascismo como instrumento de lucha contra el Régimen y llamamos a la clase obrera, sectores populares y a todas aquellas personas que se identifican con el antifascismo a romper con el Régimen, con el Estado fascista, con sus representantes políticos, mediáticos, policiales y judiciales y a luchar, más que nunca, en estos momentos en que está en juego la propia existencia de opiniones disidentes contra el Régimen, el cual apuesta todo a la reacción ante la bancarrota en la que se halla preludio de su final.

COMISIÓN DE AGITACIÓN Y PROPAGANDA DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)