Sábado, 20 Abril 2019
A+ R A-

Lima

El nacimiento de la Asamblea Nacional Constituyente supuso un revés político para la reacción en Venezuela, al que se sumó la aplastante victoria del Chavismo en las recientes Elecciones Regionales. Esto hizo que la oposición política en Venezuela quedara prácticamente fuera del tablero político, como ya dijimos en nuestro comunicado de Octubre de 2017, por lo que se ha visto obligada a cambiar su estrategia, saliendo de Venezuela -donde no tiene ya un poder real- creando el Grupo de Lima.

Aprovechando la coyuntura política actual en América Latina la reacción venezolana, dirigida por el imperialismo norteamericano, ha decidido presionar desde fuera de Venezuela con la creación de este grupo, cuyo objetivo final es la justificación de un golpe de estado para recuperar plenamente el poder político.

El alma socialdemócrata de los partidos que promovieron el hoy liquidado “Socialismo del Siglo XXI”, como el Partido de los Trabajadores de Brasil, le ha abierto de par en par las puertas a la reacción política, a personajes abiertamente fascistas como Macri o Bolsonaro. Su frustrado intento de lograr un avance social profundizando en la democracia burguesa, sin cuestionar el sistema capitalista, ha impedido lograr avances significativos para la clase obrera cuyo descontento ha capitalizado la reacción política.

El ataque de la burguesía contra el pueblo de Venezuela no cesa. Ni cesará hasta que éste se decida a instaurar una auténtica democracia obrera, es decir la Dictadura del Proletariado, o hasta que la burguesía nacional –ayudada, por supuesto, por el imperialismo norteamericano- logre ganar la guerra que tanto tiempo lleva en liza.

El pueblo venezolano cuenta con la solidaridad del Partido Comunista Obrero Español en su lucha contra el imperialismo y en su defensa por los ataques de la burguesía nacional. De la misma manera, señala la necesidad política de zafarse del sistema agresor y criminal que es el capitalismo -aún vigente en Venezuela- y avanzar, dejando atrás el etapismo, hacia la creación de un Socialismo cada vez más urgente, necesario e impostergable para los intereses de la clase trabajadora venezolana.

 

D. García – Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)

Capitalismo

No queda mucho para que España sea plenamente un país lleno de prostíbulos, de casinos, de mafias, de violencia y con una clase trabajadora absolutamente precarizada.

Las derechas llamarán a esto: “turismo que genera empleo y riqueza”, mientras las izquierdas de PSOE y de Unidos Podemos, bajo su discurso aparentemente izquierdista y para ocultar el modo de producción capitalista y así amortiguar la lucha de clases, continuarán haciendo alusión a mejorar la vida de la gente en general, a mejorar la democracia en general y por la libertad en general; cuando la libertad y la democracia son siempre de clase y de momento de la clase capitalista, que la disfruta porque precisamente es ésta la que detenta el poder sobre los medios de producción y la que sigue mejorando su vida a costa de seguir saqueando y expoliando al pueblo trabajador.

Una parte importante de la clase obrera sigue aún aferrada a los viejos y ‘nuevos’ partidos anti comunistas como a un clavo ardiendo, con la esperanza todavía de que la puedan sacar de una situación de crisis eterna provocada por un capitalismo moribundo. Otra gran parte de la clase obrera se ha ido a la abstención ya desesperada ante tanta traición por los viejos y ‘nuevos’ partidos del régimen burgués.

De una parte, es una prueba de que el régimen burgués continúa en su decadencia inevitable, de otra, implica que la clase obrera ni espera ni desea miserables dádivas de los viejos y ‘nuevos’ partidos del régimen, por muchas capas de pintura izquierdista que luzcan.

La clase capitalista y ante su sistema decadente, financia fuertemente todo tipo de nuevas organizaciones políticas, como también invierte lo necesario para un control más tenaz sobre sus propios medios de comunicación, intentando embaucar al pueblo trabajador con sus viejas y nuevas patrañas como sobre la igualdad en abstracto.

¿Puede existir igualdad entre las mujeres de clase capitalista y las mujeres de clase obrera? Evidentemente que no.

¿Puede existir igualdad entre los hombres de clase capitalista y los hombres de clase obrera? ¿Y entre los hombres de clase capitalista y las mujeres de clase obrera? Obviamente que no.

Todo discurso, debate o ‘lucha’ sobre la igualdad o la no igualdad entre hombres y mujeres en general, en abstracto, solo es el intento de la clase capitalista a través de sus políticos lacayos para intentar seguir engatusando a la clase obrera y que ésta siga siendo sometida y expoliada bajo la propiedad privada de los medios de producción, bajo el yugo de sus monopolios.

 

Frente al Capital y el Fascismo

Construyamos el Frente Único del Pueblo

Rumbo al Socialismo

 

Célula Clara Zetkin del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Sevilla

NegroVOX

Puede que algunas obreras y obreros se hayan sorprendido de que en un partido como VOX que ha sido felicitado por el Ku Klux Klan pueda militar el conocido como ‘el negro de VOX’, el señor Ignacio Garriga.

Puede que también les haya sorprendido que en un partido que se manifiesta abiertamente anti-feminista como VOX puedan militar mujeres, entre ellas la conocida empresaria Carmen Lomana, la cual se presento como número tres en la lista para el Senado de 2015 y que ahora no descarta presentarse para la alcaldía de Madrid.

 

Bajo el dominio cultural de la clase capitalista y a través de sus medios de comunicación, seguramente, algunos obreros y obreras que todavía permanecen alienados no habrán entendido que la lucha no es de género ni de raza, sino de clase, o lo que es lo mismo, la lucha entre la clase capitalista y la clase obrera por el poder sobre los medios de producción. Y por ello, Vox, como partido al servicio de la clase capitalista, nada tiene contra el hombre o la mujer burguesa sean de la raza que sea, sino contra los intereses y el poder de la clase obrera.

Hoy en día, el feminismo es ya un vulgar instrumento de la burguesía no solo para debilitar el poder de la clase trabajadora frente al yugo de las mujeres y hombres de clase capitalista, sino también para intentar desviar a la clase obrera de su única y verdadera lucha para de verdad ser libres y poder vivir en paz y que precisamente es contra todo y toda capitalista, contra todo y toda burguesa y para derribar la propiedad privada de los medios de producción.

El anti-feminismo no es antagónico al feminismo, sino que es la otra cara del mismo instrumento, o, dicho de otra manera, el feminismo y el anti-feminismo son la misma herramienta de la que se sirve la burguesía como partes del mismo engaño para intentar dividir y debilitar a la clase obrera.

Mientras que las derechas representan su función en el papel contra el feminismo ‘radical’, las izquierdas de PSOE y sus perritos falderos de Unidos Podemos representan su comedia en el papel del sumo feminismo. Todos ellos iracundos anti comunistas al servicio de la clase burguesa, para intentar seguir enmascarando la lucha de clases y así cegar y embaucar a la clase obrera en luchas ficticias.

La clase capitalista y sus monopolios bancarios y financieros privados que también detentan el control sobre los medios de comunicación, no solo tienen poder, sino que son hábiles en el arte de la lucha de clases para intentar dividir y debilitar a la clase obrera. Y mientras los obreros y las obreras, los jornaleros y las jornaleras, no deseen educarse en tal arte y mientras continúen confiando en las izquierdas reformistas, seguirán siendo traicionados, precarizados, expoliados y esclavizados por la clase capitalista y sus monopolios.

 

Frente al Capital y el Fascismo

Construyamos el Frente Único del Pueblo

Rumbo al Socialismo

 

Célula Clara Zetkin del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Sevilla

AnaBotella

El Tribunal de Cuentas ha condenado a la exalcaldesa de Madrid, Ana Botella, y a sus concejales por vender viviendas públicas por debajo del precio de mercado. Los jueces han estimado parcialmente la demanda presentada en 2017 por el Ayuntamiento de Madrid que reclamaba un daño patrimonial superior a los 55 millones de euros.

Suponemos que para el PP no será más que otro “caso aislado”, otra “manzana podrida” en el árbol. Y es que, caso aislado tras caso aislado, a los madrileños la corrupción nos ha costado unos 46.996 miles de millones de euros. A nivel nacional, los 501 casos de corrupción nos han costado a los trabajadores españoles unos 198.716 millones de euros, habiendo participado el PP en 238 de estos casos.

Para hacernos una idea, la corrupción (198.716.000.000) le cuesta a los españoles 70 mil millones de euros más de lo que se invierte en pensiones (135.445.000.000) y unos 195 mil millones de euros más de lo que se invierte en sanidad (4.000.000.000) o en educación (2.252.000.000). Esta es la realidad del saqueo al que nos condenan PP, PSOE y los bancos y empresas privadas.

Sin embargo, no podemos dejarnos engañar con esta condena y debemos evitar caer en el error de pensar que el Tribunal de Cuentas ha cambiado de parecer por arte de magia y ahora se ha puesto serio con la corrupción. La condena a Ana Botella no es más que el intento desesperado de la burguesía por salvaguardar su justicia y que no pierda poder y relevancia ante la ciudadanía.

Ante un caso como este en el que todas las pruebas apuntaban a Ana Botella de manera obvia, la única opción del Tribunal de Cuentas era “ajusticiar”, es decir, deshacerse de Ana Botella con el fin de que las estructuras del poder judicial no resultasen dañadas. El Tribunal no falla esta sentencia en contra de la exalcaldesa porque ejerza una encarnizada lucha contra la corrupción, sino porque no hacerlo hubiese hecho peligrar algo más importante que Ana Botella: toda la estructura que sustenta el sistema capitalista en los juzgados.

La condena es una mera cortina de humo con el fin de lavar la cara del poder judicial, pues el hijo de Aznar y Botella sigue beneficiándose del dinero obtenido de la venta de pisos a través de fondos buitre. La burguesía ya ha hecho su particular negocio, y eso no lo retrotrae ninguna condena judicial.

Además de que el principal precursor de todo esto, el fondo buitre de la empresa norteamericana Blackstone, ha salido completamente impune en este proceso judicial. La empresa fue la encargada de comprar las 1.860 viviendas públicas protegidas que puso a la venta Ana Botella a un precio ridículo. Acciones como esta son las que han provocado que Blackstone se convierta en uno de los mayores gigantes inmobiliarios de nuestro país, con más de 22.000 viviendas a su disposición valoradas en 20.000 millones de euros, convirtiéndose así en el principal precursor de la gentrificación y de la subida de los precios del alquiler que deja a tantas familias en la calle.

Tampoco podemos dejarnos engatusar por el actual Gobierno de Madrid, que denuncia de forma hipócrita la corrupción del PP y de Botella para después ser partícipes de la corrupción de igual manera.

No son pocos los casos de corrupción y enchufismo que aluden, de una manera o de otra, a la alcaldesa de Madrid. El pasado mes de noviembre, sin ir más lejos, el Ayuntamiento de Madrid otorgó 850.824 euros en subvenciones a cinco ONGs y cooperativas con vínculos con Ahora Madrid y su entorno. Las subvenciones se entregaron por parte de la Coordinación General de Alcaldía en un proceso de libre concurrencia dentro de convocatorias públicas relacionadas con proyectos de cooperación internacional al desarrollo y de educación e investigación para una ciudadanía global.

De hecho, una de estas ONGs, Paz con Dignidad, ha recibido del Ayuntamiento 501.629 euros en subvenciones desde 2015. El coordinador de esta ONG es José Luis Nieto Pereira, quien ocupa, curiosamente, el cargo de asesor del distrito de Villa de Vallecas, después de haberlo sido también en Latina, al principio de legislatura. En 1982, Nieto Pereira fue condenado a cinco años de cárcel por la Audiencia Nacional por “robo con violencia e intimidación a entidad bancaria con utilización de armas peligrosas”. En los cuatro años anteriores a que Nieto Pereira trabajara para Ahora Madrid, la ONG no había recibido ninguna subvención municipal.

Con todos estos casos sobre la mesa, queda en evidencia que el problema de la corrupción no es algo puntual y que tenga que ver con la mala fe de ciertas personas. Los ejemplos de Podemos y PP desenmascaran la realidad.

La corrupción es inherente al sistema capitalista. Más allá de los gobiernos, más allá de los Ayuntamientos y más allá de empresas, es normal que la corrupción sea corriente en un sistema basado en la usurpación y el robo del hombre por el hombre. Por mucho que intenten lavar la cara del sistema capitalista haciendo ver que la corrupción no es más que “mala suerte”, ellos mismos destierran su propio discurso con sus casos de corrupción.

No existe buena ética bajo el capitalismo. El hurto y la explotación son ley, son parte indispensable del sistema. La única salida existente para destruir la corrupción es destruir a quien la engendró: el poder de los monopolios y del capital.

Desde el PCOE pedimos la ilegalización del PP por ser una banda criminal que ha condenado con sus negocios corruptos a millones de familias a la pobreza y la miseria.

 

¡ORGANÍZATE EN EL PCOE CONTRA EL CAPITALISMO CORRUPTO CRIMINAL!

 

Comité Local del Partido Comunista Obrero Español en Madrid

TemporerasiDental

La justicia española se muestra implacable cuando hay que dejar en la calle a una mujer de 65 años, aunque le cueste el suicidio fruto de la desesperación:

La víctima no ha abierto la puerta a la comisión judicial que iba a desalojarla por impago de alquiler. Poco después, se ha tirado desde un quinto piso perdiendo la vida por la parada cardiorrespiratoria que le ha producido el impacto contra el suelo. Hace apenas cinco meses ya se produjo un caso similar en Catalunya.”

Sin embargo, se muestra cómplice y permite que los empresarios, banqueros y demás estafadores, eliminen las pruebas de sus delitos con total impunidad. Las historias clínicas de los pacientes de iDental han sido borradas de servidores informáticos. Leemos en el Diario de Sevilla:

Después de meses de intercambio de información y de instrucciones impartidas por el juzgado, el pasado 19 de diciembre un representante de la empresa informática comunicó por email al juez que se había eliminado el contenido de todos los servidores cuya información se pretendía volcar.”

El juzgado en cuestión, ha estado MESES esperando a que la empresa informática haga con esa información lo que le venga en gana. ¿Dónde está esa celeridad y urgencia con la que los antidisturbios y las comisiones judiciales echan a patadas a las familias obreras de sus casas?

Otro ejemplo de esta Justicia española al servicio del patrón es el archivo de la causa de acoso y abusos sexuales de un empresario de Huelva a temporeras marroquíes. Según El juzgado de primera instancia e instrucción 3 de la Palma del Condado (Huelva) “no aparece debidamente justificada la perpetración del delito” a pesar de que las trabajadoras denunciaron que el acoso era habitual. La justicia española exige que sea la víctima la que demuestre los hechos. Pero cuando el trabajador supuestamente comete un error, es sentenciado al despido ipso-facto por parte del empresario de turno, que es en realidad el juez de primera instancia de los trabajadores.

La justicia, como siempre inmisericorde con los más débiles, da por buena la suposición de que se trata de una “maniobra” para evitar su vuelta a Marruecos una vez terminada la temporada de la fresa. ¿Qué trabajadores, y mucho menos inmigrantes, se atreven hoy a denunciar los abusos de los empresarios sabiendo que les puede costar el pan? ¿Qué sentido tiene quedarse en Huelva con la dificultad de encontrar trabajo por estar en la lista negra de los empresarios tras haber denunciado?

Las víctimas, con hijos pequeños en sus ciudades de origen, han explicado que su intención no era residir en España, pero sí quedarse hasta ganar el caso para no ser repudiadas por sus familias. Pero una vez más, la única palabra que vale para la Justicia española es la del patrón.

 

Abajo la justicia española del patrón

Por una justicia obrera

Por el Frente Único del Pueblo

 

Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Andalucía

Cura

¿Quién puede hablar de ‘transición’ entre el franquismo y el régimen actual cuando la televisión del Estado español sirve de púlpito a la Iglesia con sus arengas reaccionarias tal como lo hiciera en tiempos del generalísimo?

Oír y ver programas como El día del Señor en la 2 de RTVE nos sirve de recordatorio del régimen en el que vivimos. El ‘avispado’ obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Roig, desde su atril nos dice que la educación debe estar en manos de la familia y que el Estado no debe intervenir en ese asunto. Lo dice hablando y por tanto educando a las familias desde la televisión estatal.

Así se contradicen también los capitalistas cuando piden que el Estado no intervenga en el mercado al mismo tiempo que piden socorro al mismo para que los rescate cuando sobreviene una crisis o piden la intervención de los jueces, el ejército y de la policía cuando la cólera de las masas amenaza con arrasar con sus privilegios.

El obispo Juan Antonio Roig, con la seguridad de estar respaldado por el Estado fascista español, lanza proclamas contra el divorcio, el aborto y la anticoncepción:

–  “Desde la primera ley de despenalización del embarazo, más de dos millones de españoles no han llegado a nacer“.

 – “la malicia de la anticoncepción, que reduce la unión conyugal a los simples deseos de los cónyuges“.

 – “volver a ver la vida como un don de dios“.

Y habla así no porque sea un garbanzo negro, sino más bien lo contrario. Porque cuenta con el consentimiento de la Justicia española también continuadora del franquismo. La Audiencia Provincial consideró en 2014 que el obispo ejercía su derecho a la libertad ideológica, religiosa y de opinión al relacionar la homosexualidad con la prostitución en una homilía de 2012:

Piensan ya desde niños que tienen atracción hacia las personas de su mismo sexo y, a veces, para comprobarlo se corrompen y se prostituyen o van a clubs de hombres nocturnos. Os aseguro que encuentran el infierno“.

Lo que no precisaba tampoco el obispo es que la mayoría de esos “hombres nocturnos” son miembros de la aristocracia judicial, militar, financiera, empresarial y política. Todos ellos fervientes seguidores de sus mensajes y su religión católica. Todos ellos, por supuesto, cuentan con total impunidad por sus delitos de pederastia.

La clase obrera no podemos esperar nada de un Estado que tolera los despidos, la explotación y la miseria y que protege y tiene en nómina a los ayatolás de la doctrina religiosa al servicio de las élites explotadoras.

La clase obrera necesita levantar su propio Estado, sus propias leyes, su propia justicia y su propio ejército para borrar de raíz todo vestigio de lo viejo, que se revuelve vomitando sapos y culebras cada vez que huele a rebelión.

 

Por el Frente Único del Pueblo

Por el Socialismo

 

Comisión de Agitación y Propaganda del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)

 

Afirma Pedro Sánchez que a la extrema derecha hay que combatirla con argumentos, Sin embargo, a saber: a las familias que van a desahuciar, no se les trasladan argumentos, sino la violencia de los antidisturbios. A los que comenten crímenes de lesa humanidad, no se les venden argumentos, sino fragatas y armamento. A la banca privada y monopolios financieros que expolian al pueblo trabajador, no se les dirigen argumentos, sino rescates millonarios. Al pueblo trabajador que se rebela contra los recortes y la injusticia, no se le cursan argumentos, sino multas y mordaza.

El sentido común de Pedro Sánchez no es sino el de un lacayo de la clase capitalista. Si el fascismo avanza posiciones, no se debe al azar, sino al gran apoyo que les brindan las izquierdas anticomunistas de PSOE y sus perritos falderos de Unidos Podemos que con sus lloriqueos y eternas traiciones al pueblo trabajador, les abren las puertas para que entren hasta la cocina.

La clase obrera, para construir un mundo libre y de paz, solo puede hacerlo con el amor de clase, o lo que es lo mismo, con el justo odio hacia sus enemigos de clase, la burguesía. Y porque toda homilía sobre el pacifismo transversal entre explotadoras y explotadas, es sólo un sedante inoculado por la propia burguesía para intentar mantener a sus enemigos de clase, obreros, obreras, jornaleros y jornaleras, desarmadas ante su violencia.

Al fascismo no hay que tolerarlo, hay que aplastarlo y no dejar una sóla raíz que vuelva a germinar. Y eso supone acabar al mismo tiempo con el capitalismo, que es su semilla y su progenitor, quien lo cuida, lo protege y lo mima.

Por eso llamamos a la clase obrera, a las clases populares, a vertebrarse en un Frente Único del Pueblo para aplastar al fascismo y a su mecenas, la banca y la patronal.

Frente al Capital y el Fascismo

Construyamos el Frente Único del Pueblo

Rumbo al Socialismo

Célula Clara Zetkin del Partido Comunista Obrero Español en Sevilla

PedroAntonioSanchez

A principios de abril de 2017, el expresidente de la Región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, presentó su dimisión acorralado por presuntos delitos de cohecho y fraude en el marco del caso de corrupción Púnica, por el que la Audiencia Nacional demandó al Tribunal Superior de Justicia de Murcia la imputación del citado personaje, así como otros casos de corrupción de su época de alcalde en Puerto Lumbreras, como son los casos Auditorio y Pasarela.

El pasado 20 de diciembre, cuando el pueblo está más pendiente de las festividades navideñas, la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Murcia, en la sesión preliminar del juicio, sin tan siquiera entrar en el fondo del asunto, ha decidido absolver al expresidente murciano del caso Pasarelas, según ha publicado la prensa burguesa, ‘por la “indolencia” en la instrucción’, ya que “el magistrado dejó transcurrir el plazo de seis meses sin tomar declaración a Pedro Antonio Sánchez y la fiscalía pidió tarde la declaración de causa compleja”, de tal modo que “El político se ha beneficiado de la limitación a seis meses de la instrucción de las causas penales aprobada por su partido en 2015. La jueza María del Carmen Torres Buitrago dejó pasar los seis meses sin tomar declaración a los investigados y la fiscalía pidió tarde la ampliación del plazo de investigación”.

Esa misma prensa burguesa dos días más tarde, el 22 de diciembre, trata de limpiar la cara al fiscal y a la magistrada señalando que “el colapso judicial en Murcia favoreció la absolución de Pedro Antonio Sánchez (…) en los 120 juzgados de la región se acumulan casi 100.000 casos sin resolver. Son los segundos más congestionados de España, solo por detrás de los de Castilla-La Mancha”.

La Justicia burguesa ha demostrado, esta vez en Murcia, que goza de muy buena visión. Nuevamente ha demostrado su naturaleza clasista, otorgando impunidad al burgués en todos los desmanes y latrocinios que perpetre contra el Pueblo. Asimismo, la prensa burguesa también ha jugado su papel, de tal modo que pretende enmascarar al pueblo la arbitrariedad de dicho sistema de justicia y la podredumbre del Estado del que forma parte, que no es más que un instrumento para oprimir y someter a la clase obrera imponiendo a través de la violencia – entre la que se encuentran las leyes y los que las imparten – la voluntad de la burguesía. Este caso también ha retratado al poder legislativo, al Parlamento, en este caso con mayoría de PP y C’s, realizando leyes para proteger a los corruptos, para obstaculizar al máximo la investigación de la corrupción; puesto que ellos son los primeros conscientes que el Estado está carcomido por la corrupción, y es lógico porque el Estado es el instrumento para sostener un sistema económico que se fundamenta en el robo, en la apropiación por parte del empresario de la plusvalía generada por el obrero. Ahí tenéis la regeneración de C’s, sostener a los corruptos en todos los lugares.

Los trabajadores no debemos olvidar la benevolencia de la Justicia burguesa con los de su clase, con Pedro Antonio Sánchez o con los fascistas que atacaron el Centro Blanquerna en Madrid, que aún condenados en firme no han entrado en la cárcel, y debemos comparar la indolencia con la que se instruyen a los burgueses corruptos con la celeridad con la que se mete en la cárcel al disidente político, al que cuestiona el principio franquista de la Unidad indisoluble de España, o con la velocidad electrizante con la que se castiga al obrero.

La clase obrera del Estado únicamente puede esperar violencia, injusticia y opresión puesto que esa es la naturaleza y la razón de ser del Estado capitalista. Mientras las empresas no sean socializadas, siendo los dueños de ellas la clase obrera, y mientras el Estado no sea de los obreros y para los obreros, estando la burguesía despojada de todo derecho político y económico, la injusticia contra el Pueblo seguirá imperando, pues esa es la Justicia de clase de la criminal burguesía. ¡Obrero consciente, fortalece las filas del Partido Comunista Obrero Español!

 

Murcia, 28 de diciembre de 2018

 

COMITÉ REGIONAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.) EN MURCIA

PPCs

Las “MEDIDAS DE DESARROLLO Y PROSPERIDAD PARA UN NUEVO GOBIERNO EN ANDALUCÍA” suscritas por PP y Cs son un menosprecio a la capacidad de reflexión y de intención del pueblo andaluz, pues se trata de un decálogo de acendramiento político y económico basado en “subterfugios” por parte de quienes no tienen en cuenta los motivos reales que han llevado a los andaluces al estado de miseria actual. Aquellos que deberían estar ilegalizados nos vienen a decir lo que es lícito y lo que no lo es. Mayor acto de hipocresía y de desvergüenza es imposible. Es el ladrón gritando ¡Al ladrón!

Se trata de un documento que, ni de refilón, toca las causas reales del subdesarrollo andaluz, creyendo que con palabras hueras van a engañar, una vez más, a un pueblo históricamente hastiado de las políticas de derechas y de la falsa ‘izquierda’.

Bastarían los párrafos introductorios para concluir que tanto PP, como Cs, quieren utilizar a Andalucía para consolidar sus posiciones imperialistas y, cómo no, fascistas. Se trata de enfrentar al pueblo andaluz contra el pueblo hermano de Cataluña, tal y como señalan estos fascistas cuando señalan en el documento “Que desde el Gobierno de la Junta de Andalucía defendamos la Unidad de España Constitucional frente al Independentismo radical, haciendo que el pueblo español siga siendo el sujeto de la Soberanía Nacional”.

No es difícil advertir en dicho párrafo que ambos partidos tratan de estúpidos a los trabajadores andaluces. ¿El pueblo sujeto de la Soberanía nacional? ¿De quiénes son las grandes extensiones de tierras de Andalucía? ¿Qué hacen los norteamericanos en Rota y en Morón de la Frontera? ¿Quiénes explotan las minas andaluzas? ¡Hasta las viviendas van traspasándose poco a poco a la propiedad extranjera!

Las mentiras, el engaño y la cizaña presiden el corpus literario del “proyecto” de PP y Cs, señalan: Llevaremos a cabo un Plan Estratégico de competitividad para la Agricultura, Ganadería, la Pesca y el Desarrollo Rural, que contemple, entre otros objetivos, las bases para lograr una mejora de la competitividad del sector agrario, ganadero y agroindustrial andaluz; fomentar la investigación y la innovación tecnológica en los sectores agrario, ganadero y agroalimentario; promover una mejora de la formación y capacitación de nuestros productores y favorecer el relevo generacional. Impulsaremos proyectos entre las universidades andaluzas y el sector agrario, especialmente en cuestiones de tecnología para la producción y desarrollo de mercados”.

¿Acaso ignoran los autores del documento que mientras no se lleve a cabo una Profunda Reforma Agraria Antimonopolista y Antilatifundista todos los arreglos que se lleven a efecto en el agro andaluz benefician exclusivamente al capital monopolista de Estado: terratenientes y gran burguesía?

El documento es una mentira tras otra, de tal guisa pone especial énfasis en los trabajadores autónomos para enjugar el desempleo, con lo que se incide aún más en la inestabilidad económica, pues la longevidad de este sector en el estado español es muy corta. De promedio, entre el 50 y el 75% de las Pymes perecen antes del tercer año, el 80% quiebran antes del quinto año y el 90% de ellas no llega a los 10 años de vida; por no hablar del número de autónomos que son falsos autónomos despojados de todo tipo de derecho. Son pues medidas paliativas, in extremis, que conducen a la muerte segura porque no están basadas en ningún cambio estructural que asegure al autónomo una continuidad más o menos larga y segura.

Todo cuanto se vierte en el documento del dúo fascista se asemeja en gran medida al programa que “Adelante Andalucía” – IU, PODEMOS y una parte de los residuos del PA – defendió en el proceso electoral. Frases hechas, retórica, inconcreción, porque no le asisten argumentos con qué sustentar sus falsas intenciones. Todo es rodeo a la gran verdad que ellos no cuestionan. Andalucía es una economía dependiente, de tal manera que fue concebida por el Estado monopolista para satisfacer en materia prima y fuerza de trabajo baratas a los lugares industrializados del estado y, para ello, se le ha despojado al andaluz de sus riquezas autóctonas.

Andalucía no tiene más opción que luchar por sus tierras, minas, mares, es decir, por sus riquezas naturales y, sobre ellas, cimentar las estructuras económicas de una sociedad más justa y solidaria y eso solo se puede conseguir desde la lucha de los trabajadores de la ciudad y del campo y de las demás clases y capas populares, oponiendo resistencia a las clases oponentes, incrementando las batallas en los centros de trabajo y estudiantiles,  en los campos y en los barrios creando las condiciones para la huelga nacional política.

 

¡NI UN PASO ATRÁS ANTE LA DERECHA!

¡POR EL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO!

¡POR EL SOCIALISMO!

 

Sevilla, 27 de diciembre de 2018

 

COMITÉ REGIONAL DE ANDALUCÍA DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)

Bolsonaro

La corrupción se ha utilizado en Brasil por parte de la burguesía, que es la única clase social con capacidad para corromper, en dos sentidos: el primero, para enriquecerse a manos llenas transfiriendo capitales del estado hacia la oligarquía brasileña y, segundo, utilizando a la justicia para eliminar a los rivales políticos no útiles culpándoles de esa corrupción, como es el caso de Lula da Silva.

Un negocio redondo para la burguesía, que corrompe todas las instituciones y partidos políticos -lo que demuestra la naturaleza clasista, corrupta e irreformable del estado burgués- y elimina a las piezas menos útiles del tablero político de un solo plumazo, todo ello con el objetivo de enriquecerse a costa del pueblo brasileño. Así, después de corromper al socialdemócrata Partido de los Trabajadores, lo ha desahuciado políticamente -empezando por sus líderes- echándoles la culpa de la corrupción en Brasil.

Mientras tanto, el fascista Jair Bolsonaro ha sido blanqueado y presentado por los medios de comunicación como un político íntegro y honrado, alejado de la política y asqueado por sus prácticas corruptas, que ha llegado para traer la decencia y la limpieza a la política brasileña. Pero la realidad es que Jair Bolsonaro lleva en la política brasileña toda la vida, desde 1988, y toda su familia se dedica a la política, siendo recientemente acusado de malversación de fondos.

Bolsonaro ha representado desde siempre los intereses de la facción más reaccionaria de la burguesía brasileña (defendiendo la dictadura militar de 1964, considerando la tortura como una práctica legítima, atacando los derechos LGTB…) y, cuando esta facción de la burguesía ha ganado mayor peso dentro de su clase social, este personaje corrupto y fascista ha sido elevado a lo más alto de la política brasileña en un tiempo récord.

La nueva política es el Partido de nuevo tipo, donde la vanguardia de la clase obrera está organizada por la consecución de la máxima aspiración de la clase obrera: el Socialismo. Sin ello, la clase obrera se encuentra huérfana en la defensa de sus intereses, cayendo primero en manos de la socialdemocracia y después -gracias a los fracasos políticos de esta- del fascismo. Esta es una constante en el sistema capitalista en su fase imperialista.

En el pasado solo la clase obrera organizada con su Partido, su vanguardia, a la cabeza, pudo destrozar al fascismo. El avance del fascismo hoy, tendencia propia del desarrollo de la democracia burguesa, sigue teniendo el mismo antídoto. La clase obrera brasileña necesita fortalecer el movimiento comunista, guiado por el marxismo leninismo, para acabar con un sistema corrupto y criminal que impide a los trabajadores una vida digna y lograr la conquista revolucionaria del poder para construir el Socialismo con el que el pueblo brasileño pueda lograr sus objetivos políticos.

 

¡Abajo el fascismo!

¡Muerte al capitalismo criminal y explotador!

¡Por el Socialismo!

 

D. García – Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)