Jueves, 12 Diciembre 2019
A+ R A-

Resolución del Pleno del Comité Central del Partido Comunista Obrero Español sobre la situación económica y las tareas de los comunistas

Publicado en Comité Central 02 de Junio de 2019
pcoe
 
La vida del pueblo trabajador se está empobreciendo a marchas forzadas en nuestro país. El trabajo es cada vez más precario, con más horas trabajadas, salarios más bajos y mayor inseguridad y riesgos. Las centrales sindicales CCOO y UGT han demostrado ser instrumentos del Estado para someter a la clase obrera a los intereses de la burguesía. Estas centrales sindicales no han dudado en firmar todo tipo de rebajas en las condiciones de vida de los trabajadores beneficiando al capital con la máscara favorita de la burguesía: el “interés general”. 

La remuneración de los trabajadores sigue lejos de los niveles de 2009: mientras la productividad por hora trabajada ha aumentado un 6% desde 2012, el coste salarial de cada una apenas ha aumentado un 0,6%, es decir, 10 veces menos. Los beneficios empresariales se dispararon un 200,7%, manteniendo así la tendencia alcista que iniciaron en 2013. El coste laboral por trabajador apenas varió un 0,1%. 

Los jóvenes han tenido que ver cómo su sueldo anual es un 33% inferior respecto al de 2008, y cómo los contratos a tiempo parcial para ellos han crecido tres veces más rápido que para el resto, un 54% frente al 16%. 

El 83% de la recaudación fiscal en 2016 provino del IVA, el IRPF y «otros impuestos pagados por familias», el de sociedades «aportó el 12% de la recaudación». A finales de 2018, en España existían 593.000 hogares sin ningún tipo de ingresos y en 138.000 de ellos vivían menores. España es el tercer país de la Unión Europea con mayor tasa de pobreza infantil. El 28,3% de los niños españoles vive en riesgo de pobreza, una tasa 10 puntos mayor que hace dos décadas. 

Esta radiografía de una clase obrera cada día más pobre y misera es la que nos ha dejado el desarrollo del imperialismo en el país, en el que CCOO y UGT han jugado un papel fundamental. Estos sindicatos amarillos, vendidos al capital, han utilizado el engaño para abonar el terreno a la burguesía y crear el actual “mercado laboral” de inestabilidad, paro, misera y pobreza que nos impide tener una vida digna al pueblo trabajador. 

Camaradas, ante esta situación en la que nos encontramos, los comunistas debemos dar un paso al frente, con firmeza y sin temor, y es nuestra obligación desarrollar un sindicalismo militante y comprometido con la clase obrera y con su emancipación social como clase, un sindicalismo antiimperialista e internacionalista. 

A tenor de todo ello, el Pleno del Comité Central del Partido Comunista Obrero Español resuelve:


    1. Este sindicalismo es el que propugna la Federación Sindical Mundial (FSM), el sindicato mundial en el que se hallan los sindicatos de clase, y los comunistas debemos fortalecer y desarrollarlo a lo largo y ancho del país sin vacilaciones de ningún tipo, creando secciones sindicales allí donde haya un solo militante del Partido y ligándonos con las masas trabajadoras y confrontando con la empresa y sus políticas.
    2. De igual forma, todos los camaradas debemos desarrollar el Frente Único del Pueblo con disciplina militante, con toda nuestra fuerza y entusiasmo, en cada barrio y en cada centro de trabajo. Los comunistas somos la vanguardia de la clase obrera y como tal debemos actuar, con toda determinación, por llevar a cabo la política del Partido, la política de la vanguardia de la clase obrera organizada. 

Madrid, a 1 de junio de 2019 


PLENO DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E)