Lunes, 20 Mayo 2019
A+ R A-

La irrupción de VOX en el parlamento andaluz con 12 diputados viene a confirmar el auge del fascismo en el mundo capitalista. Los resultados de las elecciones andaluzas reflejan una tendencia que se repite a nivel mundial, con la extrema derecha creciendo en casi todo el mundo, con personajes como Donald Trump, Jair Bolsonaro, Viktor Orban, Marine Le Pen, Matteo Salvini, Jaroslaw Kaczynski, Jimmie Akesson o Alexander Gauland entre otros, todos ellos legitimados por la supuesta derecha moderada, que vienen a ser lobos con piel de cordero, con políticos como Emmanuel Macron, Albert Rivera, Mauricio Macri o Angela Merkel, la cara 'amable' del fascismo.

En teoría, en el otro extremo, deberíamos encontrar a los líderes de la socialdemocracia, a partidos como PSOE y Podemos-IU en España, Syriza en Grecia, el Partido Laborista en Reino Unido o el Partido de los Trabajadores en Brasil. Pero en el sistema capitalista, en el que la lucha de clases se acrecienta conforme la crisis sistémica se agrava, todos estos partidos se han olvidado de la clase obrera, se ven incapaces de plantear soluciones reales a los problemas de los trabajadores, porque se aferran a un sistema decrépito que se derrumba, y que solo puede ofrecer miseria y precariedad. Mientras esto ocurre, el fascismo ofrece un discurso más radical y rupturista que termina calando entre muchos de los olvidados por el sistema; aquellos que ya no ven ninguna solución a sus problemas, porque dentro del sistema no existe, caen en los cantos de sirena del fascismo, engañados por quienes pretenden ser sus salvadores, pero que representan a las élites financieras (sólo hay que ver quienes financian estos partidos).

Es paradójico que ahora sean esos partidos socialdemócratas que allanan el camino al fascismo los que hagan un llamamiento a pararlo, cuando son precisamente las políticas reformistas las que lanzan a tantos trabajadores en sus manos, desesperados ante la falta de soluciones a sus problemas. Y es que fascismo y socialdemocracia son dos componentes esenciales para intentar salvar este sistema. La socialdemocracia se presenta como la pata izquierda del sistema, mientras que el fascismo es la herramienta última del capital para reprimir al pueblo organizado, financiada por el poder financiero.

Esto no es algo nuevo, la historia se repite. En abril de 1924, bajo el auspicio de los Estados Unidos, se estableció un programa denominado Plan Dawes, que supuestamente buscaba estabilizar la economía de Alemania para evitar mayores perjuicios como resultado de los pagos definidos en el Tratado de Versalles a los vencedores de la Primera Guerra Mundial (principalmente Gran Bretaña, Francia y EEUU). Pero el verdadero objetivo de dicho plan no era otro que el de controlar el sistema financiero alemán y, de esta forma, los procesos políticos en Europa central, ya que el crecimiento del Socialismo en el bloque soviético suponía una amenaza para la economía capitalista que ya empezaba a estar decrépita.

En este intento de controlar la economía alemana, los países deudores, principalmente Gran Bretaña, a través del Banco de Inglaterra, y EEUU, a través de la Reserva Federal, impusieron condiciones extremadamente difíciles de cumplir para el pago de la deuda de Alemania. Esto llevó al país a un déficit presupuestario que solo pudo solventarse a través de la producción masiva de marcos, lo que produjo un colapso de la moneda, la "gran inflación" de 1923 en el que el dólar llegó a valer 4,2 billones de marcos. Ante esta situación de crisis, el Banco de Inglaterra y la Reserva Federal acudieron al rescate de la economía alemana, y los bancos angloamericanos se hicieron con el control de los presupuestos, del sistema de circulación monetaria y del sistema de crédito del país.

Paralelamente a este control económico, se gestaba también el control político de Alemania, para lo cual, los círculos financieros angloamericanos comenzaron a financiar al Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (NSDAP), mientras que Adolf Hitler era preparado por Ernst Franz Sedgwick Hanfstaengl, un graduado de la Universidad de Harvard al que conoció a través de los círculos de confianza del capitán Truman Smith, agregado militar de los EEUU en Alemania, el cual había elaborado un informe detallado a sus superiores en Washington en el que alababa la figura de Hitler. De esta forma, el fascismo, aupado por el poder financiero mundial, se hizo con el poder económico y político en Alemania.

Si volvemos al panorama nacional, solo hay que ver la financiación de partidos como Ciudadanos y VOX, que salen a la calle con un enorme despliegue propagandístico que solo puede estar financiado por grandes poderes financieros. Ya en 2009, contratistas militares de EEUU financiaron la campaña electoral europea de Ciudadanos. Ahora vemos como VOX surge de la nada con unos medios propios de una gran empresa, llenando las calles de pancartas, carteles y camionetas propagandísticas, lo que nos lleva a preguntarnos quién está financiando a este partido.

De nuevo el poder financiero aupa al fascismo para controlar el descontento del pueblo, por un lado captando a muchos de los que ya no creen en los partidos tradicionales, y por el otro preparando el terreno para reprimir la organización del pueblo en el momento en el que sea necesario.

Si los trabajadores queremos parar al fascismo tenemos dos tareas que llevar a cabo urgentemente. Por un lado, debemos abandonar de una vez a la socialdemocracia y sus partidos, que ya ha quedado ampliamente demostrado a lo largo de la historia que, lejos de aportar soluciones, son parte del problema, pues sustentan el capitalismo a base de promesas vacías de un futuro mejor que nunca llegará en este sistema. Por otro lado, es una imperiosa necesidad que las clases trabajadoras y populares se organicen en un Frente Único del Pueblo para combatir al fascismo, acabar con este sistema criminal y construir el Socialismo. Solo en una economía socialista al servicio del pueblo y no de los monopolios, es posible un futuro digno y en paz, un futuro libre de fascismo y en el que toda la riqueza que producimos los trabajadores repercuta en nuestro bienestar.

Trabajador, combate el fascismo, organízate en el Frente Único del Pueblo

Por la construcción del Socialismo

Secretaría de Agitación y Propaganda del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)

Brico Depot

O pasado 21 de novembro a multinacional británica Kingfisher anunciou o peche das 27 tendas Brico Depot que ten repartidas por todo o Estado Español. Se a medida faise efectiva, máis de 1700 traballadores quedarán na rúa.

As explicacións dadas pola multinacional foron que “A saída do mercado español permitiranos aplicar a nosa estratexia con maior enfoque e eficacia nos nosos mercados principais, onde contamos ou podemos alcanzar unha posición de liderazgo”. Ademais, nos resultados do terceiro trimestre do exercicio, a compañía acumulou un descenso de vendas do 0,4%.

A compañía presume de ter os prezos baixos.os prezos son baixos, pero ocultan que se esto acontece, é porque os salarios son aínda máis baixos. Aparte, os traballadores da multinacional denuncian a situación de precariedade que padecen: fan máis horas das expostas no contrato, apenas teñen tempo de descanso e mesmo nalgunhas tendas chégaselles a cronometrar o tempo que pasan no baño.

Vemos de novo como á burguesía non lle importa nin o máis mínimo os seus traballadores e só lle importa as súas ganancias, explotalos, deixalos en situacións moi precarias e, cando estos non lles reportan tanto beneficio, deixalos na rúa, a eles e ás súas familias.

Estamos a ver o silencio dos medios de comunicación con respecto a este tema, e tamén dos oportunistas que só se preocupan polos traballadores cando poden obter un beneficio.

Os sindicatos amarelos, servos do capital, non convocaron ningunha folga, nin sequera unha movilización contra o peche da empresa. Nos témolo claro, non podemos asegurar os nosos postos de traballo nin o noso futuro no sistema capitalista, un sistema criminal no que a burguesía explota aos traballadores e os precariza, e cando esta non recibe un beneficio económico tan grande como se esperaba, despídeos e os deixa na miseria.

Desde o PCOE solidarizámonos cos traballadores de Brico Depot, e facemos un chamamento a tódolos traballadores a organizarse no PCOE e engrosar as filas dos sindicatos que son membros da FSM, como na Coordinadora Sindical de Clase, para rematar coa explotación do home polo home.

Por un traballo e unhas condicións laborais dignas!

Camarada, engrosa as filas do PCOE!

Polo socialismo!

Solidaridad con los trabajadores de Brico Depot

El pasado 21 de noviembre, la multinacional británica Kingfisher anunció el cierre de las 27 tiendas Brico Depot que tiene repartidas por todo el Estado Español. Si la medida se hace efectiva, más de 1700 trabajadores se quedarán en la calle.

Las explicaciones dadas por la multinacional han sido que “la salida del mercado español nos permitirá aplicar nuestra estrategia con mayor enfoque y eficacia en nuestros mercados principales, donde contamos o podemos alcanzar una posición de liderazgo”. Además, en los resultados del tercer trimestre del ejercicio, la compañía acumuló un descenso de ventas del 0,4%.

La compañía presume de tener los precios bajos, pero ocultan que, si esto ocurre, es porque los salarios son aún más bajos. Aparte, los trabajadores de la multinacional denuncian la situación de precariedad que padecen: hacen más horas de las expuestas en el contrato, apenas tienen tiempo de descanso e incluso en algunas tiendas se les llega a cronometrar el tiempo que pasan en el baño.

Vemos de nuevo cómo a la burguesía no le importan ni lo más mínimo sus trabajadores y sólo le importan sus ganancias, explotarlos, dejarlos en situaciones muy precarias y cuando estos no les reportan tanto beneficio, dejarlos en la calle, a ellos y a sus familias.

Estamos viendo el silencio de los medios de comunicación con respecto a este tema, y también de los oportunistas, que sólo se preocupan por los trabajadores cuando pueden obtener un beneficio.

Los sindicatos amarillos, siervos del capital, no han convocado ninguna huelga, ni siquiera una movilización contra el cierre de la empresa.

Nosotros lo tenemos claro, no podemos asegurar nuestros puestos de trabajo ni nuestro futuro en el sistema capitalista, un sistema criminal en el que la burguesía explota a los trabajadores y los precariza, y cuando esta no recibe un beneficio económico tan grande como el esperado, los despide y deja en la miseria.

Desde el PCOE nos solidarizamos con los trabajadores de Brico Depot, y hacemos un llamamiento a todos los trabajadores a organizarse en el PCOE y engrosar las filas de los sindicatos miembros de la FSM como la Coordinadora Sindical de Clase, para acabar con la explotación del hombre por el hombre.

¡Por un trabajo y unas condiciones laborales dignas!

¡Camarada, engrosa las filas del PCOE!

¡Por el socialismo!

Célula Aurora de Coruña del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)

Francia

Francia se ha convertido en un polvorín. Las políticas burguesas de Macron han encontrado en el pueblo trabajador francés un obstáculo prácticamente insalvable. El esfuerzo titánico de la prensa burguesa por posicionar a Emmanuel Macron como el estandarte de la nueva política, ha fracasado, porque los franceses han comprobado que, vieja o nueva, en el sistema capitalista todas las políticas son las de la burguesía.

El pueblo trabajador, de forma espontánea, ha iniciado una lucha contra las políticas de los monopolios franceses que depauperan las condiciones de vida de la clase obrera francesa y de los trabajadores del campo. Pero con la dimisión de Macron no acaban los problemas para los trabajadores franceses, porque la socialdemocracia de Melenchon y el fascismo de Le Pen tienen los mismos amos que el conservador Macron: la burguesía francesa.

Se expanden por Europa las manifestaciones de chalecos amarillos, como es el caso de Bélgica y Holanda, prueba de que los obreros del viejo continente sufren las mismas miserias y penurias provocadas por el sistema criminal capitalista, que impide la vida digna de los trabajadores para enriquecer enormemente a la minoría explotadora.

Los cuerpos policiales reprimen por todos los medios, incluidos los violentos, a los manifestantes. En Francia se cuentan ya 1.700 detenidos y 96 heridos y en Bélgica 100 detenidos por exigir la renuncia del primer ministro Charles Michel en Bruselas.

El Partido Comunista Obrero Español está al lado de los trabajadores franceses, europeos y de todo el mundo en sus luchas contra las políticas capitalistas. El pueblo trabajador debe organizarse políticamente para la superación del capitalismo y sus políticas y no delegar la construcción política de su futuro en los lacayos burgueses de la socialdemocracia y el fascismo, ambos promocionados por los medios de comunicación burgueses. Sus discursos son distintos, en función del momento político, pero sus amos son los mismos. El Socialismo es la única salida a este sistema criminal que nos niega la dignidad y nos aboca a la miseria.

¡Abajo el capitalismo criminal!

¡Por la construcción del Socialismo!

¡Que viva la lucha de la clase obrera!

D. García – Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)

Ahir, 6 de desembre, els Mossos d’Esquadra van carregar contra el moviment antifeixista que ens vàrem manifestar tant a Girona com a Terrassa contra les manifestacions convocades pel PP, la seva fracció més feixista VOX i PxC que reivindiquen la Constitució feixista de 1978.

Novament, el Govern dretà de Torra i d’ERC no ha dubtat a carregar contra els antifeixistes i protegir als feixistes, amb càrregues dels Mossos que han deixat ferits tant a Girona com a Terrassa, on la diputada de la CUP Maria Sirvent ha estat ferida per un impacte de bala FOAM.

El covard Govern de Torra, en lloc de carregar contra el poble, contra els antifeixistes, per a donar protecció als feixistes, el que ha de fer és il.legalitzar que l’escòria feixista es manifestó per els nostres carrers i donar compliment a la decisió que el nostre poble va adoptar de manera heroica el passat 1 d’octubre de 2017, i que no és altra que fer efectiva la República Catalana.

Des del Comitè Nacional del PCOC fem arribar la nostra solidaritat a les companyes i companys antifeixistes ferits, exigim la posada en llibertat dels companys detinguts i exigim la dimissió del conceller d’Interior Miquel Buch.

Fem una crida als treballadors catalans a enfortir el moviment antifeixista constituint un front classista que combati el feixisme i qui el genera, el capitalisme. Tant mateix, cridem als treballadors de l’Estat español, a les organitzacions d’esquerra honestes, i les que es denominen revolucionàries a anar teixint poder popular, anar edificant un Front Únic del Poble que s’estrenyi llaços de solidaritat i d’internacionalisme proletari amb el poble de Catalunya, que s’estrenyin els llaços de solidaritat i lluita del proletariat de l’estat espanyol i de les nacions que el componen i conformem un Front Únic de lluita per la independencia de la nostra classe d’un sistema corrupte i un Estat que el manté i que nega el futur i la nostra dignitat com a obrers i com a pobles. El que ens juguem a Catalunya és derrotar a l’Estat feixista, el mateix que agredeix als obrers de Martorell, de la Zona Franca, de Sagunt, Madrid, Sevilla o Vigo.

EL FEIXISME NO PASSARÀ, LLIBERTAT DE TOTS ELS PRESOS POLÍTICS!

VISCA L'INTERNACIONALISME PROLETARI!

PEL FRONT ÚNIC DEL POBLE, PEL SOCIALISME!

Barcelona, 7 de desembre de 2018.

COMITÉ NACIONAL DEL PARTIT COMUNISTA OBRER DE CATALUNYA (P.C.O.C.)

 

El govern amparando al fascismo: exigimos la dimisión de Miquel Buch

En el día de ayer, 6 de diciembre, los Mossos d’Esquadra cargaron contra el movimiento antifascista que nos manifestamos tanto en Girona como en Terrassa contra las manifestaciones convocadas por el PP, su fracción más fascista VOX y PxC que reivindicaron la Constitución fascista de 1978.

Nuevamente, el Govern derechista de Torra y ERC no ha dudado en arremeter contra los antifascistas y proteger a los fascistas, con cargas de los Mossos que han dejado heridos tanto en Girona como en Terrassa, donde la diputada de la CUP Maria Sirvent ha sido herida por un impacto de bala FOAM.

El cobarde Govern de Torra, en lugar de arremeter contra el pueblo, contra los antifascistas, para dar protección a los fascistas, lo que debe hacer es ilegalizar que la escoria fascista se manifieste por nuestras calles y dar cumplimiento a la decisión que nuestro pueblo adoptó de manera heroica el pasado 1 de octubre de 2017, y que no es otra que hacer efectiva la República Catalana.

Desde el Comité Nacional del PCOC enviamos nuestra solidaridad a las compañeras y compañeros antifascistas heridos, exigimos la puesta en libertad de los compañeros detenidos y exigimos la dimisión del Conseller de Interior Miquel Buch.

Hacemos un llamamiento a los trabajadores catalanes a fortalecer el movimiento antifascista constituyendo un frente clasista que combata el fascismo y quien lo genera, el capitalismo. Así mismo, hacemos un llamamiento a los trabajadores del estado español, a las organizaciones de izquierda honradas, y a aquéllas que se denominan revolucionarias a ir tejiendo poder popular, ir edificando un Frente Único del Pueblo que estreche lazos de solidaridad y de internacionalismo proletario con el pueblo de Cataluña, que se estrechen los lazos de solidaridad y lucha del proletariado del estado español y de las naciones que lo componen y conformemos un Frente Único de lucha por la independencia de nuestra clase de un sistema corrupto y un Estado que lo mantiene y que niega el futuro y nuestra dignidad como obreros y como pueblos. Lo que nos jugamos en Cataluña es derrotar al Estado fascista, el mismo que agrede a los obreros de Martorell, de la Zona Franca, de Sagunto, Madrid, Sevilla o Vigo.

¡EL FASCISMO NO PASARÁ, LIBERTAD DE TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS!

¡VIVA EL INTERNACIONALISMO PROLETARIO!

¡POR EL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO, POR EL SOCIALISMO!

Barcelona, 7 de diciembre de 2018.

Comité Nacional del Patit Comunista Obrer de Catalunya(P.C.O.C.)

Ahir, 6 de desembre, els Mossos d’Esquadra van carregar contra el moviment antifeixista que ens vàrem manifestar tant a Girona com a Terrassa contra les manifestacions convocades pel PP, la seva fracció més feixista VOX i PxC que reivindiquen la Constitució feixista de 1978.

Novament, el Govern dretà de Torra i d’ERC no ha dubtat a carregar contra els antifeixistes i protegir als feixistes, amb càrregues dels Mossos que han deixat ferits tant a Girona com a Terrassa, on la diputada de la CUP Maria Sirvent ha estat ferida per un impacte de bala FOAM.

El covard Govern de Torra, en lloc de carregar contra el poble, contra els antifeixistes, per a donar protecció als feixistes, el que ha de fer és il.legalitzar que l’escòria feixista es manifestó per els nostres carrers i donar compliment a la decisió que el nostre poble va adoptar de manera heroica el passat 1 d’octubre de 2017, i que no és altra que fer efectiva la República Catalana.

Des del Comitè Nacional del PCOC fem arribar la nostra solidaritat a les companyes i companys antifeixistes ferits, exigim la posada en llibertat dels companys detinguts i exigim la dimissió del conceller d’Interior Miquel Buch.

Fem una crida als treballadors catalans a enfortir el moviment antifeixista constituint un front classista que combati el feixisme i qui el genera, el capitalisme. Tant mateix, cridem als treballadors de l’Estat español, a les organitzacions d’esquerra honestes, i les que es denominen revolucionàries a anar teixint poder popular, anar edificant un Front Únic del Poble que s’estrenyi llaços de solidaritat i d’internacionalisme proletari amb el poble de Catalunya, que s’estrenyin els llaços de solidaritat i lluita del proletariat de l’estat espanyol i de les nacions que el componen i conformem un Front Únic de lluita per la independencia de la nostra classe d’un sistema corrupte i un Estat que el manté i que nega el futur i la nostra dignitat com a obrers i com a pobles. El que ens juguem a Catalunya és derrotar a l’Estat feixista, el mateix que agredeix als obrers de Martorell, de la Zona Franca, de Sagunt, Madrid, Sevilla o Vigo.


EL FEIXISME NO PASSARÀ, LLIBERTAT DE TOTS ELS PRESOS POLÍTICS!

VISCA L'INTERNACIONALISME PROLETARI!

PEL FRONT ÚNIC DEL POBLE, PEL SOCIALISME!


Barcelona, 7 de desembre de 2018.

COMITÉ NACIONAL DEL PARTIT COMUNISTA OBRER DE CATALUNYA (P.C.O.C.)


EL GOVERN AMPARANDO AL FASCISMO: EXIGIMOS LA DIMISIÓN DE MIQUEL BUCH


En el día de ayer, 6 de diciembre, los Mossos d’Esquadra cargaron contra el movimiento antifascista que nos manifestamos tanto en Girona como en Terrassa contra las manifestaciones convocadas por el PP, su fracción más fascista VOX y PxC que reivindicaron la Constitución fascista de 1978.

Nuevamente, el Govern derechista de Torra y ERC no ha dudado en arremeter contra los antifascistas y proteger a los fascistas, con cargas de los Mossos que han dejado heridos tanto en Girona como en Terrassa, donde la diputada de la CUP Maria Sirvent ha sido herida por un impacto de bala FOAM.

El cobarde Govern de Torra, en lugar de arremeter contra el pueblo, contra los antifascistas, para dar protección a los fascistas, lo que debe hacer es ilegalizar que la escoria fascista se manifieste por nuestras calles y dar cumplimiento a la decisión que nuestro pueblo adoptó de manera heroica el pasado 1 de octubre de 2017, y que no es otra que hacer efectiva la República Catalana.

Desde el Comité Nacional del PCOC enviamos nuestra solidaridad a las compañeras y compañeros antifascistas heridos, exigimos la puesta en libertad de los compañeros detenidos y exigimos la dimisión del Conseller de Interior Miquel Buch.

Hacemos un llamamiento a los trabajadores catalanes a fortalecer el movimiento antifascista constituyendo un frente clasista que combata el fascismo y quien lo genera, el capitalismo. Así mismo, hacemos un llamamiento a los trabajadores del estado español, a las organizaciones de izquierda honradas, y a aquéllas que se denominan revolucionarias a ir tejiendo poder popular, ir edificando un Frente Único del Pueblo que estreche lazos de solidaridad y de internacionalismo proletario con el pueblo de Cataluña, que se estrechen los lazos de solidaridad y lucha del proletariado del estado español y de las naciones que lo componen y conformemos un Frente Único de lucha por la independencia de nuestra clase de un sistema corrupto y un Estado que lo mantiene y que niega el futuro y nuestra dignidad como obreros y como pueblos. Lo que nos jugamos en Cataluña es derrotar al Estado fascista, el mismo que agrede a los obreros de Martorell, de la Zona Franca, de Sagunto, Madrid, Sevilla o Vigo.

¡EL FASCISMO NO PASARÁ, LIBERTAD DE TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS!

¡VIVA EL INTERNACIONALISMO PROLETARIO!

¡POR EL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO, POR EL SOCIALISMO!


Barcelona, 7 de diciembre de 2018.

COMITÉ NACIONAL DEL PARTIT COMUNISTA OBRER DE CATALUNYA (P.C.O.C.)

Amazon

Los trabajadores de la planta de Amazon de San Fernando de Henares entraron en huelga en marzo para responder al convenio sectorial impuesto por la patronal. Desde entonces, los paros se han sucedido a lo largo del año: las jornadas de julio, saldadas con una brutal represión policial, y las del 23 y 24 de noviembre. Los obreros entrarán nuevamente en huelga el próximo puente de la Constitución –7, 8 y 9 de diciembre– y en el periodo de compras de regalos de Navidad y Reyes –del 15 al 30 de diciembre y el día 3 de enero–. Sin embargo, a pesar del seguimiento masivo que tuvieron las huelgas pasadas y que tendrán los paros futuros, este no es suficiente para luchar contra el capital. La empresa, en todas estas huelgas, ha empleado todas las herramientas que estaban a su alcance para evitar que los paros repercutieran en sus ingentes beneficios.

Los medios empleados por la patronal han ido desde las amenazas de despido a trabajadores temporales que secundaron la huelga de marzo, hasta la contratación de trabajadores de Empresas de Trabajo Temporal (ETT) para suplir a los obreros de la planta de San Fernando de Henares que secundaron los paros, vulnerando así de forma directa el derecho a la huelga.

No obstante, la forma más eficaz que tiene Amazon de evitar que la lucha de los trabajadores surta efecto es trasladar la producción de San Fernando de Henares al centro situado en El Prat(Barcelona). En efecto, en los días previos a los paros, la multinacional procedió a trasladar la producción a este centro con el fin de evitar las pérdidas considerables que supondría una huelga en las ganancias de la patronal.

Ante esta situación, los trabajadores no podemos quedarnos de brazos cruzados, pues las condiciones de miseria que sufren nuestros compañeros de San Fernando de Henares las sufrimos también en Catalunya, al igual que las padecen en Alemania, Francia o Italia, países que secundaron las huelgas convocadas en el Estado español.

De este modo, la única herramienta que tenemos los obreros para hacer frente al capital y conquistar los derechos que nos han arrebatado es la unidad de clase y el internacionalismo proletario.

Sin una lucha conjunta que sirva para parar simultáneamente los centros logísticos de San Fernando de Henares y El Prat, no se conseguirá paralizar la producción. Nuestros objetivos estarán lejos de cumplirse, ya que a la patronal no le supone esfuerzo alguno trasladar la producción de un centro a otro. La carga de trabajo de San Fernando de Henares acaba recayendo en los compañeros de Barcelona y los esfuerzos y sacrificios de los compañeros en huelga apenas tienen efecto.

La patronal está organizada. Es el momento de que la clase trabajadora se una y luche de forma conjunta contra la explotación y la miseria a la que nos somete la burguesía, pues de ella dependen los enormes beneficios que obtienen a costa de nuestro trabajo y de nuestra salud.

Por consiguiente, llamamos a los trabajadores de El Prat a que secunden los próximos paros que tendrán lugar en San Fernando de Henares el 7, el 8 y el 9 de diciembre, así como los del 15 al 30 del mismo mes y los del día 3 de enero.

Solo a través de la organización y la lucha de nuestra clase podremos hacer frente a los envites del capital.

¡Ante su explotación nuestra unidad!

¡Que viva la lucha de la clase obrera!

Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Madrid

Este 6 de diciembre tanto fascistas como oportunistas conmemoran el 40 aniversario de la Constitución Española de 1978, que no es más que la Reforma de la Ley Orgánica del Estado (LOE) de 1966 que articulaba el estado franquista sobre los siete principios fundamentales del Movimiento Franquista.

Así, pues, lo que celebran los fascistas y los oportunistas no es otra cosa que el acuerdo que cerraron para sostener al fascismo, y su Estado, una vez fenecido el criminal tirano. Lo que celebran fascistas y oportunistas es el resultado de su traición al pueblo español, a la clase obrera y las clases populares, conmemorando el consenso entre los herederos de Franco y los oportunistas de la época – donde el PCE tuvo un papel tan activo como indecente – que sirvió para salvaguardar el Estado franquista estableciendo un marco normativo por el que la burguesía aseguró plenamente sus objetivos – consagrar explícitamente el capitalismo en su artículo 38, integrarse en los organismos y mecanismos imperialistas (OTAN, UE), mantenimiento de la simbología fascista (bandera, Corona y Unidad de España), conservar intacta la maquinaria del poder del estado franquista ya sea en el Ejército, en la Judicatura, etcétera -, mas. por el contrario, dicha Constitución significó un auténtico fraude para la solución de los problemas que afectan al Pueblo de tal modo que la banca privada continuó siendo el núcleo fundamental del poder económico junto con las sociedades industriales que conforman las oligarquías; no solventándose la cuestión nacional, negándoseles a los pueblos el derecho a la autodeterminación; negándose las posibles vías de participación directa de los ciudadanos en las instituciones; perpetuando la desigualdad territorial y tampoco se resolvió la cuestión de la tierra, no poniéndose en práctica la Reforma Agraria que reclama las necesidades democráticas del campo, etcétera.

La Constitución, así como la Transición, sigue siendo alabada y sacrosanta hoy por los fascistas y los oportunistas, y es que ese periodo sirvió para otorgar todo a las oligarquías, a los franquistas que de la noche a la mañana se tornaron “demócratas” mientras se le negó absolutamente todo al Pueblo. Todo ello en un momento histórico donde la correlación de fuerzas eran favorables para un proceso de ruptura democrática y de avance del proletariado y los pueblos que componen el estado español, a pesar de que esta realidad sea negada por los oportunistas de hoy, herederos del Carrillismo traidor, como es el caso de Garzón.

Hace un par de años, la prensa burguesa española descubría una entrevista de hace 21 años donde el franquista Adolfo Suárez le reconocía a Victoria Prego que tras la muerte del asesino Franco “blindó la monarquía”, que obviamente los traidores oportunistas tragaron, porque si en dicho período se hubiera hecho en España un referéndum entre monarquía o república, la república se hubiera impuesto.

Para comprobar que la Transición y su resultado fue una absoluta traición a las clases laboriosas del estado español basta leer a destacados fascistas como Martín Villa, responsable de las “Fuerzas del Orden” en los asesinatos de Vitoria en 1976 y protegido por la Justicia Española por ese crimen, señalaba en 1985 en su obra “Al servicio del Estado” que “la Transición fue obra, sobre todo, de reformistas del franquismo, quiénes disfrutaron de un amplio margen de maniobra para ejecutar el proyecto de reforma política del Rey”; por no hablar de lo que señalaba el fascista Albert Rivera en el Parlamento el pasado 2 de marzo de 2016 donde loaba la traición del PCE de Carrillo en dicho momento histórico, en la Transición, de la siguiente manera “aquéllos hombres y mujeres trajeron libertad, igualdad, amnistía, autonomía y se dieron la mano bajo una misma bandera y una misma constitución y hubieron muchas renuncias de aquél Partido Comunista (PCE) pero demostraron tener sentido de Estado. Yo quiero hoy homenajear a aquéllos hombres y mujeres que independientemente de su ideología eran capaces de participar ¿Cuántos ministerios y secretarías de estado pedían desde el PCE? Ninguna, sólo pedían libertad”.

En los fastos, acompañan a la Corona puesta a dedo por el criminal Franco y salpicada de corrupción, dando su apoyo inquebrantable al sistema, fascistas y oportunistas de todo pelaje, estando entre los asistentes los súbditos Garzón e Iglesias.

El pasado día 4 de octubre, en un foro organizado por la Fundación Pablo VI, o lo que es lo mismo por la Iglesia, el iletrado fascista Pablo Casado señaló que “sin la Iglesia hubiera sido muy difícil que la Transición en España fuera tan pacífica y ejemplar”. Esa “ejemplaridad” de la que habla el actual presidente del partido más corrupto de Europa, el PP, es compartida por los “demócratas”, todos ellos defensores del Estado y enemigos jurados de la clase obrera.

La realidad de esa Transición pacífica y ejemplar, no fue otra que centenares de asesinatos de obreros, de comunistas, de sindicalistas, a manos de organizaciones fascistas, como por ejemplo Fuerza Nueva o, directamente, a manos del Estado en la Guerra Sucia, ya fuera a través de la Triple A, Batallón Vasco Español, Grupos Armados Españoles, Grupo Anticomunista Internacional, GAL, etcétera. La realidad de esa Transición fueron los hechos acontecidos el 3 de marzo del 76 en Vitoria, la matanza de los Abogados de Atocha, el asesinato de Santi Brouard, la policía dispersando manifestaciones empleando fuego real como aconteció en Rentería en mayo de 1977, torturas, y una larga lista de crímenes y agresiones contra el pueblo trabajador. Esa fue la Transición ejemplar y pacífica de Casado, que como fascista que es, no duda en falsear la historia.

El pacto de convivencia al que se refieren los “demócratas” defensores de la Constitución, todos ellos esbirros de los monopolios, se traduce en:

  • la existencia de presos políticos comunistas, independentistas y sindicalistas;
  • la ilegalización de partidos políticos revolucionarios e independentistas;
  • terrorismo de estado abierto e impunidad absoluta ante la corrupción por parte de la burguesía;
  • terrorismo patronal donde la agudización de la explotación ha hecho que en estos 40 años de media se haya producido en torno a un millón de accidentes laborales por año, arrojando la cifra infame de más de 1.000 obreros muertos en accidentes laborales por año. Sin ir más lejos, en los primeros nueve meses de este año se han producido 451.677 accidentes laborales donde han muerto 469 obreros y obreras;
  • en España 10,2 millones de trabajadores tienen una renta por debajo del umbral de la pobreza, esto significa una tasa de pobreza del 22,3%;
  • en España el 38,2% viven por debajo del umbral de la pobreza;
  • dos millones y medio de niños y más de un millón de titulados universitarios, los hijos de la clase obrera, están en la pobreza;
  • un sistema sindical corrompido hijo del modelo corporativo fascista, donde CCOO y UGT como sindicatos verticales del régimen se prestan a hacer candidaturas amarillas en las empresas, por no hablar de sectores como el comercio y las grandes superficies, donde directamente los grandes almacenes tienen sus propios sindicatos que actúan con absoluta impunidad;
  • pensiones de jubilación miserables, donde más de tres millones de jubilados cobran pensiones por debajo del umbral de la pobreza, pensiones que se tornan cada día más bajas como consecuencia de la carestía de vida;
  • negación de los derechos democráticos de las naciones, del derecho democrático a la autodeterminación;
  • en el estado español se suicidan cada año unos 3.700 trabajadores, lo que equivale a más de 10 trabajadores que se quitan la vida cada día, uno cada 2,5 horas. A lo largo de estos 40 años de “convivencia ejemplar” casi medio millón de obreros se han quitado la vida;
  • negación de la vida en los pueblos rurales, negación al pueblo trabajador de trabajar el campo y enriquecer los núcleos rurales, donde los terratenientes han ampliado sus extensiones de tierras gracias a la ruina de miles de campesinos, terratenientes parásitos que reciben dinero público por tener la tierra baldía;

Y podríamos añadir un largo etcétera. Eso sí, los empresarios multiplican sus beneficios, estando disparados los beneficios empresariales por encima del 200%, donde la banca es quien determina la economía del país, donde la Justicia está arrodillada a los bancos y las empresas y dirigida por los fascistas; donde los políticos de la burguesía no dudan en arremeter con virulencia extrema contra el pueblo trabajador; donde el ejército saca pronunciamientos favorables al asesino tirano Franco y castiga al militar que ose censurar a esa cúpula fascista. Demostrándose con extremada claridad que el Estado hoy es tan fascista como en 1975 antes de que muriera el tirano. Por ello los fascistas celebran el 6 de Diciembre, de la mano de sus súbditos lacayos oportunistas de IU-PCE-PODEMOS.

Se cumple con exactitud lo que Dimitrov planteó en el Komintern, en su VI Congreso, en lo concerniente a “la crisis del capitalismo y el fascismo”, “con objeto de adaptarse a las modificaciones de la coyuntura política, la burguesía utiliza alternativamente los métodos fascistas y los métodos de coalición con la socialdemocracia, dándose el caso de que, a menudo, esta última desempeña un papel altamente fascista. En el curso de los acontecimientos manifiesta tendencias fascistas, lo cual no le impide, en otras circunstancias políticas, agitarse contra el gobierno burgués en calidad de partido de oposición. El método fascista y el de coalición con la socialdemocracia son habituales para el capitalismo ‘normal’ y constituyen un signo de la crisis capitalista general, son utilizados por la burguesía para retrasar la marcha progresiva de la revolución”. Esto lo vemos nítidamente en España, donde en estos 40 últimos años se han repartido el gobierno 20 años el PSOE y otros 20 años los franquistas – ya sea mediante la UCD o el PP.

Estos cuarenta años de “democracia” han servido para que los monopolios sigan detentando el Poder, el capitalismo sea el sistema económico, el capitalismo monopolista de Estado español se haya integrado en las estructuras políticas y económicas imperialistas – CEE, UE -, así como en las militares – OTAN -, que el aparato del Estado siga estando en manos de los fascistas – Judicatura, Ejército, etcétera – y que los derechos políticos y democráticos de las naciones que componen el Estado, así como de la clase obrera, sean ferozmente reprimidos y negados. Tienen motivos los fascistas en estar contentos y en defender la Transición y el teatrillo democrático resultante, donde predomina la represión, la impunidad, la explotación y la corrupción.

Hoy 6 de diciembre celebran los enemigos del pueblo trabajador, los traidores que venden al pueblo a cambio de casoplones y demás prebendas, los que inoculan veneno ideológico burgués a los trabajadores al objeto de desviar a éstos del único camino que tienen para conquistar su emancipación: la lucha de clases y el fortalecimiento del partido revolucionario del proletariado, que lo arme con su ciencia marxista-leninista, el Partido Comunista Obrero Español.

El fascismo se instaló en el poder en España en 1939 y, desde entonces no se ha apeado del mismo. El fascismo es un fenómeno arraigado a la existencia de los monopolios, por lo tanto, solo se le puede vencer luchando contra el poder de la gran burguesía, contra el sistema capitalista y su Estado y esto no puede ser obra de los oportunistas que están llamando a salir en defensa del Estado, que es fascista, sino de la unidad en combate de los trabajadores de la ciudad y del campo, de los trabajadores manuales e intelectuales, de los estudiantes, pensionistas etc. alineados en el FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO (FUP) apoyados en un programa de cambios económicos y políticos estructurales que permita derribar la matriz del fascismo: el poder económico del capitalismo monopolista de Estado.

¡El fascismo se combate! ¡Fortalece al partido!

¡Por el Frente Único del Pueblo!

¡Por la unidad de la lucha obrera contra la burguesía!

¡Socialismo o barbarie!

Madrid, 6 de diciembre de 2018.

Comité Ejecutivo del Partido Comunista Obrero Español (P.C.O.E.)

FUP

En la tarde del día 4 de diciembre, el Partido Comunista Obrero Español (PCOE) así como los compañeros del Frente Único del Pueblo (FUP) asistieron a la manifestación convocada en el bulevar de la Avenida Gran Capitán para protestar contra la irrupción en el Parlamento Andaluz de un partido abiertamente fascista como es VOX, dirigido por Santiago Abascal, vividor de la política y renegado del Partido Popular (PP).

Aprovechando nuestra asistencia, quisiéramos denunciar el trato dado a la manifestación por parte de medios digitales locales, como es el caso de Cordópolis y La Voz de Córdoba. Ambos medios han señalado que la manifestación fue “no convocada oficialmente” y que provocó “un auténtico caos” en el tráfico, a pesar de que no se reseña ningún incidente relacionado con los conductores. Pero esto no importa cuando se busca criminalizar a los que luchan por derechos democráticos, mientras que no hay pudor a la hora de ensalzar como “luchadores por la libertad” a los que destrozan el mobiliario urbano o incluso llegan al asesinato como ocurre en países como Venezuela o Nicaragua.

Como ya comentamos en otro artículo, esta misma prensa no duda en exagerar el número de asistentes en una marcha organizada por la derecha a la vez que mengua el número de asistentes a las que son combativas, como es el caso. La Voz de Córdoba afirma que la cifra de asistentes “no ha llegado ni a reunir a 1.000 personas”, cuando si observamos las fotografías que este mismo medio ofrece, se puede apreciar que excede sobremanera a la cifra señalada. Además, se atreven a mentir diciendo que muchos de los asistentes ni siquiera eran de Córdoba, que venían de fuera. Cordópolis, por su parte, afirma que fueron “más de 2.000 personas”, cifra que pese a ser mayor que la señalada por el otro medio, no deja de ser muy reducida en comparación con la realidad de la que fuimos presentes.

PCOE

Como dijo Malcolm X, “si no estás prevenido contra los medios de comunicación te harán odiar al oprimido y amar al opresor”. Esta frase del activista afroamericano cobra relevancia en nuestro contexto, pues estos dos medios locales que demonizan una marcha popular han hecho publicidad de cualquier cosa relacionada con VOX desde mucho antes de la convocatoria de elecciones por el gobierno andaluz. Cordópolis, pese a que se ha vendido como prensa progresista, en ningún momento ha dejado de promover a VOX y señala que la peligrosidad de su programa político hacia la clase obrera y diferentes colectivos es “según los asistentes”, mostrando una falsa postura equidistante cómplice con el fascismo.

Por otro lado, La Voz de Córdoba, más abiertamente de derechas y que al igual que Cordópolis no ha dudado en promover a VOX y cualquier otra organización situada en la extrema derecha, en su publicación de Facebook entrecomilla lo de “antifascista” (por aquel pensamiento liberal de que si estás en contra del fascismo eres igual de fascista que ellos) a la vez que muestra desprecio, entre otros, a la militancia del PCOE al mencionarnos indirectamente como los que portábamos “algunas(banderas) totalitarias con la hoz y el martillo”. Es natural que al mismo tiempo que este medio digital blanquea al fascismo denigre al comunismo, pues es la única ideología que en la Historia ha sabido poner freno a la amenaza fascista, como podemos apreciar en el siglo XX cuando el Ejército Rojo dirigido por el camarada Stalin derrotó a la Alemania de Hitler.

PCOE

Dejando a un lado las manipulaciones de los medios, el PCOE califica la manifestación antifascista como un éxito, a la vez que remarcamos, como ya dijera el camarada Bertolt Brecht, que luchar contra el fascismo supone combatir el capitalismo, pues “estar contra el fascismo sin estar contra el capitalismo, rebelarse contra la barbarie que nace de la barbarie, equivale a reclamar una parte del ternero y oponerse a sacrificarlo”.

La irrupción de la extrema derecha, no sólo en Andalucía sino en diferentes lugares del mundo, no es más que una consecuencia de la crisis del sistema capitalista, el cual necesita de su perro de caza para seguir manteniéndose en pie. Ante esta situación, sólo la unión de trabajadores, estudiantes, pensionistas, etc; alineados en el Frente Único del Pueblo (FUP) con un programa de profundos cambios económicos y políticos, pondrá fin a la estructura del sistema capitalista, auténtica matriz del fascismo.

¡Por una Andalucía Libre de Fascismo!

¡Sólo el socialismo vencerá al fascismo!

¡Proletarios del mundo, uníos!

Comité Provincial de Córdoba del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)

Las elecciones andaluzas son una muestra más de que el capitalismo, a nivel mundial, presenta una situación económica precaria, pues se halla en crisis perpetua. Poco a poco se van instalando en los gobiernos de las naciones imperialistas, partidos y dirigentes de extrema derecha mimetizados con la verba “democrática” con el único propósito de implantar políticas económicas reaccionarias que preserven los intereses de los grandes capitalistas, garantizando su existencia por medio de leyes totalmente restrictivas. Los casos de Ucrania, Italia, Francia, Brasil, EEUU, etc. son irrefutables para demostrar que los problemas que acucian a la sociedad capitalista ya no son posibles de reparar bajo los auspicios de la democracia burguesa, por esta razón el capitalismo hace uso de su reserva espiritual: el fascismo.

En nuestro país, dada la deriva que tomó el bipartidismo preñado de corrupción, se produce una catarsis de gran envergadura en el seno de los PSOE y PP, mas los cambios internos no son suficientes para extirpar la corrupción, y ambos partidos entran en un período de crisis que puso en quiebra los cimientos de la falsa democracia española. De ahí la gran jugada de la banca y de los monopolios españoles que, en un espacio de tiempo increíblemente breve, han creado sus sucedáneos con el fin de ofrecer una situación novedosa, aunque falsa, que restablezca la confianza del pueblo hacia el sistema.

Los medios de comunicación han desempeñado un papel importante y decisivo en la creación de PODEMOS, CIUDADANOS Y VOX y, con matemática precisión, han orquestado vastas campañas de propaganda con el propósito de orientar las miradas perdidas de nuestro pueblo hacia la nueva “izquierda” y la nueva “derecha”. A través de este escaparate, por arte de magia, se pretende que el pueblo visualice todas las tendencias posibles en un sistema democrático, obviando, naturalmente, la marxista-leninista. Pero el tiempo ha colocado las cosas en su sitio, en sus justos términos.

PODEMOS surge como “extrema izquierda” para nacionalizar las empresas que se portan mal; para sustituir también a la izquierda corrupta, la que solo piensa en las puertas giratorias, con la que no se puede pactar y para mayor atractivo nació en la calle al calor de las luchas populares. CIUDADANOS significaba la regeneración política del centro con la finalidad de demostrar que, desde la socialdemocracia, como se autodenominaba en un principio, o partido de centro, era posible limpiar la política de corruptos y, por último, VOX tenía que ser el refugio de los más recalcitrantes que anidaban dentro del PP, pero que por mor de la abundante corrupción que atenazaba a dicho partido podían huir de sus filas en un momento de debacle. Así, el gran capital lograba que el pueblo se reorientara, cada cual en su sitio sin que el sistema se resintiera.

En virtud de tal proyecto, PODEMOS deja a un lado su papel primario y abandona la calle, pacta con el PSOE, mientras da cobijo a tránsfugas, militares que intervienen en guerras imperialistas, etc., y, por supuesto, de las nacionalizaciones nada de nada. Al mismo tiempo, PODEMOS sirvió de apagafuegos de las luchas callejeras. Por su parte CIUDADANOS se escora definitivamente hacia la extrema derecha compitiendo con VOX, que a los ojos del pueblo es el representante más ferviente del franquismo.  Por consiguiente, los partidos que concurren a las elecciones andaluzas, pese a sus diferencias programáticas, en lo esencial, es decir, en lo que respecta a su posición frente al sistema capitalista, tienen un denominador común que es preservar desde sus programas la existencia de la explotación del hombre por el hombre.

Parlamento

Las elecciones al Parlamento andaluz no han dado vida a los fascistas, como se nos pretende imponer desde PODEMOS y otros. Los fascistas han existido siempre dentro y fuera del PP, son los mismos que ahora alimentan a VOX y CIUDADANOS y que ayer engrosaban las filas de PP y PSOE. En nuestro país no solo no han dejado de hacer acto de presencia en la política, sino que han gobernado durante 80 años: FRANCO, SUAREZ, CALVO SOTELO, FELIPE GONZALEZ, AZNAR, RAJOY, JUAN CARLOS I, FELIPE VI.

Mostramos nuestro desacuerdo con Garzón e Iglesias, quienes para ocultar su fracaso electoral intentan desviar la atención del pueblo andaluz de sus verdaderos problemas. Por su parte, Garzón arenga al pueblo “para preservar las conquistas democráticas”. Es decir, dando por bueno lo que tenemos: las causas de las desdichas de las clases trabajadoras. A su vez PODEMOS ha realizado un llamamiento a los partidos parlamentarios con la orientación de neutralizar a VOX, pretendiendo a tal fin un frente común. Este Comité Regional denuncia el delirio de estos líderes de la falsa izquierda que no hacen más que confundir y desviar al pueblo de su verdadero camino, destruir el capitalismo e imponer el Socialismo.

El fascismo es un fenómeno arraigado a la existencia de los monopolios, por lo tanto, solo se le puede vencer luchando contra el poder de la gran burguesía, contra el sistema capitalista y su Estado y esto no puede ser obra de la junta de partidos de dudosa filiación, sino de la unidad en combate de los trabajadores de la ciudad y del campo, estudiantes, pensionistas etc. alineados en el FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO (FUP) apoyados en un programa de cambios económicos y políticos estructurales que permita derribar la matriz del fascismo: el poder económico del capitalismo monopolista de Estado.

El resultado de las elecciones andaluzas no era imprevisible. La región más rica del Estado era la última en el ranking social y ha sido tesoneramente engañada por el PSOE durante décadas. Todas las tendencias políticas veteranas han sufrido el desprecio, en mayor o menor grado, de sus votantes y además ha aumentado la abstención de un pueblo harto de tanta ignominia.

El PCOE ha asistido a estas elecciones con pleno conocimiento de sus limitadísimas posibilidades, pero las ha utilizado y aprovechado para dar a conocer al pueblo trabajador su programa de transformaciones económicas que va a sacar a Andalucía del subdesarrollo. Dentro de esas posibilidades nuestro avance respecto de anteriores elecciones ha sido positivo y nos va a facilitar el camino para extender nuestra organización.

Sevilla, 4 de diciembre de 2018

COMITÉ REGIONAL DE ANDALUCÍA DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)

Carmena

No queda mucho tiempo para las elecciones municipales de la capital del Estado. Manuela Carmena lleva más de un mes haciendo campaña y pasando por encima de quien haga falta. Y es que bajo la máscara de anciana amable que no ha roto un plato en su vida y que parece que no pueda hacer otra cosa que no sea el Bien, se esconde una parásita anticomunista defensora a ultranza del Estado burgués.

Esta vez, en su particular campaña, ha arremetido contra los discursos políticos, diciendo que son “infantiles, simples y teatrales” y que “la gente de esta sociedad es madura”.

Lo que pretende Carmena con semejantes declaraciones es que la clase obrera no confíe en los partidos políticos, lo cual incluye a los partidos comunistas. No duda en poner a la misma altura a los partidos que defienden a la burguesía con los que defendemos al proletariado, desdibujando así la sociedad de clases y empujando a los trabajadores a una total falta de conciencia de clase.

Hace menos de un mes, desde el PCOE advertimos de como la “plataforma ciudadana” de Carmena no era más que una manera de destruir la unidad de la clase obrera y de allanar el camino al fascismo.Hubo quien pudo tener dudas al respecto y pensar que era precipitado asignarle a la socialdemocracia ese papel de escolta del fascismo y que nos aventurábamos al afirmar algo así. Día tras día, y con declaraciones como las anteriores, podemos ver como la socialdemocracia realiza precisamente esa función.

Una vez Carmena haya conseguido que un número considerable de trabajadores deposite su confianza en su candidatura a través del voto, volverá a administrar el Ayuntamiento de la capital con la total ineptitud y falsedad que ha demostrado hasta ahora, como su inacción frente a los desahucioso el incumplimiento de su promesa de auditar la deuda y no pagar la parte que se considerara ilegítima. Su gestión, sumado a unas vergonzantes peleas internas como la que tuvo lugar con Pablo Iglesias, empujarán a la clase obrera al descontento total con cualquier forma política, caldo de cultivo idóneo para que el fascismo atraiga a los trabajadores a sus filas.

Es por ello que la socialdemocracia es el más fiel protector del fascismo. No porque lo apoyen abiertamente, sino porque todos sus actos, actuaciones políticas, discursos y escritos sirven de faro para que la clase obrera se encamine hacia el fascismo. En el discurso que abraza la socialdemocracia actual, caben “todxs” menos los trabajadores, quienes sufren cada día los abusos de la patronal y quienes solo encuentran en la socialdemocracia un desprecio bochornoso. Su retórica, despojada de todo contenido de clase, caracteriza, por ejemplo, a todo hombre, solo por el hecho de serlo, como un privilegiado, sin distinguir al obrero y al burgués, sin examinar si este hombre trabaja doce horas al día por un sueldo miserable o si se lucra de la explotación de los demás. Para la socialdemocracia, un peón de fábrica tiene “mayores privilegios” que Ana Patricia Botín o Alicia Koplowitz. Y este desprecio hacia la clase obrera no es más que caldo de cultivo para el fascismo.

Así, se puede entender que un discurso que achaca los problemas del país a la inmigración, entre otros, pueda calar fácilmente en la mente de los trabajadores. Así, gracias a la socialdemocracia, crece el odio al comunismo. Así, gracias a la socialdemocracia, el fascismo engrosa sus filas y campa a sus anchas.

El verdadero “infantilismo” es el oportunismo, el de Manuela Carmena y su séquito, quienes nos condenan al fascismo.

Desde el PCOE lo tenemos claro: la socialdemocracia, al igual que el fascismo, debe ser erradicada y arrojada al vertedero de la historia. Solo la organización obrera en torno al Partido de nuevo tipo podrá derrotar a la burguesía y a las distintas formas en las que esta se camufla.

¡TRABAJADOR, NO CAIGAS EN LAS REDES DE LA SOCIALDEMOCRACIA!

¡EL PARTIDO ÚNICO DEL PROLETARIADO APLASTARÁ AL FASCISMO!

¡ORGANÍZATE EN EL PCOE!

Comité Local del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Madrid

PSA

Unha vez máis a clase traballadora volve ser ninguneada polos intereses dos capitalistas, dos empresarios, dos oligarcas. Esta vez, sucede en forma de sentenza, unha sentenza traducida en forma da idea de  ERTE nunha das liñas de produción da planta de PSA   en Vigo.

Aos empresarios xa non lles sae beneficioso seguir producindo un dos modelos de automóbiles, a mercadoría xa non é de interese no mundo que eles mesmos controlan.

Por tanto a súa solución mais tallante e mais rudimentaria, a que máis demostra que o que máis lles importa aos empresarios é seguir acumulando capital, é continuar obtendo beneficio, resulta nun ERTE (ou na súa derivación nun  ERE).

400 serán os traballadores que serán verán afectados por un período de 50 días de suspensión de emprego, algo que para traballadores deste sector é un duro golpe, un choque significativo.

Estes son os xogos da burguesía, demostrando que non somos mais que ferramentas, que engrenaxes na súa cadea de produción, que non somos máis que complementos das máquinas, dos medios de produción que son as nosas cadeas, que só servimos para que a mesma nútrase do noso esforzo, e que, cando esta véxase en apertos, seremos nós sempre os que pagaremos coa nosa suor e sufrimento.

Nin que dicir ten que con este conflito tamén saen os sindicatos ‘’protectores fieis’’ dos traballadores, que pactan coa mesma patronal deixando de lado os dereitos, as necesidades dos traballadores que patrocinan defender.

Neste lugar xa temos os culpables, por unha banda temos ao SIT,  o cual no seu sitio web afirma sen agocharse “a viabilidade da empresa”, é dicir, o beneficio do empresario, e doutra banda temos a  C.C.O.O, CIG e CUT.

‘’Tanto monta, monta tanto’’, tal para cal, ambos os grupos son sindicatos amarelos, que demostran ser fieis aliados do sistema, fieis aliados do capital, os cans da burguesía e da patronal,  que son capaces de convocar e desconvocar folgas ao seu antollo (chegando a vangloriarse logo de conseguir melloras, que non accións de raíz e revolucionarias) , que o seu mellor cometido é e foi a desorganización e a desmoralización da clase traballadora, (cando debería de ser todo o contrario ante situacións deste tipo).

Desde o PCOE opoñémonos  totalmenteante a situación que pretenden facer sufrir a burguesía á clase traballadora e denunciamos os  tejemanejes que os ‘’sindicatos amarelos’’, que tan só optan por medidas ‘’reformistas’’, en lugar de por medidas radicais e verdadeiramente revolucionarias e  que conseguen ‘’ desorientar’’ o obxectivo da clase traballadora que debe de ser: a emancipación da súa clase por medio da loita.

Instamos a que a clase traballadora  aglutinase o redor de sindicatos de clase adscritos á Federación Sindical Mundial (a única organización a nivel Internacional que loita polos dereitos dos traballadores e por unha superación do capitalismo como sistema económico que  desangra á clase obreira) e contorna a un partido do proletariado, o Partido Comunista Obreiro Español, co cal será posible a loita para poder alcanzar o poder político e así poder facer fronte a este sistema imperante e asasino.

Contra as trampas da burguesía, contra os intereses dos capitalistas

Contra os sindicatos amarelos que alienan á clase traballadora

Romper co sistema, romper co capital

Sindicalismo amarillo y burguesía, cogidos de la mano en PSA Vigo

Una vez más la clase trabajadora vuelve a ser ninguneada por los intereses de los capitalistas, de los empresarios, de los oligarcas. Esta vez, sucede en forma de sentencia, una sentencia traducida en forma de la idea de ERTE en una de las líneas de producción de la planta de PSA en Vigo.

A los empresarios ya nos les sale beneficioso seguir produciendo uno de los modelos de automóviles, la mercancía ya no es de interés en el mundo que ellos mismos controlan.

Por lo tanto, su solución más tajante y más rudimentaria, la que más demuestra que lo que más les importa a los empresarios es seguir acumulando capital, es continuar obteniendo beneficio, resulta en un ERTE (o en su derivación en un ERE).

400 serán los trabajadores que se verán afectados por un periodo de 50 días de suspensión de empleo, algo que para trabajadores de este sector es un duro golpe, un choque significativo.

Estos son los juegos de la burguesía, demostrando que no somos más que herramientas, engranajes en su cadena de producción, que no somos más que complementos de las máquinas, de los medios de producción que son nuestras cadenas, que solo servimos para que la misma se nutra de nuestro esfuerzo, y que, cuando esta se vea en apuros, seremos nosotros siempre los que pagaremos con nuestro sudor y sufrimiento.

Ni que decir tiene que con este conflicto también salen los sindicatos ‘protectores fieles’ de los trabajadores, que pactan con la misma patronal dejando de lado los derechos, las necesidades de los trabajadores que pregonan defender.

En este lugar ya tenemos los culpables, por un lado, tenemos al SIT, el cual en su sitio web defiende sin esconderse “la viabilidad de la empresa”, es decir, el beneficio del empresario, y por otro lado tenemos a CCOO, CIG y CUT.

‘’Tanto monta, monta tanto’’, tal para cual, ambos grupos son sindicatos amarillos, que demuestran ser fieles aliados del sistema, fieles aliados del capital, los perros de la burguesía y de la patronal,  que son capaces de convocar y desconvocar huelgas a su antojo (llegando a vanagloriarse luego de haber conseguido mejoras, que no acciones de raíz y revolucionarias) , que su mejor cometido es y ha sido la desorganización y la desmoralización de la clase trabajadora (cuando debería de ser todo lo contrario ante situaciones de este tipo).

Desde el PCOE nos oponemos tajantemente a la situación que pretende hacer sufrir la burguesía a la clase trabajadora y denunciamos los tejemanejes que los ‘sindicatos amarillos’, que tan solo optan por medidas reformistas, en lugar de por medidas radicales y verdaderamente revolucionarias y que consiguen desorientar a la clase trabajadora de su objetivo que debe de ser la emancipación de su clase por medio de la lucha.

Instamos a que la clase trabajadora se aglutine en torno a sindicatos de clase adscritos a la Federación Sindical Mundial (la única organización a nivel Internacional que lucha por los derechos de los trabajadores y por una superación del capitalismo como sistema económico que desangra a la clase obrera) y en torno a un partido del proletariado, el Partido Comunista Obrero Español, con el cual será posible la lucha para poder alcanzar el poder político y así poder hacer frente a este sistema imperante y asesino.

Contra las trampas de la burguesía, contra los intereses de los capitalistas

Contra los sindicatos amarillos que alienan a la clase trabajadora

Romper con el sistema, romper con el capital