Miércoles, 23 Octubre 2019
A+ R A-

Contra la dictadura del capital y sus títeres: HUELGA GENERAL Y CONSTRUCCIÓN DEL EJÉRCITO POPULAR.

Publicado en Política de masas 19 de Mayo de 2010

Los acontecimientos ocurridos esta semana nos muestran bien a las claras cual es la salida que los gobiernos capitalistas dan a la situación económica, que no es otra que la clásica: Robar todavía más al Pueblo trabajador para entregárselo a la oligarquía financiera y la burguesía.

 

 

Por otro lado, es inapelable que la soberanía popular bajo el capitalismo  es una entelequia. Basta mirar al estado español, Grecia, Portugal u otros países europeos para constatarlo. Las asociaciones internacionales monopolistas de capitalistas se reparten el mundo y concentran en sus manos el pleno poder y el destino de los Pueblos del mundo, a los que condenan a la muerte y a la miseria. Basta leer los titulares de la prensa burguesa para comprobar como los distintos gobiernos burgueses se convierten en vulgares siervos del capital financiero y en verdugos de los pueblos a los que dicen representar. Decía Rajoy  con satisfacción, el pasado miércoles 12 de mayo en sede parlamentaria a Zapatero, que lamentaba "que tuvieran que venir de fuera a vigilarnos las cuentas". Por no hablar de la reunión de urgencia convocada por la UE el pasado fin de semana donde se trazó el recorte que el pelele gobierno español trasladó el pasado miércoles al Parlamento. Todo sea por, como le dijo el Presidente de la potencia más criminal que ha parido la Historia, Obama, "calmar a los mercados".  

 

A esos entes supranacionales de los capitalistas se subordinan los distintos gobiernos títeres y los distintos aparatos estatales mostrándonos no sólo la falacia de la soberanía popular, sino revelándonos que la democracia – incluso la democracia burguesa - es ciencia ficción encontrándonos ante la más feroz y robusta dictadura del Capital.    

 

Este es un paso, pero todavía queda un trecho todavía más siniestro. El estado ha metido la tijera en el gasto público, pero ahora debe establecer políticas para obtener mayor recaudación. Ya se dieron pasos en ese sentido subiendo el IVA y eliminando la deducción de los 400 euros que en la práctica es una subida del IRPF. La subida de impuestos está cantada pero, evidentemente, no se tocarán las SICAV  y la Iglesia Católica podrá continuar con su política de fraude fiscal permanente sino que se les subirá a los trabajadores en impuestos especiales e incluso con una subida del IRPF y, por supuesto, se hará la vista gorda ante el fraude de las empresas. Pero además, se continuará privatizando, despojándole nuevamente al Pueblo, aquello que quede por privatizar como por ejemplo en Correos, hay convocada una Huelga General el 10 de junio, y donde el Ministro de Fomento no duda en emplear la represión sindical contra 22 sindicalistas y en hacer oídos sordos a las peticiones de los trabajadores y poder así servir a sus amos de la UE que exige la privatización total de Correos.

 

Detrás de esto vendrá la Reforma Laboral, donde tratarán de arrasar los escasísimos derechos laborales de  los trabajadores y, por último, robarán las pensiones mediante la Reforma del Pacto de Toledo.       

 

Ante este escenario, donde la burguesía arremete contra las clases populares con un ensañamiento enorme, consciente que en esta crisis se lo juega todo y que está en una guerra, lo primero que el Partido Comunista Obrero Español debe manifestarle al Pueblo Trabajador es que lo único que nos puede ofertar el sistema capitalista es miseria, explotación y muerte y,  por consiguiente, la única vía que tenemos es la de la Revolución Socialista, acabar con este sistema cruel e injusto llamado capitalismo empezando por su estado, y alzar un estado socialista donde sea el Pueblo Trabajador el que dicte. Hemos demostrado que  términos como Soberania Popular o Democracia y Sistema Capitalista son términos antónimos.

 

Pero para aniquilar al sistema capitalista, para vencer esta guerra librada contra la burguesía, la clase obrera debe estar organizada y unida, debe construir su Ejército pues en esta guerra la burguesía posee al estado (ejército, cárceles, jueces, políticos, leyes, policía, medios,…). El Partido Comunista Obrero Español considera que el momento histórico que vivimos no da lugar a Frentes de Izquierdas o de organizaciones que no tienen entronque con la clase trabajadora, sino que hay que ir a la clase obrera, la clase llamada a dirigir y a liderar el proceso revolucionario ya que es  el Sujeto revolucionario, para que ésta construya su propio Ejército pues sin él es imposible vencer a la burguesía. Esta construcción del Ejército del Pueblo es la misión histórica que a los comunistas nos corresponde realizar en este momento y tendrá como columna vertebral la unidad de los Comités, Delegados de Personal y de los trabajadores, por encima de cualquier sigla  La Asamblea de Comités y Delegados, es la unidad de todos los trabajadores en activo,  la unidad de  los órganos unitarios de poder de los trabajadores en el seno de las empresas que serán los que planifiquen y dirijan,  junto con el Partido, la producción y los que sean el factor decisivo para la socialización de las empresas. Pero a la par, el momento histórico también exige al Partido  el desarrollar la misión de engarzar y unir a la ACDT con otros sectores sociales que brotan de la clase obrera y forman parte de ella, como los estudiantes, las asociaciones de vecinos o los trabajadores en situación de paro forzoso, o con otras clases populares también agredidas por la burguesía y su dictadura como son el pequeño campesinado o los jornalero. Este es el papel que nos corresponde jugar hoy a los comunistas: la construcción del Frente Único del Pueblo, o lo que es lo mismo, la unión de los oprimidos, explotados y maltratados por la burguesía y su sistema económico: El Capitalismo.

 

El PCOE se propone avanzar por la senda de la construcción de dicho Frente  Único del Pueblo como órgano efectivo de poder tanto en los barrios de las ciudades (asociaciones de vecinos), como en el campo (asambleas de jornaleros y campesinos), como en las fábricas a través de la Asamblea de Comités y Delegados o en las universidades y centros de estudio (asambleas estudiantiles y universitarias) que se contraponga a los órganos de poder burgueses y los envíe adónde le corresponde, que no es otro sitio que al  estercolero de la historia.

 

Por todo ello, desde el Comité Ejecutivo del Partido Comunista Obrero Español hacemos  un llamamiento:

 

  • A todos los trabajadores a unirse y a organizarse en sus centros de trabajo.

 

  • A los Comités de Empresa, Delegados de Personal a unirse por encima de cualquier sigla y construir Asambleas de Comités, Delegados y Trabajadores en todas las provincias y territorios del estado.

 

  • A la unidad de las Centrales Sindicales y que estas defiendan los intereses de clase repeliendo enérgicamente esta agresión del gobierno de la oligarquía financiera que no puede ser de otra forma que movilizando a los trabajadores en la Huelga General.

 

  • A las organizaciones revolucionarias del Estado para que cumplan con la misión histórica  que nos corresponde, que no es otra que edificar el Ejército Popular (Frente Único del Pueblo y Asamblea de Comités, Delegados y Trabajadores, ACDT) para destruir al capitalismo y alzar el Socialismo.

 

¡CONTRA EL CAPITALISMO Y SUS GOBIERNOS TÍTERES!

 

¡POR LA CONSTRUCCIÓN DEL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO Y EL DESARROLLO DE LAS ASAMBLEAS DE COMITÉS, DELEGADOS Y TRABAJADORES (ACDT)!

 

¡POR LA UNIDAD DE LA CLASE OBRERA! ¡POR LA HUELGA GENERAL!

 

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)