Martes, 19 Junio 2018
A+ R A-

ESTADO ESPAÑOL: FASCISMO DESAFORADO Y COLAPSO POLÍTICO POR CORRUPCIÓN

Publicado en Comité Central 30 de Mayo de 2018

El pasado jueves la Sección Segunda de la Sala Penal de la Audiencia Nacional emitía la sentencia 20/2018 sobre la pieza denominada EPOCA I-1999/2005 del caso Gürtel, una pieza de las diversas que componen el caso de corrupción política del PP y de financiación ilegal de este partido, donde el PP ha sido condenado así como varios de sus antiguos tesoreros, alcaldes de municipios madrileños, consejeros de la Comunidad de Madrid, concejales y hasta una exministra del Partido Popular, dejando bien a las claras que el Estado está totalmente corrompido. Esta sentencia de esta primera pieza de la Gürtel, de un total de siete de las que faltan por ser juzgadas seis, ha provocado un movimiento en la política parlamentaria española, de tal modo que el PSOE ha decidido dar un paso hacia adelante y plantear una moción de censura contra el gobierno de Rajoy para, según señala Pedro Sánchez, “desalojar un gobierno corrupto, proporcionar estabilidad institucional y convocar elecciones”. Curioso argumento el que aporta el PSOE cuando éste partido es responsable de que ese gobierno corrupto que hoy pretende desalojar accediera al poder gracias a su abstención, gobierno al que sostuvo hace un año cuando se abstuvo en la moción de censura que hizo Iglesias ante la corrupción del PP y las injerencias de éste en la Judicatura, y gobierno al que ha apoyado en las políticas más reaccionarias aplicadas por Rajoy como, por ejemplo, la aplicación del artículo 155 contra Cataluña.

La zahúrda corrupta que ha sido el Estado, y sigue siendo, cuando fue dirigido por Aznar, pues estas condenas son por hechos acaecidos entre 1999 y 2005, ha estallado justo el día después de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Y es que la sincronización entre los Poderes del Estado acredita, sin lugar a dudas, que lo que los burgueses denominan separación de poderes no es más que una milonga, una falacia. Aunque según señala el periodista Ernesto Ekaizer, la Sentencia debería haber sido notificada el 21 de mayo, es decir, el día anterior a la votación de los Presupuestos Generales del Estado, utilizándose una triquiñuela leguleya en “la entrega del voto particular que fue aplazada para no alterar el ‘sí’ de Cs y PNV a los presupuestos” reconociendo el propio Ekaizer “en una interpretación que considero contraria al artículo 24.2 de la Constitución Española y a la independencia judicial”.

La falsa izquierda, la misma que niega los derechos democráticos de las naciones y que defiende a ultranza un Estado que es una trituradora contra los derechos y las vidas de la clase obrera, ante la corrupción generalizada habla de restablecer la “salud democrática a los españoles”, tal y como señala PODEMOS, o “desalojar la corrupción y estabilidad institucional”, como dice el PSOE por boca de Pedro Sánchez, porque por boca de Susana Díaz, Rodríguez Ybarra o Bono, claramente hablan de estar y cerrar filas con los ladrones y los corruptos. Y es que es normal esta posición, los que hacen la moción de censura y vienen a “regenerar” son los mismos que tienen abiertos otros casos de corrupción que también darán sentencias bochornosas, como el caso INVERCARIA, los EREs o los cursos de formación, casos de corrupción estos últimos que salpican también a los sindicatos financiados por el Estado, CCOO y UGT. Son tan corruptos como el PP porque lo corrupto es el sistema y el Estado que eleva. ¿Es esto lo que PODEMOS, IU o los fascistas del PSOE pretenden recuperar? Sin duda, lo que hace PODEMOS es un caso de corrupción ideológica enorme, pues vinieron a tomar el cielo por asalto, a terminar con la “casta” y a vivir con y como “los de abajo” y han quedado de palmeros de los herederos de Franco, defendiendo un Estado explotador y corrupto al servicio de los monopolios y viviendo en mansiones de 600.000 euros en urbanizaciones residenciales en Galapagar.

En realidad, la ‘izquierda’ del sistema, que en realidad lo que es, es derecha, PODEMOS y acólitos y el PSOE, han visto en esta sentencia una posibilidad de salir a flote ante su labor subalterna a los intereses de los monopolios y su estado, o como les gusta decir, “las razones de Estado”. Por un lado, al grupo político de la pareja Iglesias-Montero les permite sacudirse de la criticada compra de la mansión-residencia, y por otro lado, es una oportunidad para que Pedro Sánchez pueda tratar de dar un giro a las encuestas electorales que ubican al PSOE en posiciones cada día más bajas, superado en las encuestas tanto por C’s como por el PP, fruto de la subordinación lacayuna con el asunto catalán donde el PSOE forma parte del bloque del 155 y desfila en las manifestaciones que organizan los fascistas en Cataluña.

Lo cierto es que el Estado no sólo está carcomido por la corrupción, a todos los niveles, sino que, fundamentalmente, está quebrado económicamente con una deuda impagable. Además, y a pesar de que las políticas antiobreras y de recortes sociales hacen que España sea uno de los estados que menor tasa de gasto público tiene, como consecuencia de estas políticas tiene un problema de recaudación, de tal modo que recauda en torno a un 11% de PIB menos de lo que gasta, que como hemos dicho es una de las menores tasas de gasto público. Y es que los monopolios, los empresarios, en el estado español únicamente reciben amnistías fiscales e impunidad absoluta estando prácticamente exonerados de tributar, de tal modo que las cargas económicas que implican el Estado recaen en exclusividad en la clase obrera y demás clases populares del país, las cuales cada vez poseen menos recursos económicos. El Estado es insostenible económicamente y, también, políticamente. De hecho, el gobierno del corrupto Partido Popular ha ido tejiendo, a lo largo de los últimos años, un entramado de leyes que han liquidado las escasas libertades que existían, de tal modo que el maquillaje realizado en 1978 al estado franquista se ha caído completamente, expresándose el Estado tal y como es, un estado fascista. Ello se puede comprobar en las manifestaciones que se realizan, donde cada vez somos más los identificados y, posteriormente, multados como consecuencia de la Ley Mordaza, o en Cataluña, donde el Gobierno – apoyado por los que ahora vienen a regenerar la “democracia” – y la Judicatura han dado todo un ejemplo de cómo las propias leyes emanadas del franquismo son papel mojado y se las saltan con impunidad absoluta, como se están encargando de demostrar las Judicaturas de estados europeos como la belga, la suiza o la alemana, países todos ellos reaccionarios. El carácter fascista del Estado se ha visto con nitidez en Cataluña, llenando las cárceles de presos políticos y cuando condecora a torturadores fascistas como Billy el Niño o niega la extradición a torturadores franquistas cuando éstos son llamados por otros estados, como por ejemplo la Justicia argentina.

El Estado está carcomido por la corrupción, quebrado económicamente y políticamente al que se le ha caído todo el maquillaje “pseudodemocrático” que le aplicaron en la Transición, traición en la que colaboraron el PCE/IU y el PSOE, de tal modo que se muestra tal y como es, con su fascismo desaforado. Es por ello que el estado ha colapsado políticamente y requiere del “impulso” político del recambio que ha preparado: C’s.

Los monopolios llevan 40 años saqueando con impunidad al pueblo, explotándolo sin miramientos con la colaboración de la “izquierda” y de los corrompidos sindicatos del régimen – CCOO y UGT -, han institucionalizado la corrupción en todos los ámbitos de la vida política y social. Políticamente han generado un recambio en la extrema derecha, con C’s, que garantiza una política ya abiertamente fascista, y que permite amortizar políticamente al partido heredero del franquismo, cargado con la corrupción y los desmanes de estos 40 años de continuación del franquismo sin Franco. Por otro lado, también ha podido recomponer la “pata izquierda” del sistema, que se halla en la derecha, manteniendo a un PSOE cada vez más diezmado y apuntalando a PODEMOS a través del que ha canalizado parte de la indignación popular al cauce del sistema. La moción de censura de Pedro Sánchez nos muestra, a las claras, cómo la “pata izquierda” hace su trabajo, una vez hay aprobados unos Presupuestos Generales del Estado, para allanarle el camino al fascismo para dirigir políticamente un Estado que hoy atiende a su imagen y semejanza. Y este es el momento para los monopolios, a tenor de lo que le indican sus encuestas.

Queda por saber si la moción de censura es solo un paso para convocar de inmediato nuevas elecciones o es para introducir un par de medidas reformistas y luego convocarlas, así puede presentar un fruto positivo ante el electorado muy mosqueado con su actitud claudicante.

Sin embargo, las cosas son como se están viviendo y no se trata tanto de regenerar la democracia, o de hacerla más bonita o más fea, lo que está sucediendo es que la sociedad capitalista está colapsada, su salida de la crisis no puede ser ya como antes, invertir en nuevas tecnologías y comenzar un nuevo ciclo. La tecnología es tan avanzada ya, que en vez de absorber el paro lo multiplicaría y el capitalista no aumentaría su plusvalía, por eso lo que hacen es acomodarse a ella, que los pobres sean cada vez más pobres y el dinero resultante de su explotación se lo llevarían ellos que para eso son los que de verdad mandan, cualquiera que sea el partido que esté gobernando.

Pero si eso está sucediendo en todos los países europeos y del mundo capitalista, aquí en España, la situación se va a agravar, porque gracias a la Transición, aún quedan por resolver los problemas que nos legó el franquismo, el padre de esta “democracia”, problemas que cada vez salen a flote con mayor fuerza: el de las naciones, el de la reforma agraria, el problema del estado, del modo de producción etc. etc.

Estos momentos de convulsión prometen acentuarse todavía más cuando siga saliendo el inmenso cenagal de corrupción que es el Estado. El PP y Cs, tienen sus armas guardadas para cuando se dicten las sentencias de los ERE y de los múltiples casos de corrupción que azotan al PSOE. Por otro lado, PODEMOS también reventará el día en que dichas sentencias de corrupción del PSOE demuestren que ha concomitado con un partido corrupto y tan de derechas, como el PP y C’s. Y es que en lo esencial, en la cuestión del Estado todos están conformes y no hay que olvidarse que el Estado es el de los ricos, el de las puertas giratorias, el de las condecoraciones a los fascistas y la persecución de políticos y artistas que cuestionan al sistema.

Lo que está sucediendo en nuestro país tiene una lectura veraz alejada de los intereses partidistas. Que la clase obrera ha de despertar de este letargo y ponerse en marcha. Este es nuestro papel a desempeñar, este es el papel que debemos desempeñar todos aquéllos que aspiramos a la superación de este sistema corrompido llamado capitalismo, y que no es otra cosa que introducirnos en los centros de trabajo, engrandecer y vigorizar la Asamblea de Comités, Delegados y Trabajadores. Sin la participación de la clase obrera no habrá cambios favorables para el pueblo. Todo nuestro Partido, nuestros simpatizantes y amigos, debemos centrarnos en esta tarea. El Estado está quebrado, agoniza, pero ni muerto caerá por sí mismo, sólo el proletariado organizado y dirigido ideológicamente por el marxismo-leninismo puede conseguir que esta tiranía corrupta caiga, y ello pasa por fortalecer el instrumento que fusiona el marxismo-leninismo y el movimiento obrero, siendo ese instrumento el Partido Comunista Obrero Español. LA REVOLUCION SOLO VENDRÁ DE MANOS DE LOS QUE PRODUCEN LAS RIQUEZAS.

 

 

¡TRABAJADOR, FORTALECE Y ENGROSA LAS FILAS DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL!

¡ABAJO EL ESTADO IMPERIALISTA ESPAÑOL!

¡POR EL SOCIALISMO!

Madrid, 30 de mayo de 2018.

 

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)