Martes, 10 Diciembre 2019
A+ R A-

Procavi

 

Empresas y fábricas son hoy campos de concentración para los trabajadores. En concreto, a la fábrica de producción de carne de pavo Procavi, del Grupo Fuertes (el Pozo), se la conoce como el “corredor de la muerte”, por los ritmos infernales a los que someten a los operarios de la cadena. Unos ritmos que los dueños pretenden aumentar cada vez más, y además con menos personal. Es por eso que cada cierto tiempo quiere deshacerse de grupos enteros de trabajadores, con la facilidad que le da tirar de las subcontratas para cada eslabón de la cadena de producción.

Las subcontratas permiten además fraccionar las luchas de los trabajadores dividiendo (aparentemente) sus intereses. Hay subcontratas para despiece, mantenimiento y limpieza, envasado, y matadero. Cada subcontrata tiene su comité de empresa que pelea por separado. La empresa concede algo a un comité y lo calla.

La empresa también extorsiona a los trabajadores con sus contratos temporales y precarios de tal manera que agoten los subsidios de desempleo y estén aún más sometidos por no tener ya ningún colchón. Se encadenan contratos basura durante años alternando con meses en paro, así se aseguran de que agoten los subsidios y se queden sin recursos, quedando totalmente sometido a la dictadura del patrón.

Esta es la dinámica general no sólo en este país sino a nivel mundial.

Según un informe de la ONG Oxfam, basado en decenas de entrevistas con trabajadores de la industria avícola de EE.UU. realizadas entre 2013 y 2016, las condiciones diarias de trabajo de miles de empleados en el sector suponen incluso una amenaza para sus vidas:

Los trabajadores enfrentan dificultades para satisfacer sus necesidades humanas básicas. Orinan y defecan mientras están de pie en la línea de producción, usan pañales, restringen peligrosamente la ingesta de líquidos, tienen que soportar dolor y malestar mientras se preocupan por su salud y la seguridad laboral. Y no es solo su dignidad lo que sufre, sino que también corren el riesgo de padecer problemas de salud graves”, denuncia el informe.

Algo parecido a lo que ocurre en el matadero de cerdos Le Porc Gourmet, del Grupo Jorge que opera en Catalunya. Sueldos bajos, despidos injustificados y sin indemnización alguna, y jornadas maratonianas e ininterrumpidas que han provocado imágenes tan infames como las de aquellos empleados que se han visto obligados a orinarse encima o al lado de la cadena de producción porque el encargado no les ha permitido ir al lavabo.

Lo absurdo de todo esto es que conforme más avanza la tecnología y la automatización de la producción, mejor deberíamos vivir los trabajadores, pues nos deberían librar del trabajo rutinario y pesado de las cadenas de producción. Es decir, deberíamos vivir de las abundancias que producen estás maquinarias y no estar abocados unos al desesperante desempleo y otros a ritmos infernales de producción que nos pueden costar la vida o sufrir graves accidentes, como pasó al compañero de Procavi que resbaló y perdió un ojo en mayo de 2018.

Que las fábricas, las maquinarias, las naves, las empresas, las tierras, las minas… tengan dueño, significa que las riquezas se las apropie el dueño, que el dueño decida quién, cuánto y en qué condiciones realizamos nuestro trabajo. El dueño tiene un solo fin: su enriquecimiento. Y cada empresario compite con los otros empresarios por rebajar el coste de mano de obra para conquistar el mercado. Ya vemos que a Procavi no le es bastante el 52% del mercado español. Quieren más. Siempre quieren más. Y para ello no le importa sacrificar las vidas de miles de obreros que levantan su empresa cada día.

Por tanto, la solución para acabar con las terribles condiciones a las que nos llevan los sanguinarios amos de las fábricas y las empresas es ponerlas en manos de toda la clase obrera, que es quien las levanta cada día durante años y años, con su sangre y sudor. En manos de toda la clase obrera podremos planificar la producción en nuestro beneficio, producir lo que necesitamos y en las condiciones que nosotros decidamos.

No necesitamos parásitos que no producen nada, que se apropian de nuestro trabajo y que nos imponen una dictadura criminal dentro y fuera de las empresas. Pues son los empresarios y banqueros, además, los que imponen a sus títeres políticos para que no tengamos derecho a una sanidad y educación de verdad gratuitas de calidad, que cubran todas nuestras necesidades, ni derecho a la cultura, ni al deporte, ni a un desarrollo humano completo y en paz.

Hay que acabar con la división que nos imponen desde arriba. Los comités de empresa y los delegados de personal han de unirse, no sólo en Procavi, sino en cada sector de la economía, con el objetivo de tomar el control de toda la producción, tomando así la dirección de la economía del país y por tanto de la sociedad.

Hace falta unirlos también al resto de capas populares como estudiantes y pensionistas, para que todas las luchas que se hacen contra las leyes injustas que nos imponen empresarios, banqueros y terratenientes se fundan en una lucha común para acabar con esta dictadura inhumana al servicio del capital.

 

Por la construcción del Frente Único del Pueblo

Por el fin de la explotación y la miseria

Por una democracia obrera y popular

Por el Socialismo

 

Comité Provincial del Partido Comunista Obrero Español (P.C.O.E.) en Sevilla

pcoe

 

El pasado sábado 9 de febrero el Partido Comunista Obrero Español, así como el Frente Único del Pueblo, asistieron a la concentración convocada por la Plataforma de solidaridad con la República Bolivariana de Venezuela en la zona del bulevar en Córdoba, mostrando nuestro apoyo al gobierno legítimo de Nicolás Maduro y condenando el golpe de estado liderado por el líder opositor Juan Guaidó, marioneta de los intereses imperialistas de EEUU en la región, con el respaldo de los países integrantes de la Unión Europea, entre ellos el de Pedro Sánchez en España.

 

mani

 

A pesar de no coincidir en el terreno ideológico con la doctrina del socialismo del siglo XXI, los comunistas tenemos el deber como internacionalistas de posicionarnos en defensa de la soberanía de los pueblos envueltos en un proceso progresista como es el caso de Venezuela, tal como recoge la primera resolución del XVI Congreso del PCOE o como demostraron nuestros camaradas de Madrid días atrás. Nuestra postura es firme al respecto, mientras algunas organizaciones oportunistas optan por renegar del apoyo que antes le ofrecieron a este gobierno, o directamente por no posicionarse ni del lado de los agresores ni de los agredidos, lo que supone una traición en toda regla a los valores revolucionarios.

EEUU, viendo amenazada su hegemonía imperialista como hemos podido apreciar en regiones como Siria y debido al agotamiento de sus propios recursos energéticos, no duda en emplear amenazas de guerra y recurrir al fascismo para mantener sus intereses respecto al control de las reservas petrolíferas, gasíferas y metalíferas venezolanas. La actitud lacayuna del gobierno español liderado por Pedro Sánchez (PSOE) en nada se diferencia a la del fascista José María Aznar (PP) en 2002, cuando junto al gobierno estadounidense de George Bush Jr apoyó el golpe de estado contra Hugo Chávez, demostrando una vez más la naturaleza reaccionaria del estado español, al margen del gobierno que esté al cargo.

Pese al buen desarrollo de la concentración, quisiéramos reseñar un incidente en el cual los miembros del partido mostraron su firmeza ante un provocador fascista que decía ser venezolano, y que, sin permiso alguno, comenzó a grabar las caras de los asistentes. Frente a la pasividad cómplice de los municipales, los cuales estaban al tanto de la legalidad de la concentración convocada, se le dijo que dejara de grabar. Este, no conforme con violar la intimidad de los asistentes, recurrió a los insultos buscando de nuevo la provocación, negando ser un fascista a pesar de que su vídeo ha sido compartido en numerosas páginas de Facebook de contenido de este tipo. Sin duda buscaba crear un enfrentamiento violento para que la policía pudiera intervenir y cancelar la concentración, algo en lo que fracasó.

Al salirle mal la jugada, en la descripción de su vídeo afirmó que los asistentes éramos partidos pagados por Maduro. Aquí vendría bien aplicar aquel refrán que dice “se cree el ladrón que todos son de su condición”, pues son ellos los que cobran de EEUU al vender su patria. Según consta en otros vídeos, en la tarde del domingo 10, este mismo sujeto organizó otra concentración en el mismo lugar en contra del gobierno de Maduro, lo que nos indica que aquella provocación estaba premeditada, no fue un mero espontáneo. Una pequeña muestra de cómo funciona esta “disidencia”, al más puro matonismo, siendo luego mostrados en los medios de comunicación como pacifistas ante una tiranía.

En este punto, quisiéramos también denunciar, como viene siendo habitual, el tratamiento manipulador de la prensa local a la respuesta de la ciudadanía cordobesa a la situación de Venezuela. El diario derechista La Voz de Córdoba registró la presentación de la Plataforma de solidaridad con la República Bolivariana de Venezuela el pasado 2 de febrero, haciendo hincapié en el número de asistentes, a pesar de que en ningún momento se concibió aquello como una concentración ni había intencionalidad de que asistieran más personas de las que integraban la plataforma. En cambio, no hicieron lo mismo con la (esta vez sí) concentración de los opositores al gobierno legítimo de Maduro, a pesar de que si observamos las fotografías están prácticamente en las mismas condiciones. A esta otra concentración, por cierto, los opositores iban acompañados de miembros de dos organizaciones fascistas como son el PP y VOX. Por su parte, Cordópolis, intentó equiparar ambos eventos (a pesar de que, como se ha señalado, no eran iguales) ilustrando la noticia con cinco fotografías de la concentración convocada por opositores y dos de la presentación de la Plataforma de solidaridad con la República Bolivariana de Venezuela. Esta afinidad de los medios locales cordobeses con la extrema derecha no es de extrañar, desde el PCOE ya lo hemos denunciado al hablar del Procés en Cataluña o de la marcha contra la entrada de VOX al Parlamento Andaluz.

El PCOE ha mostrado su disciplina a la hora de defender al gobierno legítimo de Nicolás Maduro frente a cualquier tipo de agresión imperialista, sin caer en las provocaciones premeditadas que pudieran venir.

 

¡ABAJO EL IMPERIALISMO!

¡SOCIALISMO O BARBARIE!

 

Comité Provincial de Córdoba del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)

PussyRiot

 

El grupo Pussy Riot tiene su origen en 2011 en Moscú; se trata de un grupo de música punk, caracterizado por su activismo político basado en acciones provocativas, acompañadas de ambiguas reivindicaciones sobre libertades políticas, feminismo y antiautoritarismo, y dirigidas especialmente contra la figura del presidente ruso Vladimir Putin, aunque como veremos a continuación no solo se limitan a este.

Se dieron a conocer en occidente a raíz de su controvertida actuación en una conocida iglesia ortodoxa moscovita en 2012, gracias a la intensa campaña promocional orquestada por los grandes medios de comunicación y al amparo de otros organismos al servicio de los intereses de las oligarquías occidentales, como Human Rigths Watch (HRW) y Amnistía Internacional (AI), enmarcada dentro de la campaña de desprestigio dirigida hacia los adversarios de los bloques imperialistas occidentales (EEUU-UE). Además, durante todo este tiempo de actividad, nos encontramos con que estas “activistas”, estrechamente relacionadas con la controvertida organización FEMEN, se han posicionado contra el legítimo gobierno de Venezuela y han sido activas defensoras del golpe fascista en Ucrania. Su última acción destacable fue la invasión del terreno de juego durante la final de la Copa del Mundo de fútbol celebrada en Rusia.

Sin querer defender al capitalista Putin, ni mucho menos, creemos necesario destapar una a una las más que sospechosas incongruencias de este grupo. ¿Por qué solo denuncian supuestas violaciones de derechos y libertades en países opuestos al bloque imperialista occidental?

No vemos que denuncien ni vean autoritarismo alguno en los países del bloque imperialista occidental. En cambio, tal y como hemos avanzado en el inicio, sí que nos encontramos que se han posicionado políticamente contra el gobierno legítimo de Venezuela, declarándose a favor del golpista Leopoldo López y pidiendo su liberación. Es decir, apoyan y mantienen la misma posición que la derecha golpista venezolana lacaya del imperialismo.

En el caso de Ucrania, más de lo mismo, repiten la propaganda occidental al pie de la letra siendo activas legitimadoras, tanto en sus actos como declaraciones, del golpe fascista orquestado por el imperialismo occidental conocido como “Euromaidan”. Un golpe de estado en toda regla que ha desmembrado Ucrania y la ha dejado en manos del fascismo y de las corporaciones occidentales. Este grupo no se ha conformado solo con legitimar esto, sino que continúa atacando a las legítimas repúblicas populares del este de Ucrania (Donetsk y Lugansk) que se negaron a reconocer al nuevo gobierno terrorista.

Por tanto, observamos como este grupo adopta las mismas posturas, por no decir abiertamente que forma parte de las campañas injerencistas y golpistas impulsadas por el imperialismo occidental en ambos países. Resulta muy curioso que para ser unas punkis rebeldes sigan a pies puntillas los dictámenes imperialistas.

Otro aspecto reseñable son los extraños compañeros y defensores que le han ido saliendo al grupo desde sus inicios, como los grandes medios de comunicación, pasando por todo tipo de personajes públicos y políticos, hasta ONGs como AI y HRW, defensores todos del imperialismo occidental. Mientras que, por ejemplo, en el estado español, donde nos encontramos numerosos artistas como Pablo Hasel que son encarcelados por sus letras reivindicativas, son estos mismos medios y organismos los que se encargan de silenciarlos y criminalizarlos; curioso. Además, son conocidas por su discurso marcadamente anticomunista en sus constantes declaraciones y sus vínculos con organizaciones y personajes de la extrema derecha. Una de sus componentes, Mariya Aliojina, creo el movimiento “Decomunización” junto al activista de extrema derecha Dmitri Enteo, y el abogado del grupo, Mark Feigin, es conocido por defender a ultra derechistas.

También resulta interesante su defensa del “feminismo” desde supuestas posiciones cercanas a movimientos libertarios, dado el amparo mediático que le dan personajes como Hillary Clinton, o sus vínculos con FEMEN, una organización para nada transparente y de sospechosa financiación que propugna un activismo “feminista” desmovilizador y reaccionario al servicio del imperialismo, y que en países como Ucrania está abiertamente del lado del fascismo.

Con todo lo expuesto aquí, si analizamos detenidamente su trasfondo práctico, queda bastante claro a quien sirven, al discurso que marca la agenda de los intereses de las oligarquías occidentales contra sus adversarios. Hay que tener en cuenta que las intervenciones y las agresiones por parte del imperialismo nunca las van a justificar por su verdadera naturaleza económica, ni van a salir las grandes corporaciones a la palestra, sino que se sirven de todo tipo de medios y organizaciones para hacerlo con capacidad para cambiar la opinión pública.  En este sentido, una vez más vemos como el lobo se viste de cordero para engañar a su presa: El mecanismo es claro, se trata de preparar un producto comercial para que lo compre cierto grupo social al que quieres llegar. En este caso, pon un grupo con una estética rebelde y cuatro eslóganes vacíos de contenido pero que estén de moda y vendan, y dirígelos hacia un público incauto e influenciado por el posmodernismo al que generalmente le entrará de buen gusto.

Recapitulando, este grupo lo que nos vende en realidad no son más que los intereses de la élite dominante, siendo en la práctica una defensa del capitalismo a ultranza, anticomunismo y fascismo enmascarado. Un discurso bien pensado y enmascarado que intenta penetrar y lo consigue, en parte, fruto de la desideologización progresiva de la sociedad y del retroceso ideológico de la izquierda, que lejos de hacer autocrítica y retomar las formas de luchas del pasado, sigue abrazando todo tipo de corrientes contrarrevolucionarias y posmodernas.

 

COMITÉ PROVINCIAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E) EN VALENCIA

Moyano

 

El pasado 6 de febrero se hacía pública la noticia sobre las amenazas de José Luis Moyano, ex coordinador de VOX en Las Palmas hasta hace un par de días, a un policía nacional que lo había denunciado. En dichas amenazas el ex dirigente de VOX expresaba, “Quién sabe, igual dentro de cinco años soy el ministro del Interior o, al que lo sea, lo conozco. La vida da muchas vueltas. El tiempo lo pone todo en su sitio”. Por otra parte, este fascista es un militar retirado que subía a sus redes sociales fotografías posando con armas de fuego, rifles, escopetas, revólveres, glocks, etc.

A su vez, este fascista se dedica a amenazar a vecinos y clientes de distintos apartamentos y fincas de los que es administrador, así que tiene una larga lista de denuncias, numerosas órdenes de alejamiento y juicios pendientes. Recientemente, el pasado 8 de febrero, se hacía pública la investigación por estafa a una comunidad de apartamentos turísticos en la que los denunciantes señalan como el ex líder de VOX en Las Palmas se habría apropiado de más de 400.000 euros.

Estos hechos han obligado a la dirección nacional a cesar a este individuo que, lejos de ser una excepción, representa perfectamente lo que significa el fascismo: corrupción, malversación y prácticas mafiosas. Y es que el fascismo está envalentonado, no tiene límites, se cree el amo y señor del mundo. La reacción sirve a unos intereses claros, al imperialismo, a la oligarquía financiera y a los capitalistas. Moyano es un lacayo más al servicio del capital podrido, un perfecto ejemplo de a donde nos conduce este sistema caduco y putrefacto, el capitalismo, que ya no puede ofrecer más que miseria y represión a las clases populares.

Sólo las clases populares organizadas en un Frente Único del Pueblo podremos combatir el fascismo que crece auspiciado por el capital. Sólo combatiendo el capitalismo, sostén del fascismo, podremos lograr una sociedad justa y que sirva a nuestros intereses, a los de los trabajadores que producimos toda la riqueza.

 

Trabajador, organízate en el Frente Único del Pueblo para luchar contra el fascismo

¡Socialismo o Barbarie!

 

Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Canarias

Sanlucar

 

Desde el Partido Comunista Obrero Español, palpamos allá donde vamos la preocupación de las clases populares por el descaro con el que el fascismo avanza en los parlamentos de medio mundo e incluso se hace con gobiernos como el andaluz, en Europa y América latina o EEUU. También por la amenaza de una conflagración a nivel mundial por el insaciable apetito de los imperios por reconquistar el petróleo y otras energías de otras naciones.

Las clases populares cada vez son más receptivas a una salida radical en beneficio del pueblo trabajador, cada vez tienen menos fe en las instituciones burguesas y sus chiringuitos partidistas (y en muchos casos personalistas como se puede apreciar en Podemos).

Pero es necesario llevar esa alternativa de cambio radical a las clases populares: la construcción de un poder obrero y popular a través del Frente Único del Pueblo. Las riquezas en manos del pueblo trabajador, que es quién las produce. La democracia levantada desde abajo, a través de representantes directos de trabajadores, vecinos, estudiantes y pensionistas.

 

Trabajadores, Amas de casa, Estudiantes, Pensionistas

Uníos al Frente Único del Pueblo

Tengamos las riendas de nuestro destino

 

Comité Provincial del Partido Comunista Obrero Español (P.C.O.E.) en Sevilla

fascistas

 

El pasado martes 5 de febrero se hizo público un informe de la Guardia Civil que probaba la financiación ilegal del Partido Popular en la Comunidad de Madrid en la época de Esperanza Aguirre. Según dicho informe, “el PP madrileño se hizo con 1.500.000 de euros en negro y desvió de forma ilícita subvenciones públicas concedidas a la fundación Fundescam para abonar actos” del PP y su campaña electoral en las autonómicas de 2011. La UCO de la Guardia Civil señala que las subvenciones “fueron falseadas e ilícitamente desviadas para abonar un Congreso del PP, un acto de Nuevas Generaciones, y hasta la cena de Navidad del PP en Madrid”. Para mayor abundamiento, según el citado informe, un acto de las Nuevas Generaciones, donde Pablo Casado estaba al frente, fue financiado con facturas falsas.

El PP madrileño es un partido acosado por la corrupción – Lezo, Gürtel, Púnica –, y también de donde emanan tanto Pablo Casado como Abascal de VOX, ambos amamantados por el PP madrileño, ambas criaturas de ese partido corrupto, al igual que Albert Rivera, también vástago de las Nuevas Generaciones del PP.

Justamente el día posterior, el pasado miércoles, Casado anunció una manifestación en Madrid contra el Gobierno del PSOE para el próximo domingo, bajo el argumento de que Sánchez ha cometido alta traición al Estado por acordar con el Govern de la Generalitat de Catalunya el establecimiento de una mesa de diálogo con los partidos políticos parlamentarios, que constase de un relator y que abordase los puntos que tanto Torra como Sánchez acordaron discutir el pasado 20 de diciembre. A la manifestación contra el Gobierno de Sánchez anunciada por el PP rápidamente se sumaron, con entusiasmo, Cs y VOX, que irán acompañados por sus compadres fascistas de Hogar Social Madrid, España 2000 o la Falange. Junto con los fascistas, los no menos reaccionarios dirigentes regionales del PSOE como son los presidentes de Castilla La Mancha y de Aragón, García-Page y Lambán, ambos sostenidos en sus respectivos gobiernos regionales por PODEMOS, así como los fascistas declarados Alfonso Guerra, Felipe González o Corcuera, no han dudado en posicionarse contra la mesa de diálogo y a favor de lo expuesto por el trío fascista PP-Cs-VOX.

El jueves día 7 de febrero, en el Pleno del Parlament de Catalunya, tanto ERC como JxCat rechazaron una moción de la CUP que demandaba “avanzar unilateralmente en el ejercicio de la autodeterminación” y “parar todo diálogo político con el Estado español que no tenga como condición previa el reconocimiento del derecho a la autodeterminación, el fin de la represión, la liberación de los presos y presas y el libre retorno de exiliados y exiliadas”. Nuevamente ERC se retrató, así como el partido de Puigdemont, repudiando la unilateralidad, o lo que es lo mismo renunciando al ejercicio del derecho a la autodeterminación por parte de la nación catalana, que ha sido lo que de boquilla ERC estuvo defendiendo hasta comprobar en sus carnes la represión del Estado fascista español. ¿Dónde ha quedado el mandato del pueblo del referéndum del 1 de octubre? El derecho a la autodeterminación sólo vendrá de la mano del socialismo y de la clase obrera, y tanto ERC como JxCat son burgueses y repudian el socialismo tanto como los españoles de su clase social que abrazan al Estado fascista.

En el día de ayer, el Gobierno de Sánchez rompió con dicha mesa de negociación, argumentando que el Gobierno “no aceptará nunca el marco de la autodeterminación” y, por tanto, también incumple con la Declaración de Pedralbes firmada por Torra y Sánchez el pasado 20 de diciembre. Es decir, el Gobierno aspira a ir a una negociación política forzando a la otra parte, los partidos independentistas, a la renuncia expresa de sus posiciones; demostrándose que lo que el Gobierno del PSOE llama diálogo y negociación en realidad no es más que sometimiento de la otra parte de partida. Y es que en el estado español todo es fascismo; no hemos de olvidar que el PSOE firmó el 155 contra Cataluña junto con los fascistas del PP y Cs y que, al igual que sucederá el domingo, desfilaba por las calles de Barcelona en 2017 de la mano de toda la escoria fascista a favor de la represión política a Cataluña.

El verdadero motivo de la manifestación del domingo 10 de febrero no es otro que movilizar a la extrema derecha al máximo, debido a la necesidad que tiene el PP- así como todo lo que él ha alumbrado, Cs y VOX, que portan en su ADN la corrupción del sistema que los engendra – de recuperar el Gobierno para superar con la más absoluta impunidad toda la corrupción que arrastran. Y ello es lo que se desprende de lo que señala el propio reaccionario Albert Rivera en un tweet tras desdecirse el Gobierno de Sánchez de la mesa de diálogo con los independentistas:

 

falangito

 

La única nación que defienden los fascistas –desde la derecha a la izquierda del sistema – es el dinero y el saqueo; suena grotesco escuchar al PP hablar de defender la nación cuando ellos, y el PSOE, continuaron con la venta del país al capital monopolista iniciada por el régimen del tirano Franco, y cuando no han dudado en expoliar al país durante estas cuatro últimas décadas sacando el dinero a espuertas hacia los diversos paraísos fiscales e inflando los sobrecostes de las obras públicas, cuando no desviando el dinero público abiertamente como ha quedado acreditados en numerosas investigaciones policiales y periodísticas, e incluso en diversos casos de  corrupción ya sentenciados por su propia Judicatura. El Estado español no sólo está quebrado económicamente, sino que es un cenagal de corrupción y sólo puede sostenerse con el fascismo. Curiosamente, esta misma semana de fuegos de artificios, de engaño absoluto al pueblo por parte de los fascistas, Zaplana salía de la cárcel – supuestamente por estar enfermo – junto con sus dos testaferros – los cuales no están enfermos, que se conozca-. Y mientras la justicia burguesa es laxa y ‘humanitaria’ con los esbirros del capital y los ladrones de cuello blanco, es implacable con los comunistas e independentistas que se encuentran en las cárceles pudriéndose por el único delito de abrazar una ideología que cuestiona al Estado, demostrándose la entraña fascista del mismo.

El 3 de junio de 2018, tras la moción de censura por la que el PSOE alcanzaba el gobierno – con el apoyo de PODEMOS, Bildu, PNV, ERC y PDCat – nuestro Comité Ejecutivo mostraba que “los verdaderos motivos que han empujado a esta moción de censura han sido, por un lado, los intereses electoralistas de los socialfascistas del PSOE y los oportunistas de PODEMOS y, por otro, y el más importante, la necesidad de los monopolios por blanquear su corrupta y criminal superestructura haciendo de la moción de censura una válvula de escape para mostrar al pueblo que el Parlamento sirve para algo y que es capaz de regenerar la vida política, cuando ésta es corrupta porque no hace otra cosa que reflejar la corrupción inherente en su base económica que es el robo descarado y violento, y de paso abrir un proceso que permita al PP recomponerse radicalizando todavía más sus posiciones, es decir, compitiendo abiertamente con C’s por ver quién es más fascista. Este hecho, junto con la debilidad del Gobierno que emana de la moción de censura, que ha garantizado la pervivencia de los postulados políticos y económicos impuestos por el Gobierno que se censuraba, servirá para que los monopolios, en un cortísimo plazo, hayan completado la imposición de un ejecutivo abiertamente fascista que pueda sacar pleno partido al Estado fascista que han construido.”. Y hay que reconocer que los hechos nos han dado la razón.

El Gobierno de Sánchez es tan fascista como el gobierno anterior del PP, o los que puedan venir, o como los que se puedan suceder mientras este sistema corrompido siga en pie. Sánchez y sus muletas, lo han demostrado asumiendo las políticas económicas y represivas del PP de Rajoy. Aquí el Gobierno de Sánchez ha asumido la política económica de Rajoy y no ha derogado ley represiva alguna, siguiendo en pie la Ley Mordaza, la Reforma Laboral, apoyando el incremento en gasto militar exigido por la OTAN y posicionándose abiertamente con la potencia más asesina de la historia – EEUU – a favor del golpe  de estado en Venezuela, no derogando la reforma de pensiones u oponiéndose al ejercicio de los derechos democráticos de las naciones que conforman parte del Estado – Cataluña, País Vasco o Galicia -, negando el derecho democrático a la autodeterminación.

Puede verse, pues, no sólo que se han consolidado los postulados políticos y económicos de Rajoy, sino que la burguesía ha conseguido recomponer su sistema de partidos, de tal modo que un partido moribundo y corrompido hasta el tuétano como es el PP, mediante la disgregación del voto de dicho partido en Cs y VOX y, posteriormente, la integración de todos ellos en gobiernos tripartitos – como ha ocurrido en Andalucía – salvaguarda la pata derecha del sistema, y por otro lado, también sutura la pata ‘izquierda’ con PSOE y PODEMOS, ya abiertamente como muleta de éste. Tanto la pata izquierda como la pata derecha que abrazan el Estado están instalados en el fascismo, sustentan al fascismo.

Tal y como venimos señalando, la ‘izquierda’ del sistema, que es derecha, cada día se escora más hacia la derecha y la salida que dan a la corrupción sistémica y a la degradación absoluta de las condiciones de vida del pueblo, es la sustitución de un fascista por otro, y ello se ha demostrado con los acontecimientos producidos desde junio. Y es que el fascismo es ya lo único que el capitalismo puede ofertar al pueblo. La única salida que tiene la clase obrera es romper con el capitalismo, acabar con este sistema. Sin embargo, sin el desarrollo de nuestro partido, que lleve a los centros de trabajo y a los barrios la ciencia emancipatoria del proletariado, el marxismo-leninismo, la clase obrera seguirá estando engañada y bajo el influjo de los oportunistas y los reaccionarios. Todo nuestro Partido, nuestros simpatizantes y amigos, debemos centrarnos en el desarrollo de nuestra política de masas, en el fortalecimiento de la unidad de los trabajadores desde la base, desde los centros de trabajo y extendiendo esta unidad a los barrios, constituyendo el Frente Único del Pueblo. El Estado está quebrado, agoniza, pero ni muerto caerá por sí mismo, únicamente el proletariado organizado y dirigido ideológicamente por el marxismo-leninismo conseguirá que esta tiranía corrupta caiga, y ello pasa por fortalecer el instrumento que fusiona el marxismo-leninismo y el movimiento obrero, siendo ese instrumento el Partido Comunista Obrero Español. LA REVOLUCIÓN SOLO VENDRÁ DE MANOS DE LOS QUE PRODUCEN LAS RIQUEZAS.

 

¡TRABAJADOR, FORTALECE Y ENGROSA LAS FILAS DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL!

¡ABAJO EL ESTADO IMPERIALISTA ESPAÑOL!

¡POR EL SOCIALISMO!

 

Madrid, 9 de febrero de 2019

 

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)

Carmena

 

Estamos en campaña electoral, y es algo de lo que nos hemos podido percatar desde hace unas semanas. Los candidatos empiezan a perfilar sus estrategias de diferentes maneras, pero con un mismo fondo: los discursos y las promesas vacías para engañar a la clase obrera. De entre todas, hay una que destaca con creces por su sinvergonzonería: la campaña de Manuela Carmena.

La todavía alcaldesa de Madrid, además de reavivar a última hora todos los proyectos que se prometieron hace cuatro años y que aún no están ni empezados, parece haberse cansado de llevar puesto ese disfraz progresista que le hizo ganar las elecciones de 2015. En estos últimos meses, Carmena ha dejado ver la realidad de sus propósitos, que no difieren en nada con los de la derecha más reaccionaria.

Para empezar, Carmena creó un nuevo grupo político llamado “Más Madrid” con el que se presentará a las elecciones de este año. Este proyecto se planteó con el objetivo de crear una plataforma sin partidos políticos, en la que cualquiera cupiese. Sin embargo, la realidad es que Carmena ha creado este grupo con el fin de que nadie le haga frente como líder indiscutible del Ayuntamiento, es decir, Más Madrid no es más que un grupo de fieles siervos de las políticas de la alcaldesa. Rodeándose de ellos evita cualquier disidencia que cuestione sus actos, como fue el caso de Carlos Sánchez Mato, al que Carmena cesó por oponerse a la subida de impuestos promovida por la alcaldesa y apoyada por el PP. Este proyecto parece haber gustado a otro viejo conocido de esta lucha de egos eterna en la que se encuentra inmerso Podemos, Iñigo Errejón, que se ha unido a Más Madrid con el único fin de tener algo de poder. Como las aves carroñeras, en definitiva.

Pero esto no queda aquí. El pasado mes de septiembre, el Gobierno de Manuela Carmena aprobó Madrid Nuevo Norte, más conocido como “Operación Chamartín”. Este proyecto urbanístico pretende crear un sector financiero que destruirá numerosas viviendas en favor de sedes empresariales, favoreciendo los intereses especulativos de bancos y constructoras que ven cómo este proyecto engordará sus arcas considerablemente. Proyectos como la Operación Chamartín recuerdan al modelo urbanístico que ha seguido el PP durante tantos años en la ciudad y del cual ahora coge el relevo Carmena y sus allegados de una forma hipócrita y ruin, y yendo en contra de sus propias propuestas.

Muchos oportunistas de la rama más servil de Carmena intentan justificar la aprobación del proyecto Madrid Nuevo Norte diciendo que no se podía hacer otra cosa, que era una herencia del PP y que se tenía que aprobar pese a que ellos no querían. A estas personas, les dedicamos las propias palabras de su líder: “Tiene que haber colaboración público privada y no importa, claro que sí, que en un momento determinado hay que llegar a acuerdos con entidades privadas, faltaría más. Los que quieran un mundo en el que no haya empresas no pueden gobernar Madrid desde mi punto de vista”.

Estas declaraciones van más allá del infame proyecto Madrid Nuevo Norte. Son una declaración abierta de acérrima defensa del capitalismo, una repugnante sumisión hacia la burguesía y sus intereses. No es más que la realidad del progresismo y del oportunismo, lo que tanto tiempo llevamos denunciando desde el PCOE.

Y, para terminar, y por si a alguien le quedaba alguna duda, la alcaldesa nos deleitó con el enésimo despropósito de su mandato. Manuela Carmena apoyó el pasado 1 de febrero, “sin ningún problema ni inconveniente”, que se reconociese a Juan Guaidó como presidente de Venezuela, y no ha considerado “en absoluto” que se tratase de un golpe de Estado.

Esta muestra pública de apoyo abierto al imperialismo que quiere destruir Venezuela ha sido la gota que ha colmado el vaso. En el momento actual en el que las contradicciones se agudizan y el fascismo crece a lo largo y ancho de los continentes, aupado por la burguesía, el oportunismo muestra la realidad de sus políticas. Las caretas caen y dejan verlo todo con claridad: Ahora Madrid, Podemos, Más Madrid, y cualquiera que sea la forma y nombre que adapte la socialdemocracia, no son más que un soporte para el fascismo, uno de sus altavoces. Las deficitarias políticas aplicadas por el Ayuntamiento de Carmena en estos cuatro años solo han servido para incrementar el paro, la desigualdad y la pobreza, allanando el camino al fascismo y contribuyendo a escorar aún más el eje político hacia la derecha, hacia la reacción, haciendo ver que “la izquierda” debe apoyar los pelotazos urbanísticos y los golpes de Estado patrocinados por el fascismo.

Carmena ya no engaña a nadie, ni tan siquiera a sus socios socialdemócratas de IU y Podemos. Sus políticas son la antítesis del bienestar de la clase obrera. Como lo fue Ana Botella, Manuela Carmena es la alcaldesa de los empresarios y de los bancos, y seguirá siendo así mientras siga existiendo el poder de la burguesía, por mucho que estos intenten camuflarse de “capitalismo rosa”. La única alternativa al capitalismo voraz que encarnan los burgueses y los politicuchos de turno es el poder de la clase obrera, el Socialismo.

 

¡TRABAJADOR, ORGANÍZATE CONTRA EL CAPITALISMO!

¡SIN PARTIDO NO HABRÁ REVOLUCIÓN!

 

Comité Local del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Madrid

VOX

 

Ya nadie que tenga un mínimo de decencia puede negar que este país camina raudo hacia la consolidación de un régimen ultra fascista. Los hechos son elocuentes: judicialización reprobatoria de la política, el arte, la cultura…  Nadie puede alegar que se traten de hechos aislados, pues son tantos, que no hay día ni hora que pase sin que un nuevo caso violente la política de Estado. Y estamos en condiciones de asegurar que cada vez irá a más porque los fascistas, a cara descubierta, intentan y consiguen apoltronarse, muy especialmente en Andalucía, donde las políticas cicateras se acercan, a galope tendido, cruzando las vías expeditas por obra y gracia de su partido filial: la falsa izquierda que les ha abierto las puertas de par en par.

Ahora los fascistas se desdicen de lo que, supuestamente, iba a favorecer al pueblo andaluz como fue la propuesta de bajar los impuestos. Ya esto, según palabras del presidente del gobierno de la comunidad, no se podrá llevar a efecto porque las cuentas que ha dejado el PSOE son tan nefastas que no lo permiten. Por eso se dio prisa en afirmar que la eliminación del Impuesto de Sucesiones que tanto anhelaban los poderosos andaluces sí se llevará a cabo, como también mantendrá el gasto de 600.000 euros en casas gratis para los mandamases de la Junta de Andalucía.

Pero el fascismo es mucho más que una política económica clasista, es la coronación de la mentira, del odio a todo lo que huela a izquierda de verdad, de la imposición de lo irracional, de la vejación humana, de la negación de la verdad histórica y es el refugio de criminales. No olvidemos que tanto VOX como Cs han sido paridos por el Partido Popular, que es lo mismo que decir, por la corrupción, el engaño y la tiranía.

Las leyes que rigen los destinos de los pueblos del estado español, que reprime a los trabajadores y demás clases populares, fueron dictadas por el PP, que ha ganado las elecciones con dinero ilícito. Solo en un régimen fascista puede darse la paradoja de que el partido que más veces ha violentado las leyes sea el que haya ilegalizado partidos, encarcelado a comunistas y nacionalistas, que haya impuesto el articulo 155 contra todo un pueblo que lucha por expresarse en las urnas, es decir, el partido más ilícito y corrupto tiene la potestad de declarar lo que es legal y lo que no lo es.

Pero para el que pensara que ya no se podía llegar más lejos, el tripartito fascista le cierra la boca definitivamente, dado que si había alguna esperanza, al menos de que la izquierda pudiese recuperar sin más problemas los restos de sus seres más queridos y de que se haga justicia a la verdad histórica, una nueva provocación fascista le conmina a renunciar a su dignidad y esperanza de que se haga justicia con sus familiares acribillados por el franquismo, pues nada menos que VOX presidirá la comisión encargada de la Memoria Histórica en el parlamento andaluz. Naturalmente el franquismo no se va a suicidar.

Curiosamente, aún en estas circunstancias de atropellos, de abordaje por parte del fascismo que lo quiere todo, hay quienes nos dicen que las cosas hay que conseguirlas poco a poco, que hay que ir conquistando reivindicaciones primarias para ir alcanzado cotas de poder. Pero los fascistas no quitarán sus asquerosas manos de encima de nuestros muertos; los fascistas no abolirán ninguna de sus retrogradas y represivas leyes contra los trabajadores; los fascistas no devolverán jamás las empresas que nos robaron para regalárselas a los ricos si no es a través de la lucha revolucionaria, es decir, por cambios cuantitativos y cualitativos que nos llevan al cambio de la sociedad actual por el socialismo.

Por esta razón, el Partido Comunista Obrero Español hace un llamamiento a los trabajadores de la ciudad y del campo, a los estudiantes, pensionistas y todas las capas populares, a engrosar las filas del FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO en marcha, para unidos vencer al fascismo y poner en manos de quienes crean las riquezas materiales y espirituales del país el destino de la nueva sociedad.

 

¡ABAJO EL FASCISMO!

¡POR EL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO!

 

Sevilla, 8 de febrero de 2019

 

COMITÉ REGIONAL DE ANDALUCÍA DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)

Fascismo

 

La situación mundial, estatal y regional evidencia el avance rápido del fascismo que va copando los gobiernos, lo cual expresa sin duda la gravísima situación económica que atraviesan los países capitalistas, capaz de producir una guerra mundial de consecuencias incalculables para la humanidad. Andalucía no escapa de las fauces imperialistas, pues desempeña un papel estratégico en la OTAN y en las intenciones bélicas de los EE.UU. como lo demuestra la presencia de sus bases en Rota y Morón.

Los imperios no encuentran otra salida que disputarse con violencia las reservas de petróleo y otras energías para intentar aplacar su agonía. La crisis del sistema económico, político y social que vivimos amenaza con llevárselo todo por delante, siendo las familias obreras las más perjudicadas por esta situación. La violencia que sufrimos en los centros de trabajo donde el sólo preguntar por nuestros derechos nos puede costar el puesto y por tanto llevarnos a la indigencia, se traslada a todos los ámbitos de nuestra vida, aumentando el maltrato de todo tipo dentro y fuera de nuestras casas.

Hemos comprobado en nuestras carnes desde hace décadas que las soluciones no vendrán desde arriba, por muchas falsas promesas que nos lleguen con pantomimas electorales. La solución sólo podrá venir de abajo, organizando al pueblo trabajador (clases trabajadoras, estudiantes, pensionistas) en un sólo puño, en el Frente Único del Pueblo, construyendo una nueva democracia obrera y popular donde tomemos el control de la riqueza que producimos. Es necesario implantar una reforma agraria que transforme completamente Andalucía, cuyas abundantes riquezas materiales deben pasar a manos de todo el pueblo trabajador. De esta manera nuestro destino dejará de estar en manos de criminales sanguinarios que anteponen sus beneficios millonarios a nuestras vidas.

 

Organizar, unir y vertebrar a las clases populares en el Frente Único del Pueblo

Crear nuestra propia democracia

Organizar el poder obrero y popular

 

Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español en Andalucía

Casado

 

El pasado día 5 de febrero, el presidente del PP Pablo Casado, presidente de un partido franquista fundado por un ministro de Franco, publicaba un artículo titulado “Venezuela: la llamada de la democracia” en el periódico de extrema derecha La Razón.

En dicho artículo de opinión, el reaccionario Casado señalaba lo siguiente: “Venezuela no ha dejado de deteriorarse desde la llegada del chavismo al poder. No podemos olvidar que fue Chávez el que convirtió un paraíso natural como Venezuela en el paraíso de la corrupción, la inseguridad y la violencia. En el paraíso de las mafias gubernamentales que, mientras repartían su botín entre distintos paraísos fiscales, arruinaban el que no hace tanto era uno de los países más ricos de la tierra. Y por este camino Venezuela se ha ido convirtiendo en una máquina de miseria y exportación de más de tres millones de exiliados”.

Para este sujeto, al parecer de discutida titulación académica, Chávez es el responsable de que Venezuela se convirtiera de “un paraíso natural (…) en el paraíso de la corrupción, la inseguridad y la violencia”.

El 24 de julio de 1983, cuando se cumplían los doscientos años del natalicio de Simón Bolívar, en el seno de las Fuerzas Armadas venezolanas nació el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200) como consecuencia de la injusticia social, la pérdida de la identidad nacional y la corrupción generalizada fruto de la alternancia de COPEI y Acción Democrática – los PP y PSOE de Venezuela antes de que Chávez accediera al poder. Este régimen corrompido, análogo al instaurado en el estado español tras la muerte del tirano Franco, fue instaurado en Venezuela en 1958.

El “paraíso natural” y terrenal que nos cuenta Pablo Casado, era un país terriblemente corrupto, donde la economía estaba dirigida por los imperialistas a través del FMI y se sustentaba en el petróleo, expoliado por EEUU, en la deuda externa y la precariedad laboral, de tal modo que los salarios de la clase obrera no daban, tan siquiera, para adquirir la canasta básica. Venezuela, durante la segunda parte de la década de los 80s y principios de los 90s, era un país donde la inflación estaba desbocada, la moneda se devaluaba permanentemente, como consecuencia de la política salvaje del FMI de liberación de los precios, privatizaciones y la eliminación del control de cambio, que condujo al país a desabastecimiento, al hambre, donde la inmensa mayoría del pueblo tenía negado el acceso, incluso, a los víveres básicos como la harina de maíz o la leche.

El profesor de la Universidad Central de Venezuela, Miguel Ángel Lacabana, en su ensayo “La década de los 80: Ajustes económicos y pobreza en Venezuela”, nos describe cómo la economía venezolana se deterioró enormemente durante la década de los 80s y cómo la desigualdad y la pobreza, como consecuencia de la política de los esbirros corruptos del FMI y de los EEUU, copeyanos y adecos todos ellos hoy miembros de la oposición fascista que defiende el golpe de estado, se extendió por Venezuela. Señala Lacabana “Mientras en 1982, la canasta de alimentos para una familia tipo de seis personas tenía un valor cercano a Bs. 1500, para 1986 este monto se había incrementado a Bs. 7069. Esto significa que a principios del período analizado un 18,8% de los hogares, menos de quinientas mil familias, no alcanzaban a cubrir sus necesidades alimenticias mínimas. Los incrementos de precios, particularmente de los alimentos, que como indicamos anteriormente no son compensados por los incrementos salariales y otros ingresos, dan lugar a un aumento de la canasta alimentaria que no puede ser cubierta por casi un millón setecientas mil familias (…) La distribución del ingreso se vuelve cada vez más regresiva, evidenciando un proceso de profundización y extensión de la pobreza. La profundización derivada de la imposibilidad de recuperar el ingreso real y por lo tanto de los niveles de consumo y, también, de los recortes en el gasto social del gobierno y el abandono de las políticas sociales dirigidas a estos sectores. La extensión de la pobreza es por demás evidente, esta no se relaciona sólo con situaciones de desempleo y autoempleo sino que pobreza está relacionada directamente a ingresos del trabajo (…) De un lado, tenemos una burguesía enriquecida en base a la expropiación del Estado por la vía de la apropiación de la renta actual y futura, que presiona constantemente por incrementar los niveles de precios y mantener altos márgenes de ganancias junto con poner en cuestionamiento el tradicional modelo distribucionista del Estado y su ingerencia en la regulación económica y, por otro lado, una población asalariada y/o cuenta propista o autoempleada que pugna por encontrarle viabilidad a las estrategias de sobrevivencia desplegadas para hacer frente a la crisis (…) la mayor parte de las estrategias de sobrevivencia implementadas por las familias de los sectores populares son inviables para cubrir sus necesidades de reproducción biológica y social.

Ese es el “paraíso” venezolano anterior a Chávez que tanto le agrada al fascista Pablo Casado: enriquecimiento de la burguesía y pobreza superlativa para el pueblo.

Esa realidad de sobreexplotación, corrupción, desabastecimiento y empobrecimiento superlativo del pueblo trabajador desembocaron en una manifestación popular ante la crisis económica, social y política que azotaba a Venezuela, sucediéndose en febrero de 1989 lo que se denominó como “El Caracazo”, reprimida violentamente por el gobierno corrupto y criminal de Carlos Andrés Pérez, donde asesinaron a 3000 venezolanos. Lejos de sancionar a Venezuela por El Caracazo, lejos de exigir el fin del gobierno de Carlos Andrés Pérez, los imperialistas apoyaron abiertamente al responsable de dicha represión, de tal modo que su amigo Felipe González no sólo salió en defensa de Carlos Andrés Pérez, sino que le ofreció un préstamo de 600 millones de dólares.

¡Ese es el paraíso venezolano del agrado de Pablo Casado! Y es que miente Pablo Casado cuando afirma “que fue Chávez el que convirtió un paraíso natural como Venezuela en el paraíso de la corrupción, la inseguridad y la violencia”. En realidad, Chávez fue la respuesta ante esa situación de corrupción del Estado consecuencia de los partidos gobernantes (los cuales hoy están integrados en la MUD), fue la respuesta contra la pobreza que azotaba al pueblo venezolano, contra la represión criminal del Estado contra el pueblo, contra al saqueo de los recursos energéticos de Venezuela por parte de los EEUU y por la defensa de la soberanía nacional venezolana y la construcción de una alternativa latinoamericana contra el imperialismo estadounidense. Chávez fue la respuesta a que el 55,6% de los venezolanos eran pobres durante el gobierno de Rafael Caldera, estando el 25,5% de ellos en situación de pobreza extrema; Chávez fue la respuesta a que más de un millón y medio de venezolanos eran analfabetos o a que tener un techo digno estaba vetado para la inmensa mayoría de la masa trabajadora venezolana.

El fascismo es revisionismo histórico, que utiliza todo tipo de engaño y demagogia. Tal y como señalaba Dimitrov en su Informe ante el VII Congreso de la Internacional Comunista, “los fascistas revuelven con el hocico la historia de cada pueblo” no dudando en desfigurarla, ocultarla o, directamente, engañar descaradamente al pueblo con objeto de arrastrarlo a la sumisión de los intereses de la burguesía monopolista, esto es, para el sostenimiento de la base económica imperialista. En este caso, Pablo Casado realiza este ejercicio, retratándose como lo que es, un vulgar y mediocre fascista que no duda en engañar al pueblo para justificar un golpe de estado que puede desencadenar en una guerra y en un derramamiento de sangre. Pero eso bien poco le importa a este arribista.

En dicho ejercicio de revisionismo histórico, propio de un fascista, Casado no duda también en ocultar que la situación económica actual de Venezuela, en gran parte, viene inducida como consecuencia del acoso y derribo económico perpetrado por EEUU, mediante el bloqueo económico y el robo, así como de las sanciones impuestas por sus lacayos de la UE. Para Casado, toda esa guerra económica y política, no existe. Y es que la realidad, la verdad, no puede empañar sus falsos argumentos.

Otra característica del fascista es su anticomunismo. Éste se visualiza con nitidez en sus referencias al socialismo. Por un lado, Casado señala que “En Venezuela (…) el chavismo (…) ha ido poniendo al servicio del socialismo bolivariano los bienes del Estado, el poder judicial, el poder electoral, y el ejército” para, más adelante, señalar “España debería liderar la acción internacional para dar salida a la dictadura y acudir en ayuda humanitaria a un pueblo sometido a la miseria que provoca el socialismo real: hambre, enfermedades y ruina”. ¿En qué quedamos? ¿socialismo bolivariano o socialismo real? En la República Bolivariana de Venezuela la burguesía mantiene la propiedad sobre los medios de producción, de hecho Nicolás Maduro señalaba, “el 98,5% de las empresas en Venezuela son de carácter privado, el 0,5% mixtas y el 1% de las empresas son públicas (…) nunca jamás nuestro proyecto estuvo cerca siquiera de cualquier modelo que pudiera negar a la empresa privada”; sin ir más lejos, monopolios españoles como Abanca, Acciona, Agencia EFE, Air Europa, Banco Santander, BBVA, Cirsa, Editorial Planeta, Grupo PRISA, Elecnor, Dragados, Adecco, Meliá, Sigma Dos o Duro Felguera, entre otros muchos, tienen presencia e intereses en Venezuela. Esto en un estado verdaderamente socialista, con el socialismo real, sería impensable. Y es que el socialismo es el sistema económico donde los medios de producción están socializados, una base económica socialista que refleja un estado socialista, donde el proletariado tiene el poder político e impone su dictado, la dictadura del proletariado. Este hecho, que Venezuela no haya avanzado hacia el socialismo real, hace que su economía sea más dependiente y vulnerable a los sabotajes del bandidaje imperialista, y el hecho que no haya impuesto un estado socialista que reprima a la burguesía, tal y como hace la burguesía en las “democracias” que son del agrado del reaccionario Casado contra los obreros, es uno de los motivos por los que la burguesía apátrida, fascista y golpista de la oposición, teledirigidos por el imperialismo norteamericano y europeo, no dudan en campar a sus anchas haciendo un golpe de estado abierto y a cara descubierta. Pablo Casado no tiene ni idea de lo que es el socialismo, pero sí manifiesta una aversión enorme contra el mismo. Y es lógico, sabe que el socialismo es el sepulturero del criminal sistema que defiende.

Y es que hay que tener mucha desvergüenza, para afirmar que “demócratas venezolanos como María Corina, Leopoldo, Antonio, Henrique… y ahora Juan Guaidó, que no han dejado de trabajar un solo día, a pesar de los agoreros, de las amenazas, de las persecuciones, de las agresiones, de las detenciones e incluso del asesinato de muchos compañeros, auténticos mártires de la democracia” cuando un día sí, y otro también, muchos de estos personajes piden públicamente un levantamiento militar en Venezuela, una intervención militar del fascismo norteamericano, cuando no, en el caso de Guaidó, se autoproclama como Presidente “encargado” de Venezuela, sin tan siquiera haberse presentado a unas elecciones para ello. Esos son “los mártires de la democracia” de Casado. Hay que tener muy poco decoro para hablar de ‘mártires de la democracia’ y ocultar El Caracazo y sus 3000 venezolanos asesinados pero, sobre todo, hay que tener mucha desvergüenza para que alguien del PP se arrogue para si la expresión de ‘mártires de la democracia’, el mismo día que una senadora de dicho partido faltaba al respecto a centenares de miles de demócratas que están enterrados en las cunetas del estado español, víctimas de la dictadura franquista, dictadura de la que emana el fundador el PP.

Queda demostrado que Casado atesora las características propias de un fascista, su ejercicio de revisionismo histórico es, sin duda, un burdo engaño; su anticomunismo es feroz, y las mentiras y el cinismo inundan dicho artículo de opinión, que es un auténtico insulto a la inteligencia, a la verdad y al pueblo. Esto es lo que puede ofrecer el capitalismo en su fase putrefacta, políticos que aborrecen el humanismo y que de la mentira y la ignorancia hacen bandera, pues su sistema y su ideología reaccionaria no se sostienen por ningún sitio, están en completa bancarrota.

 

6 de febrero de 2019

 

F.Barjas.

Secretario General del Partido Comunista Obrero Español