Lunes, 24 Abril 2017
A+ R A-

El reaccionario Rajoy reconoce la superioridad democrática de la URSS

Publicado en Comité Central 27 de Marzo de 2017

Los representantes políticos de la burguesía por fin lo reconocen, aunque no fuese esa su intención. Su mediocridad les lleva a utilizar argumentos que se vuelven en su contra. En este sentido, son de un valor incalculable para cualquiera con una mínima noción de lo que es una democracia las palabras del presidente Rajoy. En un acto para la militancia de su reaccionaria organización, Rajoy cargó contra el derecho de autodeterminación aseverando que tan solo la URSS y Yugoslavia eran los únicos países en los que dicho derecho figuraba en sus leyes, lo cual es absolutamente cierto.

En la URSS figuraba el derecho de autodeterminación, entendiendo este como el derecho a la separación si así lo decidiese la nación que lo llevara a la práctica. Es decir, tanto en la cuestión nacional, como en todas las cuestiones, la URSS era un millón de veces más democrática que el Reino de España.

Uno de los principios de todo comunista, de toda organización nacional proletaria, es respetar el derecho democrático de todas las naciones a la autodeterminación. Es decir, un pueblo jamás puede ser libre si oprime a otros, y niega a otros pueblos la capacidad de organizarse de manera nacional. Al mismo tiempo, el socialismo lucha por la unión de todo el proletariado por encima de barreras nacionales, pero siempre entendiendo que esa unión de las naciones debe ser desde una perspectiva de total igualdad y libertad.

Así, desde la proclamación de la República Socialista Rusa en 1917, se concedió el derecho de autodeterminación a las nacionalidades que formaban parte del antiguo Imperio Ruso, desde Febrero de 1917 República Rusa, régimen burgués que también negaba dicho derecho. Tras la Gloriosa Revolución Bolchevique de Octubre, los pueblos de Finlandia, Polonia, Ucrania, territorios asiáticos del ex-Imperio Ruso ejercieron dicho derecho y se configuraron como naciones independientes.

¿Hay una prueba mayor de la superioridad democrática de la URSS sobre un Reino de España que niega el derecho de autodeterminación a las naciones vasca, catalana y gallega? No solamente eso, sino que durante toda su existencia, la URSS fue el faro que guió las esperanzas de los pueblos del mundo oprimidos por el imperialismo y el colonialismo. Así, naciones como China, la India o Turquía, vieron en la joven república de los soviets el aliado en la lucha contra la imposición nacional de los imperialistas. Tras la Segunda Guerra Mundial, el movimiento descolonizador volvió a caminar de la mano de la experiencia socialista para llevar la autodeterminación y la democracia a las colonias subyugadas y saqueadas por el imperialismo. Países como Cuba, que eran poco más que un protectorado de los Estados Unidos, alcanzaron en el socialismo su auténtica emancipación nacional. Esta unión del socialismo y la lucha por la liberación de los pueblos, trajo también consigo que muchos movimientos de liberación nacional transitasen al socialismo, al darse cuenta de que la auténtica liberación nacional sólo puede darse fuera de las cadenas del capitalismo.

Por eso, pese a que el burgués Rajoy utilizase de forma peyorativa el reconocimiento del derecho de autodeterminación en la Constitución Soviética, no deja de ser una muestra más de la superioridad democrática de la URSS. El Reino de España sufre de problemas nacionales no resueltos. El centralismo españolista promovido por las fuerzas que defienden el capitalismo monopolista, contrasta con las aspiraciones de los pueblos a decidir libremente su futuro. Es por ello que desde el PCOE exigimos al Reino de España que reconozca el derecho democrático de autodeterminación a las diferentes naciones que actualmente componen este Estado. Al mismo tiempo, es lamentable – pero lógico -  comprobar la postura del reformismo que incide en la idea de la "España única e indivisible", lo cual pueda dar réditos electorales  a corto y medio plazo pero es una aberración contra los principios y contra la democracia. Llamamos asimismo a la clase obrera española a apoyar este derecho, pues no podemos emanciparnos como clase si coartamos los derechos democráticos de las naciones a disponer libremente de su futuro.

El PCOE siempre se situará del lado de la lucha por el derecho de las naciones a la autodeterminación, así como por la unión del proletariado, sin imposiciones, en virtud del principio del internacionalismo proletario, por el socialismo, único sistema político en el que la cuestión nacional será finalmente resuelta.

COMISIÓN DE AGITACIÓN Y PROPAGANDA DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)