Domingo, 27 Mayo 2018
A+ R A-

Las mujeres irlandesas lloran de alegría tras ganar el « Sí » en un referéndum para suavizar la prohibición de abortar, que hasta ahora sólo se permitía en el caso de que peligrara la vida de la madre. Hasta tal punto era el retraso de Irlanda en este aspecto que los titulares de prensa y las autoridades de este país hablan de « revolución ».Hubo mujeres irlandesas residentes en el extranjero que volvieron a su país especialmente para participar en este referéndum.

Lo que las mujeres soviéticas consiguieron en 1920, el aborto libre y gratuito (junto a otras medidas como el divorcio, la igualdad de salario, guarderías, comedores públicos,...) hoy las mujeres de uno de los Estados capitalistas de la Unión Europea, Irlanda, siguen esperando casi un siglo después, y no por decreto, si no por una vía que no garantiza que se aplique.

De hecho, el gobierno soviético fue el primero en el mundo en anular la penalización del aborto, a través del siguiente decreto:

Mientras los remanentes del pasado y las difíciles condiciones del presente obliguen a algunas mujeres a practicarse el aborto, el Comisariato del Pueblo para la Salud y el Bienestar Social y el Comisariato del Pueblo para la Justicia consideran inapropiado el uso de medidas penales y por lo tanto, para preservar la salud de las mujeres y proteger la raza contra practicantes ignorantes o ambiciosos, se resuelve: “I. El aborto, la interrupción del embarazo por medios artificiales, se llevará a cabo gratuitamente en los hospitales del estado, donde las mujeres gocen de la máxima seguridad en la operación”.

Por mucho que los retrógrados defensores del capitalismo insistan en decir que el comunismo es algo viejo, los hechos demuestran una y otra vez cuán retrasado está el capitalismo en el progreso social respecto al comunismo, y cómo de hecho en muchos campos nos retrotae a épocas feudales e incluso esclavistas, especialmente en los aspectos morales, religiosos y económicos.

Sin duda, lo moderno no es el capitalismo, sino el comunismo.

Secretaría de Agitación y Propaganda del Partido Comunista Obrero Español

En el año 2008, se decidió construir en Villalba un parking subterráneo que atravesara la zona céntrica y más transitada de la ciudad y que, según el PP y el PSOE,“mejoraría” la ciudad. Los trabajadores villalbinos mostraron desde el principio su desacuerdo y negativa ante la construcción de dicho parking subterráneo. Más tarde, en 2011,el alcalde del PP Agustín Juárez López, actual imputado en el caso Púnica,ante el tiempo que se tardó en construirmucho más de lo esperado y los defectos generados, cedió finalmente la adjudicación a la empresa concesionaria Grupo Ortiz, poseyendo la adjudicación hasta 2046.Una vez la empresa adquirió la adjudicación del parking y del túnel, exigió que se le pagara por los desperfectos causados hasta que su adjudicación terminara. El ayuntamiento tuvo que dar todo el dinero que poseía endeudando de esta manera al municipio aún más.
 
¿Cuáles han sido las consecuencias que hoy perviven? Los trabajadores villalbinos han tenido que desembolsar más de 111 millones de euros y tendrán que seguir pagando a esta empresa hasta 2046. Simultáneamente, a la vez que se obliga a pagar a los obreros villalbinos por una obra que nunca han querido,este parking posee un mal funcionamiento, pues no se utiliza y, por consiguiente, se cometen acciones vandálicas por doquier. Además, para poder construirlo, se tuvo que cavar un túnel que diese acceso a dicho parking y que también fue motivo de protesta. Asimismo, el Grupo Ortiz obtuvo la adjudicación de este túnel. Años después, Podemos y C's dieron el apoyo necesario para que se continuara pagando la adjudicación. Grupo Ortiz se enriqueció de una manera más descarada aún.
 
 
Una vez más, se sufren los resultados de un pelotazo urbanístico. Ante todo, se observa el descaro de todos los partidos políticos que, de nuevo, se desenmascaran como fieles servidores de los desorbitados intereses de la burguesía, funcionando de esta manera como su brazo ejecutor. Así pues, los parasitarios partidos PP, PSOE, Podemos-IU y C's actúan en comunión en el resto del Estado Español, siendo su verdaderfinalidad perjudicar a la clase obrera a cualquier precio. Este pelotazo urbanístico tiene como objetivo enriquecer ilícitamente al capital financiero a costa de los trabajadores, que se parten la espalda para pagar la obra en su contra. Concretamente, sin ir más lejos, a la par que el Grupo Ortiz se beneficia,los obreros villalbinos son testigos de cómo va disminuyendo su nivel de vida lenta y paulatinamente, en contraste con el enriquecimiento de la burguesía.
 
Los villalbinos están hartos de que no se les tenga nunca en cuenta y de tener que pagar por algo que no eligieron. La burguesía y sus perros campan a sus anchas realizando operaciones de estíndole. Por ello, desde el Partido Comunista Obrero Español (PCOE), queremos denunciar a la empresa Grupo Ortiz, que absorbe toda la riqueza generada por los trabajadores, siendo su fin enriquecerse a toda costa. Señalamos como cómplices de la burguesía a los partidos del capital, entre ellos,el PP, el PSOE, Podemos-IU y C's. Les denunciamos y les desenmascaramos como perpetradores del pago a esta empresa para perjudicar de manera consciente a la clase obrera sin miramiento alguno. El sistema capitalista, podrido y en decadencia, cumple con el propósito de generar beneficios a toda costa, única y exclusivamente para la burguesía. Por ello, nuestra labor debe ser mostrar la realidad a todos los trabajadores, para que sean conscientes de que la única salida es el Socialismo, máxima aspiración de los que lo generamos todo: los trabajadores. Solo la lucha por el Socialismo hará que toda la riqueza que creamos sea realmente invertida en nuestro interés y beneficio común.
 
¡NO AL PARKING SUBTERRÁNEO!
 
¡SOCIALISMO O BARBARIE! 
 
Comité Local del Partido Comunista Obrero Español en Collado Villalba

No es un secreto para ningún estudiante obrero que las tasas de acceso a grados, postgrados, másteres y doctorados son cifras elevadas para el bolsillo obrero medio, y que en muchos casos, los esfuerzos de una familia para que uno o varios de sus hijos puedan estudiar son titánicos. El Estado Español, con todos sus gobiernos, ha demostrado su intención de expoliar a los trabajadores y con cada reforma educativa, a la cual más inútil que la anterior, ha añadido tasas o ascendido el precio de estas con la intención de hacer más difícil todavía el acceso de los obreros a las universidades, y en su infinita “bondad” estos mismos han vendido el discurso de la necesidad imperante de cursas estudios superiores para tener un empleo estable y “dignamente remunerado”, incluso si esto significa pedir un crédito que te hipoteque a ti y a tu familia durante dos décadas o más como ya sucede en los modelos de Estados Unidos o Reino Unido.

El gobierno antiobrero de Zapatero puso en marcha en el año 2007 un programa denominado Préstamos Renta Universidad o PRU que consistió en una línea de financiación por parte del Ministerio de Educación y entidades bancarias, a través de las cuáles se concedían préstamos a estudiantes de másteres, doctorados y posgrados. La manera en que se sacó fue por medio de asquerosos y embaucadores eslóganes como "estudiar más no cuesta tanto" o "una oportunidad de futuro" y que posteriormente serían absolutamente falsos. Al proceder la financiación directamente de entidades privadas, se desenmascaró una vez más de manera clara y concisa que la educación pública en el Estado Español no existe, sino que se subordina a los intereses de la banca y del capital financiero, siendo una gran farsa que se denomine 'pública'. Con esto se ha visto claramente también la forma de embaucar rastreramente a los estudiantes de extracción obrera que tienen oportunidades limitadas.

Posteriormente una vez realizados los préstamos a más de 15.000 alumnos provenientes de distintas universidades, se concertó que tendrían que devolver el préstamo en menos de 15 años siempre que tuvieran un empleo con una nómina de 22.000 € por lo menos; y que en caso de no pagar el préstamo en dicho plazo y con el empleo indicado, se procedería a la anulación del mismo. Luego los propios bancos y el Estado eliminaron estas condiciones, arrastrando simultáneamente a todos los estudiantes que solicitaron el préstamo a la miseria total ante la imposibilidad de pagar los préstamos efectuados. Y una vez más, se demuestra cómo la rastrera burguesía y el capital financiero son capaces de cualquier cosa con tal de obtener el máximo beneficio explotando de cualquier manera a la clase obrera e incluso arrastrándola a lo más profundo de la miseria. Sin ir más lejos, algunas declaraciones de los afectados por el pago que deben efectuar por el préstamo, corroboran todo lo mencionado.

La modificación de las condiciones del préstamo, así como las practicas extorsionadoras de las entidades bancarias relacionadas con los Prestamos Renta Universidad como Unicaja o Banco Santander a los estudiantes que adquirieron estos préstamos con el fin exclusivo de continuar estudiando para completar y aumentar sus conocimientos académicos y tener un futuro en el mundo laboral, han desencadenado en una situación insostenible para las familias obreras afectadas. El alto nivel de paro entre los jóvenes con estudios superiores, de más del 15% en el primer trimestre de 2018, sumado a la inestabilidad de los puestos de empleo que existen debido a la constante reducción de derechos laborales, sueldos, jornadas y EREs así como la nula creación de empleo estable debido a los constantes ataques a los trabajadores por parte de las empresas, el estado y los sindicatos amarillos que han conseguido que el pasado año se registraran un 92% de los contratos realizados como temporales, hacen que este préstamo recaiga en muchos casos sobre el sueldo de una sola persona, que suele ser también aquel que paga la hipoteca, las facturas, la comida, añadiendo otra carga más a la ya de por sí difícil situación económica.

La derogación de la cláusula que impedía que el préstamo fuera cobrado si no se alcanzaban los 22.000€ anuales ha transformado a estos estudiantes en las maquinas perfectas para la explotación debido a las incesantes amenazas por parte de las entidades bancarias que, como sanguijuelas, buscan succionar hasta el último céntimo que los trabajadores ganan a diario e incluso aquel que no tienen, obligando así a los jóvenes estudiantes a aceptar contratos precarios, condiciones abusivas e incluso trabajos estafa como los falsos autónomos de Deliveroo.

La incesante amenaza por parte de las entidades advierte que, o se hace efectivo el pago o estas sacarán a pasear a sus más destacados abogados y la maquinaria judicial burguesa para perseguir, acorralar y condenar a los trabajadores, además de cobrar unos intereses de demora astronómicos de hasta un 22% de un préstamo que inicialmente debía tener 0% de intereses, y añadirlos al listado de morosos para señalarles constantemente que son “delincuentes” por no devolver un dinero que no tienen y que tan solo solicitaron para estudiar.

Podemos además comprobar como la burguesía sigue utilizando a sus palmeros para darse la enhorabuena a sí mismos; el pasado lunes 21 de mayo se inauguró en Salamanca el “IV Encuentro Internacional de Rectores Universia”. Tanto esta asociación, Universia, como este encuentro no son más que actos preparados por los mismos que condenan a la clase obrera con sus actitudes corruptas y deleznables como las que hemos expuesto, ya que la presidenta de Universia es nada más y nada menos que Ana Patricia Botín, presidenta del Banco Santander. En este acto se demuestra que las universidades, tanto las del Estado Español como la de otros estados que se enorgullecen de tener una “educación pública”, no son más que marionetas al servicio de los bancos, la burguesía y sus intereses y contra los intereses del proletariado y su libertad cultural. En este encuentro, Ana Patricia Botín ha declarado: “Debemos fomentar un educación superior abierta, que promueva valores universales, la tolerancia y la inclusión social“, en un alarde de arrogancia, falsedad e insulto hacia quienes hoy día se ven amenazados por sus requerimientos de pago, sus listas de morosos y sus “intereses de demora” en un préstamo que no solo ha sido manipulado a voluntad de los bancos con la aprobación del estado, sino que es injusto y que no debería haber existido jamás. La educación es un derecho universal, y fundamental para el desarrollo del ser humano, como dijo Lunacharski, La educación es un proceso creador. Durante toda la vida la personalidad del hombre se ‘educa’, se extiende, se enriquece, se afirma y se perfecciona”; intentar evitar que el proletariado se eduque no significa otra cosa que querer que no evolucione, no crezca, no sea pues una persona.

Estos hechos, sumados a los acontecimientos más recientes con los másteres regalados a dedo en las universidades “públicas” nos demuestran que la educación no es para todos como algunos promulgan, sino para los burgueses y aquellos que les bailan el agua; que los trabajadores ya no tienen derecho a estudiar, y que si lo hacen va a ser a cambio de endeudarse para toda la vida con una entidad bancaria. Por ello desde el Partido Comunista Obrero Español resaltamos la necesidad para todo el proletariado de organizarse y luchar contra estos constantes ataques.

¡No al pago de los PRU!

¡No a la extorsión de los bancos!

¡Fuera las empresas y los burgueses de la educación pública!

Necesitamos otra educación para otra sociedad y otra sociedad para otra educación”

Karl Marx

Comisión de Juventud y Movimiento Obrero del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)

El Partido Comunista Obrero Español(PCOE) en Madrid asistió este miércoles a la manifestación contra la condena de 3 años y medio de cárcel para el rapero Josep Miquel Arenas‘Valtònyc’. La concentración, marcada por la lluvia, tuvo lugar en la Puerta del Sol, con el objetivo de solidarizarse con Valtònyc y denunciar la represión del Estado español hacia la disidencia. Se recitaron los fragmentos de las canciones por las que ha sido condenado y se desplegaron pancartas en su apoyo. Al final del acto, se leyó un manifiesto a favor de la libertad de expresión, contra el Régimen del 78 y contra el tribunal fascista de la Audiencia Nacional.
 
La concentración se convocó a las 20:00 en Sol, frente a la estatua ecuestre de Carlos III. La Audiencia Nacional dio a Valtònyc hasta el jueves para entrar en prisión y era imperativamente necesario que la mayor cantidad de personas acudieran a la protesta. El acto se organizó con varios días de antelación y se llevaron a cabo diversas acciones de propaganda y de difusión en redes sociales, con el objetivo de preparar una respuesta contundente a la represión. Las desafortunadas condiciones meteorológicas no impidieron que se desarrollara el evento. Los manifestantes dieron la cara por Valtònyc y por los represaliados silenciados por el Estado español.
 
Durante más de una hora y media, se corearon consignas por la libertad de expresión y se denunciaron las prácticas fascistas del Estado español. Los manifestantes se solidarizaron no solo con Valtònyc, sino con otros artistas condenados, como Pablo Hasél. Se recitaron algunos fragmentos de sus canciones que, según la Audiencia Nacional, constituyen delitos de enaltecimiento del terrorismo, calumnias e injurias graves a la Corona y amenazas, y que, siempre según la Justicia de este país, son suficientes para que un rapero sea condenado a 3 años y medio de prisión.
 
Se colocaron carteles con lemas y frases de apoyo, tanto en las vallas de la estatua de Carlos III como en el suelo, frente a la manifestación. A medida que transcurrían los minutos, la lluvia amainaba y se acercaba más gente. Al acto acudieron también medios de comunicación como, por ejemplo, La Sexta.
 
Al final de la concentración, se reprodujeron canciones de Valtònyc y se leyó un manifiesto en el que se denunciaba la represión y la censura del Estado español, un régimen enemigo de la cultura popular y del arte cuando se usan como herramientas de los oprimidos para crear conciencia y denunciar los abusos del poder. En el manifiesto, se exigía la liberación de todos y cada uno de los presos políticos y la disolución completa de la Audiencia Nacional, tribunal fascista que cumple con el único propósito de castigar y silenciar a la disidencia.
 
Asimismo, se recordó que Valtònyc no es el único artista perseguido, sino uno más de los numerosos cantantes, humoristas, actores, escritores, viñetistas, etc., que han sido censurados por sus mensajes críticos y por su arte reivindicativo. Se denunció que el Estado español solo reprime a la disidencia antifascista, comunista, anarquista y republicana, mientras que los elementos nazis y fascistas organizan cacerías y difunden su ideología con total impunidad.
 
Desde el Partido Comunista Obrero Español, trasladamos nuestra solidaridad a Valtònyc y exigimos la inmediata puesta en libertad de todos los presos políticos en el Estado español, así como la disolución de la Audiencia Nacional. La Justicia española sirve a los intereses de la burguesía y reprime a todo disidente que cuestione al Régimen del 78: un régimen agonizante y caduco que hoy se ve obligado a apoyarse en el fascismo para controlar por la fuerza un sistema que se derrumba.
 
Cada vez son más las personas críticas con el sistema y cada vez son más los represaliados. Resulta evidente que, pese a los intentos de la clase dominante por convencernos de que el capitalismo es el único sistema posible, este no representa la voluntad popular. La única democracia posible es la democracia obrera: aquella que defiende y representa los intereses de la mayoría y cuya base es el socialismo. Vivimos en un sistema basado exclusivamente en la generación de riqueza para engordar al burgués, mientras la clase trabajadora se convierte en una mercancía más; asfixiada, esclavizada y deshumanizada. Debemos poner fin a la explotación del hombre por el hombre y edificar el socialismo, único sistema al servicio del bienestar de las personas, basado en la igualdad y la fraternidad de los trabajadores.
 
Si queremos cambiar la historia, si queremos combatir el régimen, debemos ser consecuentes y salir a la calle. Valtònyc y muchos otros parten al exilio o los encierran durante años por hacer frente al sistema. Ellos sacrifican su vida por nosotros cuando bien podrían vivir apaciblemente. Debemos estar a su altura. No podemos permanecer en casa sin hacer nada, no podemos sentarnos en el sofá creyendo que ya hemos cumplido escribiendo en un hashtag o compartiendo una publicación. Porque mientras nos quedamos a gusto alejados de la lluvia y del mal tiempo, hay gente que entra en la cárcel por dar la cara. Por eso pedimos solidaridad, fuerza y sacrificio. Porque si la lucha muere en las redes, si la protesta no se da en la calle, quien gana es el Estado español.
 
¡ANTE SU REPRESIÓN, UNIDAD Y LUCHA!
¡NOS QUIEREN CALLADOS, NOS TENDRÁN COMBATIENDO!
¡SOLIDARIDAD CON VALTÒNYC! ¡LIBERTAD PRESOS POLÍTICOS!
 
Comité Local del Partido Comunista Obrero Español en Madrid
Hoy nos enteramos del fallecimiento del segundo obrero desaparecido en el derrumbe del edificio del barrio madrileño de Chamberí, propiedad de la familia Rockefeller. Ayer se confirmó también la muerte del compañero extremeño desaparecido en la caída del edificio situado en la calle General Martínez Campos, 19. A estas dos tragedias, se suma la muerte de un trabajador de Metro de Madrid que estuvo expuesto a fibras de amianto.
 
El edificio derrumbado en Chamberí, comprado hace un año por Rockefeller Grouprepresentante máximo de la burguesía mundial–, estaba destinado a la vivienda de lujo tras su remodelación. Un tipo de operación bien conocida por todos los madrileños, que se repite constantemente en el centro de la capital. El aumento de la compra de inmuebles céntricos para la vivienda de lujoen este edificio derrumbado, los precios oscilaban entre 1,2 y 4 millones de eurosha desencadenado un proceso de gentrificación. El aburguesamiento de los barrios ha provocado un aumento de los alquileres y del coste habitacional, expulsando de la capital a las familias obreras que vivían en barrios como Chamberí o Salamanca. Los trabajadores que se han criado allí se ven obligados a trasladarse al extrarradio para poder acceder a una vivienda.
 
El Gobierno del Partido Popular sentó las bases de la especulación inmobiliaria, que está provocandoque los madrileños nos tengamos que ir a vivir a las afueras de la ciudad, mientras que el centro de Madrid queda a merced de los dueños del capital español e internacional y sus palmeros, para su disfrute personal. Por supuesto, la Administración socialdemócrata de Ahora Madrid, en el Gobierno desde el año 2015, no sólo no ha puesto solución al problema, sino que, desde que ocupa la alcaldía, no ha parado de aumentarlo: en la primera mitad de 2017, se registraron 542 transacciones de propiedades de lujosuperiores a los 900.000 euros, un aumento del 31% frente a las 414 del mismo período de 2016. Asimismo, en 2018, se prevé un aumento en la disponibilidad de proyectos de obra nueva de lujo, con pisos de entre 1,5 y 3 millones de euros.
 
El ritmo de trabajo para este tipo de operaciones inmobiliarias, que obligan a plazos de ejecución muy cortos, es inhumano. Uno de los trabajadores del taller contiguo al edificio en la calle Viriato ha asegurado a la prensa que el vecindario estaba sorprendido del ritmo que llevaban las obras:"Cada media hora venía un camión a llevarse los escombros, cortaban el tráfico y salía un gran contenedor, es fácil que salieran 8 o 10 diarios. Ni siquiera pararon el festivo de San Isidro[el pasado 15 de mayo]".
 
Mientras los trabajadores, que generan toda la riqueza, puesto que son quienes llevan a cabo toda la obra, sufren una explotación brutal e incluso la muerte como en este caso, las poderosas familias burguesas se enriquecen a manos llenas. Esta es la esencia última del capitalismo. Los más de mil trabajadores heridos y 125 muertos en este año 2018, según datos del Gobierno, no se pueden comparar con los millones de euros de beneficio que logran familias como la Rockefeller con la especulación inmobiliaria.
 
Los dos obreros del edificio de Chamberí no son las únicas víctimas mortales del capitalismo. Ayer falleció también uno de los tres trabajadores de Metro de Madrid que desarrolló asbestosis por estar expuesto a fibras de amianto. La empresa no adoptó las medidas necesarias para prevenir su intoxicación y Metro de Madrid se ha limitado a expresar su“profundo lamento”. Ni la más alta de las indemnizaciones logrará recuperar una vida humana, asesinada por un sistema que prefiere exprimir al trabajador para recuperar hasta el último céntimo de beneficio, antes que preocuparse por su salud, por su bienestar y por unas condiciones de seguridad dignas de un ser humano. El capitalismo reduce la vida del obrero a una mercancía más, que puede manipular a su antojo para maximizar sus ingresos, deshumanizándolo despiadadamente. Para las empresas, no sale rentable preocuparse por la salud del trabajador, porque les supondría un coste que perjudicaría sus ganancias. Al fin y al cabo, para el capitalismo, el obrero no es más que una herramienta.
 
El Partido Comunista Obrero Español quiere dar su pésame a las familias de los tres trabajadores fallecidos durante su jornada laboral tras el derrumbe del edificio. El ansia de acumulación de capital de burgueses como la familia Rockefellerembolsándose millones con la especulación inmobiliaria, mientras sus trabajadores sufren la explotación con salarios de miseria, jornadas laborales interminables o, directamente, la muerte solo acabará con el Socialismo, que permitirá a los trabajadores alcanzar la democracia y barrer de la faz de la tierra a la criminal clase burguesa y a su miserable sistema capitalista, que hoy nos ahoga y nos mata.
 
Comité Local del Partido Comunista Obrero Español en Madrid

Este non é o primeiro artigo que lle dedicamos ao oportunismo, á cobarde socialdemocracia que subsiste a base de enganos á clase traballadora. Tampouco será o derradeiro. Neste caso falamos do acontecido o mércores 23, no cal se despexou o Centro Social Okupado A Insumisa (localizado na antiga Comandancia de A Coruña) de forma ilegal. Como resposta, xeráronse dous concentracións, unha pola mañá e outra pola tarde, en solidaridade contra o despexo deste espazo. En ámbalas dúas, o Concello da Marea Atlántica (autodenominado do cambio) enviou á policía local a escoltar o recinto da Comandancia, a cal ó verse superada polos manifestantes acabou chamando ás UIP.

As dúas concentracións remataron con violencia por parte das forzas de represión, as cales utilizaron sen miramentos porrazos e armas de uso ilegal (tales como porras extensibles e sprais) para aturdir aos manifestantes. O resultado foi de, polo menos, once persoas feridas pola violencia policial.

Ante isto, a Marea Atlántica publicou un comunicado no que, según eles, esta represión foi un “fracaso colectivo” e que había que buscar “a luz” entre tanta “oscuridade”. Como comunistas, comprendemos que esta serie de eufemismos non son máis que unha mostra de oportunismo e marca máis que clara do reformismo, que máis aló de facer autocrítica, pisa o acelerador xustificando entre choros as cargas policiais que se deron nas mobilizacións. Ademáis, e como se dunha broma macabra se tratase, o comunicado expón literalmente que “non houbo vontade de dialogar”. Acaso ía algún orador ou dialogante entre os corpos de represión locales e nacionais? Cree a nova socialdemoracia que pode enganar aos traballadores co “diálogo” mentres envían á mesma policía que ten oito condenas do Tribunal de Estrasburgo por torturas nas súas cárceres?

Dende a Célula Aurora do PCOE en A Coruña, condenamos a represión que o pobo coruñés sufriu hoxe, solidarizámonos cos afectados e feridos, así como cos compoñentes do CSO, e denunciamos a Marea Atlántica como complice do fascismo que se agudiza cada día máis nas nosas vidas. Este Estado só pode ser superado se tódolos traballadores toman conciencia, organízanse e diríxense cara o único camiño que existe para a súa emancipación, a verdadeira liberación obreira: o socialismo. O único que podemos perder é as nosas cadeas.

NON Á REPRESIÓN FASCISTA

POLO SOCIALISMO

 

El fascismo de la Marea

Este no es el primer artículo que le dedicamos al oportunismo, a la cobarde socialdemocracia que subsiste a base de engaños a la clase trabajadora. Tampoco será el último. En este caso hablamos de lo ocurrido el miércoles 23, en el cual se desalojó el Centro Social Okupado A Insumisa (localizado en la antigua Comandancia de A Coruña) de forma ilegal. Como respuesta, se generaron dos concentraciones, una por la mañana y otra por la tarde, en solidaridad contra el desalojo de este espacio. En ambas, el Ayuntamiento de la Marea Atlántica (autodenominado del cambio) envió a la policía local a escoltar el recinto de la Comandancia, la cual al verse superada por manifestantes acabo llamando a las UIP.

Las dos concentraciones acabaron con una violencia desproporcionada por parte de las fuerzas de represión, las cuales utilizaron sin miramientos porrazos y armas de uso ilegal (tales como porras extensibles y sprays) para aturdir a los manifestantes. El resultado fue de, al menos, once personas heridas por la violencia policial.

Ante esto, la Marea Atlántica publicó un comunicado en el que, según ellos, esta represión fue un “fracaso colectivo” y que había que buscar “la luz” entre tanta “oscuridad”. Como comunistas, comprendemos que esta serie de eufemismos no son más que una muestra de oportunismo y marca más que clara del reformismo, que más allá de hacer autocrítica, pisa el acelerador justificando entre lloros las cargas policiales que se han dado en las movilizaciones. Además, y como si de una broma macabra se tratase, el comunicado expone literalmente que “no hubo voluntad de dialogar”. ¿Acaso iba algún orador o dialogante entre los cuerpos de represión locales y nacionales? ¿Cree la nueva socialdemocracia que puede engañar a los trabajadores con “el diálogo” mientras envían a la misma policía que tiene ocho condenas del Tribunal de Estrasburgo por torturas en sus cárceles?

Desde la Célula Aurora del PCOE en A Coruña condenamos la represión que el pueblo coruñés ha sufrido hoy, nos solidarizamos con los afectados y heridos, así como con los componentes del CSO, y denunciamos a Marea Atlántica como cómplice del fascismo que se agudiza cada día más en nuestras vidas. Este Estado sólo puede ser superado si todos los trabajadores toman conciencia, se organizan y se dirigen hacia el único camino que existe para su emancipación, la verdadera liberación obrera: el socialismo. Lo único que podemos perder es nuestras cadenas.

NO A LA REPRESIÓN FASCISTA

POR EL SOCIALISMO

 

CÉLULA DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL EN A CORUÑA

El rapero mallorquín Josep Miquel Arenas, conocido como 'Valtònyc', ingresará este jueves en prisión para cumplir una condena de 3 años y medio por tres delitos: enaltecimiento del terrorismo, calumnias e injurias graves a la Corona y amenazas. Valtònyc intentará evitar su inminente ingreso en prisión mediante un escrito ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, pidiendo la suspensión de la ejecución de la pena y alegando una vulneración del convenio europeo de los Derechos Humanos.

El pasado 11 de mayo, el tribunal de garantías acordó inadmitir a trámite el recurso de amparo presentado por la defensa del rapero contra la condena que fue confirmada por el Tribunal Supremo el pasado 20 de febrero. La Audiencia Nacional condenó al rapero a tres años y medio de cárcel al considerar que las expresiones en sus canciones "exceden de la crítica política y se introducen en el campo del atentado contra la dignidad personal". Los magistrados rechazaron que estas manifestaciones estén amparadas en la libertad de expresión y en la "creación artística".

En el Estado español, mientras los trabajadores son reprimidos, mientras se persigue a raperos, twitteros, sindicalistas honrados, comunistas, anarquistas, antifascistas, etcétera, por denunciar la esencia reaccionaria y fascista del Estado español, los ladrones y los fascistas actúan con total impunidad.

El Régimen del 78 se encuentra en una crisis que refleja la fragilidad de un sistema que se ahoga en sus propias contradicciones. Estas contradicciones no son solo relativas al modelo territorial, sino a la jefatura del Estado y al modelo económico y social vigente. La aplicación del artículo 155, la brutal represión vivida el 1-O y el posterior encarcelamiento de los Jordis y de los exconsellers, se produjeron como consecuencia del cuestionamiento de uno de los pilares del Régimen del 78: la indisoluble unidad de España, una unidad ficticia y sostenida por la fuerza.

Sin embargo, no hay que remontarse al Procés para constatar la existencia de presos políticos. La detención de Alfon en la Huelga general del 14N de 2012 y su posterior encarcelamiento –que perdura hoy en día– da buena cuenta del derecho a la huelga que existe en este país. Asimismo, la detención y envío a prisión de Miguel e Isma tras los disturbios del 22M –disturbios provocados por la propia Policía– cuestionan el derecho de reunión en España. Nos han arrebatado los derechos paulatinamente a golpe de ley y porrazo –la ley mordaza, aprobada en 2015, sigue vigente pese a las promesas del PSOE y de Podemos de derogarla–.

La ley mordaza y la reforma del Código Penal de 2015 tienen como fin silenciar la voz del pueblo, no solo en las calles, sino también en las redes –Operaciones Araña, que rastrean y persiguen a la disidencia en Internet–. Bajo el supuesto delito de enaltecimiento del terrorismo, se ha enjuiciado a titiriteros –Títeres desde Abajo–, a twitteros –Casandra Vera, Alfredo Ramírez, Andeka Jurado, Kaitet Prieto–, a artistas –César Strawberry, Pablo Hasél, Valtònyc– y a periodistas –Boro LH–, por citar algunos ejemplos.

A esta lista de detenidos y represaliados por el aparato estatal hemos de añadir el encarcelamiento de los jóvenes de Altsasu, a los que por una riña con dos guardias civiles en las fiestas de la localidad se les atribuye un delito de terrorismo por el que la fiscalía solicita 375 años de prisión para los ocho encausados –Oihan Arnanz, Jokin Unamuno y Adur Ramírez de Alda llevan hoy 548 días en prisión preventiva–. Este suceso muestra de buena mano como la ley puede retorcerse de tal modo que una pelea en fiestas en la que se ven implicados dos policías puede acabar constituyendo un delito de terrorismo; una acusación carente de sentido, sostenida bajo el lema de " todo es ETA " y que tiene unas consecuencias penales exorbitantes.

La censura y la represión se agudiza cada vez más. Además de lo ya enumerado, cabe señalar la retirada de ARCO de la obra Presos políticos y la España contemporánea, de Santiago Sierra, donde aparecían una veintena de fotografías pixeladas en blanco y negro y en las que estaban retratados, entre otros, Oriol Junqueras, Jordi Cuixart y Jordi Sànchez, a la vez que se secuestraba el libro Fariña, que ahondaba en el narcotráfico gallego y en sus nexos políticos –José Alfredo Bea Gondar, exalcalde del PP de O Grove, que fue condenado a cuatro años por narcotráfico y que finalmente fue absuelto por el Tribunal Supremo–.

Estos pocos ejemplos muestran el estado de la Justicia española: una Justicia al servicio del poder ejecutivo, siendo altas instancias judiciales, como la Audiencia Nacional o el Tribunal Supremo, órganos dependientes de este. La Audiencia Nacional, heredera del Tribunal de Orden Público franquista, no es más que una institución para reprimir y silenciar a toda disidencia. Somos testigos de la negación sistemática del derecho de reunión, del derecho de huelga y del derecho a la libertad de expresión, bajo el amparo de la ley.
Todo ello es reflejo de la fragilidad del Régimen del 78: un régimen agonizante y caduco que hoy se ve obligado a apoyarse en el fascismo para controlar por la fuerza un sistema que se derrumba. El fascismo, engendro del capitalismo, es el resultado de las propias contradicciones de las relaciones de producción y nace de la necesidad de la burguesía por proteger por la fuerza sus intereses, que se ven amenazados por las graves crisis del sistema.

Resulta evidente que, pese a los intentos de la clase dominante, que se ha encargado durante décadas de convencernos de que el capitalismo es el único sistema posible, este no representa la voluntad popular. La democracia burguesa sirve única y exclusivamente a los intereses del capital. Es la burguesía quien posee el control del aparato estatal, es la que decide quién o qué está dentro o fuera de la legalidad y, en los momentos en que el sistema está más débil y la crisis se agrava –como el periodo actual, donde el Procés y la crisis
económica ponen en jaque al régimen–, es la burguesía quien recurre al fascismo para proteger sus privilegios.

La única democracia posible es la democracia obrera: una democracia que, a diferencia de la burguesa, defiende y representa los intereses de la inmensa mayoría a través del Partido Comunista, cuyo fin no debe ser otro que acabar con el capitalismo y construir el socialismo. Los trabajadores debemos cimentar una auténtica democracia que ponga fin a la explotación del hombre por el hombre y a la desigualdad social, a través de la conquista revolucionaria del poder político.

Desde el Partido Comunista Obrero Español (PCOE), trasladamos nuestra solidaridad a Valtònyc, al que se le condena por expresarse y por denunciar los crímenes del Estado español. Nadie debería verse amenazado por ejercer con libertad su derecho a expresarse en términos políticos. La condena a Valtònyc constituye no solo un ataque a la libertad de expresión, sino una persecución ideológica en toda regla. Exigimos la inmediata puesta en libertad de todos los presos políticos en el Estado español, encarcelados por sus ideas antifascistas, comunistas, republicanas, independentistas, anarquistas, etc., y la disolución de la Audiencia Nacional, tribunal fascista que cumple con el único propósito de reprimir y silenciar a la disidencia.

¡ANTE SU REPRESIÓN, UNIDAD Y LUCHA!
¡NOS QUIEREN CALLADOS, NOS TENDRÁN COMBATIENDO!
¡SOLIDARIDAD CON VALTÒNYC! ¡LIBERTAD PRESOS POLÍTICOS!

Comité Central del Partido Comunista Obrero Español

El Partido Comunista Obrero Español quiere expresar sus más sentidas condolencias a los familiares, al Gobierno cubano, a su presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al Partido Comunista de Cuba, y a todo el pueblo de Cuba por las pérdidas sufridas en el día de ayer tras el accidente aéreo ocurrido este viernes en La Habana.
 
Esperamos la recuperación de los tres supervivientes de la tragedia que han sido trasladados por las autoridades con inmediatez a los centros hospitalarios.  Nuestro deseo es que ésta sea lo más rápida posible y que las víctimas que han sobrevivido puedan volver con sus familias cuanto antes.
 
Nuestro Partido estará siempre con el pueblo cubano, digno y revolucionario, y con la Revolución, máxime en un trance como el actual cuando hay pérdidas humanas como hoy.
 
Reciban un fraternal saludo internacionalista.
 
Comité Ejecutivo del Partido Comunista Obrero Español
El Partido Comunista Obrero Español condena la masacre perpetrada ayer contra el pueblo palestino en el transcurso de las manifestaciones en contra del traslado de la embajada de los Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén.
 
En el día de ayer medio centenar de palestinos fueron asesinados y otros 2.000 han resultado heridos a manos del sionismo, apoyado por EEUU. El ansia genocida del sionismo, sustentada y alimentada por el imperialismo norteamericano, no conoce límites. El asesinato de miles de palestinos supone para ellos, tan solo, una parte más de la eliminación total del pueblo palestino, que es su objetivo último. 
 
La alianza sionista-imperialista se observa claramente con esta aberración llevada a cabo por el engendro del capital que tiene EEUU por presidente, dando carta blanca a Israel para nuevos ataques hacia Palestina y su capital, Jerusalén, saltándose de nuevo todas las leyes internacionales.
 
Una decisión que no respeta ni tan siquiera el derecho internacional impuesto por el imperialismo dominante. El propio Raed Jarrar, director de Trabajo de Incidencia de Amnistía Internacional de Estados Unidos sobre Oriente Medio, declaró que “Existe un consenso internacional, con resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, sobre la ilegalidad de la anexión de Jerusalén Oriental por parte de Israel. Con esta decisión, Estados Unidos viola sus propias obligaciones internacionales de no reconocer una situación ilegal ni contribuir a ella y de garantizar que se respetan los Convenios de Ginebra. Ningún país del mundo reconoce la anexión de Jerusalén Oriental, lo que convierte en sumamente inquietante la decisión de otorgarle el reconocimiento. Esta decisión no sólo contribuye a socavar el Estado de derecho internacional, sino que demuestra además un total desprecio hacia las violaciones de derechos humanos masivas que la población palestina está sufriendo a causa de las políticas de anexión israelíes”.
 
Al imperialismo y sus aliados, como lo es el sionismo, se les queda estrecho el marco legal creado por ellos mismos en su afán de explotación y masacre al pueblo trabajador. Palestina es un ejemplo bien nítido de esto y, además, pone de relieve que la contradicción fundamental que rige hoy en el mundo es entre imperialismo y socialismo, es decir, entre la aspiración máxima de los monopolios (el exterminio de los pueblos, la guerra y la acumulación del capital a costa de los trabajadores) en contra de la aspiración máxima de los trabajadores del mundo (el trabajo, la vida digna y la paz entre los pueblos).
 
El Partido Comunista Obrero Español denuncia y condena el asesinato en masa de palestinos que el Estado Israelí está perpetrando, con el apoyo del imperialismo norteamericano. Exigimos, además, la retirada de los colonos judíos que arbitrariamente transgredieron los límites de las fronteras de 1967, la demolición del muro de separación (‘Il yidaar il fasel’) construido por Israel que expresa su carácter invasor, así como la liberación de los presos palestinos, la retirada del ejército israelí de los territorios ocupados y el cese inmediato del bloqueo impuesto a los palestinos en Cisjordania y en la Franja de Gaza. 
 
Desde el PCOE nos solidarizamos, como siempre hemos hecho, con la legítima lucha del pueblo palestino por sus derechos hoy vulnerados y apoyamos las movilizaciones, protestas y huelgas convocadas en la jornada de hoy contra la situación de ataque permanente contra Palestina.
 

¡Abajo el sionismo asesino y criminal!

¡Fuera el imperialismo invasor!

¡Viva la lucha del pueblo palestino!

 
D. García– Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista Obrero Español(PCOE)

El pasado 21 de abril del 2018 tuvo lugar la V Conferencia del Comité Provincial del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en la localidad de Montemayor (Córdoba). En la misma, se debatió acerca de los documentos emanados del último Comité Central Ampliado de Madrid, entre ellos el de la naturaleza fascista del Estado Español en la actualidad. Varios militantes intervinieron, generándose entre todo un debate enriquecedor desde un punto de vista ideológico. Todos los presentes cerraron filas con los documentos debatidos en el citado Comité.

Tras ello, nuestro Secretario Político Provincial realizó una última intervención en la que hizo un llamamiento masivo para participar en nuestro cortejo para la marcha del Primero de Mayo en Córdoba capital, lanzando el lema de “¡¡¡Somos el Partido de la clase obrera!!!”, y no una organización oportunista que se hace pasar como sierva de dicha labor con el propósito de conseguir un sillón como prebenda al arrodillarse a nuestros enemigos de clase.

A partir de las doce del mediodía, en el mismo sitio tuvo lugar un acto abierto en conmemoración del Centenario del Trienio Bolchevique Andaluz, episodio denominado así por el historiador bujalanceño Juan Díaz del Moral. Se habló de cómo los campesinos andaluces, aliados con otros trabajadores, organizaron entre 1918 y 1920 una serie de huelgas, movilizaciones, ocupación de cortijos y ayuntamientos, quema de cosechas, etc; inspirados por la Gloriosa Revolución Rusa de 1917 y siguiendo las directrices de la Internacional Comunista. Del mismo modo, se hizo mención a los trabajadores que lucharon en la huelga de la Canadiense, con la cual se consiguió la jornada de ocho horas, no sin duros sacrificios a consecuencia del pistolerismo, mientras que en Andalucía se usó al Ejército para reprimir a los jornaleros, proclamándose el Estado de guerra.

El acto contó con la presencia de una televisión comunitaria que grabó las intervenciones, así como de una amplia asistencia. Entre camaradas y amigos se demostró valentía al pisar firmemente sobre la basura que vierte tanto el oportunismo como la cobardía inducida por el fascismo, entonando La Internacional y clamando “¡¡¡Viva el Partido Marxista-Leninista!!! ¡¡¡Viva el PCOE!!!”

Comité Provincial del Partido Comunista Obrero Español en Córdoba