Sábado, 20 Abril 2019
A+ R A-

Arje

 

La empresa ARJÉ FORMACIÓN S.L.U., contratada por el Ayuntamiento de Madrid y por otros ayuntamientos de la comunidad autónoma para impartir talleres y cursos, ha renunciado a continuar prestando servicio y ha despedido a casi toda la plantilla.

Los trabajadores de Madrid, un libro abierto, un programa elaborado por el Área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo del Ayuntamiento de Madrid, dirigido por la concejala de Ahora Madrid Marta Higueras, organizaban actividades escolares como rutas por Madrid, visitas a museos y guías culturales.

La plantilla lleva meses denunciando la precariedad que padecen: salarios de 6 euros por hora trabajada, retrasos en los pagos, etc. Ante estas protestas, ARJÉ contestaba que eran problemas del sistema informático de Recursos Humanos.

En junio, con un retraso de casi dos meses en el cobro de los salarios, la Empresa comunica que tenía dificultades económicas por impago del Ayuntamiento. Sin embargo, la Empresa ha cobrado del consistorio 46 millones de euros en los últimos cinco años. Dinero público que pasa a empresas privadas.

Desde la implantación del llamado Plan Refuerza en el 2011 -programa que, con un presupuesto de cinco millones de euros, permitía a los centros escolares contratar empresas privadas que gestionan actividades extra escolares- cuyo objetivo es la privatización de servicios públicos, la empresa ha ido acumulando numerosos contratos para realizar servicios educativos y culturales en varias administraciones públicas de la Comunidad de Madrid, como Leganés o Coslada. Esta empresa realizaba ofertas para ganar las licitaciones sacadas a concurso por los ayuntamientos con una receta infalible, reducir el coste del servicio para la administración, rebajando para ello las condiciones laborales todo lo que podía y maximizando así los beneficios en interés privado.

La teoría dice que en toda adjudicación de contratos se realizan estudios, se analizan las empresas que ofrecen el servicio, pero la realidad es otra. Las administraciones públicas se lavan las manos ante casos como el de Arjé, facilitan los negocios a estas empresas que, tras expoliar el máximo de recursos públicos, se declaran en suspensión de pagos por “falta de liquidez”, dejando en la estacada a los trabajadores.

Pero este no es un caso aislado; la directora general de Arjé, María Rosa Olmos Larrea, que también fue directora de Art-Stij, acumula varias sentencias en su contra por incumplir sus obligaciones contractuales con varios organismos públicos, entre los que figura el Ayuntamiento de Madrid, así como también por despido improcedente de sus empleados. La ejecutiva María Rosa Olmos Larrea aseguraba entonces que no tenía nada que ver con la empresa Art-Stij, pues la había vendido a un tercero 9 meses antes de que entrara en suspensión de pagos, pero figuraba como administradora de la empresa en toda la documentación de que se disponía. Con este extenso currículum volvió a ser contratada por los ayuntamientos de Madrid, Pozuelo o Valdemoro, cobrando por sus servicios más de 2,5 millones de euros de dinero público.

Por mucho que la Administración intente evadir responsabilidades, es cómplice de la precariedad y la miseria a la que han llevado a los trabajadores de Arjé Formación a través de la privatización de servicios públicos.

Ante la creciente pobreza y explotación a la que nos somete la burguesía, solo cabe la organización y la lucha de los trabajadores a través de sindicatos de clase y combativos adheridos la Federación Sindical Mundial (FSM), que hagan valer nuestros intereses y pongan freno a las constantes agresiones de la patronal y sus secuaces. Solo la organización y la lucha conjunta de los trabajadores pueden poner fin a este sistema criminal y avanzar hacia el Socialismo.

Desde el PCOE, manifestamos nuestro total apoyo y solidaridad a la legítima lucha de los trabajadores de Arjé Formación.

 

¡Ante su explotación, organización y unidad!

¡Contra las políticas antiobreras y reaccionarias!

¡Organízate en el PCOE!

 

Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español en Madrid

PedroSanchez

 

En el día de ayer, 26 de enero, la potencia más criminal de la historia, los EEUU, sus aliados de la UE y sus lacayos gobiernos fascistas títeres del Grupo de Lima, recibieron otra derrota, esta vez en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde la mayoría absoluta de los 35 estados participantes en dicho órgano rechazaron el intento de legitimación del golpe de estado en Venezuela por parte de EEUU y sus aliados.

Esa derrota se debe sumar a la que ya cosecharon EEUU y sus fantoches títeres en América Latina un día antes en la OEA, que también rechazó apoyar el golpismo en Venezuela y respaldar al títere fascista que Trump llamó a autoproclamarse Presidente interino de la República Bolivariana de Venezuela para convocar unas elecciones del agrado -y del amaño- de los EEUU.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, en el Consejo de Seguridad de la ONU celebrado en el día de ayer, ofreció datos de cómo los EEUU, junto a sus esbirros fascistas de la oposición venezolana, la UE y del Grupo de Lima, han ido pergeñando el intento de golpe de estado a lo largo del último año, así de cómo tanto los EEUU, como la UE, vulneran el derecho internacional.  Y es que a las potencias imperialistas en declive, EEUU y la UE, ya no les vale ni tan siquiera el derecho internacional, su derecho internacional, en el que se han apoyado para expoliar y sojuzgar al mundo a lo largo de estas décadas, para sostener su posición, no dudando en pasar por encima de él.

Tras el golpe de estado fallido en Venezuela en abril de 2002 de otro títere de Washington, el empresario Pedro Carmona Estanga, EEUU ha ido fustigando y creando condiciones para agredir al país caribeño y para desencadenar un cambio de gobierno, ya fuera por la vía de las elecciones o por la vía del golpe de estado. De tal modo que EEUU, junto a los estados latinoamericanos, ha ido volteando los gobiernos aliados del Chavismo – ya sea  mediante golpes de estado blandos como en Brasil o mediante la corrupción -, ha cambiado la correlación de fuerzas en Latinoamérica entronizando el fascismo, tratando de aislar al máximo a Venezuela en la región, ha dirigido a la oposición fascista de Venezuela, manceba de Washington, pero a la que el Chavismo ha dejado intacta su capacidad económica y política en lugar de reprimirla, de tal modo que EEUU, con el punto de apoyo de la gran burguesía venezolana en el interior construyendo un contrapoder, ha asfixiado económicamente a Venezuela por la vía del bloqueo económico y de medidas económicas tendentes a sostener e incluso bajar el precio del barril de petróleo, para estimular en el interior la disidencia como consecuencia del empeoramiento económico y material del pueblo, y por otro lado, agudizando la crisis política derivada de las estrecheces económicas, construyendo un contrapoder político estimulando la guarimba y haciendo llamamientos al golpe militar, un día sí y otro también.

El declive de la potencia imperialista estadounidense, que cada día necesita más la guerra para tratar de sostener una posición cada vez más cuestionada y resquebrajada, unida a la inconsistencia ideológica y política del socialismo del siglo XXI, que en las antípodas del socialismo real, ha desarrollado proyectos socialdemócratas capitalistas en la región que han allanado el paso al fascismo, sembrado por los EEUU en países como Ecuador, Brasil o Argentina, nos conducen a la situación actual de América Latina y de Venezuela. Esta última década en Latinoamérica, si algo se ha demostrado, es la certeza del marxismo-leninismo y que la única vía de avanzar hacia el socialismo es derrocando a la burguesía, destruyendo el estado burgués desde la raíz y levantando un estado proletario, socializando los medios de producción y los recursos de los países y poniéndolos al servicio del proletariado nacional y del resto de los países del mundo, por la causa del Socialismo y del derrocamiento del imperialismo. Aquéllos que desde banderas comunistas hablaban de sumar sus fuerzas al socialismo del siglo XXI para llevar hacia adelante proyectos socialdemócratas, sin despojar a la burguesía de sus privilegios, y por tanto, del poder, deberían reflexionar bastante, pues sus tesis de profundizar en la democracia burguesa para erosionar al imperialismo – el norteamericano para ellos – y para avanzar hacia el socialismo, se han mostrado falsas, un fraude, como décadas atrás ya había pasado en Europa con el eurocomunismo.

El imperialismo es la fase última del capitalismo, es el capitalismo putrefacto donde un puñado de criminales que concentran la riqueza en sus manos oprimen a la mayoría del mundo. Lenin es claro afirmando que para los imperialistas la guerra es el medio para suprimir la desproporción existente entre el desarrollo de las fuerzas productivas y la acumulación del capital, y para el reparto de las colonias y de las esferas de influencia para el capital financiero. Ayer en la ONU, con el derecho internacional que hoy es el derecho de las potencias imperialistas, estas potencias dirimían en una mesa circular los intereses de sus monopolios, ajustando el reparto del mundo a los mismos. Nadie cuestionaba el imperialismo, nadie cuestionaba la dictadura de los monopolios a nivel planetario, sino que era una pugna por la hegemonía entre los imperialistas. La única alternativa real al imperialismo es el socialismo, contra la barbarie imperialista que entroniza al fascismo, donde se encuentra la socialdemocracia como bien acredita el PSOE. Los Partidos Comunistas debemos reconstruir el Movimiento Comunista Internacional, desterrando los vicios que nos llevaron a la derrota y donde nuestros esfuerzos se concentren en la edificación de táctica y estrategia que sirva para atraer a las masas trabajadoras de los países en la lucha por la emancipación clasista, por el socialismo, participando activamente en las luchas cotidianas del pueblo trabajador y tratando de conformar la unidad de acción de todas las luchas de los diferentes sectores del proletariado y sus organizaciones, construyendo desde la práctica la unidad de la clase que nos conducirá a la unidad real de su vanguardia, de los comunistas, y fundamentalmente nos permitirá ir construyendo el contrapoder que deberá acabar con el poder de los capitalistas. Y es que mientras los comunistas no cumplamos con este deber, los imperialistas, con independencia de quien sea la potencia hegemónica, seguirán expoliando y agrediendo al mundo, estando la humanidad en un serio peligro de desaparición como consecuencia del desprecio a la vida y al planeta por parte del imperialismo.

Desde el Comité Ejecutivo del PCOE, cuando se realizó la Moción de Censura en junio de 2018, señalamos lo siguiente: “Este movimiento [la moción de censura] le sirve al PSOE para tratar de resituarse en el panorama electoral y a los monopolios les sirve para hacer que todas las fuerzas políticas se escoren hacia la derecha y, ante el pueblo, tratar de ‘relanzar’ la idea ilusoria entre el pueblo de que el sistema es ‘democrático’ y puede ser regenerado desde dentro. Curiosa democracia cuando la censura es la reafirmación de la política del censurado y curiosa regeneración de aquéllos que están tan corrompidos como el PP porque ambos son el Estado”.

Venezuela ha retratado esta realidad que expresaba nuestro Comité Ejecutivo hace más de medio año: el tablero político en España está totalmente escorado a la derecha. De hecho, el oportunismo, donde descuella PODEMOS/IU/PCE, y los medios de comunicación del capital, han hecho que la burguesía de un partido corrupto y en declive como el PP, haya sacado tres partidos fascistas “saneados” que por la vía del voto sostienen la fuerza del PP, reconstruyendo la pata ‘derecha’ del sistema; por otro lado, los oportunistas PODEMOS/IU/PCE así como los nacionalistas e independentistas catalanes y vascos, auparon al corrupto PSOE al poder, reconstruyendo su fuerza desde el Gobierno, de tal modo que la pata ‘izquierda’ del sistema también queda salvaguardada. El Estado fascista ha reconstruido su sistema político, que estaba en bancarrota, apostándolo todo al fascismo, pues todos ellos, tanto la pata ‘derecha’ como la ‘izquierda’ del sistema político en España, son fascistas.

En el día de ayer, el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez anunciaba la posición del Gobierno español ante el intento de golpe de estado en Venezuela por parte de EEUU, en la que el dicho gobierno, dirigido por el PSOE, se posiciona con el fascismo a favor del golpe de estado en Venezuela, dando un ultimátum al Gobierno venezolano para que convoque “elecciones libres, limpias y democráticas”, esto es, elecciones al gusto de los EEUU y de la oposición fascista, o reconocerá a Guaidó como presidente interino, es decir, reconocerá el golpe de estado en ocho días. Esta posición del Gobierno del PSOE ha sido adoptada por Francia, Reino Unido y Alemania, y defendida en el Consejo de Seguridad de la ONU por estas tres potencias, posición que fue derrotada pero que, al parecer, será adoptada por la UE.

Pedro Sánchez y el PSOE, con este posicionamiento, coinciden con los fascistas VOX, PP y Cs y se posicionan del lado de la vulneración del derecho internacional, del desprecio a la soberanía del estado venezolano. Pedro Sánchez, con sólo 84 escaños, y que es presidente del gobierno habiendo recibido sólo el 15,67% de voto de los españoles, o lo que es lo mismo, el 22,66% del voto emitido, tiene la desvergüenza de apoyar a un personaje como Guaidó, que no ha sido votado por el pueblo venezolano, y cuestionar la legitimidad democrática de Nicolás Maduro, cuando éste venció las elecciones del 20 de mayo de 2018 con el 67,84% de los votos emitidos, sacando en un país con 15 millones menos de votantes que en España, un millón de votos más que Pedro Sánchez. Y es que Maduro tiene más apoyo popular en Venezuela, en porcentaje, que los fascistas Pedro Sánchez en España, Macri en Argentina, Iván Duque en Colombia o Trump en EEUU. Con este posicionamiento, el PSOE descalifica al que fue su secretario general y Presidente del Gobierno entre 2004 y 2011, José Luis Rodríguez Zapatero, que reconoció la limpieza del proceso electoral celebrado en Venezuela el 20 de mayo de 2018 que arrojó la mayoría para el chavismo, y donde el pueblo otorgó su confianza a Maduro para ser Presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

El Partido Comunista Obrero Español condena y rechaza la posición lacayuna del Gobierno de España, la cual no nos representa en absoluto. También denunciamos la indecente posición del socio de gobierno del PSOE, PODEMOS, que también exige “elecciones limpias” al gobierno de Venezuela, al igual que el PSOE, no dudando en posicionarse, ya sea de manera abierta o soterrada, a favor del golpe de estado en Venezuela. Desde el PCOE hacemos un llamamiento al pueblo trabajador del estado español a rechazar el golpismo en Venezuela y la posición del Gobierno español, el cual no tiene la legitimidad para arrastrarnos a compartir la posición de EEUU, que desea el derramamiento de sangre del pueblo venezolano para robar sus reservas de petróleo y gas. Asimismo, trasladamos nuestro internacionalismo y nuestra solidaridad con el pueblo venezolano y con su Gobierno, cuyo Presidente es Nicolás Maduro Moros.

 

Madrid, 27 de enero de 2019

 

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)

En un momento donde la “nueva” socialdemocracia representada por Podemos e Izquierda Unida explota en mil pedazos, la clase obrera comprueba que la vía parlamentaria para acabar con sus problemas no es más que una farsa y un teatro para entretenerles mientras la banca, los monopolios y los empresarios en general siguen saqueando y esclavizando a la clase obrera.

Para evitar que ese descontento acabe en apatía y resignación (una vez más) es necesario encauzarlo a un cambio de régimen, a un salto cualitativo (revolucionario) y no cuantitativo (reformas), que ataje de raíz los problemas económicos asfixiantes de la clase obrera.

Los trabajadores del campo en El Arahal y Marchena, la mayoría del olivar, son casi todos eventuales, igual que en el resto de Andalucía. Sobreviven trabajando algunos meses al año, lo justo para acumular las peonadas necesarias para poder cobrar unas miserables ayudas. Los jornaleros de Arahal, merecen vivir dignamente de su trabajo durante todo el año y no depender de ningún subsidio. Los jornaleros de El Arahal y del campo andaluz merecen ser dueños de su trabajo y de la riqueza que genera nuestra tierra.

Pero esta tierra andaluza no será nuestra de verdad hasta que no se la expropiemos a los parásitos terratenientes que cobran PERs astronómicos en formas de PAC europeas y en muchos casos teniendo baldías sus fincas.

Los trabajadores del campo de El Arahal, Marchena y el resto de Andalucía necesitan, para garantizar el pan de hoy y de mañana, una reforma agraria que ponga en manos de toda la sociedad no sólo los latifundios, sino las minas, las maquinarias, las fábricas, los bancos, las grandes aseguradoras, comercializadoras y distribuidoras que parasitan a los jornaleros y pequeños campesinos.

Y para ello han de unirse al resto de las clases trabajadoras, de la ciudad, de la industria, de los servicios, de la informática, a las mujeres, a los pensionistas, a los estudiantes y jóvenes en paro, para construir el Frente Único del Pueblo. Para construir, de una vez, el poder obrero y popular.

O los trabajadores de la ciudad y el campo lo cambiamos todo, o nada cambiará.

 

¡Jornaleros de Arahal, Marchena y Andalucía!

¡Organizaros para acabar con la incertidumbre y la desazón!

¡Acabemos con la explotación, los terratenientes y señoritos del campo andaluz!

¡Uníos al PCOE!

 

Comité Provincial del PCOE en Sevilla

El PCOE lleva su programa revolucionario a Arahal y Marchena

Guaido

 

En el día de ayer, el títere del imperialismo norteamericano Juan Guaidó, siguiendo las directrices de Trump, se autoproclamó presidente de Venezuela, en lo que pretende ser la culminación de un golpe de estado contra el país caribeño, al que llevan acosando y al que pretenden desestabilizar económica y militarmente desde hace años. Golpe de estado dirigido desde Washington con el apoyo de los gobiernos títeres y reaccionarios de América y de los imperialistas de la UE.

 

El imperialismo norteamericano se halla en franco declive como lo acredita su derrota en Siria, que en el año 2018 las ganancias de sus monopolios retrocedieran, como se refleja en los datos aportados por la industria manufacturera de bienes perecederos y no perecederos, que en 2018 fueron menos de la mitad que en 2015, por no hablar de que la deuda pública norteamericana superó holgadamente en 2018 los 20 billones de dólares, divisa norteamericana cada día más devaluada, de tal modo que el estado norteamericano se halla en la quiebra. A ello debe unirse un factor estructural, la crisis energética que azota al imperialismo por el agotamiento de los combustibles fósiles, que son la sangre de la industria, haciendo que las distintas potencias imperialistas compitan entre ellas por apoderarse de las reservas petrolíferas. Y es que el imperialismo conduce a la guerra mundial y al fascismo, y a EEUU quebrado y en franco declive únicamente le queda el expolio, la guerra, la injerencia política y el crimen para sostenerse y ahí es donde debe circunscribirse el golpe de estado que los imperialistas norteamericanos y de la UE – al objeto de expoliar tanto las reservas petrolíferas, de gas, y otros minerales preciosos como para dominar América Latina – pretenden hacer en Venezuela, arremetiendo contra el gobierno legítimo de Nicolás Maduro fruto de la expresión democrática del pueblo venezolano.

 

En el estado español los fascistas – desde Pablo Casado a Felipe González, pasando por Rivera y los medios de comunicación de masas – rápidamente han salido a defender el golpe de estado que EEUU y la UE pretenden dar contra Venezuela y reconocer al compinche de Leopoldo López, e igual de fascista, Guaidó. Los mismos que catalogan de golpistas a los independentistas catalanes por poner urnas, y que aplaudían a rabiar a las fuerzas de represión apalear al pueblo catalán por expresar su voluntad democrática, hoy se alinean a favor de un golpe de estado contra un estado democrático y reconocen como presidente de Venezuela a un títere fascista impuesto por potencias extranjeras y criminales como son los EEUU.

 

El Partido Comunista Obrero Español condena y rechaza de manera enérgica el intento de golpe de estado perpetrado por EEUU y sus aliados contra la República Bolivariana de Venezuela y trasladamos nuestro internacionalismo y nuestra solidaridad con el pueblo venezolano y con su Gobierno cuyo Presidente es Nicolás Maduro Moros.

 

Madrid, 24 de enero de 2019

 

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)

Venezuela

 

Ya habíamos advertido desde el Partido Comunista Obrero Español de los movimientos de la oposición venezolana tras el revés político que supuso para la reacción política el nacimiento de la Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela.

A la oposición en Venezuela solo le queda el golpe de estado, que lleva años, décadas prácticamente, fraguando. Arrojados al abismo político, la oposición, suplica vehementemente a la “comunidad internacional”, que no son más que todos aquellos estados en los que se está instaurando el fascismo en uno u otro grado (EEUU, Francia, Italia, España, Hungría, Brasil, Argentina, etc.), que invadan Venezuela para restablecer el único modelo de estado posible: el de la guerra permanente contra los trabajadores.

Esto fue lo que sucedió el pasado lunes cuando un grupo reducido de asaltantes irrumpió contra la sede del destacamento de Seguridad Urbana, en el municipio Sucre, sustrayendo un lote de armas de guerra y secuestrando bajo amenaza de muerte a dos oficiales y dos guardias nacionales. Estos militares están vinculados al partido Voluntad Popular de Juan Guaidó, autoproclamado como “presidente para la transición”.

Ni siquiera el capitalismo de rostro reformista le vale ya al imperialismo, que ataca con toda saña a cualquier mínimo avance social que se produzca, a todo aquello que no le permita obtener el máximo beneficio a costa del sufrimiento de los pueblos. El Partido Comunista Obrero Español denuncia, como lleva haciendo todo este tiempo, las reiteradas agresiones imperialistas al pueblo venezolano y advierte sobre los peligrosos movimientos contra el Estado venezolano de los países mencionados con objeto de derrocarlo.

Solo el fortalecimiento de la política del proletariado, el marxismo leninismo, permitirá al pueblo venezolano zafarse de un sistema capitalista aún hoy vigente en Venezuela e impedirle a la clase burguesa continuar con sus ataques a los trabajadores y demás clase populares. El pueblo venezolano cuenta con la solidaridad del Partido Comunista Obrero Español en su lucha contra el imperialismo y en su defensa contra la criminal burguesía nacional e internacional.

 

D. García– Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista Obrero Español

Sanidad

 

Desde o último comunicado que sacamos desde o PCOE en Galiza, sucedéronse unha serie de acontecimentos na sanidade galega que, como é natural e non podería ser doutro xeito no capitalismo, afectan directamente e de forma negativa ao pobo traballador. Ata o día de hoxe podemos comprobar como estas agresións burguesas danse en calquera área do sector laboral, o cal non é de extrañar pois no capitalismo non hai un só recuncho onde non exista a loita de clases e por iso resulta imprescindible elevar a conciencia dos oprimidos (proletariado e campesiños), pois só eles serán capaces de liberar as súas propias cadeas a través da férrea disciplina do marxismoleninismo.

Como xa avanzáramos, neste comunicado ímonos centrar na sanidade galega. O pasado 11 de Decembro de 2018, saía nos titulares galegos a renuncia de 22 xefes de servizo de distintos centros de saúde de Vigo. O motivo que deron desta renuncia é o de non seguir sendo cómplices da precariedade e do deterioro da sanidade galega, cuxa situación é de dominio público, pois como acontece no resto do Estado, os contratos de substitución chegan a ser de dúas horas e en numerosas ocasións as horas extras non pagadas están á orde do día. Ante esta situación xeralizada estanse dando diversas folgas a nivel autonómico, como poden ser o sector das ambulancias ou o de atención primaria. O goberno de Alberto Núñez Feijóo, ante esta situación e a presión dos sindicatos saca peito alegando que a sanidade galega “é unha das mellores de Europa” e a súa proposta para solventala crise sanitaria é ofertar aos MIR contratos de un a tres anos e retrasar a idade de xubilación aos 70 años. Chámanos poderosamente a atención como se pode alardear de unha sanidade exemplar que nin se quera é capaz de concibir contratos indefinidos para as novas promocións ou manter unha idade de xubilación xusta, precarizando claramente tanto a situación laboral como o servizo aos enfermos. Esto plasmouse claramente o 6 de agosto, cando un home morría en Urxencias dun hospital de A Estrada (Pontevedra) e outros dous pacientes en Urxencias en Santiago de Compostela. Paradóxicamente, a sanidad que propón o PP é o asasinato despiadado da clase trabajadora. E dicimos asasinato referíndonos ao seu significado literal, posto que tanto traballadores da Sanidade como asociacións de pacientes denunciaron o coñecimento da Xunta de Galiza sobre a falta de persoal sanitario nos hospitais e a falta de uso de recursos dos mesmos. Por desgracia, dentro das correntes políticas do sistema non existe ningunha alternativa real, posto que a mal llamada “esquerda” nacionalista e non nacionalista, que en Galicia toma forma de BNG e En Marea (coalición de, principalmente, Podemos y Esquerda Unida) respectivamente, non son máis que dúas formacións de senvergoñas que non dudan en aliarse co criminal PSOE, xustificándoo coa falsa dicotomía de “hai que parar ao PP” para desviar á clase traballadora galega do seu cometido histórico: a sustitución do capitalismo por un novo sistema máis democrático e xusto, o socialismo, dirixido e xestionado por quen crea todo, o proletariado. Aliarse co PSOE é aliarse co partido que máis destruíu os dereitos dos traballadores exactamente coa mesma táctica que o neo-oportunismo utiliza agora: a dicotomía Liberalismo – Socialdemocracia.

Atacar á xestión do PP como unha causa e non como unha consecuencia do capitalismo moribundo no que estamos vivindo é fortalecer, precisamente, a dexeneración do mesmo. Así é que, por exemplo, Tribunal de Xustiza de Galiza ve compatible que un médico da sanidade pública traballe tamén na privada. Fóra xa das implicacións de precariedade que supón estar traballando “nunha das mellores sanidades de Europa” e na sanidade privada, é evidente que esto é una clara estratexia do sistema capitalista capitaneado pola superestructura burguesa e a súa clase política para, progresivamente, ir diluíndo o dereito universal da sanidad ata que non quede máis que as lembranzas. Esto é así porque os traballadores, como ben deduciron Marx e Engels, venden a súa forza de traballo como mercancía o cal lles obriga, ante a oferta laboral precaria da sanidade pública, á busca dunhas mejores condicións nos sectores máis afins e en desenvolvemento, posto que traballar é o único modo que ten a clase obreira para sobreviver. Desta forma, coas políticas terroristas de traballo da Xunta de Galiza e do Estado Español, fortalécese pouco a pouco o sector privado en detrimento do sector público.

O PCOE teno claro: a única sanidade que debe existir neste mundo é aquela que non busca o beneficio económico, senon o beneficio social da poboación. Ao seren estes intereses opostos e estrictamente antagónicos, a única solución para conseguir este cometido é tumbar o capitalismo, non reformalo, e construir o socialismo. Sen embargo, esto en ningún momento se poderá levar a cabo a través do voto cada catro anos, senon a través da organización consciente do proletariado nas filas do FUP (Fronte Única do Pobo), para copar as institucións burguesas dunha vez por todas e imponela dictadura da clase obreira.

 

Viva a loita da clase obreira!

Polo socialismo!

Camarada, engrosa as filas do PCOE!

 

Secretaría de Axitación e Propaganda do Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Galiza

 

¿Qué ocurre con la sanidad en Galicia?

 

Desde el último comunicado que hemos sacado desde el PCOE en Galicia, han venido sucediéndose una serie de acontecimientos en la sanidad gallega que, como es natural y no podía ser de otra manera en el capitalismo, afectan directamente y de forma negativa al pueblo trabajador. Hasta el día de hoy podemos comprobar cómo estas agresiones burguesas se dan en cualquier área del sector laboral, lo cual no es de extrañar pues en el capitalismo no hay un sólo rincón donde no exista la lucha de clases y por ello resulta imprescindible elevar la conciencia de los oprimidos (proletariado y campesinos), pues sólo ellos serán capaces de liberar sus propias cadenas a través de la férrea disciplina del marxismo-leninismo.

Como ya hemos avanzado, en este comunicado nos vamos a centrar en la sanidad gallega. El pasado 11 de Diciembre de 2018, salía en los titulares gallegos la renuncia de 22 jefes de servicio de distintos centros de salud de Vigo. El motivo que dieron de esta renuncia es el de no seguir siendo cómplices de la precariedad y del deterioro de la sanidad gallega, cuya situación es de dominio público, pues como ocurre en el resto del Estado, los contratos de sustitución llegan a ser de dos horas y en numerosas ocasiones las horas extras no pagadas están a la orden del día. Ante esta situación generalizada se están dando diversas huelgas a nivel autonómico, como pueden ser el sector de las ambulancias o el de atención primaria. El gobierno de Alberto Núñez Feijóo, ante esta situación y la presión de los sindicatos, saca pecho alegando que la sanidad gallega “es una de las mejores de Europa” y su propuesta para solventar la crisis sanitaria es ofertar a los MIR contratos de uno a tres años y retrasar la edad de jubilación a los 70 años. Nos llama poderosamente la atención cómo se puede alardear de una sanidad ejemplar que ni si quiera es capaz de concebir contratos indefinidos para las nuevas promociones o mantener una edad de jubilación justa, precarizando claramente tanto la situación laboral como el servicio a los enfermos. Esto se plasmó claramente el 6 de agosto, cuando un hombre moría en Urgencias de un hospital de A Estrada (Pontevedra) y otros dos pacientes en Urgencias en Santiago de Compostela.

Paradójicamente, la sanidad que propone el PP es el asesinato despiadado de la clase trabajadora. Y decimos asesinato refiriéndonos a su significado literal, puesto que tanto trabajadores de la Sanidad como asociaciones de pacientes han denunciado el conocimiento de la Xunta de Galicia sobre la falta de personal sanitario en los hospitales y la falta de uso de recursos de los mismos. Por desgracia, dentro de las corrientes políticas del sistema no existe ninguna alternativa real, puesto que la mal llamada “izquierda” nacionalista y no nacionalista que en Galicia toma forma de BNG y En Marea (coalición de, principalmente, Podemos y Esquerda Unida) respectivamente, no son más que dos formaciones de sinvergüenzas que no dudan en aliarse con el criminal PSOE, justificándolo con la falsa dicotomía de “hay que parar al PP” para desviar a la clase trabajadora gallega de su cometido histórico: la sustitución del capitalismo por un nuevo sistema más democrático y justo, el socialismo, dirigido y gestionado por quienes lo crean todo, el proletariado. Aliarse con el PSOE es aliarse con el partido que más ha destruido los derechos de los trabajadores exactamente con la misma táctica que el neo-oportunismo utiliza ahora: la dicotomía Liberalismo – Socialdemocracia.

Atacar a la gestión del PP como una causa y no como una consecuencia del capitalismo moribundo en el que estamos viviendo es fortalecer, precisamente, la degeneración del mismo. Así es que, por ejemplo, el Tribunal de Xustiza de Galiza ve compatible que un médico de la sanidad pública trabaje también en la privada. Lejos ya de las implicaciones de precariedad que supone estar trabajando en “una de las mejores sanidades de Europa” y en la sanidad privada, es evidente que esto es una clara estrategia del sistema capitalista capitaneado por la superestructura burguesa y su clase política para, progresivamente, ir diluyendo el derecho universal de la sanidad hasta que no quede más que el recuerdo. Esto es así porque los trabajadores, como bien dedujeron Marx y Engels, venden su fuerza de trabajo como mercancía, lo cual les obliga, ante la oferta laboral precaria de la sanidad pública, a la búsqueda de unas mejores condiciones en los sectores más afines y en desarrollo, puesto que trabajar es el único modo que tiene la clase obrera para sobrevivir. De esta forma, con las políticas terroristas de trabajo de la Xunta de Galicia y del Estado Español, se fortalece poco a poco el sector privado en detrimento del sector público.

El PCOE lo tiene claro: la única sanidad que debe existir en este mundo es aquella que no busca el beneficio económico, sino el beneficio social de la población. Al ser estos intereses opuestos y estrictamente antagónicos, la única solución para conseguir este cometido es tumbar el capitalismo, no reformarlo, y construir el socialismo. Sin embargo, esto en ningún momento se podrá llevar a cabo a través del voto cada cuatro años, sino a través de la organización consciente del proletariado en las filas del FUP (Frente Único del Pueblo), para copar las instituciones burguesas de una vez por todas e imponer la dictadura de la clase obrera.

 

¡Viva la lucha de la clase obrera!

¡Por el socialismo!

¡Camarada, engrosa las filas del PCOE!

 

Secretaría de Agitación y Propaganda del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) de Galicia

Represion

El matí del dimecres 16 arrancava amb la notícia de que onze persones vinculades al moviment independentista català havíen sigut detingudes a Girona i, al llarg del dia, el total de detinguts pujava a setze. El motiu: desordres públics durant l’aniversari de l’1 d’octubre. Cal destacar que entre els detinguts hi figuren dos alcaldes (Dani Cornellà, de Celrà, i Ignasi Sabater, de Verges) pertanyents a la CUP i un fotoperiodista del diari La Directa.

Les detencions, realitzades sense ordre judicial, es produeixen en un context d’atipament i desgast generalitzat per part de la societat civil, que no té res a veure amb el clima de movilització continua de l’any passat. A més, suman-t’hi a aquestes detenciones les que es van produïr fa poc a memebres d’Arran per intentar encadenar-se a l’edifici del Tribunal Constitucional, donen un clar missatge a tot aquell que intenti oposar-s’hi organitzadament: represió, presó i impunitat institucional. Tot i que tots els detinguts han siguts posats en llibertat amb càrrecs, el cert és que l’Estat espanyol, totalment instal·lat a la reacció, demostra de nou que hi ha carta blanca a l’hora d’atacar el dret d’autodeterminació del poble de Catalunya, trepitjant, fins i tot, els drets bàsics de la democracia burgesa.

Des del PCOC ens solidaritzem amb tots aquells que al dia 16 de gener han sofert la represió de l’Estat per exercir un dret tan fonamental com el de manifestació. A més, exigim la llibertat absoluta per a tots els presos polítics diseminats per la geografía espanyola, siguin independentistes o no.

 

Barcelona, 19 de gener de 2019

 

COMITÈ NACIONAL DEL PARTIT COMUNISTA OBRER DE CATALUNYA (P.C.O.C.)

 

El Estado fascista español da una nueva muestra de su naturaleza contra Catalunya

 

La mañana del miércoles 16 arrancaba con la noticia de que once personas vinculadas al movimiento independentista catalán habían sido detenidas en Girona y, a lo largo del día, el total de detenidos ascendería a dieciséis. El motivo: desordenes públicos durante el aniversario del 1 de octubre. Cabe destacar que entre los detenidos figuran dos alcaldes (Dani Cornellà, de Celrà, e Ignasi Sabater, de Verges) pertenecientes a la CUP y un fotoperiodista del diario La Directa.

Las detenciones, realizadas sin orden judicial alguna, se producen en un contexto de hartazgo y desgaste generalizado por parte de la sociedad civil, que nada tiene que ver con el clima de movilización continua del año pasado. Además, sumando a estas detenciones las que se dieron hace poco a miembros de Arran por intentar encadenarse en el edificio del Tribunal Constitucional, dan un claro mensaje a todo aquel que trate de oponerse organizadamente: represión, cárcel, e impunidad institucional. Aunque todos los detenidos han sido puestos en libertad con cargos, lo cierto es que el Estado español, totalmente instalado en la reacción, demuestra de nuevo que hay carta blanca a la hora de atacar el derecho de autodeterminación del pueblo catalán, pisoteando sin rodeos, incluso, los derechos básicos de la democracia burguesa.

Desde el PCOC nos solidarizamos con todos aquellos que en el día 16 de enero han sufrido la represión del Estado por ejercer un derecho tan fundamental como el de manifestación. Además, exigimos la libertad absoluta para todos los presos políticos diseminados por toda la geografía española, sean independentistas o no.

 

Barcelona, 19 de enero de 2019

 

COMITÉ NACIONAL DEL PARTIT COMUNISTA OBRER DE CATALUNYA (P.C.O.C.)

PSOEPODEMOS

Los Presupuestos Generales del Estado habían suscitado curiosidad más que expectativas, por cuanto debían confeccionarse para conformar a un elenco de partidos muy diversos con el fin de consensuar su aprobación, aunque el PSOE había puesto sobre la mesa de debate su decisión de hacerlos posible por la vía del decreto si no se lograba por el cauce parlamentario.

Tenían que ser unos Presupuestos que satisficiesen al menos a PODEMOS tras haber llegado con este partido a un pacto amplio, que cubría toda una serie de reivindicaciones que dicha fuerza imponía para apoyar al gobierno. Pero esto lo ha logrado a medias, según la opinión de sus dirigentes.

Para un partido marxista-leninista es obvio que, en la situación actual de crisis aguda, es imposible diseñar unas propuestas favorables a los trabajadores dentro de las lindes del capitalismo, porque las fuerzas entrañables de la economía burguesa las repelen. PSOE y PODEMOS deberían saberlo; aunque las ciencias políticas ya han demostrado que la socialdemocracia es la llave que abre las puertas al fascismo.

Ambos grupos plantean las partidas presupuestarias como un mero ejercicio de contabilidad, si quitamos de un lado lo podemos poner en tal sitio y así hacen sus cábalas, como en esta ocasión en la que no tienen en consideración la dinámica de la economía de un país como éste, que además se halla concatenada con la economía mundial, la cual depara influencias en la actividad económica de cualquier nación del mundo. Hay que salirse inexcusablemente del capitalismo para no dejarse arrastrar por sus fuerzas arrolladoras, especialmente en estos momentos que nos presenta la disyuntiva capitalismo o socialismo.

El PSOE basa su proposición económica demagógicamente viendo el mundo desde una perspectiva metafísica, inamovible. Sus Presupuestos se cuecen a través del simple intercambio de las partidas. Los ingresos se plantean sobre bases muy frágiles como son el aumento de determinados impuestos, un endeudamiento superior, el incremento del consumo privado y el incremento del 14% de recaudación a través del impuesto de sociedades.

Tal vez en los momentos gloriosos del capitalismo sus resultados hubiesen sido excelentes, pero esa época hace muchísimo tiempo que se acabó. En un sistema en el que el capitalista tiene legalmente concedido el libre albedrío para actuar a su conveniencia, en el que el país está maniatado por una deuda insoportable y que estructuralmente las palancas económicas están en manos de la anarquía productiva y de las leyes económicas burguesas, aprisionadas por la grave crisis económica y social, no es de recibo ningún proyecto económico que no contemple cambios estructurales profundos que sustituyan el sistema de producción actual, manifiestamente agotado.

Es fácil predecir que sí se van a cumplir aquellas partidas que redundan en beneficios de la consolidación del sistema en momentos de crisis infernal, tales como destinar 8.863 millones al Ministerio de Defensa, un 1,5% más que en 2018. También se llevará a efecto el aumento del 4,8% para alcanzar los 298 millones destinados al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), servicio secreto que ha pasado a depender de Defensa. En realidad, la partida de inversiones aumenta hasta alcanzar los 2.648 millones, aunque el 75% de dicha cantidad va destinado a los Programas Especiales de Armamento (PEAS). Además, La Casa Real contará con 111.890 euros más de presupuesto para 2019 respecto a 2018, subiendo la asignación en total a 7.999.040 euros. Estas partidas están aseguradas para apuntalar un capitalismo en ruina y consagrar el Estado imperialista.

Serán las partidas que favorecen a los trabajadores las que no tienen garantías de cumplirse, o se harán profundizando en la crisis, porque como decíamos, las fuerzas centrífugas harán su labor de constricción, dado que la realidad del cuento es que el paro va a aumentar de forma importante, pues al tiempo de pergeñarse los Presupuestos, decenas de empresas han anunciado reducciones drásticas de plantillas, por motivo de la desaceleración de la economía, incidiendo en una merma sensible en la recaudación del impuesto de sociedades, mientras que el gobierno, demasiado triunfalista, piensa ingresar con menos trabajadores un 14% más que en el ejercicio anterior por la vía del IRPF. Por otro lado, el gobierno no es capaz de explicar que cuando el Índice de Confianza del Consumidor comienza a desplomarse según los indicadores, se plantee una recaudación superior al 11% a través del IVA.

O todos los Presupuestos son falsos o las clases populares serán acribilladas a impuestos, toda vez que Europa no está por actuar tan alegremente como lo ha hecho hasta ahora en la compra de deudas.

El problema es que tire por donde tire, sin franquear las fronteras del capitalismo, la socialdemocracia hundirá más al país, abriendo de par en par las puertas para que penetre la derecha con su fascismo a cuestas, porque el capitalismo, y esto se está demostrando en el mundo actual, no puede sobrevivir ni siquiera con su democracia criminal.

El capitalismo en estos momentos atraviesa por las circunstancias más duras de su historia. Las Fuerzas Productivas han adquirido tal desarrollo que no las puede soportar, se produce infinitamente más de lo que necesita la humanidad y, sin embargo, son miles de millones los seres humanos que se debaten en la miseria, que mueren de hambre, mientras que los ricos se acuestan en camas de oro. Ha llegado la hora de hablar claro al pueblo, de organizarlo y emprender la vía revolucionaria para que este mundo tenga lógica.

Mantener incólume las estructuras económicas del sistema solo puede llevarse a efecto a costa de las espaldas de los trabajadores, de leyes cada vez más represivas, de la coacción de las libertades, del crimen y de todo lo espurio que han creado las clases sociales explotadoras a través de la historia de la humanidad. La socialdemocracia, llámese PSOE o PODEMOS, está contribuyendo a ello mal formando la conciencia del pueblo trabajador.

 

¡POR EL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO!

¡POR EL SOCIALISMO!

 

COMISIÓN DE AGITACIÓN Y PROPAGANDA DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)

Cadiz

A los trabajadores y trabajadoras de la provincia gaditana.

Saludos a cuantos componen la clase trabajadora, nos dirigimos con gozo tanto a estudiantes, obreros y pensionistas al anunciar que por fin nace en la provincia el germen de la liberación contra este sistema criminal capitalista que tanta miseria ha generado tanto aquí como en el resto del Estado español.

Este sistema, respaldado y legitimado por políticos y charlatanes parlamentarios de todas siglas y colores, no genera otra cosa que no sea desigualdad y desazón entre aquellos que venden su fuerza de trabajo para ver cubiertas sus necesidades básicas y llevar una vida digna. Nosotros nos declaramos enemigos de todos aquellos parásitos que no provocan más que miseria en los trabajadores, tanto traidores morados como los recientes fascistas de verde.

La provincia de Cádiz es líder en desempleo y precariedad, y ni la Junta hasta hace poco gobernada por aquellos que dicen ser la izquierda ni los llamados “ayuntamientos del cambio” han movido un solo dedo por tratar de mejorar la situación del proletariado gaditano, que tanto ha sufrido a lo largo de su historia.

Es por todo esto que hoy nace en la provincia un partido obrero, que busca unir a todos los que forman la clase obrera en un solo frente común capaz de derrotar al enemigo de los trabajadores, la burguesía que expolia el sur como le viene en gana. Nace hoy el Partido Comunista Obrero Español en la provincia de Cádiz.

Compañeros y compañeras, aunamos nuestras fuerzas contra el sistema que nos oprime, que tanto dolor provoca y tantas injusticias ampara.

 

¡Por los trabajadores, por el marxismo-leninismo!

Cádiz, 16 de enero de 2019

 

COMITÉ PROVINCIAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E) EN CÁDIZ

barcos

La Unión Europea (UE) y el Reino de Marruecos, representando los intereses de sus respectivos armadores (empresarios de la pesca), se han repartido los recursos pesqueros de los caladeros de Marruecos y el Sahara Occidental.

La UE se salta a la torera al propio Tribunal de Justicia de la UE (TJUE), que sentenció que no se podía incluir en ese acuerdo los caladeros del Sahara Occidental por seguir colonizada por Marruecos.

Los armadores españoles, después de contribuir a esquilmar nuestras costas, han presionado para que el Sahara Occidental también sea colonizada por sus buques. Contarán con 92 de las 128 licencias otorgadas por el acuerdo.

Es curioso cómo los empresarios de todos los sectores piden no mezclar la política con la economía cuando no les interesa. Así “instó” el presidente de la patronal europea de armadores, Javier Garat, al TJUE para que no tuviera en cuenta “razones políticas” en su veredicto. Sin embargo, utilizan a la Unión Europea, una institución política, para repartirse con sus colegas marroquíes las ganancias que emanan del mar.

Mares del Sahara Occidental, Marruecos, o de Andalucía, deben ser patrimonio común de todos los pueblos, como todos los recursos naturales, que por ley forzosa de la propiedad privada son explotados y esquilmados por buques industriales europeos y marroquíes. Repartos de los que tampoco se favorecen los trabajadores del mar andaluces que se juegan la vida y malviven con las migajas que le caen de esos pactos entre bandidos expoliadores.

El Partido Comunista Obrero Español plantea un programa revolucionario de transformación profunda de las estructuras económicas, políticas y sociales en Andalucía, con la socialización de los recursos naturales y su aprovechamiento ordenado y respetuoso de la naturaleza, bajo una planificación periódica con control obrero y popular.

Llamamos a los trabajadores del mar a construir junto a los trabajadores del campo y de la ciudad, estudiantes, pensionistas, amas de casa… el Frente Único del Pueblo para tomar las riendas de nuestro destino.

 

Por la propiedad y aprovechamiento colectivos del mar

Por el fin del lucro a costa de los recursos naturales

Por el respeto a la autodeterminación del Sahara Occidental

Por el Socialismo

 

Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español en Andalucía