Sábado, 20 Abril 2019
A+ R A-

Las condiciones de vida de la clase trabajadora ya son alarmantes: un millón y medio de familias sin ningún ingreso, de los 5 millones de parados la mitad ya ha agotado las prestaciones, miles de familias expulsadas de sus casas, miles de trabajadores del sector público y privado llevan meses sin cobrar, suben la luz, el gas, los carburantes, los impuestos, los transportes, y en algunas zonas de España ya están cobrando por ser atendidos en la sanidad pública.

Después de cuatro años de crisis, los acontecimientos que se suceden con gran celeridad nos dicen que aún está muy lejos su “salida”. Los eruditos en economía se han convencido de que es mejor no jugar a los vaticinios sobre su duración, que después dejan en mal lugar su reputación de tecnócratas, pues todos los pronósticos han resultado erróneos. Ahora no conviene crear ilusiones en un pueblo harto de soportar las iras de un gobierno, totalmente entregado a la gran burguesía. Interesa más que las clases populares sean conscientes de que las soluciones no llegan después de severas reformas, para hacerlas a la idea de que aún son necesarias otras más radicales y dramáticas.

A todas las organizaciones sindicales

La huelga general del pasado 29 de septiembre, pese a la campaña mediática intentando minimizarla, fue sin duda un éxito de participación. Millones de trabajadores/as manifestamos claramente nuestro rechazo a la política antisocial del Gobierno, al tiempo que exigíamos la retirada de la reforma laboral y del proyecto de retrasar la edad de jubilación a los 67 años.

La respuesta del Gobierno hasta la fecha ha sido reafirmarse en su política: mantener esta infame reforma laboral, proseguir con el proyecto del pensionazo, presentar unos Presupuestos Generales del Estado que son un nuevo recorte al empleo y los derechos sociales, mientras anuncian ya nuevos planes de ajuste, todo ello al servicio de seguir haciéndonos pagar su crisis.

En esta situación no cabe negociación alguna para “mejorar” una reforma laboral que no tiene un solo aspecto progresivo para los trabajadores/as. Para no malograr todo el esfuerzo hecho por millones de trabajadores y trabajadoras con la huelga general, ni decepcionar las esperanzas puestas en que el 29-S fuera un paso importante para plantar cara a esas políticas antisociales y obligar al Gobierno a dar marcha atrás, es necesario dar continuidad a la movilización iniciada.

Hoy los trabajadores/as y estudiantes franceses, así como ayer los griegos, son un ejemplo de tenacidad en la respuesta a los planes de sus respectivos gobiernos.

Por esa razón nos dirigimos a vosotros/as para que, si el Gobierno no retira la reforma laboral y desiste de seguir adelante con el pensionazo, se ponga ya en marcha un plan de lucha que incluya la convocatoria de una nueva Huelga General.

26 de Octubre de 2010

Reunidosen las Cocheras de Sants unos 400 trabajadores junto a estudiantes, pensionistas, parados, etc... para buscar puntos en común que nos permitan poner en practica, a nivel de Barcelona, medidas de resistencia contra los ataques de la banca y la patronal que estamos sufriendo la clase trabajadora, CONSENSUAMOS QUE:

 

No hace mucho estos políticos capitalistas, allá por los meses de octubre y noviembre de 2.008, decían que había que "refundar el capitalismo sobre las bases éticas, las del esfuerzo y el trabajo, las de la responsabilidad, porque hemos pasado a dos dedos de la catástrofe". A estas palabras del presidente francés se sumaban otros muchos como, por ejemplo, el Presidente del gobierno español. Estas palabras las decían esperando conocer la reacción de la clase trabajadora europea ante el escenario de crisis sistémica que se abría, al ver que no hubo la reacción contraria que ellos esperaban pues sacaron a relucir la única manera que tiene el capitalismo para resolver sus crisis y, como no, también su ética burguesa que ha quedado perfectamente visible en el mercadeo parlamentario donde importan las prebendas, las ocultaciones de las corrupciones de partidos corrompidos hasta el tuétano (quién no tiene un Gürtel tiene una Pretoria) pero no importa lo más mínimo el Pueblo . Porque la única forma en que el capitalista puede resolver la crisis, que él mismo genera, es saqueando y sobreexplotando al Pueblo Trabajador para que ellos sigan engordando sus bolsillos.

El día 25 de mayo, el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) realizó un acto público en Alcalá de Guadaira con el lema "Crisis, desempleo y alternativas", organizado por un denominado grupo llamado Andaluces por Alcalá. Aunque estaba anunciada la participación de Diego Cañamero, éste fue sustituido por Mª del Carmen Garcia, responsable provincial en Sevilla de dicho Sindicato. También participaron Luis Ocaña, Óscar Jurado y el representante de una empresa en crisis. Las exposiciones carecieron de un análisis desde el punto de vista del movimiento obrero sobre la crisis, así como de alternativas enmarcadas en la transformación social. El SAT carece de un análisis revolucionario de la situación actual llegando a posicionarse en el vagón de cola de los grupos reformistas actuales.

El Estado español, en este caso bajo gobierno "socialista", lo cual es más grave aún, sigue las directrices de los dueños de Europa, sus banqueros y grandes empresarios, en definitiva de la burguesía europea, para arremeter contra el pueblo español como lo están haciendo contra el pueblo griego.

 Se van a adoptar nuevas medidas de "ahorro" que por supuesto vamos a pagar los que más estamos sufriendo esta crisis que es fruto del propio sistema capitalista que enriquece cada vez más a una minoría y empobrece cada vez más a la mayoría, a la clase trabajadora. Van a "ahorrar" en presupuesto para la ley de dependencia, van a quitar los cheques-bebé de 2500 euros, van a "rebajar" un 5% en el salario de los funcionarios, van a "ahorrar" en pensiones, van a "ahorrar" en ayuda al desarrollo.

El Comité Provincial del PCOE en Sevilla valora muy positivamente la primera jornada de huelga de los trabajadores de T-Systems Field Services, a los que apoya en su justa lucha por un convenio de empresa que permita garantizar unas condiciones laborales dignas, antes de ser absorbida por el grupo T-Systems Iberia; cuando no duda en maniobrar junto a la cúpula de COMFIA para imponer las condiciones de Planificación y Consultoría al 50% de la empresa resultante (T-Systems ELTEC) en junio de 2010 que son inferiores a las que estos compañeros actualmente tienen y, por el otro, impedir que los compañeros de T-Systems Field Services puedan participar en el proceso de elección de una nueva representación de los trabajadores una vez se realice la fusión.

Las dos centrales sindicales mayoritarias inician una campaña de movilizaciones contra la propuesta del Gobierno capitalista del PSOE, alentada por la mayoría de partidos y medios de comunicación burgueses, de fijar la edad de jubilación a los 67 años. Hablan las centrales sindicales en sus Asambleas de Afiliados, donde los afiliados y los trabajadores cada vez pintan menos, de que no se puede permitir al gobierno que meta la mano en la caja de las pensiones, pero en lugar de rechazar los pactos de Toledo por los que ya redujeron las pensiones en la década de los 90s emplazan a que las medidas sean discutidas en el marco del Pacto de Toledo en lugar de rechazarlo de plano. Los trabajadores están cansados de tantas traiciones perpetradas y o las centrales sindicales mayoritarias rechazan abiertamente cualquier reforma sobre las pensiones, incluido el marco del Pacto de Toledo, y avanzan hacia la Huelga General o estaremos ante la enésima traición perpetrada por las cúpulas sindicales a los trabajadores de este país.  

El desarrollo de esta democracia burguesa, que ha conducido a los trabajadores a altas cotas de miseria, marginalidad  y desempleo y que nos ha conducido a pensiones tercemundistas a la par que ha enriquecido sin límite a la burguesía y a la oligarquía financiera, responsables de la crisis y perceptora de ingentes cantidades de dinero público robado a los trabajadores mediante pactos y políticas realizadas por el Estado capitalista , no deja escapatoria alguna a las centrales sindicales: O se lucha contra el Capitalismo, raíz de todos los males de las masas populares y causante de las crisis, por la consecución del Socialismo o se está colaborando con la burguesía y su sistema explotador.

 El oportunismo de los supuestos partidos de la izquierda, tan burgueses y corrompidos como los de la derecha, está en bancarrota, al igual que el de las cúpulas sindicales. La situación de la clase trabajadora se ha depauperizado a base de diálogos sociales, de vergonzosos Acuerdos de Negociación Colectiva como el suscrito por las elites sindicales hace unas semanas donde no sólo se firma la moderación salarial sino, incluso, la posibilidad de que ni tan siquiera se suban los salarios. Los oportunistas son los responsables de la precaria situación de la clase obrera y o mucho nos equivocamos o nos encontramos ante otra traición, ante otra celada, perpetrada por las direcciones de CCOO y UGT.  

 Los males de los trabajadores no se erradicarán pactando con la burguesía medidas y pactos en aras a superar la crisis, y atacar las pensiones es una de las salidas de la burguesía que redistribuye mediante su estado el dinero a la oligarquía robándole aún más a los obreros, sino eliminando de raíz el capitalismo para construir un mundo más humano donde los que trabajan y producen las riquezas sean los que más derecho tengan a disfrutarla. El PCOE hace un llamamiento a los Comités y a los Trabajadores a que se unan a la Asamblea de Comités y Delegados -ACDT. Nuestra  fuerza y nuestras armas son la unidad, la organización y la lucha y sólo de esta manera detendremos tantas tropelías cometidas por la derecha, los traidores y podremos acabar con el Capitalismo. 

¡Por la unidad de la clase obrera!

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)

 

Hace poco más de un año los políticos capitalistas decían cosas como “el capitalismo debe refundarse” o que “había que estudiar la fórmula de nacionalizar la banca”, todo ello temiendo una reacción de la clase obrera y las clases populares ante la crisis. No obstante, cuando el Capital ha visto que la clase obrera está desorganizada y dividida gracias al oportunismo – PSOE y PCE-IU – y cúpulas sindicales financiadas por su Estado, las recetas para salir de la crisis vuelven a ser  mayor represión, salarios de esclavos, ampliación de la jornada laboral, retrasar la edad de jubilación y aminorar estas, acrecentar la precariedad o sobreexplotación, etc...