Viernes, 26 Mayo 2017
A+ R A-

Declaración del PCOE ante los atentados ocurridos el lunes

Publicado en Comité Central 21 de Diciembre de 2016

El asesinato del embajador ruso en Turquía y la muerte de 12 personas en Berlín han vuelto a conmocionar al mundo. Cada día que pasa es más claro que las guerras imperialistas y el choque entre los bloques imperialistas clásico y emergente conduce a la humanidad al desastre más absoluto.

Hechos íntimamente relacionados que, no por casualidad, ocurren en el mismo día y son prácticamente simultáneos. Los medios de comunicación del bloque imperialista clásico han utilizado convenientemente el atentado en Berlín para restar cobertura informativa de manera flagrante a lo que sería la noticia del día: la muerte de un embajador. A ningún observador de la realidad se le escapa que para asesinar al embajador de Rusia es necesario desviar la atención y qué mejor que un “atentado terrorista” en la capital de Alemania. El imperialismo nunca ha tenido escrúpulos en sacrificar al pueblo trabajador en beneficio de sus intereses, la historia está llena de ejemplos.

Atentados ambos consecuencia del imperialismo y su política criminal que no hacen sino afianzar el avance mundial hacia un conflicto bélico sin precedentes. Una guerra que, sin la existencia de un campo socialista sólido como el que ofrecía la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas durante la Segunda Guerra Mundial, será sin lugar a dudas un desastre sin precedentes para la humanidad.

Un conflicto antes soterrado que, tras el avance del bloque imperialista emergente (Rusia y China fundamentalmente) en la última década, se hace cada vez más abierto y franco. Por el momento, el bloque clásico (OTAN) continúa con su política de financiación a terceros para el cumplimiento de sus objetivos imperialistas, pero sus últimos fracasos harán que no pase mucho tiempo hasta que decidan tomar cartas personalmente en todos sus intereses.

La clase trabajadora mundial no puede esperar de los capitalistas y sus instituciones (Estados, Unión Europea, OTAN, FMI…) nada más que la miseria, la guerra y la muerte. El pueblo trabajador debe tomar conciencia urgentemente del momento crítico que vivimos y tener claro que solo la toma del poder político por nuestra clase puede imponer la paz en el mundo, pues esta solo es anhelo de los trabajadores, de los desposeídos.

¡Muerte al imperialismo asesino!

¡Viva la clase obrera!

D. García – Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)