Martes, 16 Julio 2019
A+ R A-

Resoluciones del XVI congreso del PCOE

Publicado en XVI Congreso 04 de Febrero de 2019

BannerCongreso

El XVI Congreso del Partido Comunista Obrero Español, celebrado en Madrid el día 2 de febrero de 2019, aprobó de forma unánime las siguientes:

RESOLUCIONES:


1ª Resolución del XVI Congreso del Partido Comunista Obrero Español de apoyo a la República Bolivariana de Venezuela.

Nos hallamos ante una nueva agresión imperialista contra la República Bolivariana de Venezuela, un nuevo intento de golpe de estado dirigido por los EEUU con el apoyo de un puñado de estados títeres de América Latina – donde en algunos de ellos se ha entronizado en el poder el fascismo – y de la Unión Europea.

El imperialismo norteamericano se halla en una situación de declive como lo acredita su derrota en Siria, el retroceso en los beneficios de los monopolios estadounidenses, el incremento cada vez mayor de una ya bestial deuda pública que superó en 2018 los 20 billones de dólares y una divisa que cada día pierde más peso y de la que se prevé que a lo largo de este año sufra una fuerte devaluación, de tal modo que el estado norteamericano es un estado quebrado. A esta situación caótica de su economía, debe añadirse un factor estructural como es la crisis energética que azota al imperialismo y a su modelo económico por el agotamiento de los combustibles fósiles haciendo que las distintas potencias imperialistas peleen por apoderarse de las reservas petrolíferas.

Este declive de EEUU, que ve cada día más cuestionada su hegemonía como mayor potencia imperialista, así como del imperialismo empuja a la guerra mundial y al fascismo de tal modo que la única salida que le queda a EEUU es la guerra, el expolio, la injerencia política, la vulneración del derecho internacional y el crimen para tratar de sostenerse  y es ahí donde debe circunscribirse el golpe de estado que los imperialistas norteamericanos, junto con sus lacayos socios de la UE, quieren dar en Venezuela para apropiarse de las reservas petrolíferas, de gas, minerales preciosos y coltán así como para controlar el continente americano.   

Este golpe de estado contra Venezuela retrata a los imperialistas, que dejan patente su esencia fascista y criminal, y que a la hora de la verdad a ellos les importa bien poco el derramamiento de sangre y los derechos democráticos de los pueblos, que les sobran.

EEUU está mandando a mercenarios a Venezuela, al igual que el fascista gobierno de Israel, así como manejando a los gobiernos fascistas de la zona como son Colombia, Ecuador o Brasil al objeto de  que con su actuación tengan una justificación para desencadenar la intervención militar.

Ante tal situación, el XVIº Congreso del Partido Comunista Obrero Español  RESUELVE rechaza el golpe de estado que EEUU y la UE pretenden realizar en Venezuela así como también, condenar la política de injerencia de los EEUU y la UE  en Venezuela y en todos los países latinoamericanos acosados por la criminal política imperialista estadounidense.

Asimismo, el XVIº Congreso, fiel al internacionalismo proletario, RESUELVE intensificar la campaña de denuncia antiimperialista que va desde la condena al imperialismo norteamericano y europeo así como a la manifestación de nuestro repudio de cómo la entraña fascista y criminal de su actuación tanto en América Latina como en el pueblo hermano de Venezuela.

 

¡ABAJO EL IMPERIALISMO!

¡SOCIALISMO O BARBARIE!


2ª Resolución del XVI Congreso del Partido Comunista Obrero Español de apoyo a la República de Donetsk y Lugansk y contra el estado fascista ucraniano apoyado por EEUU y UE.

 

El golpe de Estado de Maidán en Ucrania en el año 2013, apoyado y financiado por el imperialismo estadounidense y sus socios europeos, trajo de nuevo el fascismo a Europa. Lo que los fascistas ucranianos e imperialistas trataron de enmascarar como una revolución democrática con la Junta de Kiev ha resultado una dictadura terrorista impregnada en todos sus poros por el repugnante banderismo nazi-fascista, preñada de oligarcas y criminales confesos prestos a servir los espurios intereses del capital monopolista nacional e internacional.

La prohibición cualquier simbología soviética, el asesinato de cualquier disidente tildándolo de “proruso” o “terrorista” –tal y como hicieran los batallones SS y el UPA a principios de los años 40-, la quema de sindicalistas en Odessa -que causó la muerte de 40 sindicalistas-, el asesinato de Alexander Zajarshenko o el atentado contra el Partido Comunista la República Popular de Donetsk demuestran la naturaleza abiertamente fascista y criminal del régimen impuesto por la violencia en Ucrania.

Para liquidar al nazi-fascismo que hoy inunda de sangre y dolor Ucrania, es preciso acabar con el motor que lo aviva constantemente; el capitalismo en su etapa putrefacta. Acabar con esa parasitaria oligarquía que gobierna en Kiev, implica no sólo profundizar la resistencia armada en el Donbass, sino fundir las luchas obreras y populares en un solo puño, romper el alienante discurso nacionalista burgués y llevar la lucha de clases a todos los territorios del país. Solo el Socialismo podrá garantizar el pan, la paz y el trabajo para la clase obrera, solo la dictadura del proletariado podrá reprimir sin contemplaciones a esta minoría oligárquica que se enriquece a costa del sudor y la sangre del pueblo trabajador.

El Partido Comunista Obrero Español, reitera su más firme apoyo y solidaridad con todas las fuerzas proletarias y antifascistas que resisten por cualquier medio al régimen criminal impuesto en Kiev. La lucha heroica que se está llevando a cabo en Ucrania hoy contra el fascismo deja clara la premisa leninista de que con el desarrollo del imperialismo tiende a la reacción política, al fascismo.

 

¡MUERTE AL FASCISMO CRIMINAL!

¡SOCIALISMO O BARBARIE!


3ª Resolución del XVI Congreso del Partido Comunista Obrero Español llamando al fortalecimiento de la FSM.

En España, tras la muerte del tirano Franco, CCOO y UGT han sido instrumentos del Estado para someter a la clase obrera a los intereses de la burguesía. Estas centrales sindicales no han dudado en firmar todo tipo de rebajas en las condiciones de vida de los trabajadores en aras del “interés general”.

La manera de proceder de los sindicatos CCOO y UGT es idéntica al sistema sindical fascista, a través de sindicatos verticales. Su sindicalismo vendido y corrompido, únicamente sirven a la Patronal, que sale, siempre que puede, en su defensa.

La negación de este sindicalismo corrompido promovido por el Estado de los empresarios, y la Patronal, heredero del franquismo es la reconstrucción del sindicalismo de clase en el conjunto del Estado, un sindicalismo militante y comprometido con la clase obrera y con su emancipación social como clase, un sindicalismo antiimperialista e internacionalista, un sindicalismo cuyo funcionamiento sea asambleario y la Asamblea sea el centro de decisión de los trabajadores.

La Federación Sindical Mundial (FSM) es el sindicato mundial en el que se hallan los sindicatos de clase, de credo antiimperialista y los que aspiran a la superación del capitalismo y alcanzar el socialismo, así como organizaciones sindicales de países socialistas donde están organizados cerca de 100 millones de obreros. Entre los sindicatos integrados en la Federación Sindical Mundial.

El PCOE apoya el fortalecimiento de la Federacion Sindical Mundial en el estado español, y hacemos un llamamiento a los militantes del Partido para fortalecer las filas del sindicalismo de clase, de la FSM, que servirá para el avance de la clase obrera en el terreno económico y político a la par que asestara un golpe letal al sindicalismo vertical del Estado, un sindicalismo corrompido y enemigo jurado de la clase obrera, encarnado en las centrales de CCOO y UGT. El desarrollo de la FSM supondrá también un avance en la lucha de la clase obrera por su emancipación como clase social.

 

¡POR EL FORTALECIMIENTO DE LA FSM!

¡ABAJO EL SINDICALISMO AMARILLO!


4ª Resolución del XVI Congreso del Partido Comunista Obrero Español sobre la necesidad de desarrollar el FUP.

En los tiempos actuales se libra una guerra abierta entre los explotadores – burguesía – y los explotados – proletariado. En dicha contienda, la burguesía aparte de disponer de los medios de producción, dispone de un arsenal represivo enorme como es el Estado, la Judicatura, el Ejército, la Policía, los medios de comunicación de masas, la Iglesia, etc... Por el contrario, el proletariado, la clase que genera todos los bienes materiales necesarios para la vida de la sociedad está totalmente desorganizada.

El Partido, que es el instrumento sublime del proletariado en la lucha ideológica, debe ser capaz de insuflarle su ideología y de plantearle una política conducente a  unir a los distintos miembros de ese cuerpo organizado, de la clase obrera organizada. La columna vertebral de ese cuerpo es la Asamblea de Comités y Delegados, la unidad de los trabajadores en activo,los que generan la producción, los que producen todas las riquezas y todos los bienes materiales necesarios para la vida. La Asamblea de Comités y Delegados, al ser la unidad de todos los trabajadores en activo serán los que planifiquen y dirijan, junto con el Partido, la producción y los que sean el factor decisivo para la socialización de las empresas.

El Partido también debe atraer a otros miembros, otros sectores sociales que brotan de la clase obrera y forman parte de ella, como son los estudiantes, las asociaciones de vecinos o los trabajadores en situación de paro forzoso y, junto con otras clases populares también agredidas por la burguesía y su dictadura como son el pequeño campesinado o los jornaleros, deberá construir -donde no exista- y desarrollar y fortalecer -donde ya esté constituido- un Frente Único del Pueblo que se erija en el Ejército de los oprimidos, explotados y maltratados por la burguesía y su dictadura.

Interconectando a todos los sectores sociales que forman parte de la clase explotada por el Capitalismo, universalizando sus problemas y su conocimiento, se romperá la situación de aislamiento a la que el sistema nos lleva y mostrará que el camino a seguir para acabar con ese escenario es la unidad y la organización de todos -estudiantes, trabajadores, desempleados, campesinos pobres, jornaleros, Partido- en un Frente Único del Pueblo. Este órgano efectivo de poder, tanto en los barrios de las ciudades (asociaciones de vecinos), como en el campo (asambleas de jornaleros y campesinos), como en las fábricas a través de la Asamblea de Comités y Delegados o en las universidades y centros de estudio (asambleas estudiantiles y universitarias) tiene por objetivo contraponerse a los órganos de poder burgueses y enviarlos donde le corresponde, que no es otro sitio que al estercolero de la historia.

 

¡DESARROLLEMOS Y FORTALEZCAMOS EL FUP!

¡ACABEMOS CON EL CAPITALISMO CRIMINAL!


5ª Resolución del XVI Congreso del Partido Comunista Obrero Español sobre el Movimiento Comunista Internacional.

El imperialismo se halla en bancarrota. Los gurús económicos burgueses no pueden más que reconocer que en el año 2019 se va a producir una desaceleración económica a nivel mundial, auguran que la crisis se halla cercana, realmente la crisis jamás se fue sino que las medidas que los imperialistas adoptaron para remontarla lo que han hecho es profundizar todavía más la crisis. La deuda mundial en el segundo trimestre de 2018 ascendía a 216,7 billones de euros que equivalen a un 317% del PIB mundial.

La burguesía para abordar la crisis ha creado dinero ficticio, de tal manera que únicamente con los dólares USA que hay en circulación se podría comprar 15 veces el planeta implicando ello que la moneda circulante no refleja el valor existente, de tal modo que el 90% del dinero en circulación no existe físicamente, de tal modo que el imperialismo está quebrado siendo el sistema una inmensa estafa.

La deuda de los EEUU supera los 20 billones de dólares debiendo cada norteamericano, por cabeza, 42.504 dólares. Esto significa que la deuda de EEUU Es impagable, que EEUU es un país quebrado. Este hecho se reproduce a otros estados imperialistas como España, Japón, Italia o Bélgica todos ellos con una deuda pública por encima del 100% del PIB.

Ante este cuadro, los monopolios están obligados a imponer, a través de sus estados, políticas en el interior conducentes, por un lado, a explotar al máximo a la clase obrera; apostando abiertamente por el desarrollo tecnológico, al objeto de ser más productivos – producir más con menos trabajadores, incrementándose el paro -, internacionalizando la economía – o lo que es lo mismo, llevarse capitales y producciones a países del tercer mundo para incrementar las plusvalías -, aplicando políticas laborales que tiren por tierra los salarios y las condiciones laborales – que es la forma más directa y efectiva de negar a la clase obrera los pocos derechos que le quedan en pie y, cómo no, recortar al máximo el gasto social todo ello con el objeto de transferir la riqueza a favor de la burguesía. Por otro lado, las potencias imperialistas están obligadas a apropiarse de los recursos de los pueblos, así como conquistar y ampliar sus mercados, y lo hacen a sangre y fuego, es decir, mediante la guerra imperialista, como acontece en Siria, Ucrania o de manera inminente puede ocurrir en Venezuela.

El desarrollo del imperialismo conduce a la reacción, al fascismo y a la guerra. La contradicción fundamental que rige en el mundo actual es la dada entre el imperialismo y el socialismo. El imperialismo, ante su bancarrota, ya ha entronizado al fascismo en el poder en muchos países americanos – Brasil, Colombia, EEUU, Ecuador, Argentina, Chile,… - y europeos – España, Hungría, Ucrania, Polonia, Italia, Croacia, … - y lo extenderá más mientras su negación, el Movimiento Comunista Internacional, no despegue, rompiendo con los vicios y actitudes que nos llevaron a la derrota temporal. El imperialismo hoy es el mayor peligro para la vida en el planeta y es responsabilidad del Movimiento Comunista Internacional construir la alternativa, dirigir al proletariado a dar cumplimiento a su misión histórica, imponer el socialismo que es la única vía para salvar al género humano.

Por todo ello, el XVIº Congreso del Partido Comunista Obrero Español RESUELVE de manera firme y decidida luchar, desde la lealtad y la fidelidad al marxismo-leninismo, por la construcción de un nuevo Movimiento Comunista Internacional unitario, cohesionado y despojado de los vicios y desviaciones que nos llevaron a la derrota. Es una necesidad vital para el proletariado la construcción de un Movimiento Comunista Internacional y el Partido Comunista Obrero Español no rehúye de la parte de responsabilidad que le corresponde en ella.

 

¡VIVA EL INTERNACIONALISMO PROLETARIO!

¡SOCIALISMO O BARBARIE!


 

XVI CONGRESO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)

Artículos relacionados (por etiqueta)