Martes, 21 Mayo 2019
A+ R A-

Pobreza

Como si encontrarse en una situación de miseria absoluta no fuese suficiente, como si el hecho de que una persona no pueda permitirse ni un techo bajo el que vivir fuese poco relevante, la Comunidad de Madrid no cesa en sus ataques hacia los más perjudicados por el sistema capitalista.

El Gobierno regional está exigiendo a las personas sin hogar, a quienes menos tienen, que le notifiquen cuánto dinero obtienen por actividades como pedir dinero en la calle, recoger chatarra o cantar en el metro para poder descontárselo de las míseras ayudas sociales que reciben. Una vez más, se demuestra el expolio incesante al que somete el capitalismo a los trabajadores que se encuentran en la extrema pobreza a consecuencia de este sistema criminal, que no duda en parasitar al proletariado hasta llevarlo a la muerte.

Por mucho que Ángel Garrido intente vender a la Comunidad de Madrid como una de las mejores regiones europeas, la realidad es muy distinta, y actos rastreros como este desenmascaran a esta “modélica región” de la que tanto se enorgullecen.

Este absoluto desprecio por la vida de los trabajadores y de aquellos que no tienen oportunidad para trabajar no es nuevo para los madrileños. Según los últimos datos publicados por el Instituto de Estadística de la Comunidad de Madrid a los que tenemos acceso, una de cada cinco personas están en riesgo de pobreza o exclusión social, es decir, cerca de 1.400.000 madrileños. De entre ellos, los que mas sufren esta realidad tan extrema son las personas desempleadas con una tasa del 52,8% en riesgo de pobreza o exclusión social.

El Gobierno regional quiere canalizar el dinero hasta de las personas que no lo tienen con el único fin de saciar la sed de ganancias de la burguesía. Es una institución corrupta cuya única función es apropiarse del dinero de los más pobres para otorgárselo a los más ricos y cumplir con sus deseos.

Pero el capitalismo no solo ataca a las personas desempleadas; la tasa de riesgo de pobreza o exclusión social en la Comunidad de Madrid es de un 13,2% entre las personas ocupadas. Ni con el trabajo asalariado pueden los trabajadores subsistir bajo el capitalismo. Y, como consecuencia de esto, en Madrid tres de cada diez menores –323.000 niños– está en riesgo de pobreza.

Este fenómeno es una de las consecuencias de un sistema que lo devora todo a su paso, con el único propósito de maximizar los beneficios de la burguesía, y en el que el bienestar de las personas no tiene la menor importancia. Un sistema que no es capaz ni de asegurar un hogar a aquellos a quienes roban la fuerza de su trabajo. Un sistema que hace que ciudades y países se vendan al mejor postor, como es el caso de Madrid.

Pero esto no es un caso aislado que ocurre únicamente en la Comunidad de Madrid; en todo el Estado español y en todo el mundo el capitalismo arrasa con todo cuanto puede. Como decía Marx, “el capitalismo tiende a destruir sus dos fuentes de riqueza: la naturaleza y el ser humano”.

Nosotros luchamos por un sistema diametralmente opuesto. Luchamos por un sistema que sea capaz de asegurar que todas las personas tengan un trabajo estable y digno. Un sistema que sea capaz de proporcionar vivienda y alimento a todos sus trabajadores, pues son ellos quienes hacen que funcione el mundo. Un sistema que asegure una salud y una educación pública y de calidad para garantizar el bienestar de las personas. La única salida a esta masacre que vivimos diariamente, en la que el trabajador desfallece mientras el parásito burgués vive de sumir en la miseria al proletariado, es el Socialismo. Un sistema por y para los trabajadores.

¡ANTE LOS ATAQUES DE LA PATRONAL, ORGANIZACIÓN OBRERA!

¡SIN PARTIDO NO HAY REVOLUCIÓN!

¡ORGANÍZATE EN EL PCOE!

Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Madrid

La ludopatía es una de las mayores adicciones que existe en nuestro país y en todo el mundo. Los adictos al juego pasan desapercibidos ya que es una adicción psicológica no física, tanto es así que a menudo son vistos como “viciosos” más que como enfermos.

Desde hace más de una década se vienen realizando numerosos artículos de investigación sobre el aumento de adictos al juego y sobre sus consecuencias en la sociedad, aun así no se ha invertido ni un euro en la Seguridad Social para cubrir esta patología y las pocas asociaciones que existen no cuentan con el debido apoyo psicológico adecuado ya que el Estado no muestra interés en ayudarlas.

La introducción del juego y apuestas va en aumento; si nos remontamos al 2011 el gobierno del PSOE regula mediante ley las actividades del juego de ámbito nacional, de esta manera se abre la actividad a un mayor número de operadores de juego. Actualmente existen más de cincuenta empresas que se dedican a esta actividad, quedando reguladas todas las apuestas realizadas en internet.

Pero además de operar por internet desde la regulación del juego en España, los locales físicos de apuesta van en aumento en todas las Comunidades Autónomas, siendo El País Vasco y la Comunidad de Madrid las pioneras. Son locales especializados en apuestas deportivas donde el usuario encuentra varias pantallas de televisión para ver eventos, asientos y butacas cómodas, máquinas para colocar sus apuestas y servicio de barra y/o restaurante. Estos negocios han sido recientemente beneficiadas por una bajada de impuestos del 5% en todo el territorio Español excepto en Ceuta y Melilla, donde la bonificación es todavía mayor; allí el impuesto baja hasta el 10% de los ingresos netos. Estas medidas hacen que estas empresas extranjeras encuentren terreno fértil en nuestro país, si bien también las hay de origen español. El resultado de estas medidas es que cada vez hay más ludópatas. Una de las novedades que trajo la crisis económica fue la relajación de las normas para las apuestas y el juego en internet a nivel nacional.

En el 2017 se realizó un estudio sobre los riesgos de sufrir ludopatías, “Percepción social sobre el juego de azar en España 2017”, realizado por la fundación Codere y la Universidad Carlos III de Madrid. Curiosamente esta fundación pertenece a la empresa de juegos de azar CODERE S.A, en la cual fue secretario general el antiguo ministro de justicia Rafael Catalá Polo desde el 2005 al 2011. El anterior gobierno tenía muy claro que el juego era rentable. En el informe destacaron un aumento en el número de personas y la cantidad de dinero que se jugó en locales de apuestas deportivas con respecto al año anterior; aun con los datos obtenidos el responsable del estudio, como es lógico, niega que el juego genere adicción y concluye que de él se entra y se sale con absoluta facilidad. Este fenómeno de las apuestas ligadas a las nuevas tecnologías está en auge en toda Europa. El fomento de estas prácticas por medio de la publicidad con referentes deportistas de moda es un reclamo para los más jóvenes, los cuales son especialmente vulnerables. Parece que los gobiernos están más interesados en sacar rentabilidad que en combatir el auge de la ludopatía.

Así los gobiernos autoproclamados ‘demócratas’ pretenden instalar de manera legal todo tipo de adicciones, obviando las desastrosas consecuencias que se derivan de ellas y así abren el debate de legalización o despenalización y bajo el eufemismo de ‘libertad’ intentan también introducir la legalización de las drogas o la prostitución. Estas medidas no son sólo de carácter recaudatorio para aumentar las arcas del estado sino también como mecanismo de control, dejando a las personas incapaces de oponer cualquier tipo de resistencia.

Es muy peligroso plantear esto bajo el pretexto del “derecho a disponer libremente de su cuerpo”. Todas las adicciones funcionan como un vehículo de escape que aparece como una solución a sus problemas. No olvidemos que todas las adicciones guardan un elemento común; el disfrute individual y egoísta. Al sistema capitalista le interesa que cada vez más individuos permanezcan aislados para constituir el consumismo que conforma una de las principales características de la decadente civilización capitalista. De esta manera la sociedad se vuelve apática y evita toda forma de lucha contra la pobreza, el desempleo, la represión, la miseria, etc. Vivir en un mundo artificial de adicciones permite que las clases dominantes tengan el camino libre para tomar cualquier medida de austeridad y para violar todos los derechos sin temer reacciones.

Desde el Partido Comunista Obrero Español luchamos y lucharemos por la verdadera emancipación del ser humano que no es otra que transformar la sociedad para liberarnos de toda forma esclavitud.

Sólo cuando el hombre ha reconocido y organizado sus fuerzas propias como fuerzas sociales y cuando, por lo tanto, no separa más de sí la fuerza social bajo la forma de fuerza política, sólo entonces se lleva a cabo la emancipación humana”. Carlos Marx.

M García Militante del Partido Comunista Obrero Español

Boro

El monopolio que la burguesía ejerce sobre los medios de producción, base sobre la que se erige este sistema criminal, necesita justificarse y legitimarse. Para ello, la burguesía no duda en invertir ingentes cantidades de dinero para hacerse con el monopolio de los grandes medios de comunicación de masas, instrumentos que emplea para manipular a la opinión pública en favor de sus intereses y en contra de los del pueblo trabajador.

El poder de la propaganda disfrazada de periodismo no pasa desapercibido para quienes ostentan el poder, y es por ello que les resulta tan molesto el periodismo crítico y alternativo que pone al descubierto sus mentiras, revela sus falacias y deja en evidencia la endeblez de sus relatos. Relatos impuestos a costa de difundirlos de forma constante y masiva entre la población, envenenando con sus mentiras al pueblo trabajador y evitando el razonamiento crítico. En definitiva, intentando que su ‘verdad’ sea hegemónica.

Un ejemplo de periodismo incómodo es el practicado por el reportero Jorge Correa ‘Boro’, un habitual colaborador en medios como La Haine Kaosenlared, que ahora se enfrenta a un juicio por una supuesta agresión a dos agentes de policía que se habría dado mientras el periodista cubría la manifestación Jaque a la monarquía, en marzo de 2014. En concreto, se enfrenta a una pena de prisión de 6 años, así como al pago de 6.200 euros de indemnización exigidos por los propios agentes.

La violencia ejercida por los cuerpos represivos del Estado, siempre presentes en cualquier contexto de movilización popular y reivindicativa, fue especialmente cruda en 2014 debido al número y afluencia de dichas protestas, tales como la iniciativa Rodea el Congreso y similares. Dicha violencia quedó debidamente documentada gracias a periodistas como el propio Boro, quien, cámara en mano, tuvo que enfrentarse a los empujones y agresiones de los lacayos uniformados mientras trataba de proteger a una compañera.

Las imágenes grabadas durante aquellos días incomodaron a la burguesía. Ponen nítidamente de manifiesto el carácter clasista de los cuerpos policiales, que no dudan en emplear la más cruda de las violencias contra todo periodista que sea percibido como una amenaza para sus amos. Dejan en evidencia la arbitrariedad y desparpajo con la que los agentes ‘imponen la ley’ sobre el pueblo trabajador, al que someten a toda clase de humillaciones, tanto físicas como verbales. Por todo ello, reporteros como Boro son señalados como objetivo a silenciar con el fin de crear un clima de miedo e incertidumbre entre el proletariado combativo. Cualquiera que sea identificado como un elemento perturbador para su criminal orden social será reprimido por el Estado español.

En esta caza del disidente todo vale, pues los agentes de policía, auténticos perros de presa de la burguesía y traidores de clase, saben que la ley estará siempre de su lado. Son conscientes de que tienen el derecho a ejercer cualquier clase de atropello contra los manifestantes con total impunidad. Las denuncias dirigidas contra ellos son sistemáticamente archivadas. Es por ello que ahora arremeten contra periodistas como Boro, usando para ello un sinfín de mentiras y manipulaciones.

El Estado fascista español quiere una población sumisa y crédula, que siga únicamente las noticias emitidas por cadenas como La Sexta o TVE y que lea únicamente las crónicas escritas por sus esbirros de periódicos del capital como El País o El Mundo. De esa manera, se aseguran que el debate público únicamente se mueva dentro de unas coordenadas limitadas, evitando así que suponga una amenaza para el sistema capitalista. Al mismo tiempo que llevan a cabo esta operación, la burguesía, dueña de los medios de comunicación, silencia todo debate que aborde cuestiones espinosas que hagan peligrar sus intereses de clase. La lógica que se desprende de todo ello es que cualquier periodista o medio que ose tratar estos temas será perseguido sin cuartel por parte del Estado fascista.

Desde el Partido Comunista Obrero Español (PCOE) queremos denunciar la flagrante supresión de la libertad de información que se está llevando a cabo actualmente en España, así como alertar de la feroz represión que de muchas y variadas maneras se cierne sobre todos aquellos que cuestionan y combaten este sistema criminal. Como no podía ser de otro modo, recalcamos nuestra solidaridad hacia Boro y hacia todos aquellos representantes del periodismo crítico, alternativo y combativo que, pese a la represión del Estado fascista español, no flaquean ni un instante en su lucha por desnudar la verdad.

¡Por la libertad de información!

¡Organicémonos para combatir su represión!

¡Ni un paso atrás!

Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Madrid

fabrica

El pasado 30 de septiembre, a las 23:45 se registraba en Náquera un nuevo accidente laboral, al caer sobre 4 trabajadores una prensa hidráulica de 20 toneladas, dejándoles inmovilizados y atrapando sus extremidades superiores bajo la misma y provocando la amputación de varios dedos en todos ellos, traumatismos en las extremidades y lo que los sanitarios calificaron de “un brazo izquierdo en estado catastrófico”.

Una vez más, los medios y la prensa burguesa señalan el “accidente” sin explicar motivos, razones o responsabilidades y encubriendo a la empresa evitando en todo momento nombrar que la empresa en la que se registra el accidente es ESTAMPACIONES METALICAS MOYMA SL, empresa dedicada a la “fabricación de estructuras metálicas y sus componentes”, y que tan solo en el año 2016 registró ventas por un valor de 8.100.000€ siendo además miembro de un grupo empresarial millonario, y en la que hace tan solo unos meses CC.OO. publicaba una instantánea con motivo de la huelga del 8M.

Poco después, el día 1 de octubre se registraba en el barrio alicantino de Benalúa la muerte de otro trabajador, esta vez de la construcción, al caerle un bloque de hormigón en la cabeza. Según los Trabajadores de Emergencias Sanitarias que asistieron al trabajador, falleció in situ.

Una vez más una empresa asesina a un trabajador, una vez más los medios la encubren, una vez más los sindicatos reaccionarios se alían con la empresa para culpar al trabajador, una vez más el Estado actuará de organismo amigable y dará una limosna a aquellos que han perdido una vida, una vez más dará una limosna a quien le han destrozado la vida, una vez más el capitalismo demuestra la total impunidad con la que la burguesía puede asesinar, agredir y destrozar a los trabajadores sin que siquiera se pueda ver un atisbo de justicia.

Tan solo en el primer semestre de 2018 se han registrado 303.876 accidentes laborales, 9556 más que el pasado año en este mismo periodo. En el País Valencià solo en este mismo periodo se cuentan 57 muertes.

La burguesía sigue asesinando y agrediendo a trabajadores, vulnerando incluso los mínimos, básicos e insultantes derechos que a los trabajadores se nos conceden como un donativo de falsa humanidad y respeto y que los sindicatos de la burguesía se encargan de desmontar poco a poco con sucesivas firmas de convenios y reformas laborales pactadas con la patronal y el Estado.

¡Trabajadores! Tan solo la solidaridad de clase, la organización y la lucha pueden salvarnos de estos asesinatos, tan solo el partido de la clase obrera puede acabar con la explotación del hombre por el hombre.

¡NI UN ASESINATO LABORAL MÁS!

¡ABAJO EL CAPITALISMO!

¡PROLETARIOS, UNÁMONOS!

Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Valencia

StopDesahucios

Madrid y Barcelona concentran el grueso de los pisos en alquiler en España, con casi un millón de viviendas arrendadas. Ante la imposibilidad de muchas familias obreras de acceder a la compra de una vivienda, el capitalismo ha encontrado una salida para mantener su margen de beneficios a costa del bienestar y la estabilidad de miles de familias, el mercado de alquiler de viviendas. Esto sumado al negocio de plataformas como AirBnb, con un tercio de las viviendas concentradas en manos de empresas y grandes propietarios, hacen cada día más complicado encontrar un alquiler asequible en ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Bilbao, etc.

El número de hipotecas concedidas por los bancos en los últimos años ha decrecido debido a la enorme precariedad que sufrimos los trabajadores, por lo que el mercado del alquiler ha aumentado considerablemente. Esto hace que el porcentaje de desahucios haya virado igualmente desde los hipotecarios a los desahucios por impago del alquiler. Los desahuciados somos los mismos, familias trabajadoras, solo que ahora muchos más vivimos de alquiler.

Durante 2017 se produjeron, según datos del Consejo General del Poder Judicial, casi 100 desahucios al día por impago del alquiler (35.666 en todo el año), por unos 60 desahucios al día por no pagar la hipoteca (22.330 en el año). Con respecto a los desahucios por impago del alquiler, 8.624 se produjeron en Cataluña y 5.001 en la Comunidad de Madrid. En concreto, en la ciudad de Barcelona, en 2017 se produjeron 2.591 desahucios, de los cuales el 85% fueron por impagos del alquiler. En Madrid vemos como en una semana se acumulan los desahucios en un barrio obrero como Carabanchel, superando las posibilidades de intentar pararlos de plataformas como Stop Desahucios. En Madrid, la PAH acusa a Manuela Carmena y a Ahora Madrid, quienes solo han ejecutado un 3% de las viviendas sociales prometidas, de complicidad con los bancos al hacerles el trabajo sucio.

Y todo esto ocurre a pesar de los gobiernos del cambio, a pesar de las campañas de Ahora Madrid con bonitos lemas como “la vivienda es un derecho, no un negocio”, completamente vacíos de significado en un sistema capitalista. A pesar de que Ada Colau, quien solo ha construido el 4,5% de las viviendas sociales prometidas, provenga de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, su particular lanzadera política.

El oportunismo político sigue engañando al pueblo trabajador con falsas promesas de un mundo mejor, ocultando que bajo un sistema capitalista, los trabajadores seremos cada vez más pobres y viviremos cada vez peor, intentando desmovilizar las luchas que se dan en las calles y reconducir el descontento hacia el voto y la representación parlamentaria.

En este sistema la vivienda es y será un negocio, en manos de grandes empresas y bancos, los mismos que después son rescatados con dinero público. Si los trabajadores queremos tener un futuro estable sin desahucios y con viviendas dignas, solo nos queda acabar con el capitalismo y construir el Socialismo, para, mediante una economía planificada y orientada al bienestar social en lugar del beneficio privado de las empresas, garantizar la vivienda así como todos los servicios básicos, educación, sanidad y pensiones a todos los trabajadores. Para ello hemos de huir del oportunismo político que nos vende la idea de que votar a unos u otros supondrá una diferencia, y construir nuestra propia democracia popular a través de un Frente Único del Pueblo que integre todas las luchas.

¡POR EL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO!

¡POR EL SOCIALISMO!

¡ORGANÍZATE EN EL PCOE!

Secretaría de Agitación y Propaganda del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)

Donestk

El Partido Comunista Obrero Español rechaza y condena enérgicamente el atentado terrorista perpetrado contra los camaradas del Partido Comunista la República Popular de Donetsk durante la celebración de su IV Congreso extraordinario, con el objetivo de impedir la participación de los comunistas en la campaña electoral para las próximas elecciones al Consejo Popular.

Reiteramos nuestro más firme apoyo y solidaridad con todas las fuerzas proletarias y antifascistas que resisten por cualquier medio al régimen criminal impuesto en Kiev, cuyos actos -el asesinato del presidente de la República Popular de Donestk, Alexander Zajarshenko, y este atentado, los últimos y más recientes- demuestran su carácter abiertamente fascista.

Esperamos la pronta y entera recuperación de todos los camaradas heridos en primer lugar. También deseamos que, pese al atentado terrorista, los objetivos del Congreso puedan cumplirse finalmente y signifiquen un avance para la clase obrera del Donbass.

Estamos convencidos de que estos ataques no van a hacer sino fortalecer y templar a la organización que, guiada por el marxismo leninismo, está llamada a barrer al fascismo en la región e instaurar el Socialismo. Desde el Partido Comunista Obrero Español tienen todo nuestro apoyo en su trabajo y les mandamos un saludo internacionalista.

¡Abajo el fascismo criminal!

¡Viva el Marxismo Leninismo!

D.García – Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista Obrero Español

La crisis permanente del sistema capitalista está devorando ferozmente todos los recursos materiales y humanos del planeta, explotando al máximo todos los nichos de negocio, buscando recursos en diferentes países a través de guerras imperialistas, convirtiendo en mercancía todo lo que pasa por sus manos. Mientras que de puertas afuera el imperialismo en manos principalmente de los Estados Unidos y los países de la Otan, promueven guerras e intervenciones para desestabilizar gobiernos y controlar los recursos de sus países o aprovechar sus estratégicas situaciones geográficas (véanse los casos de Venezuela, Libia, Afganistán, Irak o Siria entre otros), a nivel interno el aumento de la explotación laboral y el desmantelamiento de lo público (sanidad, educación, pensiones...) son la tónica dominante en cualquier país capitalista.

 

El capitalismo monopolista en el estado español avanza inexorablemente, arrasando con todo a su paso, y la educación pública no iba a ser una excepción. Si hace poco conocíamos la noticia de 65 colegios e institutos de la Comunidad de Madrid que han empezado el curso estando en obras, con el riesgo para las vidas de los trabajadores y los alumnos que allí se encuentran, esta misma comunidad ha dado órdenes ahora de incrementar el ratio de alumnos por aula por encima de lo que marca la ley, masificando colegios públicos de Vallecas y Moratalaz.

 

Y el mismo día que se hacía público el documento firmado por la Comunidad de Madrid, se informaba en un periódico sevillano de la situación de un colegio público en el que los padres se han visto obligados a comprar ventiladores con su propio dinero ante la negativa por parte de la Junta de Andalucía de adaptar las aulas a las altas temperaturas que se dan al inicio de curso en los centros educativos de la provincia. Los padres de este colegio, ante la inoperatividad de las administraciones públicas, habían solicitado incluso, hace más de un año, el aumento de la potencia eléctrica en el centro para pagar de su propio bolsillo la instalación de aparatos de aire acondicionado, solicitud que fue rechazada por el Ayuntamiento.

 

A todo esto hay que sumarle los desorbitados precios de los estudios universitarios y de posgrado, que hacen que muchas familias obreras no puedan afrontar los gastos educativos de sus hijos, y que cada vez más alumnos tengan que abandonar estos estudios debido a estos precios y a la reducción de becas.

 

La educación pública no tiene futuro dentro de este sistema. En el capitalismo es un negocio más que privatizar y explotar, y lo público quedará relegado a dar unos servicios mínimos que permitan crear obreros obedientes y alienados, sin pensamiento crítico ni capacidad para dirigir a la sociedad hacia un cambio de sistema.

 

Al pueblo trabajador, tan solo nos queda una salida para conseguir tanto una educación como unos servicios públicos gratuitos, de calidad y para todos; acabar con este sistema inhumano de explotación y construir el socialismo. Para ello, debemos unir todas las luchas en un Frente Único del Pueblo que aúne las fuerzas de toda la clase trabajadora y el resto de clases populares.

 

¡POR EL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO!

¡POR LA CONSTRUCCIÓN DEL SOCIALISMO!

¡ORGANÍZATE CON EL PCOE!

 

Secretaría de Agitación y Propaganda del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)

27Septiembre

Tal día como hoy, hace 43 años, el Estado asesinó a los comunistas Sánchez Bravo, García Sanz y José Humberto Baena y a los abertzales Jon Paredes Manot “Txiki” y Ángel Otaegi, todos ellos militantes antifascistas que entregaron sus vidas en la lucha por la emancipación del pueblo trabajador.

Cuarenta y tres años después, la naturaleza del Estado sigue siendo la misma, de tal modo que los fascistas no sólo impusieron absolutamente la esencia del estado fascista – la Corona, el capitalismo, la bandera, la negación del derecho de autodeterminación, etcétera – sino que también el mantenimiento por parte de los fascistas del control absoluto de la Judicatura y del Ejército.

Cuarenta y tres años después, tenemos a altos mandos del Ejército suscribiendo manifiestos de loas y reconocimientos del tirano criminal Franco, una Judicatura dirigida por fascistas que hacen instrucciones judiciales propias del franquismo, como es el juicio sumario contra el independentismo catalán, donde estados reaccionarios como el alemán o el belga han denegado la extradición de políticos y raperos señalando como reaccionario al estado español y poniendo en tela de juicio su sistema judicial.

No hemos de olvidar que, durante estas últimas cuatro décadas, no ha dejado de haber presos políticos, ni crímenes de estado y guerra sucia, ni torturas y montajes policiales ni se ha dejado de condecorar y de dar impunidad a los torturadores fascistas.

La lucha por la que entregaron sus vidas estos cinco luchadores antifascistas, la emancipación de los oprimidos, la lucha por la libertad y la democracia, en definitiva, la lucha por el socialismo, sigue siendo plenamente vigente.

COMISIÓN DE AGITACIÓN Y PROPAGANDA DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)

Obras de ampliación en el instituto de San Chinarro

A lo largo del verano, se han iniciado obras y reformas en centros de enseñanza pública, colegios e institutos de toda la Comunidad de Madrid. Todas estas obras se han ido retrasando hasta tal punto que los estudiantes de extracción obrera han iniciado el curso en mitad de las reformas. Muchos alumnos asisten a clase en edificios a medio construir, en aulas apenas reformadas y con grúas y excavadoras atronando en el patio. Que estas obras se realicen mientras se imparte clase, por otra parte, pone en riesgo la vida de los estudiantes y los trabajadores, y es otra muestra más de terrorismo patronal.

Los gobiernos parásitos puestos a dedo por la burguesía cumplen sus designios de manera tajante y sin vacilar en ningún momento. Pedro Rollán, vicepresidente de la Comunidad de Madrid, declaró sin tapujos y vergüenza alguna que los retrasos en las construcciones y reformas de colegios e institutos son “casos aislados”. Esos casos aislados que afirma afectan a más de 15.000 estudiantes y 65 colegios e institutos de toda Madrid.

Y es que los partidos de la oligarquía financiera del Ibex 35 como el PP, PSOE, C’s, ya no tienen la necesidad de ocultar tras una careta sus verdaderas intenciones; se muestran abiertamente tal y como son, mostrando sus verdaderos objetivos claros y ejecutando todas las acciones que dicta la burguesía.

La burguesía tiene marcado como objetivo la destrucción de la educación pública y cumplirá ese objetivo sin importarle las consecuencias que genera y las repercusiones que azotan a la clase trabajadora. El objetivo de la burguesía es que la clase obrera no se instruya; quiere una clase obrera mansa, que no obstaculice sus intereses. Y la mejor manera de alcanzar su meta es privatizar la enseñanza de manera gradual y progresiva, a la par que degradar y desvalorizar la educación pública.

El hecho de que los colegios sigan en obras, es un síntoma de la destrucción de la enseñanza pública y una consecuencia directa de su marginación en pos de la educación privada, la cual es constantemente beneficiada por los gobiernos burgueses.

La escuela pública, en manos de la burguesía, no es más que un método para crear nuevos obreros obedientes y sumisos que cumplan sus intereses. Para ellos es sólo un objeto más con el que ganar grandes sumas de dinero.

A la burguesía no le importa que las familias obreras se partan la espalda para que sus hijos puedan ir al colegio, ni que no logren llegar a fin de mes o que no puedan comer tres veces al día.

Bajo el capitalismo es imposible una escuela que sea realmente pública, gratuita y de calidad, pues va en contra de los intereses de la burguesía de intentar maximizar sus beneficios, incluso con las medidas privadas que intentan implantar en ella constantemente. El Socialismo es el único sistema capaz de garantizar una escuela que realmente sea para todos, sin coste alguno y en la que realmente se enseñen unos valores y unos principios fuertes.

¡POR UNA EDUCACIÓN PÚBLICA, GRATUITA Y DE CALIDAD!

¡ESTUDIANTE, ORGANÍZATE BAJO LAS FILAS DEL PCOE!

¡SIN PARTIDO NO HAY REVOLUCIÓN!

Comité Local del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) de Madrid

Jorge

Si hay algo que caracteriza al capitalismo monopolista de Estado español en su fase actual es, sin lugar a dudas, el vertiginoso aumento de la represión, tanto a nivel cuantitativo como cualitativo. Colectivos, partidos, asociaciones e individuos que se niegan a plegarse a las exigencias y humillaciones que impone el capital a la clase trabajadora son objeto de una represión feroz e implacable. Jorge, un joven de Moratalaz perteneciente al colectivo Distrito 14, puede pasar muy pronto a engrosar las filas de los represaliados por el régimen borbónico-fascista español, pues se le denuncia por atentado contra la autoridad y lesiones en base a unos hechos que se produjeron durante el intento de parar un desahucio. De confirmarse la sentencia en su contra, Jorge sería la primera persona en España en ir a la cárcel por esa clase de acción.

En enero del año 2016, acompañado de diversos miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Jorge acudió de madrugada al barrio madrileño de Vallecas con la intención de parar un desahucio que Bankia tenía proyectado para ese día. Durante la ejecución del desahucio, la misma Policía que posteriormente acusó a Jorge de haber pisado la mano de un agente no dudó en agredir a algunos de los presentes, entre ellos, a una mujer embarazada. Asimismo, cabe destacar que la perito forense encargada del caso no supo dictaminar con certeza si la supuesta lesión del agente se produjo por un pisotón o como resultado de un uso excesivo de la fuerza a la hora de expulsar a los presentes del portal en el que se encontraban.

Asistimos pues a una ofensiva en toda regla por parte del Estado contra todo aquel que ose levantar la voz y oponerse a sus prácticas criminales. La solidaridad entre la clase trabajadora resulta especialmente molesta y es motivo de represión, tal y como lo demuestra el caso de Jorge. En esta ofensiva, no solo intervienen los agentes uniformados y de a pie, con sus porras y puños, sino también los más sutiles agentes ideológicos, con sus discursos, titulares y artículos.

La prensa del régimen, entre la que destaca el diario ‘de referencia’ El País, forma parte del aparato ideológico y propagandístico de la burguesía. Con sus mentiras infames y abyectas, justifica y normaliza la represión del Estado español. Recordemos como dicho panfleto publicaba el 19 de julio de 2016 un artículo en el que arremetían de manera rastrera contra los miembros de Distrito 14. Bajo el repugnante título de Distrito 14: ‘victimas’ y verdugos de barrio, se sucedían una serie de soflamas cargadas de la más pura demagogia y odio de clase, con el objetivo de pintar al colectivo como un vulgar grupo de matones. Tal cúmulo desproporcionado de mentiras, manipulaciones e inexactitudes llevó al propio diario a publicar una rectificación en forma de “fe de errores”, ante las más que justificadas protestas de los miembros de Distrito 14. Se confirma, una vez más, la frase pronunciada por el revolucionario afroamericano Malcolm X: “Si no estáis prevenidos ante los medios de comunicación, estos os harán amar al opresor y odiar al oprimido”.

Cartel de Distrito 14 por la absolución de Jorge

Cartel de Distrito 14 por la absolución de Jorge

Ante los ataques del régimen fascista español, que no duda ni por un instante en saltarse sus propias leyes –en este caso, el derecho a una vivienda digna–, la mejor respuesta es la organización obrera y combativa que no retroceda ante los envites de la bestia del capital. Necesitamos a más personas como Jorge.

La sentencia de su caso, emitida en marzo, lo condena a pagar una multa de un mes a razón de tres euros diarios, otra suma de 1.237 euros en concepto de indemnización y hasta siete meses de cárcel. Este martes, deberá acudir al juzgado para confirmar la ejecución de la sentencia. Según sus propias palabras, Jorge se niega a pagar a la Policía por ser la encargada de desahuciar familias. De darse una resolución en su contra, una persona inocente podría entrar en prisión por el simple hecho de defender los derechos más básicos.

Por todo ello y mucho más, desde el PCOE mostramos nuestra más absoluta solidaridad con Jorge y con todos aquellos que luchan, ya sea de una manera u otra –legal o ilegal–, contra este sistema homicida. Del mismo modo, denunciamos la ignominia que suponen los desahucios, triste y criminal tendencia en España y especialmente en ciudades como Madrid, con la complicidad de los supuestos “Ayuntamientos del cambio”. Solo la unidad de la clase trabajadora en lucha nos brindará la cura para erradicar esta clase de lacras sociales, y dicho antídoto se llama Socialismo.

¡Ante la represión, solidaridad!

¡No a la criminalización de los colectivos combativos!

¡Por la unidad de la clase trabajadora, avancemos hacia el socialismo!

Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Madrid